Brexit, Trump, coletas, barbas y ‘White Walkers’: algunos humildes comentarios sobre geopolítica (2 de 2).

White_Walker_2x10En la entrada anterior, hablaba sobre el tema candente: el Brexit, y las consecuencias inmediatas que puede tener. Quiero bucear más en este tema y unos cuantos más que vienen al caso, pero aquella primera parte la cerraba hablando de una responsabilidad: la de hacerse ciertas preguntas cuando alguien quiere irse, incluso cuando no sea la mayoría. ¿Qué he hecho mal? ¿En qué puedo mejorar?

Redactando este texto, enseguida me he empantando durante párrafos a divagar sobre el problema nacionalista/separatista en España. Supongo que esas ideas darán para un buen texto, pero será otra vez. Solo diré que flipo con cómo el circulo de mierda de odio territorial está marcando la agenda política (‘nos queremos ir porque nos odiáis’, ‘os odiamos porque queréis iros’) mientras se dejan de lado problemas mucho más graves e incluso urgentes como el del paro, la corrupción, la educación o los servicios sociales. Flipo con cómo los partidos tradicionales se han sumergido en su propio pozo de mierda incluso cuando les salía nueva competencia a diestra y siniestra, con su incapacidad de tener una altura de miras y de acometer los problemas a largo plazo, juntos, mientras se ensimisman con sus viejas rencillas. En cualquier caso, me alegro de que tengamos más opciones para elegir de las que hemos tenido en cuarenta años, y eso es para mi un motivo de celebración.

hardhome bts white walker jon snow game of thrones helen sloan

Dicho esto, quiero lanzar una pregunta más amplia: Más allá de las ventajas económicas, o del sentimiento de orgullo de pertenencia a una nación ¿hay una necesidad real de estar juntos? Es más ¿Qué es estar juntos? ¿Juntos frente a algo? ¿Juntos en convivencia? ¿No estamos juntos ya, aunque no compartamos soberanía? ¿Es que si no la compartimos, es el fin de todo?

Dado que España, o la misma Europa, de dividirse, pueden convertirse en reinos de taifas (maravilloso ejemplo nos dejó la historia), vulnerables por separado ante la amenaza del norte, ¿Qué peligros corremos? ¿Qué nos espera? ¿Qué adversidades hay? ¿Qué ‘Caminantes Blancos’ nos acechan?

 

Los Caminantes Blancos

8

La historia de Juego de Tronos, como decía, habla muy en su esencia sobre cómo las ‘urgentes’ rencillas internas y las estúpidas guerras en esos reinos de taifas que pueblan el ficticio continente de Poniente, impiden a sus reyes y lideres centrarse en hacer frente, unidos, a la verdadera amenaza que puede acabar con todos: la de unas abominables criaturas que se creía mitológicas, que llevan acechando milenios y han despertado para, ahora si, arrasar la civilización de forma inexorable: los ‘White Walkers’, o Caminantes Blancos.

Históricamente las personas, las tribus, las naciones... parece que en nuestra naturaleza humana solo nos unimos ante la presión de un desafío externo (y uso la palabra desafio, pues creo que a estas alturas la palabra amenaza queda grande)

El nacimiento de la Unión Europea tuvo sentido en un contexto marcado por la reciente guerra mundial, y la necesidad de cerrar heridas, reforzar y reconstruir unidos un continente arrasado por aquella guerra, y que compartía frontera con el oso rojo soviético. Por aquel entonces se crearían otras entidades como la ONU, la OTAN, la Comecon o el Pacto de Varsovia, en un mundo polarizado en dos grandes bloques, el capitalista y el comunista (ambos autodenominados democráticos).

