Comienzo una nueva etapa

Año movidito para mi, este 2014. Igual que el anterior, solo que más mejor. La experiencia en la gris Birmingham, de la que al menos puedo salvar las amistades, fue una travesía por el desierto, y las navidades de 2013 me trajeron no pocos baches. Sin embargo, en marzo comencé un nuevo trabajo que me trajo de vuelta a casa, pudiendo hacer compañía a mi padre, acumulando una experiencia única, y no es cosa de ignorarlo, ahorrando la mayoría de mi sueldo.

Tras seis meses, ha llegado el momento de nuevo de cambiar de aires. Dar un salto, a un sitio no muy lejano pero si muy querido, y darle buen uso a esos ahorros (que no, no los gastaré en lo que pensais), pues mi próximo destino está definido: Granada. 

 

La Ciudad. La más bonita que existe, sin más matices, sin añadidos. Aquella a la que permanece una parte de mi espíritu; allí donde vivió mi padre tantos años en su juventud, donde tantos paisanos míos van a estudiar y donde me hubiera tocado estudiar de no ser porque allí no estaba mi carrera, donde he compartido y vivido tantos momentos, y de donde, irónicamente, son buena parte de los amigos que fuí a conocer en Málaga. También la ciudad con más mala follá por metro cuadrado del Universo, es por eso que insisto, insisto e insisto en lo bonita que es la ciudad de Granada :D

¿Y qué haré allí? Bien, principalmente dos cosas, aparentemente contradictorias pero en la realidad, complementarias.

Destruction of Alderaan

Una de ellas, la razón/excusa por la que es Granada la ciudad elegida (como si ser Granada no fuese bastante buena razón), es que aun habiendo salido un poco escaldado/escarmentado de mi experiencia como delineante y proyectista puro (hasta el punto, lo digo sinceramente, de haber pasado por días en los que me planteaba no ya si me gustaba la ingeniería, sino si valgo para ella), no quiero abandonar este terreno sin darle una oportunidad y empujón a una idea muy verde, una idea que tenemos unos amigos, todos de diversas educaciones técnicas. Un informático, uno de Electrónica, otro de Mecánica, un todavía-proyecto de Ingeniero Industrial, y yo, cerrando el círculo como diseñador industrial. Frikazos todos, y con muchas ideas; ideas tan en fase germinal que ni voy a dar enlaces de momento (que haberlos, haylos). Pero si digo que la idea lleva ya meses siendo una realidad en el BIC de Granada, y que la palabra clave es domótica. Como es natural en toda startup, de lo que se trata es de poner tiempo y esfuerzo de nuestra parte, y de seguir adquiriendo experiencia lo más rápido posible.

 

985_b_0kato

 

La otra, y la razón en sí real para dejar mi actual trabajo, y también, una vez más volar del nido, es ponerme en camino de la que probablemente sea mi vocación innata: la enseñanza. Lo mismo a lo que se dedicó mi padre, mi abuelo, mi tío, y la mitad de mis primos. Lo tengo claro, siempre he llevado dentro el gusto por enseñar y explicar cosas (creo que este blog en gran parte es una viva expresión de eso), y al llegar a este punto de mi vida, me he dado cuenta que es hora de empezar a pedalear, y fuerte, en esa dirección, sin más demora ni dilaciones. Estudiaré el Máster de profesorado para Secundaria, Bchto. y FP (antiguo CAP), aplicado a Tecnología. Este es un primer paso en una dirección, cuyos siguientes pasos naturales son completar mis estudios de Grado para igualar mi actual título como ingeniero Técnico al plan Bolonia, y más adelante, meter cabeza en el mundo de la enseñanza, oposiciones… Pero todo se andará: las batallas, una a una.

Dada la flexibilidad de horarios, podré llevar el Master y el ‘experimento’ al mismo tiempo, pues raspado ya el óxido y la costra de los malos hábitos, y tras una intensa y enderezadora experiencia en la empresa privada, me siento capaz de dar el salto a esta otra aventura. Ahora lo importante es el lugar, y el lugar es Granada.

HDR chiripitiflautico 1

El que decía Bill Clinton que era el atardecer más bello de la Tierra. Quién soy para ponerle en duda.

