Pesadilla sencilla

He contado el sueño de antes, y ya me he arrancado. Voy a contaros un sueño que tuve, este si quiero que me lo comenteis, por favor (aunque sea para decir una pollada).
Estoy en mi casa, son aproximadamente las 5 de la mañana, llevo toda la noche en el ordenador y ya tengo sueño; apago y doy una última visita al cuarto de baño. Todo esto, aún dentro del sueño, no tiene nada de especial; se acopla perfectamente a la realidad, ya que era una situación que, durante el verano que tuve el sueño, era perfectamente cotidiana (de hecho hoy por hoy es normal encontrarme despierto a esa hora). Un escenario absolutamente normal, sin nada de especial.
En esto (me refiero de nuevo al sueño), llaman al timbre de casa. Me desconcierta mucho, ¿quien puede ser a las 5 de la mañana?. Yo hago como que no estoy, no tengo ganas de abrir a esas horas a nadie. Vuelven a llamar, y aqui me empiezo a mosquear. Alguien abre la puerta: supongo que puede ser mi madre, tal vez se haya despertado y haya bajado asustada por si es algo importante. De todos modos nadie enciende la luz del pasillo, por lo que el resto de la casa sigue a oscuras. Todo me extraña mucho, y como quiero seguir “sin estar”, cierro la puerta del cuarto de baño, que estaba medio abierta. Y ademas, echo el pestillo.
Un solo segundo: lo que tardo en darme media vuelta, mirarme al espejo, y volver a mirar la puerta. El pestillo no está echado y la puerta se está abriendo.

En ese instante me despierto aterrado.

hey colega ke onde andas ke no se te ve er pelo!
Lo flipo

Un pensamiento en “Pesadilla sencilla

  1. Gran sueño, me han pasado cosas similares, y la verdad que en ese momento asusta mucho..es mas.. si te pones a pensar mucha gente mayor que sufre del corazon han amanecidos muertos, no digo que siempre sea causa de un sueño.. pero si tienes problemas, un sueño asi puede ser el ultimo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.