Plutón, al fin

Diez años. Qué digo diez: una eternidad esperando esto. Por primera vez, desde que existe, Plutón, es estudiado de cerca.

Image converted using ifftoany

La noche de Plutón, bañada por la luz de Caronte, su compañero de viaje. Luz que será suficiente para cartografiar la cara nocturna. Algo que me parece otro pasón.

 

¿Qué tiene de especial Plutón? No deja de ser un cuerpo pequeño, y que ahora sabemos, no muy distinto de muchos otros cuerpos menores que merodean las afueras del Sistema Solar, más allá de Neptuno. Descubierto no hace ni 85 años por Clyde Tombaugh, con mucho trabajo pero no sin cierto golpe de suerte (pues la la fortuna quiso que se hallara aproximadamente donde los erróneos cálculos de su mentor Percival Lowell indicaban que se debía encontrar el ‘Planeta X’), fue durante muchos años un incomprendido, extrañando a astrónomos acerca de su composición, tamaño, masa, un bicho raro que no encajaba muy bien en la foto de familia junto al resto de planetas.

pluto-demoted

Sea como fuere, cuando en 2006 al fin fue lanzada la sonda New Horizons, Plutón era él único planeta que no había sido visitado aún por una sonda espacial. Entonces pasó lo que ya sabeis: Plutón dejo de ser considerado planeta de verdad por la Union Astronómica Internacional, y paso de ser cola de león a cabeza de ratón: el primero de los de su nombre.

Independientemente de polémicas (entiendo y comparto las razones por las se ‘degradó’ a Plutón), estas me parecen irrelevantes: Plutón siguió y sigue ahí, integrado en la cultura popular y tan digno de ser estudiado como cualquier otro de los mundos de nuestro sistema Solar, aunque sea solo por el cariño que se le tiene y que le he tenido (si, cariño a una piedra volante) desde que me empezó a gustar todo esto de la astronomía (más o menos cuando tenía diez años), y con el añadido de ser el último de la familia al que no le conocíamos la cara. Ya sabéis, esa misma fascinación que durante siglos ha producido a la humanidad la cara oculta de la Luna, o la que personalmente me producen las lunas de UranoTritón: apenas exploradas, remotas, desconocidas.

878hhh1

Pluto_by_LORRI_7_July_2014_Color

Dos imágenes del mismo hemisferio de Plutón (que contiene el ya llamado ‘corazón’ o ‘ballena’ dependiendo del punto de vista), fotografiado a 14 y a 5 millones de kilómetros respectivamente, conforme la New Horizons se acerca. Imaginad cuando pase a apenas diez mil kilometros, cosa que pasará el 14 de Julio: mañana.

Update 14 de Julio: Y así se ve pocas horas antes de llegar.

NH_Approach_720

 

Y por fin, en pocos días llegará el momento. Como decía, abracé con regocijo hace casi 10 años la noticia de que se lanzaría una sonda con destino a Plutón, y que llegaría allí en la entonces lejana fecha de 2015. No voy a decir aquello de ¡cómo pasa el tiempo!, pues soy plenamente consciente de todas las cosas que han pasado y me han pasado en estos años, pero si haré uso de otro tópico: todo llega, y aquí teneis vuestra guía de campo.

Quitando el susto hace unos días, en el que la New Horizons dejó de funcionar unas horas (no sería ni la primera ni la última vez que una sonda se fuera a la mierda a pocas horas de su momento crítico), en pocos días, y en meses venideros (reíros vosotros de ADSL y modems de 56k, ¡la New Horizons envía datos a 1 Kbit por segundo!) iremos viendo las imágenes que la sonda habrá recogido en un veloz sobrevuelo a apenas diez mil kilómetros de distancia.

nh-pluto_charon_color_final

Retrato de Plutón junto a Caronte, en color *aproximadamente* real

Y entonces, igual que recuerdo cómo la sonda Magallanes exploró con radar la superficie de Venus en 1991 (recuerdo con fascinación aquellas primigenias animaciones en relieve), o la Messenger, acabando hace muy poco de cartografiar la superficie de Mercurio, o la Dawn, visitando Vesta y Ceres, o la ambiciosa Rossetta alcanzando un cometa de nombre poco amable, y por supuesto la Casinni en Saturno, trayendo algunas de las imágenes más fascinantes jamás tomadas; entonces, por fin podremos ponerle cara a Plutón.

Caras, y nombres, a sus valles, surcos, cráteres, montañas, cordilleras, planicies, mesetas, fisuras, cañones, estrías, cicatrices de una historia de eones que no es revelada por primera vez.

nh-pluto-7-11-15-580x580

La mejor imagen que tendremos del hemisferio ‘lejano’ de Plutón (cuando la New Horizons pase cerca solo verá la otra cara) en décadas venideras

Y aunque consigamos buenas fotos y datos científicos, estas solo harán lo mejor que puede pasar: dar pie a nuevas preguntas. Y al igual que las lunas de Urano y Neptuno, solo visitadas hace camino de treinta años por la Voyager 2, y para las que probablemente aún queden décadas antes de que volvamos a explorar, también transcurrirán décadas antes de que volvamos a saber algo nuevo de Plutón. Nuestra curiosidad no puede ser saciada.

Por lo pronto, esperamos, y sobre todo, disfrutamos, con este maravilloso descubrimiento, que gotea mejores y mejores noticias día a día, sobre nuestro viejo, pequeño, lejano y entrañable vecino.

Os dejó con este épico vídeo acerca de la exploración de nuestro Sistema Solar

(…)

 

##Bonus##: muy cuento viene, después del anterior vídeo, completarlo viendo este otro: Wanderers. Dadle a pantalla completa, HD, y sonido del bueno. Pelos de punta, imprescindible, casi mitológico, para los que nos gusta esto. No digo más nah.

 

¿Quereis galletas? Tomad galletas
He de compartirlo: nuevo trailer de El Despertar de la Fuerza

5 pensamientos en “Plutón, al fin

  1. Esta sí que es una entrada currada, a la altura del acontecimiento. Poco me queda por decir además de insistir en lo extraordinario del acontecimiento. Hace unos días no teníamos ni idea de cómo era Plutón. Quizá sería una bola anodina con cuatro cráteres. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos ya tenemos esta nueva imagen grabada para siempre en nuestras retinas. Y no sé si es por la emoción del momento pero, ¿no parece ser mucho más singular de lo que imaginábamos? En fin, que ojalá sigan llegando momentos de estos, son de los que se quedan grabados

    • Hay emoción, pero por lo poco visto hasta ahora, anda al nivel de otro de mis astros preferidos del sistema solar: Japeto. Plutón con su ‘corazón’ y su montañas de hielo, Japeto con su cordillera ecuatorial, pero sobre todo ambos con sus dos colores. Emocionante, emocionante sin duda, y aunque con paciencia, también me mola saber que quedan meses de lento goteo de fotografías. Mola mucho :D

  2. Pingback: Escocia. Apuntes | RIdP

  3. Pingback: El horror de la ciencia en este país | RIdP

  4. Pingback: Hasta siempre, Cassini | RIdP

Deja un comentario