Y todavía hay más cosas que contar, pero conforme se vayan desarrollando las iré comentando. Ni que decir tiene, os mantendré informado de novedades; saludos y abrazos a todos.

Camino de Santiago: La Experiencia Humana

(English version here)

En el post anterior expliqué unas cuantas razones que a mi parecen bastante buenas para hacer el Camino de Santiago. Todas ellas creo que se condensan en una idea: flexibilidad, para hacerlo y montartelo como tú quieras. Etapas cortas o largas, en plan señorito o en plan tiraete, en soledad e intimidad o en grupo, la elección es vuestra. Más que nunca, caminante, no hay Camino, se hace camino al andar.

Camino de Santiago 2014

Pero os dije que ninguna de esas razones es la que a mi me ha enamorado del Camino.

Lo que me ha enamorado es la gente.

Y esto lo digo yo, que soy introvertido, y aunque con los años no te queda otra que espabilar y que se te quite la tontería, siempre he tenido dificultades para relacionarme. Y es que el Camino, como cualquier otro reto en el que viajas ligero de equipaje, fuera de tu zona de comfort, fuera de lo facil y lo seguro, es una oportunidad, alejada de ataduras, de pulsar el botón de reset, de probarte de nuevo y de ensayarte, y acercarte más a esa persona que deseas ser; una oportunidad de ser más capaz, más auténtico, más grande. Sin dudas ni miedos, sin máscaras ni poses.

Y del mismo modo, aquellos que te encuentras, se hayan igual que tu. Sin las defensas altas, sin miradas raras, sin dobleces. No hay diferencias de edad, sexo o creencias, y desde el más pequeñín (y valiente) hasta el más avezado se han sentido desde el principio integrados donde quisieran, pues no hay lugar para teatros, ¡como si tras andar 30 km diarios quedaran fuerzas o ganas de fingir algo que no se es!

DSC02350

Jadeando, sediento, con dolor en las rodillas y tobillos, y puedo seguir diciendo que esa sonrisa no tiene nada de fingido.

Y tal vez por eso, aparece entonces un sentimiento de hermandad, de buen rollo, de cuidado mutuo, de pura amistad y humanidad, representado en cosas tan sencillas como compartir con alguien ya-no-más desconocido el pan y medio tomate en una cena sencilla; poder dejar el movil cargando bien lejos de tu cama y saber que mañana seguirá ahí, la tranquilidad de poder llevar equipamiento caro (ya se que me puedo traer la cámara buenay la certeza de que si te pasa algo, si te da un mareo, pierdes tu equipaje o tienes cualquier otro problema, por pequeño o grande que sea, siempre alguien te va a ayudar. Por cómo se hacen grandes amigos en pocas horas, y las despedidas tras compartir solo unos kilómetros -incluso en la primera etapa- se hacen ya duras.

Camino de Santiago 2014

Para mi, eso, esta experiencia humana, ha sido lo mejor del Camino.

(…)

 

Respecto a mi, empezar a hacer el Camino era una idea sin cristalizar y por muchos años guardada en el fondo de mi cabeza (tal vez desde 1993, el primer año Xacobeo que se promocionó ampliamente), y que incluso el mismo día de empezar a hacerlo no veía muy clara (¿Llegaré arriba? ¿Aguantaré hasta el final? ¿Me romperé y tendremos que volvernos a casa?). El día que mi padre me planteo hacerlo junto a él -apenas con unas semanas de antelación, y teniendo ya otras ideas para las vacaciones- dije si sin apenas pensarlo, y aunque tuviera la ventaja de tenerle como sherpa, la preparación que tuve fue muy escasa.

 

Desde el recuerdo a mi madre, a quien tanto echamos de menos, y la sana envidia de mi hermana -que por trabajo no ha podido venir, y que sin duda se vendrá con nosotros a continuar la experiencia el año que viene-, la idea era y ha sido disfrutar del Camino junto a mi padre, (ya era la tercera vez que él lo hacía), compartir esta experiencia como padre e hijo, unirnos y conocernos más si cabe, y demostrarnos a nosotros mismos de qué somos capaces.

