Marvel Cinematic Universe

avengers-wallpaper-the-avengers-Robert-Downey-Jr1.

Acabo de ver la última película que me quedaba por ver de estas perlas del entrenimiento palomitero puro y duro que vienen siendo las de Marvel Cinematic Universe (Spiderman, X-men y Fantastic-4 aparte…), y me apetece hacer un repaso breve por todas ellas.

Ahí van, por orden aproximado de preferencia.

 

10) The Incredible Hulk (2008)

447751636_AflamHQ.com_

Lo peor: La más floja de la serie. Muy ‘Michael Bay’ todo, con un montaje epiléptico e incomprensible. Mis respetos para Norton, pero para mi, con diferencia, el Bruce Banner más flojo (teniendo en cuenta que tanto Bana como Ruffalo me gustaron bastante)
Lo mejor: Que siendo de las peores de la serie, no es mala del todo, pues no cae en niveles Linterna Verde o Ghost Rider. Y Liv Tyler, claro, por salvar algo.
Aprobado raspado

 

9) Thor: Dark World (2013)

thor-2-poster-dark-world-chris-hemsworth

Lo peor: Rutinaria. El malo es muy de cartón. Choca ver que a estas alturas los de Marvel se relajen, con el nivel que parece que sabían mantener, aunque entiendo que puedan empezar a aquejar el mal ‘Bola de Dragón’ al tener que enfrentarse en cada película a una amenaza mayor que en la anterior, y la Tierra, empezar a quedarse pequeña. Esperaba más, la verdad.
Lo mejor: Por supuesto, Natalie Portman. Hiddleston como Loki cae inevitablemente bien. Todo lo que es el diseño, especialmente hablando de Asgard. Y, oh si, Anthony Hopkins, y su excelente dicción, una delicia.
Aprobadillo

 

8) Ironman 2 (2010)

iron_man_int_1200

Lo peor: Rutinaria y por momentos escandalosamente aburrida, la forma en la que (no) avanza la historia en ciertos tramos es digna de ser estudiada. Mickey Rourke, desaprovechado. Y a Gwyneth Paltrow, que no la trago. Visto en retrospectiva, choca que a Ironman se le descuidara tanto, cuando hablamos del heroe más carismático que tiene la Marvel.
Lo mejor: Sam Rockwell tiene unos cuantos puntazos como Justin Hammer, es todo un personaje el suyo. Hablamos de una peli de Ironman con todos sus cacharritos: qué más queréis que os diga. Y, ay, Scarlett, hazme una llave de esas tuyas…
Aprobado

 

7) Guardians of the Galaxy (2014)

guardians-of-the-galaxy-poster-2

Lo mejor: “I am Groot”, jeje. Muy entretenida, cachonda, con personajes queribles. Fácil de ver, y cae ya dentro de ‘las buenas’.
Lo peor: Que se quede en ‘presentación’, en sensación de que a estos personajes no se las ha sacado el jugo que se les puede sacar, que han delegado en segundas partes. Tan fácil de ver, como de olvidar: que en habiendome gustado, al final ni fu, ni fa…
Entre el aprobado y el notable…

 

6) Thor (2011)

Thor_Official_Poster

Lo peor: No se me ocurre nada en especial, tal vez debería volver a verla.
Lo mejor: La sensación al verla de que en Marvel habían aprendido el arte de hacer una película de superheroes decente, se ponga lo que se ponga de por medio, superando al fin la anterior década plagada de experimentos fallidos. Tiene bastantes puntos de humor que a su manera, también me hacen gracia. Y Natalie Portman, ¡Natalie Portman!. Ahora, que Kat Dennings también tiene lo suyo…
Notable.

 

5) Captain America: The First Avenger (2011)

captain_america_the_first_avenger_ver6

Lo peor: Ninguna gran queja, una película amable y correcta en todo.
Lo mejor: Que hayan conseguido representar al Vengador más completo en valores y en mensaje, sin que haya que taparse la nariz por tufo a patrioterismo cojonero.
Notable.

 

4) Ironman 3 (2013)

iron man 3 poster-1

Lo peor: La veo como un cierre un poco precipitado a la historia de Stark, queremos más. Y que sigo sin poder con Gwyneth…
Lo mejor: Ese humor tan noventero de Shane Black le viene genial a Tony, una pena que no se hubieran ‘casado’ antes (dada especialmente lo rana que salió la anterior). La banda sonora, un pasón. Y Ben Kingsley, jajaja, menudo crack, su personaje es uno de los grandes descubrimientos de este universo.
Notable.

