Interstellar, y 2. Letting it go.

(Esta vez si hay spoilers. Caution advised)

No sé si se notó mucho en el último post, pero Nolan me ha pegado fuerte. Tengo una especie de costumbre de ir a ver al cine varias veces las películas que me gustan (dinero que no me gasto en otras cosas…). Con la última, ya han sido no una, ni dos, ni tres veces las que he visto Interstellar como debe de verse, sino cuatro. Y con orgullo puedo decir, todas ellas en muy buena (y variada) compañía. Juntándome con buenos amigos, trayendo a buenos amigos, repitiendo con buenos amigos. Acepto que esta última vez me hubiera gustado verla en VO y comprender porque tantos no comprenden el acento de McConaughey, pero si diré que como en todas las veces anteriores, Nolan me sigue poniendo los pelos de punta, me hace apretar los asideros del asiento, y por supuesto, me hace el nudo en la garganta, tanto, como la primera vez.

Volviendo a Nolan

Ver Interstellar me ha obligado a repasar la filmografía de Nolan que tenía más alejada. Vi no hace mucho Insomnia (muy correcta en todo), tengo pendiente volver a Memento (película que por muchos años me ha parecido sobrevalorada); las de Batman y El Truco Final las tengo recientes, pero me apetece especialmente detenerme en Origen: es de esas películas que deliberadamente he escogido no ver en varios años (con El Señor de los Anillos estoy haciendo lo mismo) para que cuando llegue el momento de volver a ellas, me vuelvan a impactar con fuerza.
Sigue leyendo

“Interstellar” (Christopher Nolan, 2014). El Viaje

(No hay spoilers, pero si lo que quieres es saber si merece la pena ir a ver Interstellar al cine, déjate de leer críticas y ve corriendo, YA.)

 

El primer trailer de Interstellar, sin duda para mi el mejor, y el único que conviene ver.

No recuerdo si alguna vez he vanagloriado aquí lo que vengo a llamar las ‘películas viaje’. Seguro que alguna vez lo he hecho. ‘Avatar’ o la misma ‘Origen’ de Christopher Nolan (y no creais que metería muchas más en esa lista) las llamé en su día ‘películas viaje’, y sin duda fue una gran experiencia vivirlas en la gran pantalla. Podría expresar el concepto de ‘película viaje’ de varías maneras, seguro que es lo que la mayoría de los mortales llamamos ‘peliculón como la copa de un pino’. Sin duda, una ‘película viaje’ siempre lo es, añadiría que normalmente posee una duración superior a las dos horas; y que es una obra absorbente, un tren en el que te montas y no te vuelves a bajar hasta que acaba el trayecto, que consigue que perdones y apagues tu sentido crítico, que te mantiene pegado al asiento, que hipnotiza. Más que un viaje, es una experiencia. Y posiblemente aquí viene lo que me parece más pertinente: a menudo trasciende el medio. Las trajes de ‘película de culto’ o ‘clásico del genero’ entiendo que se le quedan pequeñas. Una película viaje es siempre ‘más’ que una película, ‘más’ que solo una buena película.

interstellar_movie_blackhole.jpg.CROP.original-original

Interstellar, ni os quepa un segundo la duda de que es una de ellas, pues aún va más lejos: probablemente conquista esa definición y se apodera egoistamente de ella. Interstellar es ya, recién estrenada, LA película viaje por excelencia. Sigue leyendo

La belleza de un cohete explotando

Os habréis enterado de un zucezo que ocurrió en las costas de Virginia hace un par de días: un cohete no tripulado destinado a la ISS estallaba en el despegue.

.

Quiero dejar claro que este tipo de noticias, en si, no me agrada nada, y no es por el gasto y el derroche que a muchos os viene a la cabeza sino al contrario, aunque el desarrollo de mi argumento lo prefiero dejar para el final. En Estados Unidos este accidente ha tenido especial repercusión, pues además de cuestionar la política de subcontratas de la NASA, bastante gente estaba atenta al despegue, al ser desde una base cercana a Washington y otras zonas muy pobladas del país, y no muy usada hasta el momento.

Orbital Sciences Antares Launch (201410280009HQ)

Pero dejemos por un momento aparte las seriedades y concentrémonos en el tema: a todos a muchos nos mola las explosiones.

