Hablar

Alguna vez he tenido alguna que otra conversación acerca no solo de la incomunicación, sino de como -aparentemente- las nuevas tecnologías, al contrario de acercar más a la gente, la incomunican. Ellos sostienen que la cultura de la PlayStation y del móvil no hace más que encerrar a la gente en casa y cada vez incomunicarse más. Yo, aunque si estoy de acuerdo en que en gran (gran) medida nos apalanca más, lo que cuenta de veras es la posibilidad de hacer uso de ella: si no hablas con esa persona es realmente porque no quieres, no porque no puedas. Al menos puedes elegir. En todo caso, se sigue en la opinión de que la televisión ha destrozado la tertulia que mantenía a las familias charlando en la sobremesa y los racos al fresco en la calle practicando el coching

Una anécdota que mi abuela le contaba a mi padre acerca de los que eran sus abuelos (mis tatarabuelos) y mi padre me ha contado esta noche (en la sana y habitual tertulia que mantenemos sin televisión, o incluso con ella), y la verdad es que me ha hecho bastante gracia.

Dice que tenían mi tatarabuelo y su cuñado que hacer un viaje hasta Jaén Capital, ubicada a unos 50 kilómetros de mi pueblo, Canena. Viaje que ahora se hace por autovía en 30 minutos, pero entonces se tardaba mas de un día en hacer montados a lomos de un burro. Pues parece que al pasar por Baeza vieron un campo de centeno, no muy común por estas tierras (donde todo son olivos), a lo que uno de ellos proclamó:

“Centeno.”

Prosiguieron el camino, llegaron a Jaén, hicieron lo que tuvieran que hacer allí, y volvieron al cabo de un par de días por el mismo camino, pasando de nuevo al lado del mismo campo de centeno. En eso momento el otro exclamó:

“Pa’ las albardas” (1)

Al parecer, ese fue todo el dialogo que mantuvieron en el viaje.
(…)

Por cierto, una película que viene al caso y os recomiendo es “El disputado voto del Señor Cayo” (aunque sería más propio recomendar el libro que no me he leído, de Miguel Delibes), protagonizada por Paco Rabal y Juan Luis Galiardo. Sencilla pero autentica como pocas, tiene un puñado de diálogos que son la polla.

En fin, es solo un punto que hay ahí, permitidme recordarlo, que aquí todos en Internet somos muy jóvenes, cultos e intelectuales, siempre hablando de ideas e ideales… (palabras casi literales de mi padre), pero en este caso me ha parecido divertido el contrapunto de recordar a nuestros abuelos y esa sencilla gente de campo… que nunca ha necesitado de tecnologías para comunicarse siempre que quisieran.. :D

Conclusiones (obvias) acerca de las relaciones sociales
Vaya movidas (II)

13 pensamientos en “Hablar

  1. Cuan sabios eran, si no tenian nada que decir, pues no gastaban energías en decir nada, hoy en día lo único que hacemos es gastar energías en decir gilipolleces, como esta por ejemplo. Un saludo

  2. Me ha divertido el post, sobre todo lo de la conversación del centeno.
    Al final pasa lo de siempre. Internet en sí es un invento cojonudo que potencia la posibilidad de comunicación. El cómo lo use cada uno es su problema.

  3. Todo cambia. Todo se transforma. La tecnología es capaz de eso. Para mejor? Para peor? Supongo que siempre depende del uso que se le dé. Aunque claro, tampoco es que esté diciendo nada nuevo.

    Sobre lo de hablar, hay gente que puede pasarse horas hablando sin decir nada y otros en cambio siendo infinitamente más escuetos lo dicen todo con una sola palabra. Los hay que comunican y los hay que no, independientemente de los medios utilizados. Ya se sabe, además, que a buen entendedor pocas palabras bastan.

    En fin, todo depende del cristal con que se mire…

  4. La verdad es que yo tambien he teniado muchas combersaciones sobre este tema

    Como todos opinamos, depende del uso que se le da, la nuevas tecnologias te permiten estar comunicandote con gente que puede estar bastante lejos de donde estas tu, pero luego muchas veces, dejas de comujnicarte con esa gente que tinenes cerca.

    Es como los juegos en red, esta jugando con peña de todo el mundo, pero habeces as dejado de jugar al tute, con ese que tienes al lado.

    Por eso la mejor obcion, Nintendo, que con sus partis y sus juegos hace que quedes con la gente que tienes lejos para jugar jajaja

  5. Que los demás digan lo que quieran… yo me comunico más jugando a la game cube con unos cunatos amigos que metido en un antro en el que DJ Pisto expone su diarrea mental a través de amplificadores de 200.

    Además, Internet es una herramienta de comunicación cojonuda. No solo de persona a persona. Internet ha conseguido algo que puede dar mucho miedo: Se permite una comunicación de masas multidireccional (y por tanto poco controlable), cosa que hasta ahora no ha pasado con otros medios de comunicación de masas como el periódico, la radio o la televisión.

  6. Pues si, por que glorificarlo, a partir de ahora no hablemos, ni nos miremos ni hagamos gestos, ni siquiera vale telepatia, solo vale apretar el culo.
    No quiero ser borde, Radikal, permiteme la broma, pero no entiendo bien lo que has querido exponer.

  7. Tampoco estoy vanagloriando la comunicación. Simplemente digo, que porqué se proclama como bueno el comunicarse. -no en el sentido estricto de la palabra.-
    “Las nuevas tecnologías incomunican.” Vale, no estoy de acuerdo con tal afirmación, pero, y si fuese así, ¿Qué tendría de malo? Quiero decir, ¿Porqué se toma como algo bueno?
    No sé si me explico :)

    Un saludo.

  8. Pues eso, dejamos de intercambiar ideas, nos convertimos en zigotos encapsulados en un frasco y mientras cada uno se monta su mundo, sus ideas propias, sus paranoias…
    Luego nos quejamos de que hay poca comunicacion, y de que hay incomprension e intolerancia, fanatismos y guerras. Pues nada, no nos comuniquemos, no leamos, no aprendamos, no nos culturizemos, no nos desarrollemos como personas, como sociedades, perdamos todo lo que hemos construido y volvamos a las cavernas.
    Aunque claro, antes de eso, desapareceremos como especie. Nadie follará con nadie y punto final.

    Radikal, por comunicacion no entiendo solo la verbal, sino todo lo que implica la simple convivencia, tolerancia, comprension y respeto mutuos, el sencillo intercambio de informacion e ideas. Es cierto que algunas veces las palabras sobran, que el silencio es mejor que una frase vacia y estupida, pero tampoco se puede condenar al que pretende establecer algun tipo de puente contigo. En fin, a lo mejor yo tampoco se expresarme bien, pero creo que la comunicacion, un concepto tan amplio, es vital para las personas. Que carajo, la comunicación lo es todo, si no, ya te digo; cachos de carne con ojos.
    Un saludo.

Deja un comentario