DSC02346

DSC02347

Junto a mi padre, en lo alto del Pico de Perdón, con Pamplona al fondo. Gracias a Flor por tomar y pasarnos la foto.

Esta fue nuestra elección los primeros días. Por supuesto, el viaje puede ser todo lo solitario, meditativo e íntimo que queráis; y también puede ser todo lo que hay entre eso e ir de forma inseparable con más personas. La elección es vuestra.

Camino de Santiago 2014

Eso si, con todo lo que quiero a mi padre, y por mucho que yo ya tenga 30 años, ¡podeis imaginar lo que es estar casi 10 días juntos!, jajaja, especialmente dado el carácter que ambos tenemos. Algunas escenas, que ahora recuerdo con una sonrisa, se dieron inevitablemente, y al llegar cierto día decidimos mutuamente darnos libertad, y creo que es lo mejor que pudimos hacer, pues es algo que él mismo agradeció. Y pasar de cenar todos los días solos, a vernos de repente sin apenas prepararlo, compartiendo mesa con dos alemanas, dos austríacos, un coreano, una japonesa, ¡un neozelandes! y solo otro español fue algo que a él le abrió los ojos. 

Ambos tenemos la suerte de defendernos en inglés, y al final de esa noche le pude decir ‘¿Ves como así es mejor?’ Desde esa noche, seguimos haciendo el camino juntos, que no revueltos, a nuestro ritmo, y compartiendolo y abriéndonos a más personas. Y haber probado los dos modos (el de haberlo hecho como uña y carne con mi padre, y también hacerlo libremente), creo que era la mejor combinación posible.

Camino de Santiago 2014

Como tantas veces nos dijimos en el camino, ‘tu sigue que ya te alcanzo yo’…

… como solía pasar en las subidas, que era donde yo siempre le adelantaba ;)

 

Y es que, amigas y amigos, lo voy a expresar lo más claramente posible. En mi corta vida guardaba como tesoros hasta ahora dos experiencias que creía únicas y que nunca se volverían a repetir. La primera, mi primer año de Universidad: salir de mi casa, conocer a los que son y siguen siendo mis amigos eternos, y que es algo que casi he narrado en directo desde que escribo aquí. La otra, que me tocó como una segunda lotería, es el año que estuve en Dinamarca como estudiante Erasmus. Es algo de lo que, presumo que sabréis, todo el mundo vuelve hablando maravillas, y no hago más que corroborarlo. Salir ya no de tu casa sino de tu país, y sobre todo, conocer otras culturas, la del país al que vas, y la de tantos estudiantes de tantos países distintos… es algo que te hacer crecer enormemente y no hago más que recomendar a todo el que pueda hacerlo.

Y he aquí la cosa que tiene poder estudiar fuera o hacer un Erasmus: el que pueda hacerlo.

Y tal vez esta es la mejor parte del Camino: todos vosotros, cualquiera, podéis hacerlo. Y esto, a su vez enriquece la misma experiencia con todavía más variedad, en países, razas, edades y creencias. En el Camino, no lo había previsto para nada, he recuperado de nuevo esa sensación, ese desafío gratificante fuera de tu zona de confort, perdido y redescubierto de nuevo, y rodeado de excelentes personas, y me he dado cuenta que lo puedo vivir y repetir cuando quiera, por barato, asequible, y cercano.

Camino de Santiago 2014

Y es que, creo uno no hace el camino solo por el reto, por las ampollas, por los kilometros, por encontrar a su Dios, o a uno mismo, o por reencontrarse con la gente, con los tuyos, con la humanidad. Sino por todas esas razones, a la vez.

Uno hace el camino por sentirse vivo. Uno hace el Camino porque es vida.

 

Será difícil que volvamos a coincidir, pero espero mantener contacto con todos vosotros, los que he conocido en el Camino. Joanna, Chema, Ana, Vicent, Flor, Nicola, Marino, Ramona, Audrey, Albert, Eva, Hi Chi, André, Viola, Jiwon, Choi, Zio, Eufrasio, David, Dirk, Alfonso, Espe, y especialmente a Chiharu y Lee Hyeok -a quienes espero volver a ver pronto- y tantos otros de los que nunca supe vuestro nombre, un placer haber compartido esta breve e intensa experiencia con vosotros. Una pena que apenas tengo fotos con vosotros, espero poder ir recabando las que salieron de vuestras cámaras, para tener un buen recuerdo vuestro. A todos, abrazos fuertes, y en lo que os queda hasta Santiago, y en la vida, ¡Buen Camino!

