Ración Individual de Personalidad: Diez Años

Esta vez si: vamos, o voy, a celebrar el aniversario de este blog. No ya con algo especial, sino sencillamente, al menos, con algo.

Digo esto, porque desde que cumplió tres años, cada 19 de abril no digo ni mú. No por nada en especial, pero llega la fecha, siento que no tengo nada nuevo que decir sobre el blog en si, pienso siempre ‘pse, con lo flojo que ha sido este año en el blog, para qué hacer leña del árbol caído’.

Y sobre todo, que para volver año tras año a la autofelación, a echar de menos mejores tiempos, y hablar de la tan-de-dosmilcuatro web dospuntocero (madre mía, que viejo se ha quedado ya lo nuevo), mejor me callo, y lo dejamos pasar.

Pero qué coño, son diez años, eso no se cumple todos los días, y como evidentemente no me da la gana hablar del blog, voy a hacer algo que parece me gusta más: hablar de mi ¡Sorpresa! Bueno, hablar de mi, contextualizándolo con el blog, pero básicamente, me apetece resumir estos diez años para navegantes.

emmm...

Este era yo, hacia verano de 2004 (aparentemente estoy haciendo este dibujillo). Si. Las otras fotos de la época en que aparezca solo yo no son mucho mejores. Ahora tengo algo menos de pelo.

Siempre me ha gustado escribir. Al igual que lo de dibujar, tampoco sabría trazar un punto concreto en el que empezase a gustarme. Por ahí hay algún artículo publicado en el periódico del colegio, del instituto…

Para mi nunca se ha tratado de ser bueno, ni de convertirme en escritor o periodista. Sencillamente me gusta escribir. Me ayuda a organizar mis ideas, a ejercitar mi mente. Si de verdad quisiera que me leyeseis más, si quisiera ser un buen escritor; para empezar prestaría mucha más atención a mi ortografía, y desde luego sería mucho más conciso, no divagaría tanto, depuraría mi estilo, leería más… Y os prestaría más atención, me miraría menos el ombligo. Pero no se trata de eso. Escribo para descargar. Para quitarme cosas de en medio, archivar, y con ello pasar página: escribir me ayuda a avanzar.

Vamos con el resumen.

(…)

En 2001, tan pronto como tuve Internet en mi casa, monté una webSe la dediqué ¡tachán! a Star Wars y Matrix. Tenía 17 años, qué queréis… Sigue leyendo

He de compartirlo: nuevo trailer de El Despertar de la Fuerza

Estos son el tipo de cosas que se suelen quedar colgadas en Facebook, Twitter o Pinterest de turno. Pero a este evento le quiero dar cuerpo y entrada propia en el blog: el nuevo trailer del Episodio VII de Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Me resulta curiosa la unanimidad en torno a la acogida de este trailer, pues sobre el primer teaser, aunque no se puede decir que no gustara, estuvo plagado de memes y debates, cosa que no ha pasado con este.

Pero la realidad es esta: este trailer me pone los pelos de punta. De verdad, no quiero que suene a frase hecha, no es algo que a estas alturas diga a la ligera.

Me devuelve a la misma sensación que cuando con 14 años vi aquel primer trailer de La Amenaza Fantasma. Muchos acabaron muy decepcionados con aquella, y en general, con las tres precuelas (no puedo decir que sea mi caso). Pero la ilusión, el potencial, el niño que llevamos dentro, están ahí.

Dicen que Abrams ha tenido mucho atino siempre en alcanzar y tocar la fibra y el corazón de los fans, y no puedo decir que no lo consiga. Star Trek Into Darkness me encantó, y puedo decir que me alegro de que el retorno de Star Wars al cine esté en sus manos, y la sensación es ciertamente que esta sabiendo usar y mezclar bien esos ingredientes, o mejor dicho, esos iconos.

