Fotografía

Una de mis aficiones es la fotografía, de la que aquí muestro tanto una breve selección, como la totalidad de mis albumes en Flickr. Tambien puedes ver mis fotos organizadas por ‘sets’ en este enlace.

Solo he tenido ocasión de desarrollar esta afición desde la época digital, y aún sigo sin poseer una reflex que me de autentico juego. De hecho, por mis manos solo han pasado unas modestísimas Olympus C-310 y SP-320. Paralelamente a ello, suelo hacer uso del Photoshop, otra de mis aficiones, y me he especializado en panoramas en todas sus variantes: panografias, 360º, HDR, QTVR… Os invito a echar un vistazo a esta breve muestra, más abajo podeis tener acceso a mis albumes

siamesina

Destruction of Alderaan

Como ella sola

Hombre de campo

Aerogeneradores desde el puente de Storebaelt, Copenhague - Horsens

Si puedo, ¿por qué no?...

slightly out of focus

sTORM!

Industrial vs Countryside

Polaris

Moss, Norway

Aarhus Airport

Veraniego

Charlottensburg

Hospital San Juan de Dios

Naranja y Punto

¡Felices Fiestas!

colorcolorcolor

24

coletas

Opera de Berlin

zapaticos (little shoes)

.

.

.

Álbumes de Flickr

Selección

Luces y Sombras

Gente

Viajes, Lugares, Paseos y Series

Panoramas y HDRs

Miscelanea

Especiales

Recuerdo que también puedes echarle un vistazo a mi sección de dibujos, y dentro de poco a la de vídeo.

.


Entradas recientes

40 Años del estreno de “La Guerra de las Galaxias” (y puesta al día)

40 años de esta estampita, con gente saliendo del cine y volviendo a ponerse a la cola para ver de nuevo la película.

Hoy, 25 de mayo de 2017, hace 40 años que la “Star Wars” original se estrenó en los EE.UU. Para mi, necesariamente, esto es motivo de celebración.

Bien sabéis que siempre he sido un gran fan de Star Wars, pues para cuando se estrenaron las Ediciones Especiales, que también cumplen ahora 20 años, mi enfermedad* ya era declarada.

*y enfermedad es una palabra muy adecuada cuando hablamos de un niño de 13 años. Mirad qué cosicas me entretenía en dibujar entonces…

Por eso, podríais pensar que tenía algo muy especial para este 40 aniversario.

Pero no.

Varios factores confluyen en su contra. Y los voy a contar, claro.

Los dos primeros van cogidos de la mano. Un factor es que por definición este blog siempre ha estado empapado de Star Wars (o La Guerra de las Galaxias; pues me gusta reclamar este nombre), y poco más puedo decir que no haya dicho ya (para cualquier consulta, os remito a la sección especifica que tiene en este blog).

El otro factor es que hoy por hoy, al contrario que en otros tiempos, la popularidad de Star Wars está verdaderamente por las nubes. Y en esta época en la que, en primer lugar, está de moda ser ‘friki’ (lo cual es una contradicción en si mismo); y por otro lado, en un Hollywood que ha “trascendido” ya la etapa de reboots, remakes y trilogías planificadas, y directamente ha saltado al estrujar el concepto de “universos cinematográficos”, el de Star Wars se lleva totalmente la palma. De hecho, muchos nos hemos hecho ya a la idea de que es posible no vivamos para ver el ‘final’ de Star Wars; en este contexto ¿que voy a decir nuevo, que no digan mañana televisiones, radios, prensa e internet en general? ¿Qué análisis nuevo puedo ofrecer?

Bueno, siempre puedo ofreceros un sencillo tutorial sobre como hacer un R2 con un bote de desodorante

Bueno venga, miento: claro que tenía algo.

Tengo algunos borradores cuya intención original era liberarlos en esta fecha. Unos completaban una serie en la que hablo, una por una, de las pelis a las que nunca he dedicado una entrada específica (pues solo he hablado de tres de ellas: de “La Amenaza Fantasma” para cumplir su décimo aniversario; de “El Despertar de la Fuerza”, que francamente disfruté; e incluso en su día “La Venganza de los Sith”, pues este blog, que tiene unos añitos, ya existía cuando se estrenó allá en 2005). Puedo adelantar que en esa serie, que eventualmente publicaré (¿tal vez para el estreno del Episodio VIII?), me ensaño con El Retorno del Jedi, defiendo la trilogía de las Precuelas, y expreso la muy moderada simpatía que me ha producido Rogue One.

En otro borrador, exploro el poco conocido hecho de que La Guerra de las Galaxias nunca fue totalmente pensada desde el principio por Lucas como una ‘saga’ (solo después del éxito de Star Wars empezó a decir en todas las entrevistas que tenía historias para hasta nueve películas), y que la película original por la que ahora celebramos 40 años, fue escrita, dirigida, rodada, montada y estrenada funcionando bajo la premisa real de que Vader y el padre de Luke son efectivamente dos personas distintas. Obi Wan por tanto no ‘miente’ a Luke cuando le cuenta esa historia, Vader solo se ‘convierte’ en el padre de Luke en posteriores borradores de lo que luego acabaría siendo El Imperio Contraataca; y tenemos, tal vez por esa razón, una de las revelaciones más impactantes de la historia del cine. Es decir, uno de los golpes que definen a la saga, no estaba preparado; y en vosotros queda juzgar si bien esto es una preocupante chapuza improvisada por parte de Lucas, que resta encanto y solidez a la saga; o bien una feliz serendipia que solo cabe ser celebrada.

Y siempre me quedaría hablar sobre como me empezó a gustar Star Wars (de eso si he hablado, picadito y en diversas entradas, pero creo que estaría bien aglutinarlo cuando dedique esa entrada específica al Episodio IV), o una puñetera y siempre manida reflexión sobre el paso del tiempo (¡ya hace 20 años que hacía 20 años!) y como nos hacemos jodidamente mayores. Pero tampoco voy a escribir hoy sobre eso.

Por mi parte, sigo amando Star Wars tanto como siempre, estoy disfrutando de las nuevas entregas, así como del nivel de popularidad general del qué ahora disfruta la saga. Es como tener al niño que llevo dentro permanentemente saciado. Pero claro, ya no soy ese niño (o al menos no solo ese niño) y Star Wars no es lo único en mi vida, aunque pueda y deba decir que en algún momento si lo fue, cuando me dedicaba a hacer dibujillos como los que siguen…


 

…dicho todo esto, aún me queda hablar de la tercera razón: ¿si tenía los borradores y la idea, por qué no las he acabado a tiempo y publicado (y como si esta entrada que me acabo de sacar de la manga, totalmente improvisada, no contara)? Claaaaro, me ha pillado el toro, copón… 

Sigue leyendo

  1. Mientras peor, mejor (5 de 5): El dolor de la lucidez, Pregunta Final, y conclusiones. 8 Respuestas
  2. Mientras peor, mejor (4 de 5). La Ciencia-Ficción NO es ficción 5 Respuestas
  3. Mientras peor, mejor (3 de 5): Internet, what have you done? 4 Respuestas
  4. Mientras peor, mejor (2 de 5). La Sombra. 5 Respuestas