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

 

St. James Way: The Human Experience

(Original en español aquí)

In my previous post I explained a few reasons that, from my point of view, are good and more or less convincing to do the St. James Way, el Camino de Santiago. All of them can be condensed in one idea: flexibility, to do the Camino and make it in your own way. Short or long stages, in a cheap or expensive way, lonely and intimate or in group, the choice is yours. More than ever, I can use the lines from that poem of Antonio Machado, ‘walker, there is no path, the path is made by walking’ (Caminante, no hay camino, se hace camino al andar)

Camino de Santiago 2014

But I told you that no one of those reasons is the one that had make me to fall in love with the Camino.

What had make me to fall in love with the Camino is the people. 

And this is me saying this, being myself someone introvert; and despite years had made me to wake up and throw away all the nonsense, I’ve always had difficulties to mix with other people. And it happens that the Camino, as any other challenge in which you travel light, out of your comfort zone, running away from the ‘easy’ and ‘safe’, is an opportunity -no strings attached- to hit the ‘reset’ button, to test yourself again, and to come closer to that person you want to be. An opportunity to be more capable, more authentic, bigger. Without masks nor pretenses, without hesitations nor fears.

And in a similar manner, all those you encounter feel the same way as you do. No ‘raised defenses’, no weird looks, no hidden intentions. No differences in age, sex or faiths, from the youngest (and bravest) one to the most experienced, they fit in whenever, wherever and with whoever they want to, since there is no place for deceit, ¡as if it could be possible, after walking 30 km each day, to still have the willing to pretend to be something you are not!

DSC02350

Panting, gasping, thirsty, with knee and ankle aches, and yet I can say that that smile is completely honest.

Sigue leyendo

Caminante, no hay camino…

(English version here)

Señoras y caballeros, ayer volví de mi primer recorrido por una parte del Camino de Santiago. Primer tanteo, que no último.

Camino de Santiago 2014

9 días, 204 kilómetros, hasta 30 km y 1200 metros de desnivel en un solo día, tocando dos países y hasta tres comunidades autónomas distintas, y con una mochila de 6 kg a cuestas. Todos esos, son los números. Lluvia (breve pero intensa), sol (mucho), frío, calor, niebla, viento, sed, bronceado, ampollas (pocas), fistros duodenales (bastantes), dolores musculares, articulares, en los huesos, en el sistema nervioso, en lo más profundo del ser…

¿Por qué iba alguien a querer hacer ni siquiera una parte del Camino de Santiago?

Camino de Santiago 2014

¿Por motivos de fe y/o religiosos? ¿Por meditar, por hallarse a uno mismo? ¿Por explorar tus límites físicos? ¿Por autoimponerse un castigo expiatorio?


Bueno, todas esas son buenas razones para mucha gente. No digo que hacerlo por encontrar a Dios sea una mala razón (ya sabéis que no es la mía); por lo pronto, dejadme tentaros con unas pocas más que creo que también son buenas:

 

  • Es una forma muy barata de pasar tus vacaciones

Dejando de lado el transporte desde tu casa, dado que muchos albergues municipales o de caracter religioso funcionan con la voluntad (aunque precisamente ha sido en estos donde nunca he puesto menos de 10€); dado puedes lavar la ropa a mano, y dado si te organizas con más gente puedes cocinar en común y comer de forma muy digna, es fácil gastar menos de 20€ diarios. También puedes ir del taco, comer y cenar en restaurante todos los días, pagar por usar la lavadora y la secadora (que hay en TODOS los albergues), e ir a albergues privados, reservando previamente, con lujo acorde al precio. O ir de tirado y comer bocata y cenar sopa de sobre todos los días. O un mix de todos ellos. Opciones, no van a faltar, pero el precio definitivamente no es una excusa.