Ahí estan, R2D2, esos destructores Imperiales y esos X-Wing (reinterpretados), esos efectos de sonido taaan familiares. Y oh si: ahí están Han Solo y Chewbacca. Todo cojonudo. Además un trailer tradicional, inmune a modas estridentes y que nos retrotrae a lo mejor de la aventura galáctica. Pero quiero centrar la atención en lo que realmente redondea el trailer: la música especialmente creada para el trailer de John Williams. En su día elucubré sobre quien podría sustituirle, pero hoy no puedo estar más contento de que él siga al frente de lo que es casi la mitad de la saga: su música. Haced la prueba, y escuchad solo el trailer, cerrad los ojos y sentidlo. Sensacional, increíble.

(…)

Lo curioso es que esto no es el único plato fuerte sobre Star Wars que ha habido estos días. Durante la Star Wars Celebration de este año, también se ha revelado el trailer de un nuevo videojuego, el primero que no desarrolla la desaparecida LucasArts, y de cuyo desarrollo se está encargando con infinito cariño ni más ni menos que DICE (los creadores de Mirror’s Edge y la saga Battlefield). Se llama “Star Wars: Battlefront”, y nos da la posibilidad de volver a las batallas de la saga clásica. Esa es una frase que ya he escuchado otras veces, y que con las capacidades técnicas de las videoconsolas conocidas hasta ahora, se ha logrado con más o menos fortuna.

Pero vivimos en la era del ultra alta definición. Dejo que las imágenes hablen.

Creo que si, creo que por primera vez, se puede decir que vamos a jugar las películas.

En fin, otro plato gordo que me pone los dientes larguísimos, y otra razón más para ir ahorrando para una Play 4.

(…)

 

*Por cierto, en la versión doblada del trailer de El Despertar de la Fuerza vuelve Camilo García doblando a Harrison Ford, espero que también lo hagan Salvador Vidal y Maria Luisa Solá doblando a Mark Hamill y Carrie Fisher.

Dinamarca como Erasmus. Parte 3 y fin: La experiencia personal

Nota: por último, con esta entrada, al contrario que las otras dos, me apetece marcar cierta distancia. Como cada entrada de este blog -que por cierto, cumple en pocos días diez años-, esta es una fotografía, un pedacito de mi yo, pero en este caso mi yo de hace cuatro años. Efectivamente, el Erasmus fue una experiencia tremendamente gratificante, enriquecedora, y transformadora; y dije en su día que quería escribir sobre ello, pero algo reposado, desde la distancia. Creo que me he pasado un poco xD
Claro está, ha llovido desde entonces, pero debo esta entrada a vosotros, a mi, al blog, y si mi apuráis hasta a Dinamarca y mi Erasmus: esta debió y deberá de ser *la entrada* de referencia, la que lo resume todo, y la que enlazaré de aquí en adelante cada vez que me vuelva a referir el tema. Deberá de ser también la última que dedico al Erasmus: en lo que a mi respecta, con esto queda cerrado. Por ello me he esmerado en completar lo que empecé a escribir, y por mucho que no me identifique con esto al 100% y lo veo como algo vagamente distante, he intentando darle el cierre que no supe darle en su momento. Como siempre, espero que os resulte amena la lectura. Ahí vamos.

(…)

Ni quiero aburrir, ni quiero dar envidia, ni quiero hinchar las cosas. La forma más sencilla de definir un Erasmus es concentración de experiencias.

Tal vez no son experiencias extraordinarias ni se salgan de las tablas, pero suelo decir que es como concentrar tres, tal vez cuatro años de experiencia vital en uno solo. Sé que suena exagerado decirlo, pero sé que no soy el único de los que que estuvimos allí que lo piensan de la experiencia y de si mismos: yo recuerdo el que era justo antes de llegar a Dinamarca, y al compararlo con el que volvió, lo veo y me recuerdo marcadamente más ingenuo, más niño.