 

3) Capitán America: The Winter Soldier (2014)

capt

Lo peor: ¿Hydra? ¿En serio, otra vez?
Lo mejor: Las peleas y las escenas de acción en general son animales, brutales, de lo mejor que he visto en toda la saga. Hablamos del Vengador más físico y más con los pies en la tierra y en ese sentido no decepciona. Y especialmente, el hecho de que sea la película de este Universo más seria y a la que al menos se le puede sacar una lectura: el dilema en este mundo conectado entre libertad de expresión y privacidad, entre libertad a secas y seguridad. Una verdadera sorpresa, no esperaba tanto de esta película.
Notable alto.

 

2) Ironman (2008)

M Payoff 1sht

Lo peor: Bridges está genial, pero como malo sabe a poco. Y si, adivinad…
Lo mejor: Por Dios, la revelación de Robert Downey Jr. como el mejor Tony Stark posible. Compite en una liga distinta que el Batman de Nolan, pero en su propio terreno, creo que es de la mejor película de superheroes (a título individual) que se ha hecho. El comienzo de todo esto.
Notable alto.

 

1) The Avengers (2012)

the-avengers-poster (1)

Lo peor: Cierta ñoñería, cierto aspectos naive que hacen que la peli no aguante tan bien unos cuantos revisionados.
Lo mejor:  Joss Whedon. Que sepa brindarnos su humor y sus guiños y metarreferencias tan características. Como director de acción no es lo mejor que podemos encontrar, pero sabe mimar a cada personaje, y hacer que acabemos ‘saciados’ con este plato fuerte que es verlos a todos al fin reunidos. Oh si, verlos a todos reunidos. Pero sobre todo, a Hulk.
Si alguna lo tiene, es esta: Sobresaliente.

(…)

 

Si algo me da coraje, en general, es la falta de coherencia entre compositores en las bandas sonoras, el mismo mal que plaga la saga de Star Trek, por ejemplo. El resultado es que tenemos hasta cuatro temas para Ironman (cuatro compositores en cuatro películas, ¡Dios!). Vale que hay mucha riqueza de estilos, pero me molesta que no se respeten leitmotifs especialmente conseguidos, pues ni siquiera Alan Silvestri, compositor de la primera del Capitán América y de Los Vengadores (el de Steve Rogers es el único tema que suena en más de una película), volverá para La Era de Ultrón, lo que con total probabilidad significará también echar al traste el excelente tema con que acompañó al grupo y podeis escuchar aquí:

 

En fin, esperemos que en la ‘Fase 3′, los de la Marvel sepan aguantar el tipo. Si, La Era de Ultrón tiene buena pinta, aunque por primera vez, hay un trailer de Marvel (a estas alturas creo que todos tenemos ya desarrollado ese olfato…) que huele a cacufa: el de Ant-Man. ¿Está la Marvel próxima a saltar su tiburón? Iremos viendo.

 

Nerdismos, fandosidades, y otras migueiladas: Impostores del chichinabo (2 de 2)

(Viene de aquí)

Y ahora, muchachada, quiero compartir con vosotros un chiste interno que mis colegas y yo venimos haciendo desde el primer año de residencia, e introduciros el concepto de Migueilada.

Málaga, Octubre de 2002.

los_siete_magnificos

Trece años ya que conozco a estos mangurrianes, me cago en la puta…

Vivo días emocionantes, soy universitario recién estrenado. No sé cuantas veces os he contado la misma cansina historia, pero lo que es el desmadre de una residencia de estudiantes, donde conozco gente nueva, algunos aún mis mejores amigos, y entre los otros, un director de cine.

Imaginaos, tenemos algunos aún 17 años, ¡y descubrimos que convivíamos con un director de cine! Nos sacaba cuatro o cinco años (era todo un adulto para nosotros), y una de las primeras noches nos contó sus aventuras, tan emocionantes, que al acabar le habríamos chupado la polla si nos lo hubiera pedido. Como no le había llegado su ordenador, no nos podía enseñar ninguno de sus cortometrajes, así que lo dejaríamos para más adelante.

No obstante, con los días nos empezamos a oler la chamusquina. El muchacho fue revelando ser un personaje: infantil, caprichoso, pomposo y creído, de vestimenta extravagante, dudoso léxico (sus ‘asín que’ y sus ‘deque’ me mataban) e inexistente cultura (cinematográfica o de cualquier otro tipo).

¿Por qué le acabamos llamando Miguei? Lo de ‘-guei’ (gay, claro) era porque se depilaba las cejas y era inquietantemente clavado a un cantante llamado Cristian (hasta que apareció el rubio de O-Zone…), y nosotros eramos unos abyectos hijosdeputa… Y lo otro, un juego de palabras con su nombre… ¡porque se llamaba José! (claro que no se llamaba así, pero mientras no ponga como tal su nombre, si es que llegase a leer esto, no me puede denunciar ¡Ahh!)