Nos encantan en el cine, nos encantan en la realidad, y al igual que un meteorólogo o un vulcanólogo flipan en colores con huracanes y erupciones, creo que todos somos los suficientemente maduros para poder separar su capacidad de horror y poder de destrucción (no somos el coronel Kilgore vanagloriando el olor del napalm por la mañana), de su poder hipnotizador y mera belleza plástica.

Os dejo sin más con mi video preferido, el que tiene los comentarios sin censura y sin mojigaterías (al igual que este) de los reporteros que lo vivieron en directo :D

Y es que ¡copón! ¡es una explosión que lo-tiene-todo!, ¡su detonación con fuego entre el humo negro en primer lugar, la caída con la gran lengua de fuego, la primera detonación al caer al suelo y entonces la supraluminosa y gigantesca bola de fuego, de nuevo con partículas y metralla (¡haciendo figuras espirales!), su nube de vapor y su más que visible onda expansiva, y finalmente todas las partículas incandescentes al rojo blanco cayendo conforme la esfera de fuego y humo asciende! Ni a propósito creo que hubiera salido mejor, ¡¡Es la polla limonera!! :D

rocket2

Vamos, que despierta al niño y no-tan-niño que llevo dentro que soy, el que de pequeño más que dibujar escenas con montañas y arcoiris, dibujaba helicopteros con metralletas, y a lo largo de los años se ha dedicado a creaciones como estas

xPloD

Boceto dibujado en Photoshop en 2006 para estrenar mi tableta de dibujo. Colores familiares…

 

En fin, como podéis imaginar, vídeos hay a cascoporro.

(…)

En fin.

Volviendo a las seriedades y como decía al principio, estos accidentes me joden especialmente por ser la baratísima excusa esgrimida por aquellos que critican este tipo de gastos, que aún siendo considerables, representan una fracción mínima del gasto público que los países más avanzados dedican a investigación (así, en general), que ya de por si es bastante pobre. Porque, siendo perfectamente compatible con el gasto para ayudas sociales y el bienestar general de la sociedad (todos sabemos muy bien qué cosas son las no compatibles), criticar este tipo de inversiones, que no gastos, como si no fuesen absolutamente necesarios para el progreso y el avance de la civilización, es negar una de las más bellas características de lo que nos hace humanos: la de la sed por la exploración y el conocimiento. Lo digo en serio.

 

Así pues, celebremos la carrera por la exploración del espacio, ¡y qué mejor manera que con un clásico, esta excelente ración de explosiones de cohetes! :D

Comienzo una nueva etapa

Año movidito para mi, este 2014. Igual que el anterior, solo que más mejor. La experiencia en la gris Birmingham, de la que al menos puedo salvar las amistades, fue una travesía por el desierto, y las navidades de 2013 me trajeron no pocos baches. Sin embargo, en marzo comencé un nuevo trabajo que me trajo de vuelta a casa, pudiendo hacer compañía a mi padre, acumulando una experiencia única, y no es cosa de ignorarlo, ahorrando la mayoría de mi sueldo.

Tras seis meses, ha llegado el momento de nuevo de cambiar de aires. Dar un salto, a un sitio no muy lejano pero si muy querido, y darle buen uso a esos ahorros (que no, no los gastaré en lo que pensais), pues mi próximo destino está definido: Granada. 

 

La Ciudad. La más bonita que existe, sin más matices, sin añadidos. Aquella a la que permanece una parte de mi espíritu; allí donde vivió mi padre tantos años en su juventud, donde tantos paisanos míos van a estudiar y donde me hubiera tocado estudiar de no ser porque allí no estaba mi carrera, donde he compartido y vivido tantos momentos, y de donde, irónicamente, son buena parte de los amigos que fuí a conocer en Málaga. También la ciudad con más mala follá por metro cuadrado del Universo, es por eso que insisto, insisto e insisto en lo bonita que es la ciudad de Granada :D

¿Y qué haré allí? Bien, principalmente dos cosas, aparentemente contradictorias pero en la realidad, complementarias.