The_Wall_from_the_south

Sin embargo, cuando en 1989 cae el Telón de Acero y la Unión Sovietica colapsa, apareció el concepto de ‘fin de la Historia’: la democracia liberal triunfaba definitivamente, imponiendo su visión en el mundo, y en pocas décadas se podría hablar del fin de las guerras. Pero claro, en un Occidente sin grandes amenazas externas y con una ideología hegemónica ¿qué nos obliga a mantenernos «unidos»?¿No es nuestra mera convivencia suficientemente sólida? Europa no es tan fuerte como Estados Unidos, pero ¿es necesario medirse con ellos? ¿No son nuestros amigos?
Sigue leyendo

Presentación de mi Trabajo Fin de Máster (de Profesorado)

A falta de haber hecho hoy lo que voy a contar, anoche cerraba unas semanas bien bonicas de trabajo celebrando en el cine, en pase de medianoche, el retorno de Star Wars a la gran pantalla. Como sé que muchos no la habéis visto siquiera aun, os respetaré no haciendo comentario alguno (ya la haré en unos días) pero si os digo que la atmósfera en el Kinépolis de Granada era realmente eléctrica. Al final os he puesto unas imágenes.

A lo que voy. Esta tarde he presentado mi tesina, mi TFM del Máster de Profesorado que estudié el año pasado. Y dado que no lo presenté en junio, y tampoco lo presenté en septiembre, pues si, digamos que me he quitado un peso de encima.

20151218153235

Os digo la verdad, este tipo de aparatos burocráticos no son muy de mi agrado. Me suelen parecer de un estrés y volumen de trabajo absurdos. Tuve la suerte de hacer mi Proyecto Fin de Carrera en Dinamarca, donde la cosa fue mucho más relajada de lo que hubiera sido en la universidad de Málaga (lo que no quiere decir que no currásemos), y también he tenido la suerte de poder siempre desarrollar en este tipo de proyectos un tema que me apasionaba. Lo cual no es que ayude o sea importante para un proyecto de estas características: es que es vital, imprescindible.

En este caso, me he sacado de la manga un tema del que a priori no sabía si quedaba mucho que decir: cómo aplicar la fotografía a la enseñanza, haciendo al alumno fotógrafo, y con ello, generador de su propio contenido y actor de su propio de aprendizaje. Enseñándole a tener ojo crítico, a observar, a fijarse en su entorno, y estas cosas que tanto decimos los que nos tira el rollo de la docencia: que el alumno ‘aprenda a aprender’, que se vuelva cuanto antes una persona autónoma, capaz de desenvolverse en esta maravillosa, luminosa, espléndida tormenta de mierda que es el mundo en que vivimos.

Abajo os pongo los enlaces al trabajo y la presentación.

Entre otras cosas, planteo ejercicios como debates sobre imágenes, o que los alumnos construyan una cámara estenopeica con una caja de cerillas, cinta aislante y chapa de una lata de refresco. De hecho, yo mismo he hecho una, con la que hice estas fotos.

F1000013F1000004F1000017F1000024F1000020

Sacar adelante este tipo de cosas, como os podéis imaginar, no se llevan muy bien cuando al mismo tiempo trabajas (y especialmente si es algo creativo y absorbente, que requiere que te estrujes la cabeza).

Y cómo por mucho que a veces pienses ‘solo necesito aprobar, no pienso matarme por esta chorrada, hago un churro y me lo quito de en medio’, a mi se me acaban juntando el puto perfeccionista, el jodido temeroso al ridículo, y el bastardo ansiaviva; y el resultado final ha sido que esta semana antes de la defensa habré dormido una media de 4/5 horas diarias (hacía tiempecillo que no hacía este tipo de cosas, con lo que me gusta dormir…). Para que os hagáis una idea, había ido dejando el TFM y hasta tres semanas antes no decidí presentar ahora en diciembre; el pasado fin de semana apenas tenía 40 páginas escritas y sin maquetar (puñetero y farragoso estado del arte…), y el lunes 14 por la noche, el día que supe que me adelantaban la presentación del lunes 21 a hoy viernes 18 (tres días menos), redacté del orden de otras 40 páginas hasta dejarlo medioqué: cosas que al menos tenía ya en mi cabeza, pero no había puesto aún en el proyecto. Acabé a las 10.30 de la madrugada mañana de lo que ya era el martes. Una siesta, ducha, y a trabajar (habiendo ya avisado de que iba a ir tarde). Pero bueno, ya está, estas cosas pasan, y una cosa menos.