Untitled

El caso es que esta foto está hecha más bien al finalizar el año…

 

Lo más importante del Erasmus, por supuesto, es la gente que conoces. Como en cualquier gran experiencia. Lo he dicho ya anteriormente, eramos muchos, muchos españoles (unos ciento y pico). Que al principio, cuando todas esas caras solo son un número, casi molesta. Tantos españoles, que de hecho no he tenido ni de lejos el mismo contacto con extranjeros. Pero pasa un año, y lo que tienes es un gran puñado de amigos, algunos para toda la vida. El lugar es especial, pero más especial es la gente que conoces. Sigue leyendo

Dinamarca como Erasmus. Parte 2: Los Daneses

(Viene de aquí)

 Nota: esta entrada, al contrario que la anterior, la he redactado nueva casi al completo, interpretando las notas que dejé en su día.

Os debo, me debo, esta entrada; y creo que hoy es un momento tan bueno como cualquier otro para hablar de Dinamarca, país en el que viví once meses a lo largo de 2010 y 2011. Tal vez sean muchas las cosas que quiero o que habría que decir, pero dado que siempre le he ido dando de laillo, y he ido dejando muchas migajas en post sueltos, creo que es buena idea tener un resumen, un concentrado sobre lo que viene siendo la danesidad (o jutlandidad, si quereis), y ya si eso, hurgáis por vuestra cuenta en los numerosos enlaces que ireis encontrando en este mismo post.

Oye, que me voy a Dinamarca

En Horsens (aproximadamente el centro de la imagen, entre Vejle y Aarhus), es donde estuve viviendo casi un año.

 

Decía que es hoy un momento tan bueno como cualquier otro, aunque ahora si venga algo a cuento cuando en las tertulias políticas está de moda mencionarles, a ellos y por extensión al resto de países nórdicos, como referencia de la que copiar muchas maneras de hacer las cosas. Por supuesto con matices, estoy bastante de acuerdo en tenerlos como modelo del que coger bastantes buenas ideas. A ello vamos.

Fiordo de Horsens

Aquí, el fiordo de Horsens. Foto domada desde lo alto del edificio de mi Universidad.

Sigue leyendo

Blade Runner, again

blade-runner_55553

Blade Runner. Mi película favorita, hombre ya, para qué vamos a andarnos con más rodeos.

 

Solo comentar que, por quinta vez, he visto Blade Runner en el cine. Subo la apuesta, de hecho: es la segunda vez que la veo dos veces, dos días seguidos en el cine (la otra vez fue esta). De esto que quieres ir con unos y otros, y unos amigos solo pueden verla un día, otros solo otro día, y yo, que me apunto a todas, me presto a este tipo de historias…

bladerunner-sean-young

Respecto a la película en si, personalmente se me hace difícil añadir mucho más a lo que ya dije en su momento, o lo que se pueda encontrar en numerosísimos artículos (incluyendo su propio apartado en la Wikipedia). A título individual (quicir, que no pertenece a ninguna saga), es mi película favorita. Eso implica que no me canso de verla. Y claro, si hablamos de verla en pantalla grande (si es la quinta vez que la veo en la pantalla grande, imaginad cuantas veces habrá caido en la pequeña…) además de poder seguir sacándole pequeños nuevos detalles y saborear planos y encuadres que tengo, tenemos, mitificados; en la compañía apropiada se le pueden sacar aún más lecturas, unas descabelladas, otras finamente hiladas, sobre el comportamiento y motivaciones de cada uno de los personajes, o las interpretaciones que se le pueden dar. Ahí van unas cuantas preguntas, por ejemplo: ¿Por qué Rachael le hace ‘la cobra’ a Deckard? ¿En qué punto exacto adivina Sebastian que Pris y Roy son replicantes? ¿Por qué aulla Roy al despedirse de Pris? ¿Hasta que punto se puede extender el paralelismo de este con Jesucristo? ¿Además de por su propio apego a la vida, salva Roy a Deckard para sobrevivir a través del recuerdo de este? ¿Se muestran las personas creyentes/espirituales a favor de esta película; y de ser así, la entienden plenamente? ¿No hubiera sido para Tyrell más fácil decirle a Batty a todo que si, en vez de intentar razonar con él? …

