La barrera de los 10 minutos

Siempre me las apaño para que en el momento en el que me voy a acercar de nuevo al ordenador, se apague la pantalla. SIEMPRE y EN EL MOMENTO EXACTO. No, no tiene especialmente nada de malo (¿El pico de tensión que se genera al volver a encenderla? ¿Los 2 o 3 segundos que tarda en volver a calentarse el tubo y volver a dar una imagen nítida?)
Es que sencillamente, si no pasase SIEMPRE no lo diría. A todo lo que haga, ir al cuarto de baño, al frigorifico a echar un trago de zumo, a echarme sobre la cama, al mirar algun apunte, a ver algo que me ha preguntado mi compañero si no sobre el emule sobre un disco que ha quemado mal… siempre, SIEMPRE son 10 minutos justos. Sin segundo de error de variación. 10 Minutos. ¿Por qué sé esta pollada? Porque el modo de ahorro de energía del monitor está puesto a 10 minutos, momento justo en que se apaga, momento justo en el que estoy a distancia -3 segundos máximo de acercarme al ratón a moverlo, a sacarlo de la inactividad, a mirar de nuevo quien está conectado al Msn, algun mensaje nuevo, algún comentario nuevo, algun post nuevo, alguna descarga nueva. En ese momento, SIEMPRE, se apaga el monitor.
¿Murphy, andas por ahí?

La sutil diferencia entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente
Mi músico preferido

4 pensamientos en “La barrera de los 10 minutos

  1. Si, podrias cambiar el tiempo de espera pensando q eso lo solucionaria todo…pero ya me estoy imaginando a murphy frotandose las manos ante la espectativa d q si kiera t lo plantees. Sería un craso error. Ocurriria exactamente lo mismo pero en otro margen de tiempo.

    Murphy t tengo calado

  2. Totalmente de acuerdo con Jaime. Nos pasa a todos sea cual sea el tiempo que tengamos puesto. De hecho creo que esto tiene implicaciones relativistas… ufff, creo que necesito descansar.

Deja un comentario