Una cuestión de tamaños y distancias

Desde muy pequeño me gustó muchísimo la astronomía, (luego la he abandonado un poco) digamos que fue una de mis primeras frikeces, memoricé perfectamente cada planeta con sus lunas y respectivas distancias, tamaños, composiciones, temperaturas…
Tenía libros con miles de diagramas y dibujos, y concretamente tenía un ‘gran atlas ilustrado del universo’, casi a tamaño A3, en el que cada pagina, en el borde superior, aparecía un diagrama que se ‘alejaba’ cada vez mas, pues en todas las páginas siempre se colocaba la Tierra a la derecha y sucesivamente, en la primera a la izquierda aparecían los vuelos de los aviones y los satélites de órbita baja, que quedaban atrás (es decir, mucho mas cerca de la tierra) en la siguiente página para dar paso a los geoestacionarios, que quedaban atrás en la siguiente para dar paso a la Luna, y asi sucesivamente, planetas, estrellas cercanas, galaxias… hasta llegar a los limites del universo conocido. Siempre le enseñaba eso a alguien se acojonaba y decía que le daba miedo, a mi sencillamente me flipaba tanto como me sigue flipando ahora.

¿Acojona? No voy a decir que no. ¿Que somos una Puta Mierda, en mayúsculas? ¡No lo dudéis nunca! (Varias veces he reenlazado esta historia, pues me parece de las mas conmovedoras y mejor expresadas sobre lo jodidamente insignificantes que somos…) En fin, he acumulado unas cuantas cosas y aquí traigo unas cuantas ‘comparativas’ para que os fijéis cual es el plan.

  • Tenemos primero los planetas comparados por tamaño de una forma sencilla y original: como sencillas y tangibles pelotas colocadas sobre un suelo blanco. Acostumbrado a ver discos y diagramas feos, esta forma de verlo la encuentro bastante ingeniosa. Repito, los planetas están a escala. (sacado de Curioso Pero Inutil)

En esta primera imagen nos encontramos, atras, la Tierra y Venus (en esta imagen todos sin atmósfera), y en la primera linea, Marte, Mercurio y nuestra Luna. Plutón no aparece.

En esta segunda, los gigantes gaseosos: Jupiter y Saturno (sin anillos) atras, en medio Urano y Neptuno, y en primera linea, los planetas de la primera imagen.

Y en esta última, todos los anteriores con el anfitrión y maestro: Nuestro Sol. ¿He dicho ya que somos insignificantes?

  • Luego tenemos una fantastica animación, que se hizo en 1977 por un famoso matrimonio de diseñadores y arquitectos, Charles y Ray Eames, y que Carl Sagan popularizó por el tiempo en que emitia su serie Cosmos. Recuerdo ver esta animación muy muy de pequeño y seguramente sea la semilla que despertó en mi la fascinacion (tras la impresión y acojone iniciales) por todo el tema de la astronomía (aqui teneis una animación similar en Java, sin necesidad de bajarse nada)
  • Continúo sencillamente enlazando un programa del que ya he hablado algunas veces: CELESTIA (seguramente lo mejor de este muestrario), nos permite navegar en 3d por todo el universo, y vuelvo a insistir, con todos los modelos a escala.

No sé quien lo dijo pero hay una frase bastante buena para cerrar esto: “Si el Universo es practicamente infinito, ¿por qué resulta tan dificil aparcar el coche?”

:: Un Punto Azul Pálido ::
:: Celestia, un fantástico programa para navegar por el Universo ::
:: Los planetas a escala ::
:: Potencias de 10, una fantástica animación que nos lleva de viaje desde las partículas subatómicas hasta el límite del Universo conocido ::
:: La animación original de Charles y Ray Eames ::
:: En AstroEnlazador nos dan más datos ::
:: Y por último, el único gráfico capaz de representar todo el Universo ::

El dia que perdimos Plutón
Dialogos chorras de la ciencia-ficción: Matrix (1) y los humanos como pilas Duracell

2 pensamientos en “Una cuestión de tamaños y distancias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.