Además, tal vez porque también vi hace pocas semanas “Alien: el Octavo Pasajero” en el cine (esa si, por primera y deliciosa vez en pantalla grande), he visto bastantes ‘rimas’ entre ambas: además del concepto de futuro viejo y usado llevado al extremo, y compartir diseños -tomados de forma más o menos legítima- de Moebius, hay efectos de sonido (además de visuales) que se repiten, la pelea entre Zhora y Deckard frente a la de Ash Vs. Ripley, y especialmente, planos de Rachael que me recuerdan poderosamente a algunos de Ripley:

Captura de pantalla 2015-03-25 02.10.12 Captura de pantalla 2015-03-25 01.49.39 Captura de pantalla 2015-03-25 02.01.17 Captura de pantalla 2015-03-25 01.55.48Captura de pantalla 2015-03-25 02.11.06Captura de pantalla 2015-03-25 01.53.19

(…)

 

Y tras darle algunas vueltas más, concluir, que por mucho que diga el señor Ridley Scott, prefiero a Deckard como humano. Independientemente de las opiniones que tuvieran Philip K. Dick, Hampton Fancher (guionista) y Harrison Ford -que algo valdrá su opinión, digo yo-, acepto que en esta Final Cut lo que Scott pretende decir  es que Deckard es replicante, y la interpretación del sueño del unicornio es innegable. Lo que me obliga a, tal vez, quedarme con la versión del 82 (que por cierto, hace quinquenios que no veo y que no encuentro por ninguna parte doblada al constantinorromeresco), aquella con la voz en off (que todo hay que decirlo, se agradece si es la primera vez que ves la película), y ese final de cuento de hadas sacado de los descartes de El Resplandor.

El hecho de que Deckard sea un replicante no me parece más que un giro argumental barato y que más que aportar poco a la película, más bien le resta: además de perder el anclaje para con la audiencia que supone tener un protagonista con quien esta se puede identificar; toda la historia quedaría ‘en familia’, pues se soslaya el conflicto entre humanos y replicantes; y aún más importante, elimina el significado del viaje emocional que Deckard, como hombre, hace al enamorarse de Rachael, una replicante.

Deckard-and-Rachael-blade-runner-31076994-1280-848

 

Pero sobre todo, porque hace irrelevante la principal pregunta, que para mi, lanza la película: ¿Qué nos hace mejores a los humanos que nuestra creación? ¿Qué nos distingue? ¿Qué nos hace especiales?

bladerunner-endscene

“El propósito de esta historia, tal como yo la veía, era que en su trabajo de perseguir y matar a estos replicantes, Deckard se va deshumanizando. Al mismo tiempo, se va viendo como los replicantes se vuelven cada vez más humanos. Al final, Deckard se debe preguntar qué esta haciendo, y cuál es realmente la diferencia esencial entre ellos y él. Y, llevándolo un paso más lejos, ¿quién es él, si en realidad no hay diferencia?”

Philip K. Dick

 

La banda sonora de Vangelis, mágica.

(…)

 

Bueno, tengo la tendencia a hacer/acabar los posts con un punto ‘trascendente’ (en cualquier caso, Blade Runner lo merece), pero quiero acabar con una nota más jocosa, puesto que no quiero dejar de aprovechar la ocasión para enseñaros una chorrada que hice hace un par de semanas, cuando una fiesta de cumpleaños de un amigo se transformó en una fiesta de disfraces… y ante la pobreza de medios decidí aparecer caracterizado… como un Blade Runner (un Blade Runner genérico que no es Deckard, ¡sed magnánimos, por favor!) Una sesión rápida de fotos, un poquito de Photoshop, y obtenemos esto.

 

Blade Runner

 

 

 

Blade Runner

 

 

Blade Runner

 

 

Blade Runner

 

 

Blade Runner

¡Saludos!

Marvel Cinematic Universe

avengers-wallpaper-the-avengers-Robert-Downey-Jr1.

Acabo de ver la última película que me quedaba por ver de estas perlas del entrenimiento palomitero puro y duro que vienen siendo las de Marvel Cinematic Universe (Spiderman, X-men y Fantastic-4 aparte…), y me apetece hacer un repaso breve por todas ellas.

Ahí van, por orden aproximado de preferencia.

