Presentación de mi Trabajo Fin de Máster (de Profesorado)

A falta de haber hecho hoy lo que voy a contar, anoche cerraba unas semanas bien bonicas de trabajo celebrando en el cine, en pase de medianoche, el retorno de Star Wars a la gran pantalla. Como sé que muchos no la habéis visto siquiera aun, os respetaré no haciendo comentario alguno (ya la haré en unos días) pero si os digo que la atmósfera en el Kinépolis de Granada era realmente eléctrica. Al final os he puesto unas imágenes.

A lo que voy. Esta tarde he presentado mi tesina, mi TFM del Máster de Profesorado que estudié el año pasado. Y dado que no lo presenté en junio, y tampoco lo presenté en septiembre, pues si, digamos que me he quitado un peso de encima.

20151218153235

Os digo la verdad, este tipo de aparatos burocráticos no son muy de mi agrado. Me suelen parecer de un estrés y volumen de trabajo absurdos. Tuve la suerte de hacer mi Proyecto Fin de Carrera en Dinamarca, donde la cosa fue mucho más relajada de lo que hubiera sido en la universidad de Málaga (lo que no quiere decir que no currásemos), y también he tenido la suerte de poder siempre desarrollar en este tipo de proyectos un tema que me apasionaba. Lo cual no es que ayude o sea importante para un proyecto de estas características: es que es vital, imprescindible.

En este caso, me he sacado de la manga un tema del que a priori no sabía si quedaba mucho que decir: cómo aplicar la fotografía a la enseñanza, haciendo al alumno fotógrafo, y con ello, generador de su propio contenido y actor de su propio de aprendizaje. Enseñándole a tener ojo crítico, a observar, a fijarse en su entorno, y estas cosas que tanto decimos los que nos tira el rollo de la docencia: que el alumno ‘aprenda a aprender’, que se vuelva cuanto antes una persona autónoma, capaz de desenvolverse en esta maravillosa, luminosa, espléndida tormenta de mierda que es el mundo en que vivimos.

Abajo os pongo los enlaces al trabajo y la presentación.

Entre otras cosas, planteo ejercicios como debates sobre imágenes, o que los alumnos construyan una cámara estenopeica con una caja de cerillas, cinta aislante y chapa de una lata de refresco. De hecho, yo mismo he hecho una, con la que hice estas fotos.

F1000013F1000004F1000017F1000024F1000020

Sacar adelante este tipo de cosas, como os podéis imaginar, no se llevan muy bien cuando al mismo tiempo trabajas (y especialmente si es algo creativo y absorbente, que requiere que te estrujes la cabeza).

Y cómo por mucho que a veces pienses ‘solo necesito aprobar, no pienso matarme por esta chorrada, hago un churro y me lo quito de en medio’, a mi se me acaban juntando el puto perfeccionista, el jodido temeroso al ridículo, y el bastardo ansiaviva; y el resultado final ha sido que esta semana antes de la defensa habré dormido una media de 4/5 horas diarias (hacía tiempecillo que no hacía este tipo de cosas, con lo que me gusta dormir…). Para que os hagáis una idea, había ido dejando el TFM y hasta tres semanas antes no decidí presentar ahora en diciembre; el pasado fin de semana apenas tenía 40 páginas escritas y sin maquetar (puñetero y farragoso estado del arte…), y el lunes 14 por la noche, el día que supe que me adelantaban la presentación del lunes 21 a hoy viernes 18 (tres días menos), redacté del orden de otras 40 páginas hasta dejarlo medioqué: cosas que al menos tenía ya en mi cabeza, pero no había puesto aún en el proyecto. Acabé a las 10.30 de la madrugada mañana de lo que ya era el martes. Una siesta, ducha, y a trabajar (habiendo ya avisado de que iba a ir tarde). Pero bueno, ya está, estas cosas pasan, y una cosa menos.

Sea como sea, quiero compartir con vosotros la obra (enlace a archivos pdf):

 

Cuerpo del TFM

Captura de pantalla 2015-12-19 02.04.45

 

Presentación:

Captura de pantalla 2015-12-19 02.05.21

 

La presentación ha ido mejor de lo que esperaba, y las sensaciones con el tribunal bastante buenas. En unos días me dan la nota. Mientras tanto y entre otras cosas, lo celebraré jugando un rato a esto. Os iré contando.

