Un poco más sobre Avatar

Ahora ya si, en tiempo real y no de forma programada, os digo, ¡Feliz Año Nuevo! Espero que tuvieseis una fantástica nochevieja, a mi me acompañó la psilocibina de las noches de Pandora, (cito la crítica que Jordi Costa hace en Fotogramas ), y puedo decir que fue una gran noche. Pero ¡centrémonos!

Hoy he convencido a mis padres para ver de nuevo con ellos Avatar, e iba incluso con cierto miedo de que sencillamente no les gustase. No hubiese pasado nada de ser así, pero como no ha sido el caso me he alegrado profundamente. Mi padre solo alcanzaba a agarrarme del brazo y decirme ‘¡Gracias, hijo!, gracias por obligarme a verla’, y mi madre se mostraba igualmente sobrecogida ante tal maravilla. Ver la emoción en sus ojos al acabar la sesión para mi no ha tenido precio. Igual ha pasado con mis amigos, pues esta nochevieja ha sido tema recurrente de constante conversación -y chistes-, incluso entre los menos cinéfilos (y la verdad, en este caso su opinión impresión me parece mucho más valiosa que la de los más letrados en esta forma de arte), pues todos, todos, están flipando con ella. Algo tiene esta película, y no son sus hallazgos técnicos.

Solo me queda insistir, ES UNA EXPERIENCIA, UN VIAJE, gente, así que los que no hayais ido a verla todavía olvidaos del hype, de la superficial publicidad, de los datos de taquilla, y de los consejos de vuestros desencantados amigos (que sus razones tendrán), y sencillamente juzgadla por vosotros mismos, sin prejuicios, porque es probable que cuando llegue el día de verla en la anodina pantalla de vuestra casa, os arrepintais de no haberla experimentado en la pantalla grande. Sencillamente dadle (y daos) la oportunidad de verla.

Tengo ganas de decir muchas más cosas sobre ella, pero me voy a esperar a verla en 2D para poder hablar con un mínimo (mínimo) de justicia con respecto a otras tantas y grandes películas que no existen en 3D. Pero si voy a hablar al menos de dos cosas que no se donde meter para el mencionado ladrillo que apenas estoy empezando a esbozar (y que aun así, ya es un ladrillo de los buenos…)

Sobre la Banda Sonora

La BSO que James Horner ha compuesto solo puedo decir que cumple durante la película, aunque conforme más la escucho más me parece que funciona mucho mejor a solas que durante la misma, pues tal vez pedía algo todavía más épico. Por suerte esta vez Horner no suena demasiado a Horner y ha conseguido desligarse de si mismo, cosa que parece que cada vez le cuesta más (para mi, no tiene nada brillante desde La Tormenta Perfecta, a lo que hay que sumar el gran patinazo de Troya). A pesar de algun parabará que suelta, me consigue recordar al Horner más grande, la magia de Willow, la épica de Braveheart y la parte tecnológica de Apolo 13. que es claramente una (más) de sus grandes obras. A ver si en el futuro lanzan una edición extendida con la música que no aparece en este disco.

BSO Avatar, James Horner – Track 01 «You Don’t dream in Cryo»

Sobre el diseño de personajes y criaturas.

Respecto al diseño de criaturas, también creo hay mucho que hablar (y que rebatir). He leído que las criaturas parecen de dibujitos de parvulario, que las hubiera diseñado mejor, ¡qué tentador decirlo!. Pero la verdad, aunque a cualquier profano en la materia le encantaría fantasear e imaginar criaturas chiripitifláuticas, cualquiera con ciertos conocimientos elementales de biología entiende que uno tampoco se puede inventar sencillamente lo que quiera. Las soluciones que la evolución encuentra a los mismos problemas suelen acabar siendo similares, puesto que están confinadas por por un mundo físico real, y probablemente fuesen las mismas en cualquier planeta de gravedad parecida a la nuestra. Para volar hacen falta alas, para desplazarse rápido sobre tierra patas, etc. Hace falta respirar de alguna manera, hace falta percibir el mundo de alguna manera. Los ojos, nariz, boca, oídos y sucedáneos, así como el cerebro suelen están centralizados en la ‘torre de mando’ (usease, cabeza) por razones evolutivas y meramente prácticas, y cambiar eso por cambiarlo es lo que verdaderamente hubiera sido gratuito (¡incluso sobre la eficiencia energética de caminar a seis patas en vez de cuatro o dos apuesto hay mucha literatura!). El caminar erguidos nos ha proporcionado a nosotros mismos una serie de ventajas, como la de soportar sobre nuestra columna un cerebro más grande, etc…
Y con todo, aunque fantaseásemos deliberadamente al diseñarlas, cualquier criatura, por el mismo mecanismo que la pareidolia, nos acabaría recordando a algún animal terrestre: Si se puede montar, a un caballo; si vuela, un pterodactilo; si parece que aulla, un lobo, etc. Personalmente, y a falta de una opinión más fundamentada (Rafa, siento ser un pesado e invocarte siempre en estas conversaciones :P), creo que el diseño de las criaturas es excelente.