Destruction of Alderaan

Una de ellas, la razón/excusa por la que es Granada la ciudad elegida (como si ser Granada no fuese bastante buena razón), es que aun habiendo salido un poco escaldado/escarmentado de mi experiencia como delineante y proyectista puro (hasta el punto, lo digo sinceramente, de haber pasado por días en los que me planteaba no ya si me gustaba la ingeniería, sino si valgo para ella), no quiero abandonar este terreno sin darle una oportunidad y empujón a una idea muy verde, una idea que tenemos unos amigos, todos de diversas educaciones técnicas. Un informático, uno de Electrónica, otro de Mecánica, un todavía-proyecto de Ingeniero Industrial, y yo, cerrando el círculo como diseñador industrial. Frikazos todos, y con muchas ideas; ideas tan en fase germinal que ni voy a dar enlaces de momento (que haberlos, haylos). Pero si digo que la idea lleva ya meses siendo una realidad en el BIC de Granada, y que la palabra clave es domótica. Como es natural en toda startup, de lo que se trata es de poner tiempo y esfuerzo de nuestra parte, y de seguir adquiriendo experiencia lo más rápido posible.

 

985_b_0kato

 

La otra, y la razón en sí real para dejar mi actual trabajo, y también, una vez más volar del nido, es ponerme en camino de la que probablemente sea mi vocación innata: la enseñanza. Lo mismo a lo que se dedicó mi padre, mi abuelo, mi tío, y la mitad de mis primos. Lo tengo claro, siempre he llevado dentro el gusto por enseñar y explicar cosas (creo que este blog en gran parte es una viva expresión de eso), y al llegar a este punto de mi vida, me he dado cuenta que es hora de empezar a pedalear, y fuerte, en esa dirección, sin más demora ni dilaciones. Estudiaré el Máster de profesorado para Secundaria, Bchto. y FP (antiguo CAP), aplicado a Tecnología. Este es un primer paso en una dirección, cuyos siguientes pasos naturales son completar mis estudios de Grado para igualar mi actual título como ingeniero Técnico al plan Bolonia, y más adelante, meter cabeza en el mundo de la enseñanza, oposiciones… Pero todo se andará: las batallas, una a una.

Dada la flexibilidad de horarios, podré llevar el Master y el ‘experimento’ al mismo tiempo, pues raspado ya el óxido y la costra de los malos hábitos, y tras una intensa y enderezadora experiencia en la empresa privada, me siento capaz de dar el salto a esta otra aventura. Ahora lo importante es el lugar, y el lugar es Granada.

HDR chiripitiflautico 1

El que decía Bill Clinton que era el atardecer más bello de la Tierra. Quién soy para ponerle en duda.

Y todavía hay más cosas que contar, pero conforme se vayan desarrollando las iré comentando. Ni que decir tiene, os mantendré informado de novedades; saludos y abrazos a todos.

Camino de Santiago: La Experiencia Humana

(English version here)

En el post anterior expliqué unas cuantas razones que a mi parecen bastante buenas para hacer el Camino de Santiago. Todas ellas creo que se condensan en una idea: flexibilidad, para hacerlo y montartelo como tú quieras. Etapas cortas o largas, en plan señorito o en plan tiraete, en soledad e intimidad o en grupo, la elección es vuestra. Más que nunca, caminante, no hay Camino, se hace camino al andar.

Camino de Santiago 2014

Pero os dije que ninguna de esas razones es la que a mi me ha enamorado del Camino.

Lo que me ha enamorado es la gente.

Y esto lo digo yo, que soy introvertido, y aunque con los años no te queda otra que espabilar y que se te quite la tontería, siempre he tenido dificultades para relacionarme. Y es que el Camino, como cualquier otro reto en el que viajas ligero de equipaje, fuera de tu zona de comfort, fuera de lo facil y lo seguro, es una oportunidad, alejada de ataduras, de pulsar el botón de reset, de probarte de nuevo y de ensayarte, y acercarte más a esa persona que deseas ser; una oportunidad de ser más capaz, más auténtico, más grande. Sin dudas ni miedos, sin máscaras ni poses.

Y del mismo modo, aquellos que te encuentras, se hayan igual que tu. Sin las defensas altas, sin miradas raras, sin dobleces. No hay diferencias de edad, sexo o creencias, y desde el más pequeñín (y valiente) hasta el más avezado se han sentido desde el principio integrados donde quisieran, pues no hay lugar para teatros, ¡como si tras andar 30 km diarios quedaran fuerzas o ganas de fingir algo que no se es!