¿Y por qué ‘Migueilada’? Efectivamente, a las pocas semanas nos convocó para enseñarnos su cacareado cortometraje. Aquella mierda no había por donde cogerla.

A falta del cortometraje original, os pongo este maravilloso videoclip que os traerá tiernos recuerdos: así acabáis con las tripas igual de revueltas que yo. Y si, el tal Miguei era jodidamente clavado al rubio…

Su cortometraje era un rollo onírico, con alucinaciones, un protagonista que se perseguía a si mismo corriendo mediante una pobre edición en Premiere, y una niña/monstruo con tentáculos lisérgicos, todo esto rodado en las calles del centro de Málaga y en un pub de un colega suyo, y efectos digitales de los del Mistery Science Theater 3000. En fin, una cosa risible, sin pies ni cabeza, pero sobre todo pretenciosa. El chaval iba en serio, pretendía dar la sensación de que estaba diciendo algo. Caca, cacaaaaa pestosa. Fue la gota que colmó el vaso (ya venía haciendo unas cuantas jugadas de antes) que hizo que al susodicho director pasamos a hacerle el vacío (de esas cosas que haces con 17 años), y entre dientes pasó a ser conocido como Miguey. Por los siglos de los siglos.

Y aunque a él le olvidamos (ni idea de qué habrá sido del chaval), cada vez que vemos la obra con fuegos artificiales de un cantamañanas, un encantador de serpientes, un vendedor de humo, y en general, cualquier mierda pretenciosa, decimos estar ante una migueilada. Amén.

(…)

Y de esto, ¿qué hemos sacado?

Amigos, que el mundo está lleno de migueis y de migueiladas.

Están por doquier. Estos ni miran la Wikipedia. Estos sencillamente hacen, tiran para adelante, ven algo con lo que flipan (normalmente algo de moda en ese momento), y lo entiendan o no, creen que ellos también lo pueden hacer. No solo copiar, no no, creen que lo pueden mejorar. Y lo creen honestamente, de corazón.

(…)

Pero esto tiene una segunda lectura.

Entre los amigos (esos mismos que mencionaba al principio), también tenemos un running joke interno referente a esto, que he de contar. Dado nuestro gusto por el cine, llevamos años coqueteando, vagamente, con la idea de hacer un cortometraje (obviamente tendría que ser comedia/acción, por la cosa de ser los géneros más indulgentes y que más familiares nos resultan). Llevamos diciéndolo desde hace más de diez años, ¿Habéis visto algún corto nuestro? Pues nosotros tampoco. Entre una mezcla de evidente pereza, y cierto sentido autocrítico, y de respeto al personal y al arte, aquí estamos. Nos lamentamos de que nunca hacemos nada al respecto, mientras criticamos a Miguei, que se ‘hincha’ de hacer cortos (dije antes que no sé que fue de él, pero alguna cosa más suya vimos años más tarde). Son cacufa todos ellos, auténticos cortos mierder, pero los hace. Hace lo que le gusta. Una cámara, un ordenador, y voluntad. Nosotros también tenemos los dos primeros.

Y aquí estamos. Haced vuestra lectura.

Fandosidades, simbologías, y otras migueiladas: Nolan, Kubrick y Scott (1 de 2)

Hace unas semanas, hablando con un buen amigo, tuvimos una charla (bueno, habló básicamente él) sobre la simbología existente en Interstellar.

INTERSTELLAR

Alguien está a punto de traer a alguien de de entre los muertos…

Me comentó bastantes similitudes que a él le parecían evidentes,  con infinidad de referencias bíblicas, hindúes, budistas, y especialmente, a la Divina Comedia de Dante*; referencias que a mi, en su mayoría, me pasan completamente por encima de la cabeza. Ya os pudisteis dar cuenta que no hice ninguna referencia a eso (ni siquiera a la más explícita, el hecho de que las misiones Lázaro se llamen así), bien, porque como ya digo, las ignoro, o bien porque las veo tan evidentes que no me quería detener en ellas. O que, como toda referencia bíblica (especialmente bíblica, por lo fáciles que me parecen), me aburren. No lo sé. Lo que si sé, es que el discurso de mi amigo me pareció todo lo contrario a aburrido, nada rebuscado, y tal vez le decepcioné al no ofrecerle réplica, y en vez de eso, asentí como un tonto a todo lo que me dijo.