Y con respecto a los Na’vi, si parecen demasiado humanos, es de forma deliberada, puesto que se supone que debes empatizar con ellos (¡e incluso parecerte atractivos!). Fijaos como incluso en el diseño de los extraterrestres de Distrito 9, no queda más remedio que hacer que estos tengan facciones y expresiones humanas. Diseñar criaturas obliga a estar confinados en un estrecho margen entre evocar la extrañeza de un mundo nuevo y poder despertar en el espectador las emociones que se desea de una forma efectiva. Y si no lo creéis, pensad que hubiera sido si en esta película los protagonistas hubiesen sido unos cuantos Aliens, ¡a ver como resulta!

Nota: por no hablar de lo que más de uno, entre los cuales me incluyo (ejem), pensamos… xDDD

(…)

Bueno, me despido estrenando nuevo avatar:

Mi nuevo Avatar

ak-ak-ak, que gracioso soy xDDD

Que sepáis que en este blog se seguirá hablando de Avatar, y mucho. Igual que se ha hablado de Star Wars, Matrix, Blade Runner, etc, etc… porque comparte lugar en mi corazón con todas ellas desde el momento que abandoné la primera vez la sala del cine… :)

Mis (¿diez?) películas de la década
Avatar

6 comentarios en “Un poco más sobre Avatar

  1. Ostras, Rufo, qué rápido te ha calado a ti Avatar :)

    ¿Dices que ya está cerca de tu corazón como Matrix o Star Wars? Fiu, es serio. En mi caso… creo que me estoy haciendo un poco el duro intentando no encariñarme demasiado, porque sé que no volveré a Pandora de la misma manera que en la sala de cine. Y aceptarlo duele. Ahora nos podemos dejar impresionar por la tecnología, por las imágenes, por los personajes y su universo. Más tarde será como acabar estudiando en Cuenca tras haber pasado por ahí en tu mágica excursión de fin de curso años antes: que sí, que estuvo muy bien, pero vivirla ahora no es lo mismo… Como dices, habrá que esperar a ver el DVD o el ripeo en HD correspondiente y tratar entonces de ser objetivos y meternos con el guión, buscarle puntos flacos, etc., pero ahora es tiempo para volar (eso sí, a un precio que ronda los 9 euros el pase).

    No hay duda, el universo pandoriano es cautivador. ¿El avatar de Sigourney? Encantador. Hasta hace muy poquito, a juzgar por imágenes y trailers promocionales, todo parecía demasiado colorido, irreal e impropio del mismísimo director de Terminator o Aliens. ¿Cameron dirigiendo a marines contra Thundercats pitufados? Uy. La verdad es que esperaba otra cosa, y me alegro de que fuera así. Me mantuve al margen del «hype» y adelantos sobre la peli. A decir verdad, nunca me atrajo demasiado este supuestamente revolucionario proyecto. No estaba esperando Avatar, no despertaba mi curiosidad, no sentía NECESIDAD por ella, al contrario que por Star Wars, Matrix u otras películas futuras. Incluso el Señor de los Anillos me enganchó desde La Comunidad, sin ser aficionado al universo ni a las obras de Tolkien…

    Fui al cine sabiendo que no me contarían una historia nueva, pero que tal vez Avatar podría suponer algo distinto. Y no puedo hacer otra cosa mejor que subrayar tus palabras al respecto, Rufo. Hay algo especial en ella. Los responsables han sabido hacerlo muy bien. Disfrutemos mientras podamos ;)

    Un saludo, tron.