Camino de Santiago 2014

Mi padre, el mismo que de espaldas aparece en casi todas las fotos. Y como podéis imaginar, apenas aparezco en ninguna foto (aparte de las que me vayan pasando los amigos del camino, hechas con sus cámaras), si no es a base de selfies, porque pedirle a mi padre hacer una foto es casi lo mismo que pedirle que haga el Camino por motivos religiosos… xD

 

  • No hace falta hacerlo entero

Muchos, como yo, tienen una limitación de tiempo esencial: lo que las vacaciones de turno dan de si. Hacer el camino francés, casi 800 km, lleva un mes, y son pocos los que disponen de ese tiempo. Nadie te obliga a hacerlo del tirón, nadie te obliga a hacerlo entero, y nadie te dice cómo hacerlo ni deshacerlo, ni cómo modificarlo a tu antojo. En mi caso, ya seguiré otro año desde donde lo dejé este. O tal vez lo repita desde la frontera francesa, que ha sido lo que más me ha gustado. O tal vez me vaya hasta Astorga o Ponferrada. O tal vez haga el camino del Norte. Tal vez tenga una semana, tal vez dos, o tal vez la próxima vez que tenga un hueco de cuatro días los aprovecharé. Tal vez haga etapas de 10 km en vez de 25. O tal vez las haga de 40. O tal vez, todo…

Camino de Santiago 2014

Abandonando Francia, tras unos 10 km empezado nuestro Camino. En ese momento eché de menos algún Gandalf garrote en mano gritando “¡NO-PUEDES-PASAR!!”…

  • Es sano. 

Reforzarás tu tronco inferior, y si te basas fuertemente en los bastones, también puedes echar buenos triceps. Además de ganar resistencia física y mental, andando una media de 25 km diarios gastas unas 1500-2000 Kcal, lo que es sin duda una buena forma de perder peso. Eso es casi lo que sueles comer cada día, así que las gallinas que entran por las que salen: no es necesario, ni siquiera recomendable, que te prives de comer bien (yo por lo menos, he comido de puta madre todos los días, y aún así, he perdido cerca de cinco kilos…)

Camino de Santiago 2014

En lo alto del Pico del Perdón, pasada Pamplona. Como dije, si no es a base de selfies, no aparezco en ninguna foto. Esos molinos los estuvimos viendo desde el día anterior, todo ese día por 15 km hasta alcanzarlos, y aún los siguientes 15 hasta llegar a nuestro descanso, y aún a la mañana siguiente pudimos seguir viendolos a lo lejos por unas horas. Salimos bien de molinos, si, benditos molinos.

 

  • Ves, cruzas y visitas parajes preciosos.

Oh, ¡ese verdor del norte de Navarra! ¡Esas vides de La Rioja! ¡Esos campos de girasol y trigo de Castilla! ¡¡Ese olor a mierda de vaca de Galicia!! Esa variedad, esas subidas y bajadas, esos bosques impenetrables, esas vistas desde las alturas, o esos horizontes planos y rectas interminables, esos campanarios y molinos de viento que tan cerca parecen y tan lejos están, esas vacas al borde del camino, esos viandantes en la niebla, esos espectaculares amaneceres…

Camino de Santiago 2014

Dejando Nájera, nos acompañó este flashazo, el penúltimo día del Camino para nosotros.

 

  • Ves, cruzas y visitas pueblos preciosos.

Andalucía es y será muy bonita, presumimos de Alhambras, Alcazabas y Mezquitas en las grandes ciudades, pero, casi me duele decirlo, creo que en el norte de España nos dan patadas en lo que respecta a pequeños pueblecitos llenos de rincones con encanto. Me imagino que el hecho de que tanto peregrino deje tanto dinero en cada pequeño pueblo contribuye, y mucho, a que estos estén bien cuidados y presentables, pero tenemos que ponernos aquí mucho las pilas. Basta de anodinas fachadas blancas y rejas en las ventanas, ¡vivan la piedra y los colores!

