Pestañas

Cuando me compré este portatil, hace ahora casi dos años, creía que mi problema crónico con la memoria RAM se acabaría. Mi antiguo P4 tenía 1GB, y al llegar a este i5, me decía a mi mismo ‘4GB deberían de ser suficientes’.

Captura real de mi pantalla, en full HD. No es ningun 'fake', la acabo de hacer ahora. Una pestaña más, y dejo de ver las miniaturas de cada web en las pestañas. Atentos a unos cuantos detalles más: no es la única ventana abierta de Chrome, abajo veis otras dos. El botón a la izquierda de la barra de direcciones indica el número de pestañas abiertas. Y la que veis en primer plano, de Microsiervos, lleva ahí desde verano pasado. Aún no he escuchado el clip que la acompaña.

El caso es que después de una ampliación a 8 GB de RAM, sigo apurado. Pa matarme.


(La tira me la envia etringita, que sabe muy bien de qué hablamos :D)

El autentico Histomapa de 1932

Más de una vez he escuchado la pregunta sobre si toda esa amplia cultura general que algunos lucen no aparece condensada en algún libro, en algún sitio concreto donde se pueda consultar de un vistazo, o adquirir de forma relativamente rápida. Siempre digo que no hay trampas, que se trata de ser sencillamente curioso (la Wikipedia está ahí, valga este resumen, glups!, de la historia de la Humanidad), y finalmente leer mucho, pero aunque conozco libros para eso que piden (un ejemplo que siempre pongo es ‘1001 cosas que todo el mundo debería saber sobre ciencia’, de James Trefil), creo que mejor que el ejemplo a continuación, he encontrado pocos.
En apenas unas páginas, encontramos resumida la historia del universo, el sistema solar, origen de la vida, de la especies, del hombre y de nuestra misma historia escrita, todo en lineas muy generales pero mencionando todos los elementos básicos. El gráfico es de 1932, y a pesar de ello sigue en su inmensa mayoría perfectamente vigente, y a todos los efectos, sirve como un perfecto ‘comienzo’ para entender bastantes cosas, o al menos tener una visión general de ellas. Echadle un vistazo porque es tremendamente interesante.

The Histomap of Evolution

Aunque eso si, está en inglés, aquí lo podeis ver a tamaño completísimo

Nota: no ignoreis este otro histomapa, este si, centrado y mucho más detallado sobre la historia de las civilizaciones humanas. Por cierto, putos chinos… :P , que siempre han estado ahí…

Nota 2: y tampoco dejeis de leer la valiosa aportación de Eulez en los comentarios.

El ‘Valle Inquietante’ en el cine de los 80: ¡Muñecos de goma!

¡Entrada Friki al canto! ¿A qué viene esto? Me recuerdan via Twitter que se acaba de estrenar la nueva peli de Tintin, pues al parecer sigue sin convencer a mucha gente el tema de los actores digitales. Ya sabéis de qué hablamos: el Valle Inquietante.

(Para profanos, ‘el valle inquietante’ es una teoría, de mucha importancia tanto en robótica como en el mundo de los efectos especiales para el cine, que relaciona la empatía que despierta en nosotros una creación artificial, a medida que esta parece más o menos humana. El problema es que a medida que dichas creaciones se parecen más a los humanos, estas pasan inesperadamente a crear una fuerte sensación de rechazo, el mencionado valle, que solo se salva cuando la imitación es perfecta o casi perfecta (más información en el enlace))

Personalmente, lo que he visto en los trailers de Tintin me ha sorprendido para bien, pues era más de lo que me esperaba, que no era mucho. De esto ya he hablado parcialmente aquí (entonces hablé de efectos digitales en general, no de personajes de carne y hueso), concluyendo que, aunque puntualmente ya se haya conseguido, sigue quedando mucho camino por recorrer hasta que nos traguemos, 100% y sin fisuras, un personaje de carne y hueso creado digitalmente.

Pero no he venido a hablar de criaturas digitales. Quiero hablar de criaturas ‘reales’: de las de goma y latex que poblaron la fantasía, la ciencia ficción y el terror de los años 80. Y sobre todo, el mal rollo que daban.

