Casualidades y paranormalidades de la mano de Morfeo

“Las casualidades solo significan lo que nosotros queramos que signifiquen” es como empieza este excelente articulo de Magonia, donde como es habitual (y fácil) ridiculiza merecidamente a un Iker Jimenez cada día más crecido. Inevitablemente me acuerdo de este otro ácido texto que revela, sin genero de duda y para nuestro asombro, que hasta los objetos más cotidianos pueden esconder los secretos del universo. Y si nos ponemos, podemos argumentar que el número π esconde todos los secretos del universo, pues en sus infinitas cifras tarde o temprano nos encontramos la clavo del Todo (como por ejemplo nuestra propia vida codificada en números)

en busca de título¿A que viene todo esto? Hoy me ha pasado una cosa de este estilo.
Voy a empezar desde el principio (porque me gusta contarlo). Hoy he dejado la persiana de mi cuarto subida —al contrario que suelo hacer—, y me ha estado entrando luz toda la mañana, lo que me ha regalado una maravillosa e ingente cantidad de sueños que se guardaban en memoria cada vez que el sol me desvelaba ligeramente, en vez de perderse en el olvido del sueño continuo. He soñado que era una mosca, que me cruzaba con Magic Johnson, que me perdía en el metro de Madrid, que tenía que hacer la cola del paro, que montaba un Ford GT40, que subía en bicicleta una cuesta pedaleando con los brazos, que soltaba bombas en los Alpes para liberar aludes desde un globo… Me gustan días como este en que sueño tanto (aunque vaya cogido de la mano de dormir muchas horas y no demasiado bien). De entre las cosas sueltas que recuerdo, aparece un tipo al que apenas conozco en la vida real más que de vista. Sencillamente andaba por allí, en el sueño, entre tantas otras personas. Es un chaval que estudia la misma carrera que yo, desde hace tanto tiempo como yo (y este es el sexto año), y al que jamás le había dirigido la palabra.
Pues bien, se ha dado la casualidad de que me lo he encontrado en el supermercado, se me ha quedado mirando y al acercarse ha empezado a preguntarme ¿Oye, eres el compañero de Jose?¿Tenéis aún el cuarto libre? y hemos hablado unos segundos mientras pasábamos por caja, y yo mientras pensando ¿Te he visto antes?¿Ha sido hace poco?¿Yo no he hablado contigo nunca?¿Es esto real?…
Es una casualidad, que aunque no extraordinariamente rara, en ese momento me sorprendió mucho (lo suficiente para pensar en la rayada que ahora leéis). ¿Es raro que pasen estas cosas, el mismo día que sueño con un tipo que casi no conozco de nada me lo cruce y le dirija la palabra por primera vez en seis años? Sé que no tenía ninguna explicación, ningun sentido, -ni falta hacen- que aunque fuese una casualidad absolutamente pura no tendría valor más allá que el de curiosidad, lo cual a pesar de todo no impide que tenga una página propia en la categoría de curiosidades, (que no en la de ‘enigmas sin resolver’)

Más adelante, pensando, probablemente tiene su explicación, con lo que pierde la categoría de casualidad curiosa. Si el chaval conoce a mi compañero de piso, probablemente me conoce a mi, aunque solo sea de vista, aparte de verme en clase de vez en cuando. Probablemente nos hemos cruzado hace poco, probablemente nos hemos reconocido y ‘saludado’ (llamando saludar a ‘gesto con la cabeza desde la otra acera’) y ni tan siquiera lo recuerdo: pero si lo hace mi traicionero subconsciente, ese que coge los recortes del día, los agita y te regala una paranoia por toda la puta cara en forma de sueño mientras ni te enteras de nada.
Además, a consecuencia del sueño, tal vez me he quedado mirándole unas décimas de segundo más de lo que es normal, lo suficiente para accionar el interruptor y de forma no verbal invitarle a saludarme e iniciar una conversación intrascendente. Tal vez sin el sueño no me hubiera hablado. Todo tiene su explicación.