Camino de Santiago 2014

  • Además del turismo cultural, está el gastronómico

He estado en casi todos los paises del norte de Europa, y sin embargo, apenas conozco bien mi propio país. El norte de España es precioso, y como todo caminante bien madrugador, he dispuesto de largas tardes para pasear por ciudades tan bellas como Pamplona, Estella o Logroño. Eso implica también tiempo para degustar todas las delicias que allí se cuecen, y si sois un poco golfos (que lo sois), también los bares. Pero a las 10 en la cama, eh.

Camino de Santiago 2014

 

  • La sensación de logro desde el primer momento.

Desde el mismo momento en que decides hacerlo, antes incluso de dar el primer paso, ya has tomado una decisión que marcará tu vida. Ya estás en el aire a punto de caer en la piscina. Y una vez en el camino, con smartphones, tarifas de datos y cobertura casi universales, puedes chequear momento a momento tus avances, y comprobar al final del día cuantos kilómetros llevas recorridos te produce siempre una muy placentera sensación de recompensa.

Camino de Santiago 2014

 

  • ¡Todo el mundo te responde con una sonrisa si saludas!

Uno podría pensar que los locales pueden estar algo hartos de los caminantes, pero dado que somos gente amable, que no causamos destrozos y que dejamos algo de dinero, es normal que nos cuiden y nos reciban bien. De hecho, hasta se te hace raro cuando llegas a una gran ciudad como Logroño o Pamplona y ves que la gente que te cruzas en los pasos de cebra ni te miran a los ojos…

Camino de Santiago 2014

Aprovechar hasta la última gota de sol, no es mal plan, ¿verdad?

No me digáis que no son buenas razones. Me alegraré mucho si con alguna de ellas os he animado a dar el paso, y de hecho, mi recomendación desde ya, es simple:

HACED EL CAMINO.

HACEDLO, HACEDLO, HACEDLO.

Pero si que os digo, que ninguna de ellas es para mi la razón más importante para hacer el Camino de Santiago. Solo la última de las que he dado la roza de canto. La verdadera razón para hacer el Camino la dejo para el siguiente post. Por lo pronto, ración de fotos porque si (ay, como he echado de menos la reflex…), y abrazos a todos.

 Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014Camino de Santiago 2014Camino de Santiago 2014Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014Camino de Santiago 2014De ti depende continuar, ¿lo harás?

Walker, there is no path, you make it while you walk…

(Original en español, aquí)

Ladies and gentlemen, as I write this, yesterday I came back from my first walking of a part of St. James Way pilgrimage. First try, but not the last.

Camino de Santiago 2014

9 days, 204 kilometers, up to 30 km and 1200 meters uphill in one day, standing in two countries and up to three different regions, all with a 6 kg backpack. These are the numbers. Rain (brief but intense), sun (an awful lot), cold, heat, fog, wind, thirst, tanned neck and arms, blisters (not too many), fistros duodenales que eres un pecador de la pradera (spanish joke that you are fortunate if you get it), muscular aches, joints aches, in the bones, in the nerves, in the very deepest parts of your being…

Why would somebody like to do even a part of Saint James’ Way?

Camino de Santiago 2014

For religious and/or faith reasons? To meditate? To find yourself? To explore your physical limits? To impose oneself an expiatory punishment?

Well, all those are good reasons and enough for many people. I’m not saying that doing the pilgrimage to find God is a bad reason (not for me, since I’m a strong atheist); but, anyway, let me tempt you with a few more reasons that I find as good as well: Sigue leyendo

En camino de El Camino

Familia, esto es uno que se va a andar. Tras pasar este primer finde de vacaciones con viejos amigos, las dos semanas de vacaciones que me quedan me voy a pegar una jartá de andar: mañana me voy con mi padre a hacer el Camino de Santiago. Mi padre ya lo ha hecho dos veces, así que llevo un buen sherpa. Y nada de versiones light: partimos desde Francia (desde Saint Jean Pied de Port, un paso más allá de Roncesvalles), y hasta donde lleguemos, pues obviamente no dará tiempo de hacerlo completo. Ya habrá más veranos.

Como no me voy a llevar la reflex (además de pesar un quintal, es un dulce demasiado goloso para amigos de la mano larga), os dejo con las fotos de las dos caminatas que hice hace un par de fines de semana en la Sierra de Segura, cerca de La Toba, lugar clásico donde pasé todos los veranos de mi infancia, pero al que hacía 13 años que no volvía.
En total, 35 km andados de los cuales volvimos bastante cansados, pero no lo suficiente para desanimarnos de hacer -por episodios eso si, como ya he dicho- la versión completa del Camino de Santiago.