Y no me pregunteis por oposiciones, porque eso, ni me lo planteo, ni -lo más relevante- se convocan plazas para profesor de Tecnología en este maravilloso país. En mi trabajo estoy y a mi trabajo voy, que por cierto, me sigue encantando. Otra cosa de la que también os hablaré. Cuando pueda xD

Os dejo con algunas fotos fotos del otro evento de la semana…

12376444_10206472807012397_6233633826826392267_n1681_10206472807812417_8702944587653510248_n

 

Actualización: Pues al final me han puesto un 9.9. No se ha dado tan mal la cosa :)

 

La ley del espejo

En psicología, la “ley del espejo” dice que aquellas personas en las que reconocemos nuestros mismos defectos, nos provocan rechazo. Eso implica dos cosas; primero, que reconocemos como nuestro ese defecto, incluso cuando no es explícitamente y sólo lo reconocemos a un nivel subconsciente (a demasiadas personas les cuesta trabajo practicar ese ejercicio de introspección, honestidad y autocrítica con uno mismo); y por otra parte, que efectivamente rechazamos ese defecto y no lo aceptamos como una característica inofensiva más.

Creo ser el tipo de persona que tiene la sana costumbre de sumergirse en sus pensamientos, pasar mucho rato consigo mismo, y sin duda ser autocrítico. Dicho esto, creo que cabe añadir que el que uno sea consciente de sus defectos no implica hacer mucho por cambiarlos; puede ser como el fumador que sabe que el tabaco es malo y no le gusta que le guste, pero sigue sin dejar de fumar.

Antes de enumerar algunos de mis defectos, quiero insistir en no confundir estos llamados defectos con lo que amable y autoindulgentemente considero ‘características’. Por ejemplo, introversión y dificultad para entablar relaciones personales, patosidad/torpeza física, afán por el orden..ese tipo de errores con los que uno viene de fábrica y con los que a lo largo de la vida cada uno vamos desarrollando mecanismos de compensación. De hecho, cuando encuentro a alguien con las mismas ‘características’ que yo, suelo sentir simpatía por él, pues veo que vive con los mismos obstáculos que yo conozco tan bien.

Por el contrario, y ahora ya si, entre mis defectos reconocidos y con los que no vivo muy bien, sobresalen dos: mi lacerante impuntualidad, y mi profesional tendencia a la procrastinación.

Históricamente puedo también hablar de lo que técnicamente se conoce como pachorra y tocamiento de huevos en categorías olímpicas -no olvidéis que el que esto escribe no se sacó el título de ingeniero técnico hasta los 28-. No obstante, aunque sigo y seré siendo siempre una persona pacífica y tranquila, hace años tuve finalmente el placer de conocer mi ‘modo turbo’, una especie de super-yo que se mueve, hace, y va sacando las cosas adelante de forma si no eficiente, si al menos efectiva (Bienvenido a mi vida, versión-buena-de-mi-mismo, y gracias por existir). Alguien que resuelve y soluciona cosas. ¡alguien a quien incluso le gusta hacer ejercicio! para que veáis a donde hemos llegado…

Sigue leyendo

Y Septiembre, que ha pasado entero

Y aquí estamos. Más que nada, escribo para confirmar que sigo vivo. Continué el Camino de Santiago hasta Burgos (ya habrá fotos y breve crónica), y ahora a donde he vuelto, con intención de definitividad, es en Granada. Y con trabajo. Y ¡ah amigos!, algo que no va necesariamente ligado con lo anterior, ¡TAMBIÉN CON SUELDO!

Superluna en San Miguel Alto

¡Alhambra! ¿Cómo andas de guapa hoy?

Trabajo en la misma empresa que os mencioné en ese post que escribí, hace por ahora un año. Solo que ya no estoy ahí ‘de colega’ echando unas horas de vez en cuando, sino con sueldo, con horario, con buenos amigos y sobre todo con mucha ilusión en un proyecto del que espero poder mostraros pronto algo. Y no cuento nada más, por supuesto por la cosa de crear misterio, pero además porque dado que no tenemos registrados ni la marca ni los diseños, no se puede andar enseñando mucho. Hemos tenido un mes de septiembre que tela, telita, y ahora espero poder sentarme y reflexionar un poco más las cosas.