*De hecho, ha hecho un blog cuya primera entrada la ha dedicado a hablar de esto, de lo cual me alegro mucho :)

El caso, es que por supuesto que tengo fe en la cultura de mi amigo, y no dudo que si esas referencias él ve tan claras, estarán ahí. No se trata de poner en duda la propia capacidad de analizar de mi amigo, sino la capacidad de los hermanos Nolan de llenar su obra de todas esas referencias: además de mi colega, ellos gozan también de mi crédito. Y como tengo precedentes de casos en las que algunas películas me gustaban mucho antes de que las comprendiese plenamente (sin ir más lejos, era sensible al magnetismo y poder visual de Kubrick y su “2001: Odisea en el Espacio”, años antes de que alguien me explicara qué coño hacía el monolito con los simios), en lo que a mi amigo e Interstellar se refiere, aceptamos barco.

Vertical-alignment-view-of-moon-sun-and-slab-from-Stanley-Kubricks-2001-A-Space-Odyssey

(…)

Dicho esto, y bien sabido que la historia del arte está llena de referencias y metarreferencias puestas de forma consciente (o inconsciente*) por parte del autor, y sin entrar en el cenagal de intentar distinguir lo que es influencia, de referencia, de homenaje, y todos estos del descarado plagio (por no caer en el agujero negro de intentar averiguar que es la ‘originalidad’, aunque ya intenté hablar una vez de eso), también debemos insistir,

  • Primero, en que aquello de ‘dejar la interpretación abierta al público‘ es un comodín que jamás, ningún autor en la historia, ha usado </ironia off>;
  • Y segundo, que muchas interpretaciones que se hacen, aun siendo plausibles, son a menudo no solo descartadas por el autor, sino a menudo incluso negadas de forma rotunda por este.

*Un ejemplo de referencia inconsciente en la que puede caer un autor puede ser cualquiera que se haga al número 12. Se repite consistentemente a lo largo de la historia de las religiones, probablemente a consecuencia de que la Luna completa 12 ciclos al año, pero es además un número con una batería de propiedades interesantes, y que aparece a menudo en numerosas construcciones geométricas y matemáticas. Un autor siempre puede decir que usó el número 12 en cierta ocasión porque sencillamente es un número “bonito” o “útil”, más que como una referencia a los apóstoles o a los ‘Jyotirlinga’ (cosa que acabo de mirar en la wikipedia, obviously); algo que en cualquier caso, también nos obliga a preguntarnos por qué nuestros antepasados escogieron ese número en primer lugar.

 

El casoPrometheus

619RVmfxPDL._SL1200_

¿A quién hay que matar para que salga una película que sea un plano de dos horacas de una nave espacial reentrando en la atmósfera? Si me pagais lo mismo hasta la hago yo.

 

En su día fui a verla al cine, y bueno, como siempre he sido una puta que me he vendido muy barato cada vez que me ponen planos de naves en el espacio, dije que pagar por la entrada había merecido la pena. Sobre ese punto concreto sigo estando de acuerdo (ea, qué queréis que le haga), pero donde me corrijo es en la suavidad con la que por lo demás, traté a la película: hoy por hoy, es la decepción más grande que jamás me he llevado en una sala de cine.

Su guión me parece tan vil y perversamente malo que para mi hasta estropea la experiencia de las obras previas de los principales implicados en esa desfachatez (R. Scott y D. Lindelof), a saber, precisamente aquella de la que es Prometheus precuela, Alien; y Lost, serie a la que, por sus personajes, quise mucho, incluyendo su final. Pero el guión de Prometheus tiene tal cantidad de agujeros, y de tal calibre, que se me hace difícil, muy difícil, cogerla por alguna parte (lastima por el excelente diseño de producción). Si la peli fuese más sencilla (a sencillez, Alien no la gana nadie) estaría bien, pero Lindelof se llena la boca de palabras y conceptos que le vienen tan grandes, que el batacazo es descomunal.

Pues bien, me llamó poderosamente la atención que Prometheus diera carnaza a los frikazos, mentes privilegiadas las suyas (permitidme el sarcasmo) que decidieron hurgar en los significados ocultos (y los evidentes), interpretaciones y demás mierdas y pérdidas de tiempo que pudiera ofrecer la película. Muy Iker Jimenez todo, la verdad, rollo que si de dónde venían los ingenieros, que si cual era su verdadero propósito… todo muy esotérico. Película, cuyo guión, no olvidemos, es obra de un perro llamado Damon Lindelof, que después de aquella apoplejía, es para echarlo a comer aparte*.

*Si, y esto lo dice uno al que Star Trek Into Darkness le encantó. Así estamos de la chola.

prometheus-engineer-0682012-203343

Imagen de un ingeniero, ingeniandoselas para ingeniar muchos ingenios de esos de los suyos.