Sea como sea, quiero compartir con vosotros la obra (enlace a archivos pdf):

 

Cuerpo del TFM

Captura de pantalla 2015-12-19 02.04.45

 

Presentación:

Captura de pantalla 2015-12-19 02.05.21

 

La presentación ha ido mejor de lo que esperaba, y las sensaciones con el tribunal bastante buenas. En unos días me dan la nota. Mientras tanto y entre otras cosas, lo celebraré jugando un rato a esto. Os iré contando.

Y no me pregunteis por oposiciones, porque eso, ni me lo planteo, ni -lo más relevante- se convocan plazas para profesor de Tecnología en este maravilloso país. En mi trabajo estoy y a mi trabajo voy, que por cierto, me sigue encantando. Otra cosa de la que también os hablaré. Cuando pueda xD

Os dejo con algunas fotos fotos del otro evento de la semana…

12376444_10206472807012397_6233633826826392267_n1681_10206472807812417_8702944587653510248_n

 

Actualización: Pues al final me han puesto un 9.9. No se ha dado tan mal la cosa :)

 

Máster de Profesorado en Granada, os pongo al día

Iba queriendo hablar de esto. Acabo de soltar un par de entregas gordas y ahora me veo con el tiempo de poneros un poco al día. Llevo dos meses viviendo en Granada, con todo el ajetreo que quiero tener, lo que viene a ser decir lo mismo que que estoy muy agustico. Comparto un piso bonico y muy barato con gente mu apañá, echo mis horas de trabajo, voy con muchas ganas a clase, mis gastos son moderados, y al mismo tiempo tengo una vida social bastante interesante, especialmente si la comparamos con la que tenía cuando mi anterior trabajo, viviendo en mi pueblo. El caso es que Granada, hasta el momento, está siendo todo lo que esperaba de ella, que dicho sea de paso, era bastante.

Mirador de San Nicolas

El mirador de San Nicolas, irónicamente visto desde la Alhambra. Si, todo eso es gente.

Ya dije que es una ciudad a la que tengo mucho cariño, que además de ser bonita de cojones y tener mucha menos mala follá de la que se dice, la llevo conociendo años a través de experiencias vamos a decir, curiosas (se puede decir que la empecé a conocer a base de botellones, y de hecho mis primeros recuerdos de ella empiezan por un ‘anda, en esta plaza es donde aquella vez…’ xD). Ciertamente no hay momento para el aburrimiento, y teniendo en cuenta la cantidad de gente que ya conocía de antes que vive o es de aquí, solo me faltaba finalmente venirme. Y aquí estoy.

Pero quiero enfocarme en lo que está siendo la experiencia de formarme como docente en el Máster de Profesor de Secundaria que estoy cursando, el mismo del que nuestro profesor de sociología (Pablo Galindo Calvo) dijo el primer día que no sabía «qué tipo de reflexiones esperar de un grupo de Ingenieros» y que acabó en su despedida diciendo que era «uno de los grupos más interesantes que ha tenido nunca» (y que no dudará en cogerse el año que viene de nuevo a alumnos de la rama técnica).

Untitled

Así se ve ahora Sierra Nevada, con el campanario de San Miguel Bajo y parte de la Alhambra delante, desde el mismo centro de Granada (concretamente desde la Caleta)

Sigue leyendo

Comienzo una nueva etapa

Año movidito para mi, este 2014. Igual que el anterior, solo que más mejor. La experiencia en la gris Birmingham, de la que al menos puedo salvar las amistades, fue una travesía por el desierto, y las navidades de 2013 me trajeron no pocos baches. Sin embargo, en marzo comencé un nuevo trabajo que me trajo de vuelta a casa, pudiendo hacer compañía a mi padre, acumulando una experiencia única, y no es cosa de ignorarlo, ahorrando la mayoría de mi sueldo.