Superluna en San Miguel Alto

Foticos de Granada. Porque sé que os encantan. Esta, hecha unos días después del equinoccio de otoño desde la explanada de San Miguel Alto, la tomé solo minutos antes de la “Super Luna” que saldría apenas minutos después. Con el color he intentado, más que exágerar lo presente, recuperar los colores y la sensación de la escena que tenía ante mi: el radiotelescopio de Veleta.

 

¿Lo de ser profesor? Bueno, ahí sigue esa idea. Con la chincheta puesta, on hold, como queráis llamarlo. Ahora estoy a lo que estoy y de lo que se trata es de hacer bien lo que tengo entre manos. Mientras tanto, cuando al papá estado se le ocurra volver a contratar a gente y tal, lo mismo me planteo andar ese camino. El Máster de Profesorado lo acabé, a falta del “pequeño detalle” de presentar el Trabajo Fin de Máster (así, como quien no quiere la cosa: este septiembre me ha sido imposible). Mientras, sacarme el C1 de Inglés, y obtener el Grado en Ingeniería son aspectos a considerar previos a cualquier consideración previa de estudiar opos.

Ahí está eso, si; ahora, estoy a lo que estoy, que no es poco :D.

Nada, tan solo comentaros que estoy mu agusto, mu atareao, y adentrandome en una nueva vida y nuevos ritmos, pero con viejos y buenos amigos y un lugar en el que me siento tan cómodo y a gusto como es esta ciudad de Granada.

*Os dejo con una pequeña selección de fotos de esta sesión de vistas por San Miguel Alto, que estuvo realmente cojonuda.

¡Saludos!

 

Superluna en San Miguel Alto

Superluna en San Miguel Alto

Superluna en San Miguel Alto

 

Superluna en San Miguel Alto

Escocia. Apuntes

Beinn Dorain

Os presento un aperitivo, un resumen escueto y rápido de lo que ha sido mi viaje por las Tierras Altas (y también algo de las bajas) de Escocia. Como os dije en mi anterior post, he estado unos días con la familia por aquellos nortes con los que tenía una deuda pendiente, y sin muchas exquisiteces (hemos estado de albergues y bocadillos la mayoría del tiempo) y con un coche de alquiler, nos hemos dado una buena vuelta por aquellos lares.

A Gift for a Thistle

Como tampoco dispongo ahora de mucho tiempo para hacer un recorrido exhaustivo y quiero enseñaros ya algo (especialmente las fotos, fotos fotos fotos!), esto no es una lista exhaustiva (hemos hecho más cosas, como por ejemplo, ver rápidamente en Madrid esta exposición que no quería perderme), pero básicamente, el viaje ha sido lo que leéis/veis. Con este resumen os dejo, no más que un aperitivo ;)

IMG_7986 - Roja

Algunos números.

IMG_7984 - Roja

Noches

Los lugares donde hemos parado a dormir, aparte de Edimburgo (dos noches al principio y otra al final), han sido: Fort William (costa oeste), Broadford (dos noches en la Isla de Skye, gran destino de este viaje), Inverness, y Braemar (en los Cairngorns). El penúltimo día tomamos un desvío considerable para acercarnos a Stonehaven, en la costa este, a probar allí el ‘Fish’n’chips’ genuino y visitar el castillo de Dunnottar (aunque no tuvimos huevos de probar la barrita Mars frita). Mi padre condujo el coche cuatro o cinco kilómetros, con lo que podéis imaginar quien se comió el resto del viaje al volante (cosa que no me es nueva), sin poder paladear el paisaje tanto como me hubiera gustado. Eso si, las pausas, cada pocos kilómetros, por la misma razón: saborear.

IMG_8067 - RojaIMG_8268 - Roja

 

Aquí comparto un mapa con la ruta que hemos seguido, que sois libres de usar como sugerencia. El sentido que usamos es horario, empezando por Stirling y hacia la costa oeste, y acabando por Braemar y los Cairngorms. Ahora que lo se, recomiendo hacerlo en sentido contrario, yendo de menos a más, pues el Lago Ness y los Cairgorms saben a poco después de haber comprobado la grandeza y pureza más salvaje de la costa Oeste.