Porque ahora, tal vez ver estos efectos nos arranca una sonrisa. Y no hay a quien le falte condenarlos al ostracismo, no ya por cutres, sino por lo meramente anticuados que se ven. Será la edad, pero durante mucho tiempo yo he sido enfervorizado defensor de los efectos digitales, solo para volver a comprender recientemente el valor y la autenticidad que proporcionan unas buenas marionetas físicas. Porque, tal vez es aventurado decirlo, pero su ‘cutrez’ es una característica no implícitamente negativa, sino una cualidad netamente positiva y que en cierta medida facilitaba provocar las sensaciones que en ese momento uno debería sentir como espectador. No olvidemos que por lo general, esos efectos estaban a la vanguardia y el público los compraba, y solo ahora nos parecen obvios…

(…)

Empezaré, por supuesto, por V (1984). No sé si hay alguien nacido y criado en los 80 que no solo que no conozca esta serie, sino que no conozca esta escena: se nos revela por primera vez la verdadera naturaleza de ‘los visitantes’, en un mítico momento en el que Diana se traga un rata sin pestañear. Aquí va vídeo (con la versión de 2009 de regalo):

Es un plano que no dura más que un par de segundos, y sin embargo nos ha quedado a todos los que lo vimos de niños (y no tan niños), grabado en la retina. Solo al verlo recientemente he comprendido plenamente el por qué: no solo era traumático ver a una ¿persona? tragarse una rata; sino que ni siquiera se trata de una persona. Ay, ¡es un puto muñeco! Y como es evidente, ese muñeco está en el fondo del puñetero valle inquietante. La postura fija de la cabeza, el antinatural movimiento y la posición del brazo, la mirada perdida, la piel de goma… Ni siquiera la iluminación ni el encuadre coinciden. Esas cosas, que nos resultan evidentes ahora, cuando eres niño solo se perciben a nivel inconsciente, de una forma vaga y difusa, que solo se traducían en un par de ideas muy sencillas:

Raro, y Mal rollo. Sigue leyendo

Visita a la fabrica de LEGO


Ahí va, ración de nostalgia.

(…)

Una de las cosas que tiene esta universidad, y casi parece que mucha de la industria tecnológica de la zona, es su relación y lazos con LEGO. No en vano, estamos a apenas 60 km de su sede. Hasta tres profesores míos han trabajado allí, y otros tantos son los que tienes lazos directos con la marca, aparte de empresas y spinoffs relacionadas que están ubicadas en el llamado ‘Innovation Building’, donde empresas comparten oficinas pared con pared con aulas donde recibimos clases. Incluso los de informática tiene asignaturas cuyas prácticas son directamente con Lego Mindstorms (robótica programable). No se puede esperar menos de una empresa que solo en Dinamarca emplea a 3000 personas (mientras su fábrica principal está en un pueblo de apenas 20mil habitantes) y es una de las señas de identidad de un país pequeño como es Dinamarca. De hecho, junto a Hans Christian Andersen, la cerveza Carlsberg y La Sirenita, es de la cosa de la que más se enorgullecen. LEGO. «Leg Godt», que significa ‘juega bien’ en danés, y también, y sin que Ole Kirk Christiansen lo supiera, significa ‘yo ensamblo’ en latín. Un negocio que ha sobrevivido a 70 años en los que ha pasado de todo: incendios, subidas exageradas de precios de las materias primas, y sobre todo, cambios en la cultura, en la forma de aprender y de enseñar.

Visit to Lego Factory!

Pero a mi me dan por culo los Lego, que queréis que os diga. Mirad, es muy sencillo: yo era de TENTE. Yo soy de Tente, me crié con Tente. Aquí en Dinamarca, compartiendo vida con españoles que no existían antes del 1989, me he dado cuenta que muchos ni saben lo que es Tente. Pero para mi generación creo que tiene la misma importancia que Bola de Dragón o los huevos Kinder. Por fortuna estos dos últimos siguen existiendo: Bola de Dragón lo reponen cuando quieras (si es que no te has descargado los episodios), los Kinder se siguen fabricando (aunque los juguetes sean una mierda, el chocolate sigue teniendo la misma magia). Tente no. Tente, y su empresa madre EXIN, quebraron en 1993. Desaparecieron. De las tiendas, de todos lados. Solo gracias a eBay existe todavía ese universo, raquítico y desvaneciente, que se mantiene vivo solo por el amor con que sus seguidores lo siguen nutriendo.