DSC02350

Jadeando, sediento, con dolor en las rodillas y tobillos, y puedo seguir diciendo que esa sonrisa no tiene nada de fingido.

Y tal vez por eso, aparece entonces un sentimiento de hermandad, de buen rollo, de cuidado mutuo, de pura amistad y humanidad, representado en cosas tan sencillas como compartir con alguien ya-no-más desconocido el pan y medio tomate en una cena sencilla; poder dejar el movil cargando bien lejos de tu cama y saber que mañana seguirá ahí, la tranquilidad de poder llevar equipamiento caro (ya se que me puedo traer la cámara buenay la certeza de que si te pasa algo, si te da un mareo, pierdes tu equipaje o tienes cualquier otro problema, por pequeño o grande que sea, siempre alguien te va a ayudar. Por cómo se hacen grandes amigos en pocas horas, y las despedidas tras compartir solo unos kilómetros -incluso en la primera etapa- se hacen ya duras.

Camino de Santiago 2014

Para mi, eso, esta experiencia humana, ha sido lo mejor del Camino.

(…)

 

Respecto a mi, empezar a hacer el Camino era una idea sin cristalizar y por muchos años guardada en el fondo de mi cabeza (tal vez desde 1993, el primer año Xacobeo que se promocionó ampliamente), y que incluso el mismo día de empezar a hacerlo no veía muy clara (¿Llegaré arriba? ¿Aguantaré hasta el final? ¿Me romperé y tendremos que volvernos a casa?). El día que mi padre me planteo hacerlo junto a él -apenas con unas semanas de antelación, y teniendo ya otras ideas para las vacaciones- dije si sin apenas pensarlo, y aunque tuviera la ventaja de tenerle como sherpa, la preparación que tuve fue muy escasa.

 

Desde el recuerdo a mi madre, a quien tanto echamos de menos, y la sana envidia de mi hermana -que por trabajo no ha podido venir, y que sin duda se vendrá con nosotros a continuar la experiencia el año que viene-, la idea era y ha sido disfrutar del Camino junto a mi padre, (ya era la tercera vez que él lo hacía), compartir esta experiencia como padre e hijo, unirnos y conocernos más si cabe, y demostrarnos a nosotros mismos de qué somos capaces.

DSC02346

DSC02347

Junto a mi padre, en lo alto del Pico de Perdón, con Pamplona al fondo. Gracias a Flor por tomar y pasarnos la foto.

Esta fue nuestra elección los primeros días. Por supuesto, el viaje puede ser todo lo solitario, meditativo e íntimo que queráis; y también puede ser todo lo que hay entre eso e ir de forma inseparable con más personas. La elección es vuestra.

Camino de Santiago 2014

Eso si, con todo lo que quiero a mi padre, y por mucho que yo ya tenga 30 años, ¡podeis imaginar lo que es estar casi 10 días juntos!, jajaja, especialmente dado el carácter que ambos tenemos. Algunas escenas, que ahora recuerdo con una sonrisa, se dieron inevitablemente, y al llegar cierto día decidimos mutuamente darnos libertad, y creo que es lo mejor que pudimos hacer, pues es algo que él mismo agradeció. Y pasar de cenar todos los días solos, a vernos de repente sin apenas prepararlo, compartiendo mesa con dos alemanas, dos austríacos, un coreano, una japonesa, ¡un neozelandes! y solo otro español fue algo que a él le abrió los ojos. 

Ambos tenemos la suerte de defendernos en inglés, y al final de esa noche le pude decir ‘¿Ves como así es mejor?’ Desde esa noche, seguimos haciendo el camino juntos, que no revueltos, a nuestro ritmo, y compartiendolo y abriéndonos a más personas. Y haber probado los dos modos (el de haberlo hecho como uña y carne con mi padre, y también hacerlo libremente), creo que era la mejor combinación posible.