 

A donde voy, es que ninguna de esas teorías que construye la fandosidad, por muy encomiables que sean, me merecen el más mínimo crédito más allá que como mero entretenimiento, porque se sustentan en la nada de un guión flojo, endeble, mal construido, que no se tiene en pie.

Amigos, aquí de lo que se trata es de la diferencia entre la obra de un verdadero erudito (Borges, o un ejemplo cercano, Tolkien), cuya obra estará empapada de influencias incluso cuando no haya referencias culturales explícitas, y la de un “iluminado” de los que hacen como que entienden leyéndose el primer párrafo de la Wikipedia . Lo digo en serio, de los segundos hay suficientes, como para encima, hacerles el trabajo que ellos tendrían que haber hecho, y buscarles (leamos bien: fabricar) sentidos ocultos e interpretaciones alternativas a su obra, que al perpetrador original estaban muy lejos de habérsele ocurrido, y le vienen luego de puta madre de cara a justificar su obra.

(…)

Cosas así, con la distancia y la edad, claro, te hacen pensar. Lo que voy a decir, ya que hablaba hace un momento de Ridley Scott, se podria extender a Alien y Blade Runner, pero voy a detenerme en un clásico de mi generación. Recuerdo que Matrix, que a muchos quinceañeros y no tan quinceañeros nos flipó, fue tachada por muchos de pretenciosa, artificiosa y tener grandes agujeros argumentales (especialmente, lo de usar humanos como fuente de energía, algo termodinámicamente imposible). Y aunque había muchos niveles a los que leer la película, muchos significados también se los buscamos (leasé: añadimos) los fans, a menudo probablemente sobrepasando lo que los creadores tenían en la cabeza. Al llegar Matrix Reloaded y Revolutions (que a mi, ni fu, ni fa) recuerdo lo cansinos estuvieron durante la promoción con lo de responder, a los críticos que la atacaban, que si les disgustaba era porque en verdad “no la entendían” (pienso que si una película carece de buen guión, buenas interpretaciones, buen ritmo… ninguna ‘revelación cósmica’ la salva). Y más tarde, Cloud Atlas, que aunque me pareció aceptable e bastante emotiva, me olió a ‘uy, estos Wachowski solo saben hacer una película’*, incluyendo la repetición descarada de un punto crítico del argumento de Matrix, y para más inri, disculpándolo con un chiste sobre otro clásico setentero que ya usó ese mismo plot device. Pues si, todo esto te hace reconsiderar si con Matrix a los Wachowski se le alinearon los planetas, les salió así de potra, o sencillamente Matrix lo mismo no es tan buena

*Y agarraos que ya mismo estrenan “Jupiter Rising” y lo mismo me tengo que replantear toda mi adolescencia

 

Pero volvamos a Lindelof y estos impostores del chichinabo, atacarlos en cierta medida es errar el tiro: al menos ellos miran en la Wikipedia, que, con lo que voy a decir, casi hay que darles las gracias. Hay otros. Estan los Migueis, y sus migueiladas. 

Los conocéis, y están por todas partes. Lo explicaré en la segunda parte.

 

Máster de Profesorado en Granada, os pongo al día

Iba queriendo hablar de esto. Acabo de soltar un par de entregas gordas y ahora me veo con el tiempo de poneros un poco al día. Llevo dos meses viviendo en Granada, con todo el ajetreo que quiero tener, lo que viene a ser decir lo mismo que que estoy muy agustico. Comparto un piso bonico y muy barato con gente mu apañá, echo mis horas de trabajo, voy con muchas ganas a clase, mis gastos son moderados, y al mismo tiempo tengo una vida social bastante interesante, especialmente si la comparamos con la que tenía cuando mi anterior trabajo, viviendo en mi pueblo. El caso es que Granada, hasta el momento, está siendo todo lo que esperaba de ella, que dicho sea de paso, era bastante.

Mirador de San Nicolas

El mirador de San Nicolas, irónicamente visto desde la Alhambra. Si, todo eso es gente.

Ya dije que es una ciudad a la que tengo mucho cariño, que además de ser bonita de cojones y tener mucha menos mala follá de la que se dice, la llevo conociendo años a través de experiencias vamos a decir, curiosas (se puede decir que la empecé a conocer a base de botellones, y de hecho mis primeros recuerdos de ella empiezan por un ‘anda, en esta plaza es donde aquella vez…’ xD). Ciertamente no hay momento para el aburrimiento, y teniendo en cuenta la cantidad de gente que ya conocía de antes que vive o es de aquí, solo me faltaba finalmente venirme. Y aquí estoy.

