El post que no quiero escribir hasta que acabe la carrera.

Este no va a ser ese post, pero aviso: estoy hasta los cojones de la carrera. Dicho queda.

No porque sea dificil, no porque se me haya atrangantado, ni porque lleve mucho tiempo aquí y esté estancado, por nada de eso. Que si, que también, que son razones de peso, pero no son esas la razones.
La razón es ver que lo que tengo que estudiar ni remotamente se parece o tiene que ver con lo que se supone tendría que ser. ¿Es nuevo lo que digo? no, pero necesito decirlo. Se supone que mi carrera es la carrera que mas se ajusta y mas cerca me deja de aquello que quiero ser, pero eso sigue siendo demasiado lejos. Y no lo digo por la impresión de que me va a dejar poco preparado (esa sensación la tenemos todos). Sencillamente me embarga constantemente la sensación de no saber que hago aqui. Uno sigue adelante, si, sin tener las ideas muy claras y con tal vez demasiada poca prisa, pero uno sigue. No voy a hacer ahora un alegato en contra de la titulitis que hay en este país, pues pecaría en demasía de hipócrita (y ya llevo mi carga), pero podría estar estudiando cualquier otra cosa y creo que seguiría teniendo la misma sensación que la que tengo aquí.

i'm beginning to see the lightPor supuesto que voy a acabar la carrera, tengo que acabarla y quiero acabarla. Que nadie se preocupe por ello, los planes son los mismos de siempre. Por el tiempo invertido, porque estoy más cerca del final que del principio, y porque realmente no creo que haya nada que me guste más.
Antes, para quien no lo sepa, os cuento que estudio Ingeniero Técnico en Diseño Industrial en Málaga. Lo que me espera probablemente es acabar diseñando muebles para ikea o sucedaneos, nuevos modelos de abrelatas o un flexo megachachipiruli. Tengo muy claro lo que me gusta, y por desgracia no es trabajar en eso, aunque si lo que más cerca está. Lo peor es que lo que se estudia en la carrera parece que ni se acerca a eso. Tengo muy claras mis pasiones, y no me he metido en esta carrera ‘porque no sabía en que meterme’: sencillamente dentro del estrecho abanico de opciones, era la más prometedora.

¿Cuales eran las otras carreras? Pues miren ustedes, las otras opciones que tenía eran Bellas Artes, de la que me abstengo de hacer comentarios (ya he oido bastante de fuentes fidedignas), y la otra, Comunicación Audiovisual. Todo muy bonito, muy artístico, y probablemente me hubiera defendido bien, laboralmente hablando, de haberlas acabado. Pero la verdad es que me tiraban las ciencias, me veo capaz en ellas, me mola una ingeniería, aunque sea un peritaje (en España no hay superior de Diseño Industrial).
Me gustan las ciencias. Me gustan las ciencias. Me gustan las ciencias. Me gustan las ciencias... algo resuena en mi cabeza.

Bueno, pues si, me gustan las ciencias, pero acaban siendo algo tan complejo, complicado, abstracto… adjetivos que se aplican tanto a lo que intrínsecamente son, como en lo que concierne a mi relación con ellas. Me gusta la ciencia, pero al final me gusta la ciencia de Punset y sus Redes, la de Carl Sagan, la ciencia que te hace pensar, que te ofrece respuestas; sus metodos, lo que puede aportarnos, la forma de la que nos condiciona; la ciencia que te ayuda a comprender mejor el mundo y universo en que vivimos. Claro, así es facil que te gusten las ciencias, te gustan hasta que tienes que calcular las tensiones tangenciales y normales en el punto 1 de una pieza A sometida a un esfuerzo axial de tracción de X newtons en el par cinemático Pascual
Y esto lo dice uno que desde 2º de Bachiller tiene atragantadas las matemáticas. Y diréis, ‘pues vaya huevos cuadrados, Rufo, tienes de meterte en una ingeniería’. Y yo os digo: pues si, aquí están.

Por cierto ¿como creéis que elegí la carrera? Fue surrealista, una decisión de un minuto. Tan sencillo como acudir al despacho del orientador de mi instituto, compañero de mi padre, y tener una conversación no muy distinta a esta:

– ¿A ti que te gusta?
– Ordenadores y dibujar.
– Y también te gusta la física y las ciencias, ¿verdad? (*Él, por supuesto, controlaba mi historial y referencias)
– Sip.
– Pues lo tuyo es Diseño Industrial.
– Vale.