Captura de pantalla 2015-08-02 15.44.22

Hablando de Edimburgo (o tendría que empezar a decir ‘edinbaragh’)

Es y sería un destino cojonudo como Erasmus o lo que sea. Chavales que me leais, apuntadlo. De hecho vuelvo convencido de que es La Ciudad, una capital con todas las de ley: mis simpatías por los independentistas escoceses. Vivir un año en Escocia tiene que ser la leche, además de que con el poco contacto que he tenido con ellos, he notado otro aire, otra forma de ser más cercana y relajada que la de sus vecinos ingleses del sur. IMG_7112 - RojaIMG_6877 - RojaIMG_7121 - Amarilla

Música

Con Braveheart (del difunto James Horner), Queen (por la BSO de Highlander) y Señor de los Anillos (hacía tiempo que no la escuchaba, así que pelos de punta x2), presentes de forma prominente. Indiana Jones y Parque Jurásico también han sonado, casando a veces muy bien con los paisajes y el momento.  

IMG_7990-HDR - Roja

 

Comparaciones odiosas

Me puede, me ha atraído siempre lo remotoEscocia, que conste, ha sido y es un pasón como destino turístico. No obstante, y dado que también he estado en Islandia (y estoy enamorado de ella), me siento obligado a hacer ciertas comparaciones. Si buscáis la naturaleza realmente virgen y salvaje, paisajes sobrecogedores y realmente alejados de la mano del hombre, así como la grandeza de la verdadera desolación, gana Islandia. Si por el contrario, queréis historia, mucha historia, llena de castillos en semirruinas y antiguas historias de batallas, y la fácil accesibilidad a servicios básicos como gasolineras, supermercados, cobertura en el móvil y entrañables pueblecitos y sus gentes con sus correspondientes albergues cada pocos kilómetros, Escocia y las Highlands es vuestro lugar, sin olvidar que comparte con Islandia buena parte de su fauna y flora subárticas, así como fiordos y valles glaciares.

IMG_9163 - Roja

Cosas que han faltado

Tiempo, como siempre. Ocho días dan para lo que dan. Y no voy solo, lo que evidentemente condiciona. Como cualquier otro país, Escocia es un lugar para irse a vivir unos meses, y explorar tranquilamente. Me gustaría tal vez saltar las islas Hébridas y otros lugares más remotos, y dedicarle algo más de un día a la Isla de Skye, por supuesto. Los museos así como la vida nocturna de Edimburgo también deben de ser un pasón, pero no hemos catado ni media. Por otra parte, y como era de esperar, incluso en verano no ha acabado de hacer buen tiempo, y la lluvia ha sido cuanto menos caprichosa, aunque siempre ha habido buena visibilidad. Hubiera caminado más, hubiera ascendido a más sitios, hubiera visitado más lugares que se han quedado en el tintero… De castillos, eso si, me he quedado saciado. Y no he probado el whiskey más que de la forma más triste posible: comprando una botellita ya a la vuelta en el ‘duty free’ del aeropuerto de Edimburgo.

EdimburgoIMG_7101 - Roja

Edimburgo

IMG_8924 - Azul

The Old Man of Storr

 

Fotografía

Reconozco que es un poco bestia el dato: 40 Gb de fotos. Unas cuatro mil fotos y pico. Cuando estrené la cámara en Islandia hace tres años me volví con 14 Gb y ya me pareció una barbaridad. Las tomadas desde el coche están en JPG, mientras que cuando nos parábamos tiraba en RAW, que sube mucho el montante. Además, hay panoramas que me llevará meses ensamblar, que constan fácilmente de 30 o 40 fotos cada uno. Y no solo me llevará tiempo arreglarlas todas, es que además no me quiero dar prisa: quiero irlas repasando y redescubriendolas lentamente.

Y si os lo preguntáis, el hecho de hacer tantas fotos hacen que se prolongue mi disfrute y paladeo del viaje (más me ha jorobado ir todo el rato al volante); pero mientras ‘estirábamos las piernas’ (cosa que, insisto, ha pasado muuuucho, a veces cada pocos cientos de metros) no creais que me privé de mis momentos de silencio y con la cámara guardada, respirando ese aire tan puro.