Pero quiero enfocarme en lo que está siendo la experiencia de formarme como docente en el Máster de Profesor de Secundaria que estoy cursando, el mismo del que nuestro profesor de sociología (Pablo Galindo Calvo) dijo el primer día que no sabía “qué tipo de reflexiones esperar de un grupo de Ingenieros” y que acabó en su despedida diciendo que era “uno de los grupos más interesantes que ha tenido nunca” (y que no dudará en cogerse el año que viene de nuevo a alumnos de la rama técnica).

Untitled

Así se ve ahora Sierra Nevada, con el campanario de San Miguel Bajo y parte de la Alhambra delante, desde el mismo centro de Granada (concretamente desde la Caleta)

Sigue leyendo

Terrorismo ilustrado

Tiene huevos que el primer post de 2015 vaya sobre esto. Lo siento de verdad. Ya me hubiera gustado a mi hacerlo sobre algo ligero, sobre fotografía, sobre Granada, sobre cualquier gilipollez. No.

Ayer tres animales atacaron a un símbolo de uno nuestros pilares básicos, la sátira, y asesinaron a 12 personas. No mataron a niños, no mataron a inocentes. Mataron a gente que ya se sabían señalados, y aun así, que seguían con valentía y responsabilidad ejercitando un músculo que en cuanto no se usa, se atrofia y muere: la libertad, en este caso, la de expresión. Y es que cuando nos callamos, ya han ganado.

(…)

No conozco el terrorismo. No como adulto. He crecido en un país en el que existía ETA y también la he visto desaparecer, y empieza a hacer ya tiempo de eso. El 11S lo recuerdo con mera fascinación histórica, y el 11M no puedo decir que me afectara realmente. Fue una movida, si, pero no me conmocionó. Era inmaduro, tonto, poco sociable, ¿inocente? Un niño. Esas cosas nunca me afectaron como ahora ya si me afectan este tipo de cosas.

Ayer, hoy, veo las imágenes del policía en el suelo y se me enciende algo. Me tiemblan las manos. ¿Dick Cheney? tienes mi carta blanca. Me sale el nazi. Cargaos ya a todos los putos moros y nos dejamos de hostias. Te viene, claro que te viene.

Ciertamente no aguanto a los barbudos*. Pero las soluciones, en caliente, no. Eso si lo aprendí hace tiempo. El uso de la violencia supone el fracaso de todo lo demás: del diálogo, del entendimiento, de la civilización. Y recordemos que a ETA se la derrotó política y policialmente, desde la democracia, no desde el juego sucio que los alimentaba ideológicamente, que los convertía en mártires, que les daba aún más argumentos y razón de ser.

*Que por cierto, de esos en Birmingham había a paladas. Tantos como mujeres con burka.

Para luchar contra el terror, ¿debemos de renunciar a nuestros principios? ¿Si no, nos comen estos hijosdeputa? ¿Seguridad a cambio de privacidad? Desde luego no podemos pecar de mojigatos, de democracia boba y que nos entren escalofríos cada vez que nos hablen de ‘registrar los nombres de quienes vuelan a países en conflicto’. Precisamente, creo que una democracia sólida es aquella que puede soportar pequeñas concesiones, sin entrar en una crisis existencial. Si practicar estas formalidades, que posiblemente faciliten realmente la labor policial*, nos hace alarmarnos por al borde del abismo, es que estamos de verdad jodidos.

*De verdad lo creo. Tal vez peque de inocente, pero supongo que es tema para otro post.

(…)

¿Sabéis quien hizo lo de ayer? (y por favor, no me vengáis con conspiraciones, que llamo a Mills) Estos cobardes, estos hijosdeputa, son Islamistas radicales.

No, no he leído el Corán, no he visitado ninguno de sus países, y el contacto que he tenido con musulmanes ha sido poco más que de colegueo, y con los que podría llamar ‘los más abiertos’. Por eso, voy a intentar no generalizar y no decir ninguna barbaridad.

Estos hijosdeputa, estos Islamistas radicales, son de los ‘Ilustrados’. Son unos iluminados comprometidos con la causa y defensores, por supuesto, de la auténtica verdad. Y resultan ser, en muchos casos, gente que ha vivido aquí, en Europa, que nos conocen, gente que irónicamente ha “visto mundo” y que saben lo corrompido* y decadente que está Occidente. Y piensan que deben hacer despertar de su aturdimiento, de su ignorancia (son conscientes de ello, lo ven así) a su fuerza demográfica, que no sabe lo mal que está el mundo, a través de la interpretación literal** de la palabra revelada a un personaje que escuchaba cosas hace muchos años en medio del desierto.

*Y en muchos sentidos, vaya que si lo estamos. Pero ja me maten si me dicen que me tengo que cambiar de esta sociedad a la suya.