Camino de Santiago 2014

Como tantas veces nos dijimos en el camino, ‘tu sigue que ya te alcanzo yo’…

… como solía pasar en las subidas, que era donde yo siempre le adelantaba ;)

 

Y es que, amigas y amigos, lo voy a expresar lo más claramente posible. En mi corta vida guardaba como tesoros hasta ahora dos experiencias que creía únicas y que nunca se volverían a repetir. La primera, mi primer año de Universidad: salir de mi casa, conocer a los que son y siguen siendo mis amigos eternos, y que es algo que casi he narrado en directo desde que escribo aquí. La otra, que me tocó como una segunda lotería, es el año que estuve en Dinamarca como estudiante Erasmus. Es algo de lo que, presumo que sabréis, todo el mundo vuelve hablando maravillas, y no hago más que corroborarlo. Salir ya no de tu casa sino de tu país, y sobre todo, conocer otras culturas, la del país al que vas, y la de tantos estudiantes de tantos países distintos… es algo que te hacer crecer enormemente y no hago más que recomendar a todo el que pueda hacerlo.

Y he aquí la cosa que tiene poder estudiar fuera o hacer un Erasmus: el que pueda hacerlo.

Y tal vez esta es la mejor parte del Camino: todos vosotros, cualquiera, podéis hacerlo. Y esto, a su vez enriquece la misma experiencia con todavía más variedad, en países, razas, edades y creencias. En el Camino, no lo había previsto para nada, he recuperado de nuevo esa sensación, ese desafío gratificante fuera de tu zona de confort, perdido y redescubierto de nuevo, y rodeado de excelentes personas, y me he dado cuenta que lo puedo vivir y repetir cuando quiera, por barato, asequible, y cercano.

Camino de Santiago 2014

Y es que, creo uno no hace el camino solo por el reto, por las ampollas, por los kilometros, por encontrar a su Dios, o a uno mismo, o por reencontrarse con la gente, con los tuyos, con la humanidad. Sino por todas esas razones, a la vez.

Uno hace el camino por sentirse vivo. Uno hace el Camino porque es vida.

 

Será difícil que volvamos a coincidir, pero espero mantener contacto con todos vosotros, los que he conocido en el Camino. Joanna, Chema, Ana, Vicent, Flor, Nicola, Marino, Ramona, Audrey, Albert, Eva, Hi Chi, André, Viola, Jiwon, Choi, Zio, Eufrasio, David, Dirk, Alfonso, Espe, y especialmente a Chiharu y Lee Hyeok -a quienes espero volver a ver pronto- y tantos otros de los que nunca supe vuestro nombre, un placer haber compartido esta breve e intensa experiencia con vosotros. Una pena que apenas tengo fotos con vosotros, espero poder ir recabando las que salieron de vuestras cámaras, para tener un buen recuerdo vuestro. A todos, abrazos fuertes, y en lo que os queda hasta Santiago, y en la vida, ¡Buen Camino!

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

Camino de Santiago 2014

 

St. James Way: The Human Experience

(Original en español aquí)

In my previous post I explained a few reasons that, from my point of view, are good and more or less convincing to do the St. James Way, el Camino de Santiago. All of them can be condensed in one idea: flexibility, to do the Camino and make it in your own way. Short or long stages, in a cheap or expensive way, lonely and intimate or in group, the choice is yours. More than ever, I can use the lines from that poem of Antonio Machado, ‘walker, there is no path, the path is made by walking’ (Caminante, no hay camino, se hace camino al andar)

Camino de Santiago 2014

But I told you that no one of those reasons is the one that had make me to fall in love with the Camino.

What had make me to fall in love with the Camino is the people. 

And this is me saying this, being myself someone introvert; and despite years had made me to wake up and throw away all the nonsense, I’ve always had difficulties to mix with other people. And it happens that the Camino, as any other challenge in which you travel light, out of your comfort zone, running away from the ‘easy’ and ‘safe’, is an opportunity -no strings attached- to hit the ‘reset’ button, to test yourself again, and to come closer to that person you want to be. An opportunity to be more capable, more authentic, bigger. Without masks nor pretenses, without hesitations nor fears.

And in a similar manner, all those you encounter feel the same way as you do. No ‘raised defenses’, no weird looks, no hidden intentions. No differences in age, sex or faiths, from the youngest (and bravest) one to the most experienced, they fit in whenever, wherever and with whoever they want to, since there is no place for deceit, ¡as if it could be possible, after walking 30 km each day, to still have the willing to pretend to be something you are not!

DSC02350

Panting, gasping, thirsty, with knee and ankle aches, and yet I can say that that smile is completely honest.

Sigue leyendo