(…)

Os dejo con unas fotos más y el resto de la galería, la cual a su vez no más que un aperitivo. Nos vemos.

 

IMG_9140 - RojaIMG_9087 - Roja

IMG_8320 - AzulIMG_8068 - Roja

IMG_8859 - AzulIMG_8853 - Azul

 

Me voy a Escocia unos días

Desde hace cuatro años le debo una visita a Edimburgo (un grupo de amigos míos fueron y yo me quedé en dique seco). Al final voy a saldar la cuenta junto a mi familia, y solo no esa cuenta con Edimburgo, sino la que tengo desde niño con las Highlands (no desde que vi Braveheart como pensareis algunos, sino desde que vi en una revista el paisaje que acompañaba un anuncio de Cardhu).

El viaje lo hemos preparado razonablemente bien (es decir, tenemos pillado el coche, los sitios para dormir… incluso hasta hemos sacado los vuelos con antelación…), pero con la flexibilidad de que básicamente, haremos lo que queramos y nos detendremos donde queramos. Echaremos un par de días en Edimburgo, y luego recogeremos el coche y deambularemos por las Highlands: la isla de Skye, el lago Ness, los Cairngorms

Nada, solo comunicarlo, y dar envidia y tal… ;P

1200px-Eilean_Donan_Castle,_Scotland_-_Jan_2011

Como no tengo mucho más que contar al respecto, quiero aprovechar para mostraros un interesante cortometraje, rodado en buena parte en el castillo de Eilean Donan (el que veis arriba); el mismo que aparece en Los Inmortales.

El cortometraje al que me refiero, Black Angel, fue dirigido por Roger Christian, diseñador de producción de películas como Alien o Star Wars (para nada un mal curriculum), y fue creado con la intención de mostrarse como entrante junto al estreno de El Imperio Contraataca, en 1980. Narra una leyenda ‘artúrica’, en la que un caballero de las Cruzadas encuentra a su regreso a su familia enferma, debiendo enfrentarse a un ‘caballero oscuro’ para salvarlos.

Lo interesante de la historia es que los negativos originales se destruyeron, y el cortometraje se dio por perdido durante 31 años, hasta que en 2011 se descubrió una copia, que ha sido meticulosamente limpiada y restaurada y se muestra aquí, en un estado prístino. Unida a los paisajes de Escocia, a los que hace un gran homenaje, la historia luce un gran poder visual y aunque sencillo, un cuidado diseño de producción. Os dejo con ella.

(..)

Dicho esto, y como evidentemente aún no tengo fotos de Escocia (y las tendré, brace yourselves…), os recuerdo que nunca acabé de contar el viaje que me pegué a Islandia hace ya casi tres años (y no lo he olvidado), con lo que aprovecho para subir algunas fotos mías más, parecidas a las que podré tomar en Escocia, de aquel viaje a Islandia, cuyos paisajes sin duda son y serán un duro rival con las que tomaré en las Tierras Altas.

 

IcelandVík i MýrdalIceland

Iceland

Iceland

Iceland

IcelandIcelandIcelandIcelandIcelandIcelandIceland

(…)

Por cierto, hablando de Los Inmortales: me la he vuelto a repasar para prepararme el viaje, y, dándome cuenta que nunca la había visto entera, lo digo: no es tanto que haya envejecido mal (seguramente nunca fue tan buena), es que es de risa lo que se le ve el cartón, ¡por todos lados!. Eso si, la música de Queen, y efectivamente los paisajes de Escocia, brutales, lo mejor de la peli.

Ración Individual de Personalidad: Diez Años

Esta vez si: vamos, o voy, a celebrar el aniversario de este blog. No ya con algo especial, sino sencillamente, al menos, con algo.

Digo esto, porque desde que cumplió tres años, cada 19 de abril no digo ni mú. No por nada en especial, pero llega la fecha, siento que no tengo nada nuevo que decir sobre el blog en si, pienso siempre ‘pse, con lo flojo que ha sido este año en el blog, para qué hacer leña del árbol caído’.

Y sobre todo, que para volver año tras año a la autofelación, a echar de menos mejores tiempos, y hablar de la tan-de-dosmilcuatro web dospuntocero (madre mía, que viejo se ha quedado ya lo nuevo), mejor me callo, y lo dejamos pasar.