 

10) The Incredible Hulk (2008)

447751636_AflamHQ.com_

Lo peor: La más floja de la serie. Muy ‘Michael Bay’ todo, con un montaje epiléptico e incomprensible. Mis respetos para Norton, pero para mi, con diferencia, el Bruce Banner más flojo (teniendo en cuenta que tanto Bana como Ruffalo me gustaron bastante)
Lo mejor: Que siendo de las peores de la serie, no es mala del todo, pues no cae en niveles Linterna Verde o Ghost Rider. Y Liv Tyler, claro, por salvar algo.
Aprobado raspado

 

9) Thor: Dark World (2013)

thor-2-poster-dark-world-chris-hemsworth

Lo peor: Rutinaria. El malo es muy de cartón. Choca ver que a estas alturas los de Marvel se relajen, con el nivel que parece que sabían mantener, aunque entiendo que puedan empezar a aquejar el mal ‘Bola de Dragón’ al tener que enfrentarse en cada película a una amenaza mayor que en la anterior, y la Tierra, empezar a quedarse pequeña. Esperaba más, la verdad.
Lo mejor: Por supuesto, Natalie Portman. Hiddleston como Loki cae inevitablemente bien. Todo lo que es el diseño, especialmente hablando de Asgard. Y, oh si, Anthony Hopkins, y su excelente dicción, una delicia.
Aprobadillo

 

8) Ironman 2 (2010)

iron_man_int_1200

Lo peor: Rutinaria y por momentos escandalosamente aburrida, la forma en la que (no) avanza la historia en ciertos tramos es digna de ser estudiada. Mickey Rourke, desaprovechado. Y a Gwyneth Paltrow, que no la trago. Visto en retrospectiva, choca que a Ironman se le descuidara tanto, cuando hablamos del heroe más carismático que tiene la Marvel.
Lo mejor: Sam Rockwell tiene unos cuantos puntazos como Justin Hammer, es todo un personaje el suyo. Hablamos de una peli de Ironman con todos sus cacharritos: qué más queréis que os diga. Y, ay, Scarlett, hazme una llave de esas tuyas…
Aprobado

 

7) Guardians of the Galaxy (2014)

guardians-of-the-galaxy-poster-2

Lo mejor: “I am Groot”, jeje. Muy entretenida, cachonda, con personajes queribles. Fácil de ver, y cae ya dentro de ‘las buenas’.
Lo peor: Que se quede en ‘presentación’, en sensación de que a estos personajes no se las ha sacado el jugo que se les puede sacar, que han delegado en segundas partes. Tan fácil de ver, como de olvidar: que en habiendome gustado, al final ni fu, ni fa…
Entre el aprobado y el notable…

 

6) Thor (2011)

Thor_Official_Poster

Lo peor: No se me ocurre nada en especial, tal vez debería volver a verla.
Lo mejor: La sensación al verla de que en Marvel habían aprendido el arte de hacer una película de superheroes decente, se ponga lo que se ponga de por medio, superando al fin la anterior década plagada de experimentos fallidos. Tiene bastantes puntos de humor que a su manera, también me hacen gracia. Y Natalie Portman, ¡Natalie Portman!. Ahora, que Kat Dennings también tiene lo suyo…
Notable.

 

5) Captain America: The First Avenger (2011)

captain_america_the_first_avenger_ver6

Lo peor: Ninguna gran queja, una película amable y correcta en todo.
Lo mejor: Que hayan conseguido representar al Vengador más completo en valores y en mensaje, sin que haya que taparse la nariz por tufo a patrioterismo cojonero.
Notable.

 

4) Ironman 3 (2013)

iron man 3 poster-1

Lo peor: La veo como un cierre un poco precipitado a la historia de Stark, queremos más. Y que sigo sin poder con Gwyneth…
Lo mejor: Ese humor tan noventero de Shane Black le viene genial a Tony, una pena que no se hubieran ‘casado’ antes (dada especialmente lo rana que salió la anterior). La banda sonora, un pasón. Y Ben Kingsley, jajaja, menudo crack, su personaje es uno de los grandes descubrimientos de este universo.
Notable.