Para quien no lo sepa, Tente era la alternativa española a Lego. Piezas de las mismas dimensiones externas, pero incompatibles en su ensamblaje. Y aquí viene el dato objetivo: Tente era mucho más avanzado que Lego. En esto hay una animadversión como Madrid-Barça, Sega-Nintendo o Star Wars-Star Trek. Por supuesto a los fans de Lego les repatea que les digamos lo que voy a decir (igual que a nosotros nos repatea que digan que Tente es la copia barata de Lego, algo obviamente falso). Pero el dato objetivo es este: en su momento, las piezas de Tente permitían hacer muchas más cosas que las de Lego. Había más variedad, había mas maneras de ensamblarlas, había más colores, formas y acabados. Y no lo digo sin saber: yo de pequeño tuve de ambos. Y sé lo que se podía hacer con los Tente y lo que se podía hacer con los Lego. Y sin embargo, Lego fue la que pudo. Tente no sobrevivió. Dicen que debido al auge de los videojuegos, a una mala gestión, a la crisis económica que hubo en España a principios de los 90, a las demandas y problemas legales que había tenido en varios países (como en Israel) donde se había enfrentado a Lego… Y solo después de la caída de Tente, Lego empezó a evolucionar, a sacar los Lego Technics y los Mindstorms, a sacar muchas más piezas, versiones, acabados, colores. A hacerse con las licencias de Indiana Jones, Harry Potter, Star Wars. A permitir mucha más libertad, a desatar la fantasía de niños y no tan niños. Y Lego pudo y creció, y maduro. Pero eso fue después, fue no sin antes quitarse a Tente de en medio.

Indiana Jones in the Map Room

Indiana Jones in the Map Room, by Avanaut

¿Es esa animadversión absolutamente irracional? ¿existe el odio hacia los Lego? Si, es irracional, pero no es odio. Los Lego me gustan, no es que los odie. Es solo que ojala, OJALA, me gustasen tanto como a los Tente. Ojala despertasen en mi la misma sensación, ojala mirase una pieza de Lego y me pasase lo mismo que me pasa con solo ver una pieza de Tente. Siempre llevo una pieza de Tente conmigo. No es que los Lego no me gusten, es que me da coraje que sencillamente no sean Tente. Si los Tente existieran, seguramente hubiera seguido comprandolos, a pesar de haber rebasado hace tiempo la ‘edad recomendada’. Probablemente los siguiese coleccionando. Ya veis que todavía, hace unos años, me dediqué a completar la colección de la ciudad Micro Tente que hace (literalmente) décadas quedó incompleta. Todavía pienso en como reconstruir y engrandecer esas ciudades en 3d. En fin, no sé como explicarlo sin resultar redundante, pero Tente forma parte de mi infancia, los Tente están ahí. Y Lego no. Tente son recuerdos, Lego no. Y sin embargo Lego es un presente, mientras que Tente es solo un suspiro, un recuerdo… es polvo… si, 27 años y sigo suspirando por una caja de Tente sin abrir…

!B6RHk,!!2k~$(KGrHqJ,!hIEyr78l,KrBMw0sNbYu!~~_12_001

Pero, ironías de la vida, me vi hace unos días, con un grupo de clase, en la puñetera fábrica de Lego. La original. La que muchos matarían por ver. Viendo como el plástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno, es importante decirlo rápido) entra en ‘pellets’ (bolitas) en las máquinas, se funde a 245ºC e inyecta a presión en moldes carísimos… y por otro lado salían, frías y perfectas, las piezas acabadas. ¿Sabéis de que va mi carrera? Sigue leyendo

Regalicos y cosas de la navidad

Aquí va un ración de dulce materialismo: los detalles que me ha traído la navidad.