**Si, de forma literal, y tres pueblos mas pa’ llá. Pero una interpretación literal a secas del Coran, al igual que de la Biblia, es por si sola pa cagarse.

 

¿Existe el Islam moderado? Veamos. El cristianismo fue bárbaro, no menos bárbaro que algunas cosas que vemos aún en las noticias en algunos de esos países; y fue bárbaro no hace muchos siglos, ni siquiera décadas. El Renacimiento y luego la Ilustración coincidieron en el tiempo con lo peor de la Inquisición. El cristianismo fue bárbaro, si: de ahí venimos, y aquí estamos. Lo nuestro nos ha costado. Con revoluciones, con guerras bestiales de por medio, paso a paso, conquista a conquista, lección a lección… Mirando atrás, que nuestras preocupaciones actuales sean paro y corrupción, seamos honestos por un segundo, son pecata minuta.

De nuevo, ¿existe el Islam moderado? Sin duda. Y lo dice uno al que decir ‘islam moderado’ le suena igual que ‘conservador moderado’ o ‘religión moderada’. Entendedme con que retranca digo que ‘no sé si esas cosas pueden existir’, pero si, existe un espacio en el Islam para la convivencia, para el respeto mutuo, para el cumplimiento completo de los derechos humanos, sin matices, sin un “si, bueno, peroesque”. La cristiandad renunció poco a poco a muchos de sus preceptos porque se entendió que no eran coherentes, no coherentes con una dignidad, con un respeto a la persona. Seguimos siendo de raíces cristianas, pero nuestra sociedad evolucionó. Dejamos cosas atrás. Aprendimos.

¿Pueden hacerlo ellos también? De verdad, eso espero, eso deseo.

Pero les queda un camino por recorrer de la hostia.

(…)

 

Por supuesto, el horror, el caos, no existe porque si. El caos no existe de forma ordenada, es una contradicción. No se sostiene, colapsa sobre si mismo, se autodestruye. Solo existe cuando algo pasa detrás. Si pretendo hacer un repaso mínimamente honesto, no puedo pasar sin mencionar que mueren por millares en sus países, y en gran medida por ese caramelo que tanto nos gusta llamado petroleo (ah, qué distinta sería la Historia si no hubiera petroleo en estos países…). Nos echan la culpa de sus muertos, de su miseria; y probablemente en buena medida la tenemos. Nos tienen ganas, estamos en su punto de mira. Y sumemos que en notables casos Occidente ha criado monstruos, incluso sin petroleo de por medio. Esa es una parte de la posible explicación, que por supuesto, no es una justificación: no se justifica nada de esta barbaridad, ni nuestros muertos, ni lo suyos. Pero de ser parte de la explicación, ¿lo explica todo? ¿Es solo porque nos tienen ganas? ¿O es su religión, es su cultura, una de bárbaros, radicales e integristas?

No, no son bárbaros. Son tristemente ignorantes, humildes y pobres.

Es triste, pero en esos países, en una civilización así, aún tan analfabeta, no se les pueda dar ‘libertad’, nueva y reluciente, y esperar que sepan usarla de un día para otro. Es un juguete que aún les viene grande. De poco sirve un sistema de gobierno más o menos moderno, cuando viven en la prisión hecha por sus propias creencias, su propia religión, tan estúpida como cualquier otra. Por supuesto que merecen poder elegir a su presidente en unas elecciones libres, ser dueños de su destino, pero eso no sirve de nada si no va acompañado de escolaridad completa y extensiva, de una seguridad social, de un sistema, uf, infinitamente menos corrupto. Todo eso requiere un largo camino. Y tal vez sea verdad que mientras Occidente siga echando mano del petroleo*, difícil va a estar la cosa.

*Ojala, ojala decidamos pronto pasar todos a energías renovables, a ver si así matamos dos pájaros de un tiro…

A los lúcidos que haya, a los luchadores de la libertad; a todos los musulmanes que abrazan la sacralidad de la vida humana y temen, y son víctimas del terrorismo, víctimas de la crudeza de una ideología cerrada, es a los que hay que ayudar, a los que hay proteger de los curas, de los barbudos, de los extremismos.

No es que no aguante a los barbudos, no es que no aguante los extremismos, no es que no aguante el islam, ni tan siquiera las religiones. Lo que no aguanto es la estupidez. Lo que no aguanto es a los que no dejan de ser animales. 