 

3) Capitán America: The Winter Soldier (2014)

capt

Lo peor: ¿Hydra? ¿En serio, otra vez?
Lo mejor: Las peleas y las escenas de acción en general son animales, brutales, de lo mejor que he visto en toda la saga. Hablamos del Vengador más físico y más con los pies en la tierra y en ese sentido no decepciona. Y especialmente, el hecho de que sea la película de este Universo más seria y a la que al menos se le puede sacar una lectura: el dilema en este mundo conectado entre libertad de expresión y privacidad, entre libertad a secas y seguridad. Una verdadera sorpresa, no esperaba tanto de esta película.
Notable alto.

 

2) Ironman (2008)

M Payoff 1sht

Lo peor: Bridges está genial, pero como malo sabe a poco. Y si, adivinad…
Lo mejor: Por Dios, la revelación de Robert Downey Jr. como el mejor Tony Stark posible. Compite en una liga distinta que el Batman de Nolan, pero en su propio terreno, creo que es de la mejor película de superheroes (a título individual) que se ha hecho. El comienzo de todo esto.
Notable alto.

 

1) The Avengers (2012)

the-avengers-poster (1)

Lo peor: Cierta ñoñería, cierto aspectos naive que hacen que la peli no aguante tan bien unos cuantos revisionados.
Lo mejor:  Joss Whedon. Que sepa brindarnos su humor y sus guiños y metarreferencias tan características. Como director de acción no es lo mejor que podemos encontrar, pero sabe mimar a cada personaje, y hacer que acabemos ‘saciados’ con este plato fuerte que es verlos a todos al fin reunidos. Oh si, verlos a todos reunidos. Pero sobre todo, a Hulk.
Si alguna lo tiene, es esta: Sobresaliente.

(…)

 

Si algo me da coraje, en general, es la falta de coherencia entre compositores en las bandas sonoras, el mismo mal que plaga la saga de Star Trek, por ejemplo. El resultado es que tenemos hasta cuatro temas para Ironman (cuatro compositores en cuatro películas, ¡Dios!). Vale que hay mucha riqueza de estilos, pero me molesta que no se respeten leitmotifs especialmente conseguidos, pues ni siquiera Alan Silvestri, compositor de la primera del Capitán América y de Los Vengadores (el de Steve Rogers es el único tema que suena en más de una película), volverá para La Era de Ultrón, lo que con total probabilidad significará también echar al traste el excelente tema con que acompañó al grupo y podeis escuchar aquí:

 

En fin, esperemos que en la ‘Fase 3′, los de la Marvel sepan aguantar el tipo. Si, La Era de Ultrón tiene buena pinta, aunque por primera vez, hay un trailer de Marvel (a estas alturas creo que todos tenemos ya desarrollado ese olfato…) que huele a cacufa: el de Ant-Man. ¿Está la Marvel próxima a saltar su tiburón? Iremos viendo.

 

Nerdismos, fandosidades, y otras migueiladas: Impostores del chichinabo (2 de 2)

(Viene de aquí)

Y ahora, muchachada, quiero compartir con vosotros un chiste interno que mis colegas y yo venimos haciendo desde el primer año de residencia, e introduciros el concepto de Migueilada.

Málaga, Octubre de 2002.

los_siete_magnificos

Trece años ya que conozco a estos mangurrianes, me cago en la puta…

Vivo días emocionantes, soy universitario recién estrenado. No sé cuantas veces os he contado la misma cansina historia, pero lo que es el desmadre de una residencia de estudiantes, donde conozco gente nueva, algunos aún mis mejores amigos, y entre los otros, un director de cine.

Imaginaos, tenemos algunos aún 17 años, ¡y descubrimos que convivíamos con un director de cine! Nos sacaba cuatro o cinco años (era todo un adulto para nosotros), y una de las primeras noches nos contó sus aventuras, tan emocionantes, que al acabar le habríamos chupado la polla si nos lo hubiera pedido. Como no le había llegado su ordenador, no nos podía enseñar ninguno de sus cortometrajes, así que lo dejaríamos para más adelante.

