Historia de una caja de zapatos

Siempre he tenido la costumbre de guardar cosas. En una caja de zapatos primero, en un cajon, en un estante de mi cuarto. Es una costumbre que nunca he abandonado y que cada vez veo mas vacia de objeto, aunque se que no es algo extraño y que mucha gente hace lo mismo. Tampoco es una ‘mania’ especialmente molesta porque tampoco tengo ahora poco mas que un cajon lleno de cosas asi, pero ahi está.
No son cosas especialmente utiles, pero en fin, son cosas como monedas, chapas, mecanismos, entradas de cine, botones, juguetes de los kinder sorpresa (!) y cosas por el estilo, en fin, cosas que haciendo caso a la razon, carecen por completo de utilidad alguna. Y aún asi, ¿porque sigo guardando cosas? En principio, siempre me han gustado las maquetas, y algunas veces hacia mecanismos, juguetes que funcionaban de forma curiosa. En el fondo, es porque sinceramente creo que algun dia esas cosas me harian falta, o por lo menos eso creo en el momento de recogerlas y guardarlas. Como si algun dia todas esas piezas pudieran llegar a encajar y conseguir algo bonito y útil ensamblandolas todas ellas.
Bueno, estas son cosas físicas, y que ocupan un espacio.
Pero luego estan las experiencias, los recuerdos y vivencias, ese tipo de cosas, con las que básicamente, hago lo mismo.
Estoy con unos, estoy con otros, voy a clase, paseo, viajo, leo un libro, una revista, veo un documental, una pelicula, echo un rato en internet y veo y registro cosas que me parecen curiosas, y uno se va quedando con cosas, retazos de realidad, ‘posos culturales’ que parece que de poco sirven. Uno acaba recordando solo trozos de cosas que en la practica parece que no tienen nada de util. Pero uno la sigue almacenando, esperando que algun dia de repente todo explote y encaje, y salgo ‘algo’. O no, pero uno nunca deberia desistir en el afan de buscar y almacenar cosas.

Sin comerlo ni beberlo … amonos a casa de Jim
Un Darth Vader de 10 euros

5 pensamientos en “Historia de una caja de zapatos

  1. A mí si me parece interesante. De hecho llegué aquí investigando este fenómeno de guardar cosas.

    Ya estoy “superando” lo de guardar objetos, pero sinceramente, lo de guardar trozos de información es lo que me ocupa. Los guardo en la compu. Mis documentos es como un mapa lleno de lugares etiquetados con información de diferentes temas de mi interés.

    Ahora seguiré mi investigación. Adiós Rufo.

  2. la lectura me hizo reflexionar mucho sobre cuanto es lo que estoy guardando dentro de mi y no empiezo a darle una buana utilidad… muchas gracias y sigue publicando temas como este

  3. Me parece interesante
    La mayoría de personas guardamos cualquier objeto, que nos imaginamos que en algún momento en el futuro lo ocuparemos, como decía mi mamá:
    “Solo el que guarda, tiene que buscar”
    Y eso yo lo he comprobado, solo que a vece guardo demasiadas cosas, que tambié me sirven para regalarlas a alguien que las ocupa.
    Me gusta el tema.
    Saludos

Deja un comentario