La Noche del CazadorEsto ya me ha recordado movidas algo más gordas. Por ejemplo, cuando uno dice que ‘alguien se le ha aparecido en sueños’: siendo ese alguien un ser querido, un conocido que ya no está. Me lo han contado alguna vez, buscandole una explicación no racional, y no hace falta ir muy lejos pues a mi mismo me ha pasado.
Un compañero al que conocía desde pequeño, de mi quinta en mi pueblo, que fuimos juntos al colegio, se suicidó hace casi tres años. Hacia entonces ya tiempo que no le veía, y ni tan siquiera en nuestro momento fuimos nunca del mismo grupete. Independientemente de las circunstancias, era el primero de mi quinta que se despedía. Ni tan siquiera me resultaba especialmente cercano. Pero eso no quita que un par de veces se me haya aparecido en sueños encontrándome con él con el mismo cariño que el que uno siente hacia un gran amigo. Una vez soñé tomándome unas cervezas con él y dos compañeros, preguntándole los tres, ‘joer tio, ¿porque lo has hecho?’, como quien se toma la última copa con un amigo que se va a vivir a otra ciudad; la otra ocasión sencillamente aparecía y le daba un abrazo como quien se encuentra con un viejo y querido amigo al que hace tiempo que no ve. Si esto es así con él, no quiero imaginar lo que puede ser soñar con tus padres, tus hermanos, tu pareja, tus hijos, si se han ido antes que tú. O lo que puede emocionalmente suponer para un ciego soñar que recupera la visión (si es que no era congénita, claro) o un parapléjico soñar que anda.
Y despertarse y encontrarse con una magnífica bofetada de realidad.

Hay quien a estas cosas le busca un sentido paranormal: piensan que realmente esas personas les han hablado desde el más allá, yo sencillamente (y quien me conoce sabe que pienso así) que no hace falta irse tan lejos, es otra jugada de nuestro cerebro, nuestro subconsciente: sencillamente echamos de menos eso que hemos perdido, es inevitable que aparezca en sueños algo tan recurrente y que significa tanto para nosotros. Lo cual, cuidado, no lo quita ningún valor: que nadie diga ‘que decepción, creía que de verdad me hablaban ellos, que chasco si es solo cosa mía’, cuando en realidad creo que es algo muy hermoso y noble.

Desde mi punto de vista, no hace falta adornar la realidad y llenarla de misticismos, milagros y ‘paranormalidades’ para asombrarse y maravillarse por su propia (nuestra propia) existencia.

Si viera todas las series de TV que me recomiendan...
3 años, toma ya

4 pensamientos en “Casualidades y paranormalidades de la mano de Morfeo

  1. Yo tampoco creo en cosas estilo Friker Jimenez, tengo tu misma opinión. Todo tiene su explicación racional, no hay que irse a lo paranormal para encontrarles sentido. Eso es según mi opinión la clave.

    Una vez sí que me asusté un poco: Casi nunca suelo recordar los sueños, y cuando ocurre no suelen ser cosas raras. Bien, pues una noche estuve soñando que moría de distintas formas, muuuchas muertes. Me desperté de ese sueño sobresaltado por el sonido del teléfono. Contestó mi compañero de piso y cuando le pregunté quien era me dijo que publicidad, preguntaban por mí por si me quería hacer un seguro de vida. Imagínate mi cara… Por más vueltas que le doy ahí si que no encuentro sugestión por mi parte, sino pura coincidendia. Si se lo cuento a Friker me hace un programa sólo para mí xD

  2. Yo normalmente busco significados místico-tontos a los sueños y a cualquier cosa en la que vaya incluída una casualidad curiosa de las que tú dices, pero suele ser por diversión y se me pasa al rato. El resto del tiempo me encanta disfrutar de la sensación de realidad que has tenido en el sueño de reencontrarte con alguien a quien echas de menos… Me parece un privilegio muy grande que nos presta el cerebro, cuando no hay otra forma :)

    Me he emocionado y todo con los sueños que comentas del chico con el que ibas al colegio :)

  3. Jose; lo que dices de tu sueño ‘mortal’, una curiosa casualidad, una buena anecdota que, no pretendo quitarle importancia, no pasa de ahí :). Friker seguro que nos hace un programa a todos ^^
    Saludos!

    Deira; me gusta lo que has dicho, sencillamente estoy de acuerdo con lo que dices, es divertido darle vueltas a ciertos sueños, hasta un punto determinado, pero si, me encanta soñar polleces (y no tan polleces) y acordarme de ellas a la mañana siguiente. Saludos y gracias por la visita! :)

    DraXus; que mítico eso de soñar un problema y saber resolverlo a la mañana siguiente! xD. Por fortuna pasa mucho mas a menudo de lo que se cree :)))

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.