No obstante, con los días nos empezamos a oler la chamusquina. El muchacho fue revelando ser un personaje: infantil, caprichoso, pomposo y creído, de vestimenta extravagante, dudoso léxico (sus ‘asín que’ y sus ‘deque’ me mataban) e inexistente cultura (cinematográfica o de cualquier otro tipo).

¿Por qué le acabamos llamando Miguei? Lo de ‘-guei’ (gay, claro) era porque se depilaba las cejas y era inquietantemente clavado a un cantante llamado Cristian (hasta que apareció el rubio de O-Zone…), y nosotros eramos unos abyectos hijosdeputa… Y lo otro, un juego de palabras con su nombre… ¡porque se llamaba José! (claro que no se llamaba así, pero mientras no ponga como tal su nombre, si es que llegase a leer esto, no me puede denunciar ¡Ahh!)

¿Y por qué ‘Migueilada’? Efectivamente, a las pocas semanas nos convocó para enseñarnos su cacareado cortometraje. Aquella mierda no había por donde cogerla.

A falta del cortometraje original, os pongo este maravilloso videoclip que os traerá tiernos recuerdos: así acabáis con las tripas igual de revueltas que yo. Y si, el tal Miguei era jodidamente clavado al rubio…

Su cortometraje era un rollo onírico, con alucinaciones, un protagonista que se perseguía a si mismo corriendo mediante una pobre edición en Premiere, y una niña/monstruo con tentáculos lisérgicos, todo esto rodado en las calles del centro de Málaga y en un pub de un colega suyo, y efectos digitales de los del Mistery Science Theater 3000. En fin, una cosa risible, sin pies ni cabeza, pero sobre todo pretenciosa. El chaval iba en serio, pretendía dar la sensación de que estaba diciendo algo. Caca, cacaaaaa pestosa. Fue la gota que colmó el vaso (ya venía haciendo unas cuantas jugadas de antes) que hizo que al susodicho director pasamos a hacerle el vacío (de esas cosas que haces con 17 años), y entre dientes pasó a ser conocido como Miguey. Por los siglos de los siglos.

Y aunque a él le olvidamos (ni idea de qué habrá sido del chaval), cada vez que vemos la obra con fuegos artificiales de un cantamañanas, un encantador de serpientes, un vendedor de humo, y en general, cualquier mierda pretenciosa, decimos estar ante una migueilada. Amén.

(…)

Y de esto, ¿qué hemos sacado?

Amigos, que el mundo está lleno de migueis y de migueiladas.

Están por doquier. Estos ni miran la Wikipedia. Estos sencillamente hacen, tiran para adelante, ven algo con lo que flipan (normalmente algo de moda en ese momento), y lo entiendan o no, creen que ellos también lo pueden hacer. No solo copiar, no no, creen que lo pueden mejorar. Y lo creen honestamente, de corazón.

(…)

Pero esto tiene una segunda lectura.

Entre los amigos (esos mismos que mencionaba al principio), también tenemos un running joke interno referente a esto, que he de contar. Dado nuestro gusto por el cine, llevamos años coqueteando, vagamente, con la idea de hacer un cortometraje (obviamente tendría que ser comedia/acción, por la cosa de ser los géneros más indulgentes y que más familiares nos resultan). Llevamos diciéndolo desde hace más de diez años, ¿Habéis visto algún corto nuestro? Pues nosotros tampoco. Entre una mezcla de evidente pereza, y cierto sentido autocrítico, y de respeto al personal y al arte, aquí estamos. Nos lamentamos de que nunca hacemos nada al respecto, mientras criticamos a Miguei, que se ‘hincha’ de hacer cortos (dije antes que no sé que fue de él, pero alguna cosa más suya vimos años más tarde). Son cacufa todos ellos, auténticos cortos mierder, pero los hace. Hace lo que le gusta. Una cámara, un ordenador, y voluntad. Nosotros también tenemos los dos primeros.

Y aquí estamos. Haced vuestra lectura.