(…)

Antes de cerrar, dejadme hacer un (pen)último matiz: cuidado con decir ‘es que vienen aquí y no se integran’. Este atentado pone las cosas muy fáciles al FN de LePen. Claro, después de todo lo que he dicho, ¿cómo se explica? Hey, llegan aquí, a Europa, y disfrutan de la vida en democracias maduras, con libertades, educación, sanidad, beneficios sociales, ¿Por qué no aprenden, por qué no se integran, por qué no se quedan con lo bueno?

Solo puedo decir, como ex-inmigrante, que esta cosa que nos gusta mucho de decir en España, “allá donde fueres, haz lo que vieres”, queda muy bonito especialmente cuando vas de turisteo con el viaje que han organizado los del ayuntamiento en autobús. Id a vivir al extranjero, sin fecha de retorno, y además de echar de menos a vuestra familia, gente, lugares, y sol, pretended dejar de comer jamón, tortilla de patatas y un buen plataco de lentejas. No os juntéis con españoles, y prohibido TVE Internacional. Y además, intentad hacer amigos del lugar, en un idioma que no es el vuestro, con gente que ya tiene su vida resuelta y su circulo social completo.

Cuidado con esperar mucho de los inmigrantes, que en su mayoría, solo vienen a intentar prosperar con la más mísera de las oportunidades.

Y os lo aseguro, nos conviene que prosperen.

(…)

Tal vez, solo tal vez, esta oscuridad en la que nos envuelve este terror, tal vez esto se trata del viejo adagio de ‘la noche es más oscura justo antes del amanecer’. Cayó el bloque comunista, y no hubo ningún fin de la historia. Cambio climático y sosteniblilidad son el otro gran reto (son lo mismo), que personalmente, me preocupa, que deberían preocuparnos a todos. Pero mientras exista este choque de civilizaciones; porque si, es un choque; no habrá acabado ninguna historia.

Solo cuando ellos vivan bien, solo cuando no estén muertos de hambre, solo cuando no estén desesperados, y no vean como mueren sus hijos -demasiado a menudo por nuestras bombas-; y solo cuando hayan dejado todo eso largamente atrás; cuando matar no sea la única opción de hacer algo importante en la vida, tal vez entonces, el terrorismo islámico sea historia.

Saludos, y Feliz año.

True Detective

Toca seguir hablando de Matthew McConaughey, y su buen amigo Woody Harrelson. Señores, True Detective.

6a00d8341bfb1653ef01a3fcd138e2970b

Actorazos.

No se me ocurre mucho que decir, las palabras filosófica y densa se me quedan cortas (a menudo me he visto volviendo a ver el mismo episodio, o la misma escena, varias veces). La trama policíaca está bien, bastante bien de hecho, pero se da el caso de que no es eso lo que la saca de quedarse en solo bien hecha. ‘Hipnótica’ me parece una palabra justa. ¿Guión, diálogos, desarrollo de personajes? Excelentes, sobresalientes ¿Actores? Buffff…

Claro que hay que hablar de McConaughey, que es de coña lo de este tío, incluso te hace volver a mirar toda su carrera con nuevos ojos (aunque de refilón, eh, ¡no es cosa de llorar sangre!). No abandona su fuerte acento ni muchos de sus manerismos, pero lo que hace con ese personaje, Rust Cohle, tan complejo y roto por la vida, es increíble, realmente increíble. Aún tengo que ver su ‘Dallas Buyers Club’, pero con papeles como este y el de Interstellar, no me pilla nada por sorpresa la racha de premios que lleva, y ya lo dejé caer, entra como una centella en mi lista de actores favoritos. Y cuidado también con Harrelson: además de que su papel es un excelente contrapunto al de su compañero, cada vez que frunce el ceño nos descubre que es capaz de jugar en la misma liga que su buen amigo Matthew.

True Detective diluye fuertemente la linea que separa cine de televisión. Algunos dicen que sabe a poco, efectivamente: ojalá siguiéramos con ellos (ni Matthew ni Woody repetirán), ojala no hubiera acabado, ojala la nueva temporada esté a la altura (consuela pensar que Nic Pizzolatto, único guionista y creador de la serie, sigue detrás), pero ¡Dios, han sido ocho espléndidas horas con estos personajes! ¡En muchas películas no pasamos ni dos horas con los personajes que amamos! En este caso, ¡buah! ¡Qué ocho horas!

ertghj

Ahora hace gracia verlos de esta guisa…

Citaría unas cuantas frases (ya os enlacé arriba esta escena del primer capítulo), pero la idea es que no la habéis visto; por lo que os dejo con los magníficos títulos de crédito, y (si os faltan razones, aquí tenéis más) una muy entusiasmada recomendación por mi parte , con la esperanza de que la descubráis por vosotros mismos.

Nota: tanto me gusta he me he marcado estos dos buenos dibujos. A ver que os parecen.