Empiezo por una especie de trineo Rosebud que traigo desde que tenía 7 años: la esplendorosa ciudad de Tente Micro. Ya hablé una vez de ella, me regalaron el primer set un 31 de diciembre del 90, el día que cumplí siete años, y comenzó una maratón que me llevó a casi completar la ciudad hasta el cierre de Exin dos años mas tarde, cuando todo rastro de Tente desapareció misteriosamente de las tiendas. Unos años mas tarde encontré en una juguetería perdida dos sets más (el gigantesco aeroclub y el exótico safari) y desde entonces, el silencio.
Hasta que en octubre de este año tuve la malsana ocurrencia de agregar a Bloglines el feed con la cadena de búsqueda ‘tente’ en eBay, y desde entonces estoy al día de todo lo que sale. Esto me ha llevado a: conseguir el circuito que nunca tuve, conseguir los preciosos mini sets, un puerto que ni tan siquiera sabía que existía hasta hace unos meses, y lo mejor de todo, lo que ha sido mi autorregalo de estas navidades: la base naval, que esperaba tener antes del día 31 y que sigue si llegar a estas manos. Y exceptuando la base naval (que me ha salido por 100 euracos pacos), el resto ha sido todo por un precio muy razonable: el circuito por ejemplo, 10 euros :)

PB221479

Circuito de carreras y mini sets

Coches Micro Tente

Ciudad Tente Micro

Si, han sido 25 años los que he cumplido… :P

(…)

Muriel me ha traído estas dos deliciosas figuras (cuatro si me apuras)

Dark Side Matrioska

Un juego de muñecas rusas con un fantástico factor frikoide: Un Darth Vader (al que se le puede quitar el casco) que contiene en su interior dos jovenes Anakin. Atentos al resto de la colección si la encontrais porque no tiene desperdicio: soldados rebeldes, un Obi Wan de joven a viejo, un Palpatine que contiene a Dooku y a Darth Maul, las distintas etapas de C-3PO… xD

Terminator

Y esta exquisita figura de un T-800, de unos 20 cm de alto. Profusamente detallado y con articulaciones móviles. La base es un prodigio.

(…)

Pero el regalo que más me ha gustado ha sido el haberme descubierto una serie: The Big Bang Theory. Yo, que vengo diciendo que quiero series nuevas, me he enganchado a esta comedia como a ninguna otra. La historia: cuatro nerds/geeks/freaks ven alterada su vida por la aparición de una joven chica que será su vecina. Los recursos humorísticos son los de siempre, pero resulta tremendamente refrescante ver chistes sobre el efecto Doppler o la teoría de cuerdas sin cometer (hasta donde sé) ni un solo fallo científico, en vez de rellenar los diálogos de patrañas pseudocientificas al estilo Star Trek (serie que veneran los protagonistas, todo sea dicho). El constante choque entre las cuadriculadas vidas de los científicos, sus manías, su condición de Asperger, sus alergias y sus reducidas capacidades sociales frente al ‘vórtice de entropía’ que les supone la presencia de su vecina es una fuente inagotable de humor.

the-big-bang-theory

Si os gustaba The IT Crowd (que sigue siendo tan grande como siempre en su tercera temporada), es vuestra serie. Sobra decir que en V.O. tiene mil veces más gracia, a pesar de que está tambien doblada y la emiten en Antena.NEOX. Os recomendaría esta serie si os gusta la tecnología, la ciencia ficción y la ciencia a secas, pero creo que cualquiera puede disfrutar mucho de esta serie sin necesidad de pillar todos los chistes (aunque haya que reconocer que algunos son tan ingeniosos como rebuscados).  Lo que me gusta de ella no es solo entender los chistes que se hacen, es sencillamente haber llegado a un punto en el que se puede hacer humor de muy buena calidad y cantidad sin que sea a costa de este tipo de personas, me alegro de que se haya superado a Steve Urkel, de que a esta gente (que están por todos lados) se la vea ya como parte común de la sociedad y no como bichos raros a los que nadie comprende.

Muriel, revelarme esta serie ha sido de los mejores regalos. Y mejor ha sido haberme visto contigo (ha sido en ¿cuatro dias?) las dos temporadas casi enteras.
¿Nos mudamos al edificio de Sheldon y Leonard?