Tras seis meses, ha llegado el momento de nuevo de cambiar de aires. Dar un salto, a un sitio no muy lejano pero si muy querido, y darle buen uso a esos ahorros (que no, no los gastaré en lo que pensais), pues mi próximo destino está definido: Granada. 

 

La Ciudad. La más bonita que existe, sin más matices, sin añadidos. Aquella a la que permanece una parte de mi espíritu; allí donde vivió mi padre tantos años en su juventud, donde tantos paisanos míos van a estudiar y donde me hubiera tocado estudiar de no ser porque allí no estaba mi carrera, donde he compartido y vivido tantos momentos, y de donde, irónicamente, son buena parte de los amigos que fuí a conocer en Málaga. También la ciudad con más mala follá por metro cuadrado del Universo, es por eso que insisto, insisto e insisto en lo bonita que es la ciudad de Granada :D

¿Y qué haré allí? Bien, principalmente dos cosas, aparentemente contradictorias pero en la realidad, complementarias.

Destruction of Alderaan

Una de ellas, la razón/excusa por la que es Granada la ciudad elegida (como si ser Granada no fuese bastante buena razón), es que aun habiendo salido un poco escaldado/escarmentado de mi experiencia como delineante y proyectista puro (hasta el punto, lo digo sinceramente, de haber pasado por días en los que me planteaba no ya si me gustaba la ingeniería, sino si valgo para ella), no quiero abandonar este terreno sin darle una oportunidad y empujón a una idea muy verde, una idea que tenemos unos amigos, todos de diversas educaciones técnicas. Un informático, uno de Electrónica, otro de Mecánica, un todavía-proyecto de Ingeniero Industrial, y yo, cerrando el círculo como diseñador industrial. Frikazos todos, y con muchas ideas; ideas tan en fase germinal que ni voy a dar enlaces de momento (que haberlos, haylos). Pero si digo que la idea lleva ya meses siendo una realidad en el BIC de Granada, y que la palabra clave es domótica. Como es natural en toda startup, de lo que se trata es de poner tiempo y esfuerzo de nuestra parte, y de seguir adquiriendo experiencia lo más rápido posible.

 

985_b_0kato

 

La otra, y la razón en sí real para dejar mi actual trabajo, y también, una vez más volar del nido, es ponerme en camino de la que probablemente sea mi vocación innata: la enseñanza. Lo mismo a lo que se dedicó mi padre, mi abuelo, mi tío, y la mitad de mis primos. Lo tengo claro, siempre he llevado dentro el gusto por enseñar y explicar cosas (creo que este blog en gran parte es una viva expresión de eso), y al llegar a este punto de mi vida, me he dado cuenta que es hora de empezar a pedalear, y fuerte, en esa dirección, sin más demora ni dilaciones. Estudiaré el Máster de profesorado para Secundaria, Bchto. y FP (antiguo CAP), aplicado a Tecnología. Este es un primer paso en una dirección, cuyos siguientes pasos naturales son completar mis estudios de Grado para igualar mi actual título como ingeniero Técnico al plan Bolonia, y más adelante, meter cabeza en el mundo de la enseñanza, oposiciones… Pero todo se andará: las batallas, una a una.

Dada la flexibilidad de horarios, podré llevar el Master y el ‘experimento’ al mismo tiempo, pues raspado ya el óxido y la costra de los malos hábitos, y tras una intensa y enderezadora experiencia en la empresa privada, me siento capaz de dar el salto a esta otra aventura. Ahora lo importante es el lugar, y el lugar es Granada.

HDR chiripitiflautico 1

El que decía Bill Clinton que era el atardecer más bello de la Tierra. Quién soy para ponerle en duda.

Y todavía hay más cosas que contar, pero conforme se vayan desarrollando las iré comentando. Ni que decir tiene, os mantendré informado de novedades; saludos y abrazos a todos.