No traeré muchas fotos, así que disfrutad de estas (aquí el set al completo). Nos vemos en dos semanas.

La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014

La Toba 2014La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
La Toba 2014
Canena

El post que no quería escribir hasta que acabase la carrera. Ahora si.

Hola, que tal muchachada. Es verano y no me vais a leer casi ninguno. Pero este si, será hasta el momento el post más personal que he escrito nunca. Y eso que hay unos cuantos en liza, y otros cuantos que aún no ha llegado el momento de públicar, pero este, este post, es el que lleva escribiendose en mi cabeza más tiempo, desde que existe este blog. Quería esperar a llevar un tiempo trabajando, y dado que pronto se decidirá si me hacen fijo (o me echan) en mi presente trabajo en el que llevo de prueba cuatro meses, creo que es el momento de publicar esto.

¿Os acordáis que hace unos años escribí un texto que titulé ‘El post que no quiero escribir hasta que acabe la carrera’? Ciertamente, aquel no era ese post.

Es este.

(…)

IMG_0462

Nací y me crié en un pueblo pequeño. En un lugar así, a poco que te salgas de la norma, no es difícil destacar o ser tildado de raro. Tanto si destacas por arriba como por abajo, eres rápidamente estigmatizado. Yo desde muy pequeño era bastante peculiar, y aunque tuve una infancia muy feliz, nunca fui popular en el cole. Eso era con los niños, claro. Problemas superados, todos ellos. Creo que los problemas que estoy teniendo ahora, era por la relación que tuve con los adultos.

Cuando era pequeño, todo adulto que me conocía se preocupaba de dejarme claro lo inteligente y brillante que yo les parecía. 

Hoy me refiero a ese hecho de mi infancia sin un ápice de orgullo ni necesidad de fingir falsa modestia.
A día de hoy, esa supuesta genialidad no la encuentro por ninguna parte.

 

Mis padres, mis profesores, mis familiares, prácticamente todos los adultos a mi alrededor se quedaban regularmente sorprendidos con mis respuestas y conocimientos, impropios de mi edad. Esto es un dato objetivo y no pretendo sacar pecho sobre ello, al final lo entenderéis todo. Con cinco años ya dibujaba notablemente, con seis años estaba convencido de que podría descubrir algún sólido perfecto más aparte de los seis que ya había descrito Platón, a los siete años me sabía todas las capitales del mundo, y por muchos años estuve sacando notables y sobresalientes sin mayor dificultad, sin haber tenido jamás que hacer los deberes ni estudiar lo más mínimo. Entre otras cosas, porque por gusto ya me leía los libros al empezar el curso, libros que me dejaban con hambre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si, soy yo. Y cualquier cosa que diga sonará a ‘no tengo abuela’, ¿verdad?

Esto fue así, más o menos, hasta séptimo de EGB.

Además, nunca tuve la sensación perse de ser inteligente: yo me veía a mi mismo normal. En todo caso, -y sé que esto sonará bastante cabrón y soberbio por mi parte- no comprendía como a veces la gente no alcanzaba a ver o entender cosas que yo entendía como naturales e inmediatas. Sobra decir que era el objeto de burlas, el clásico nerd en el más amplio sentido de la palabra, ¡si hasta tenía las mismas gafas que Steve Urkel!

Insisto, nunca me creí realmente inteligente, por mucho que me dijeran ‘tu puedes llegar lejos’.

IMG_3066-Azul

Os juro que andaba en proceso de ‘voy a buscar fotos tiernas mías de pequeño para que se note que esto es un post muy personal’ y me he encontrado con esta que apenas recordaba, y que no es que me guste especialmente. Robado total, y gafas Steve Urkel incluidas. Carnaza para los tiburones.

 

Pero pasó otra cosa mucho peor: llegue a creer que con mis capacidades, mis talentos y mi brillantez, lo tendría todo hecho.

(…) Sigue leyendo