  2. no consigo por mucho que lo intento estar de acuerdo con ponerla al nivel de matrix o starwars, incluso indiana jones me parece mejor saga que esta. No sé tio, no me ha calado. Tiempo al tiempo…

  3. Respondo de buen grado a la invocación, ya sabes que es un tema que me interesa. Como no he visto la película no puedo juzgar a los bichos que salen excepto a la raza azul protagonista si acaso, ya te diré lo que opino del resto cuando la vea (serás el principal responsable, como en el caso de tu padre, jajaja).

    Bien, tienes parte de razón en lo que dices, la evolución a menudo genera soluciones parecidas a desafíos parecidos, pero de ahí a que sea verosímil un extraterrestre mamiferoide con ojos boca nariz, bipedismo, etc etc es tan ridículamente improbable que yo me apostaría lo que hiciese falta a que nunca se repetirá en ninguna parte del universo. La propia simetría bilateral y la presencia de una cabeza diferenciada es un acontecimiento que sólo ha ocurrido una vez en toda la evolución animal. Fue un buen invento y se conservó, pero que haya tantos animales con cabeza no es un ejemplo de infinidad de convergencias evolutivas, sino de la diversificación que tuvo lugar después de su aparición. El propio concepto de «animal» es algo intrínsecamente terrestre. Tendemos a pensar que los extraterrestres son animales cuando quizá haya otros «conceptos» de organismos diferentes, y así un largo etcétera (respiración, los mismos sentidos que los humanos, las mismas formas de comunicación, etc). Desde este punto de vista, la raza de bichos azules de Pandora muestra una creatividad prácticamente nula.

    Ahora bien, hace ya mucho que me rendí con el asunto de los extraterrestres en el cine. Asumo que las películas sobre marcianos contendrán muchísimas asunciones antropocéntricas, desde Encuentros en la tercera fase hasta District 9, y no lo considero una lacra, aunque aprecio las películas en las que hacen un esfuerzo serio por intentar imaginar extraterrestres con algo de seriedad.

    Tomemos Alien. El diseño de la criatura de Giger es muy antropocéntrico, pero al menos se añaden un montón de variables muy creativas (cierto que en su mayor medida recicladas de formas de la vida en la tierra, pero al menos no humanas) que le dotan de una verosimilitud interesante. Sigue siendo mi extraterrestre favorito.

    Por cierto muy chulo tu «avatar» XD

  4. Curiosamente comenté yo hace poco por ahí, eso de verla en pantalla de cine/pantalla de casa 3D/2D… etc.

    Creo que tiempo habrá de verla en 2D, o en 3D con gafas de mierda en pantalla de mierda, es decir, la mia (y hablo de una pantalla de mierda de 1.000€, 37″, 1080p, 100Hz) por buena que sea la pantalla de tu casa, el tamaño del cine, sonido del cine, calidad de las gafas/proyector del cine, jamás será igual si no te gastas una millonada. Así que puestos a que en 2D ya la veré en casa mil veces, esta es una peli que en el cine no voy a ver en 2D, quiero aprovechar cada ida al cine para poder verla en 3D.

  5. ###Dremin, ya, yo tambien pienso lo mismo, y supongo que lo que piensa todo el mundo y con lo que cuenta la peli para hacer taquill. Que la peli hay que verla en el cine no solo porque mola y las razones de siempre (el sonido, el tamaño de la pantalla, compartirlo con gente), sino por saber que no vas a poder verla en 3d en mucho tiempo. A pesar de eso, una de las veces la quiero ver en 2d corriente y moliente, solo para comparar, y luego todavia verla unas cuantas veces mas en 3d hasta que la quiten. Vaya, que me voy a hinchar de verla si o si

  6. «y luego todavia verla unas cuantas veces mas en 3d hasta que la quiten»
    jajaja vaya un Rufo, sí señor :) a mi me toca aguantarme e ir a verla en 2D de toda la vida, que en Cuenca no están preparados para la new experience. sí, ya estoy de vuelta.

Responder a dick Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.