Pero qué coño, son diez años, eso no se cumple todos los días, y como evidentemente no me da la gana hablar del blog, voy a hacer algo que parece me gusta más: hablar de mi ¡Sorpresa! Bueno, hablar de mi, contextualizándolo con el blog, pero básicamente, me apetece resumir estos diez años para navegantes.

emmm...

Este era yo, hacia verano de 2004 (aparentemente estoy haciendo este dibujillo). Si. Las otras fotos de la época en que aparezca solo yo no son mucho mejores. Ahora tengo algo menos de pelo.

Siempre me ha gustado escribir. Al igual que lo de dibujar, tampoco sabría trazar un punto concreto en el que empezase a gustarme. Por ahí hay algún artículo publicado en el periódico del colegio, del instituto…

Para mi nunca se ha tratado de ser bueno, ni de convertirme en escritor o periodista. Sencillamente me gusta escribir. Me ayuda a organizar mis ideas, a ejercitar mi mente. Si de verdad quisiera que me leyeseis más, si quisiera ser un buen escritor; para empezar prestaría mucha más atención a mi ortografía, y desde luego sería mucho más conciso, no divagaría tanto, depuraría mi estilo, leería más… Y os prestaría más atención, me miraría menos el ombligo. Pero no se trata de eso. Escribo para descargar. Para quitarme cosas de en medio, archivar, y con ello pasar página: escribir me ayuda a avanzar.

Vamos con el resumen.

(…)

En 2001, tan pronto como tuve Internet en mi casa, monté una web, cuando molaba eso de tener una web y ser ‘webmaster’. Se la dediqué ¡tachán! a Star Wars y Matrix. Tenía 17 años, qué queréis… Sigue leyendo

Dinamarca como Erasmus. Parte 3 y fin: La experiencia personal

Nota: finalmente con esta entrada, y al contrario que las otras dos, me apetece marcar cierta distancia. Como cada entrada de este blog, esta es una fotografía, un pedacito de mi, pero en este caso mi yo de hace cuatro años. Efectivamente, el Erasmus fue una experiencia tremendamente gratificante, enriquecedora, y transformadora; y dije en su día que quería escribir sobre ello, pero algo reposado, desde la distancia (creo que me he pasado un poco con lo de reposarlo, ya xD)
Ha llovido desde entonces, pero debo esta entrada a vosotros, a mi, al blog, y si mi apuráis hasta a Dinamarca y mi Erasmus: esta debió y deberá de ser *la entrada* de referencia, la que lo resume todo, y la que enlazaré de aquí en adelante cada vez que me vuelva a referir el tema. Deberá de ser también la última que dedico al Erasmus: en lo que a mi respecta, con esto queda cerrado. Por ello me he esmerado en completar lo que empecé a escribir, y por mucho que lo vea como algo vagamente distante, he intentando darle el cierre que no supe darle en su momento. Como siempre, espero que os resulte amena la lectura. Ahí vamos.

(…)

Ni quiero aburrir, ni quiero dar envidia, ni quiero hinchar las cosas. La forma más sencilla de definir un Erasmus es concentración de experiencias.

Tal vez no son experiencias extraordinarias ni se salgan de las tablas, pero suelo decir que es como concentrar tres, tal vez cuatro años de experiencia vital en uno solo. Sé que suena exagerado decirlo, pero sé que no soy el único de los que que estuvimos allí que lo piensan de la experiencia y de si mismos: yo recuerdo el que era justo antes de llegar a Dinamarca, y al compararlo con el que volvió, lo veo y me recuerdo marcadamente más ingenuo, más niño.

Untitled

El caso es que esta foto está hecha más bien al finalizar el año…

 

Lo más importante del Erasmus, por supuesto, es la gente que conoces. Como en cualquier gran experiencia. Lo he dicho ya anteriormente, eramos muchos, muchos españoles (unos ciento y pico). Que al principio, cuando todas esas caras solo son un número, casi molesta. Tantos españoles, que de hecho no he tenido ni de lejos el mismo contacto con extranjeros. Pero pasa un año, y lo que tienes es un gran puñado de amigos, algunos para toda la vida. El lugar es especial, pero más especial es la gente que conoces. Sigue leyendo