Mi vecino

Mi vecino tose. Tose un montón, un munchísimo, tose tanto que no entiendo como no se ha muerto ya de tos.
Mi vecino tose más que un asmático en crisis, tose hasta en sueños, tose más que un viejo en un autobús, tose más que cuando te se va el agua pa donde no es, tose más que comerse un bocao de hielo seco, más que si respiras sal, más que si esnifas tiza, más que si te tragas una bocanada de humo negro.

Tose más que estando en un macarramovil con negratas jamaicanos, tose más que fumarse al monstruo de Lost, más que un día al lado de las Torres Gemelas, tose tanto que echa trozos de pulmón, tose tanto que pinta gotelé.
Tose tanto que no tose, alquitrana carreteras.

Tose tanto, tanto, que creo que un dia se va a dar la vuelta.

Paises imaginarios
¿Quien ha dicho que la falta de sueño no se acumula?

5 pensamientos en “Mi vecino

  1. No es tanto como ‘cofcofcof’, es mas bien “agjJHUUUUUUAAAAAaaaaa…” mañanero
    Dios, lo estoy escuchando ahora mismo. Y el caso es que tiene mi edad, no es ningun viejales, y lleva así desde septiembre que llegué a este piso…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.