Así tiré para Málaga, después de un absurdo año que no me sirvió ni para sacarme el carnet del coche (me tiré los primeros cuatro meses en Jaén en una surrealista paranoia absurda llamada Informática de Gestión), y aquí sigo todavía, en mi sexto año de Ingeniería Técnica en Diseño Industrial (y los que me quedan) en una carrera teóricamente de tres.

Y la pregunta, (la maldita pregunta): ¿Tan dificil es?. Pues si, y pues no. Con todos mis respetos, no es un Magisterio en Educación Física ni una Publicidad, pero tampoco es Ingeniería Superior. La mía es un “sencillo” peritaje de tres años, y además de los fáciles (quiero decir, entre I.T. Mecánica, Electricidad, Electrónica y Diseño Industrial, la más fácil es la última). Por supuesto hay asignaturas que se las traen y se le atragantan al mas pintao, pero eso no justifica que me la esté sacando esto al ritmo que llevo.

Con respecto a estar tardando tanto, sencillamente ME HE TOCADO MUUUUCHO LOS HUEVOS. Es la triste y vergonzosa verdad a la que como escarnio público autoimpuesto me obligo a vociferar aquí. ¿De donde pensáis que sale tiempo para flickr, para blog, para tantas cosas en Photoshop, en 3d, en vídeo? Para colmo soy leeeento, remoloneo, doy vueltas, la gente que convive conmigo suele tener que esperarme cuando hay que hacer algo…
Pero volviendo al tema, me agobio en exámenes, entonces aprieto y saco un par de asignaturas en el mejor de los casos y ninguna en el peor (y suerte que no desaprueben asignaturas): mi media roza alrededor de cuatro anuales. Pero el resto de meses (lo siento papá y mamá, que voy a decir que no sepáis, seguro que María lee esto y os lo enseña) me estoy tocando las pelotas. Voy de vez en cuando a alguna clase (que para colmo las tengo en mayoría por la tarde), y hago si hay que hacer algún trabajo en grupo. Pero ya esta. El resto del tiempo pamplineo, con internet, con Photoshop, con 3ds Max o programa de turno. No tengo amigos en la facultad ni nunca me he preocupado por tenerlos, lo que implica no tener a quien preguntarle cosas, pedir apuntes o exámenes pasados resueltos, etc. Paradójicamente, mis dos compañeros de piso estudian lo mismo que yo: uno ya ha acabado, (aunque misteriosamente no recuerda nada de lo que supuestamente ha estudiado al preguntarle, ¡pero su expediente está ahí!); y el otro con la cosa de que trabaja tampoco se le puede pedir más. Por lo menos trabaja, y de hecho va poco más o menos igual que yo.

4 MagnificosDebo mencionar a mis amigos (amigos que estudian en mi facultad, amigos con los que misteriosamente nunca coincido allí), que son iguales o ‘peores‘ que yo. Somos casi todos de Ingenierías, nos conocimos el primer año en una residencia y somos misma carne, misma calaña: Dios los cria y ellos se juntan. Nadie me podría decirme ‘no te juntes con ellos que son mala influencia’ por que posiblemente yo sea igual de mala para ellos. Imaginad el resto. Eso si, son mis mejores amigos, los quiero mucho y no los cambio por nada.

Al final, cuando tengo una conversación con alguien (después de yo emitir la autoindulgente al tiempo que defensiva frase ‘es verdad que he sido muy vago’), me dicen: ‘bueno, no pasa nada’, o ‘a todos nos ha pasado lo mismo’, o ‘tampoco ibas a ponerte a trabajar con 20 años’, ‘así, creas o no, también acumulas experiencia’, ‘no tengas prisa en acabar la vida de estudiante’… o cualquiera de sus variantes. La pura verdad es que tengo 24 años y todavía no he pegado palo al agua. Por supuesto me asusta enfrentarme al mundo laboral, no sé como sobrellevaré levantarme si o si todos los días por la mañana asi como tener mucho menos tiempo libre. Pero sencillamente, no se puede demorar más, y tengo ganas de tener ese tipo de libertad de la que como estudiante no dispongo. Y por no hablar del hecho de que yo, los de mi panda y todos los que son como nosotros somos unos mantenidos, no apreciamos lo que tenemos, no aportamos nada a la sociedad y no hacemos otra cosa que chuparle la sangre a nuestros padres: como muy bien definió una vez uno de los nuestros, Hannibal Lecter babearía por nuestro hígado.
Pepito Grillo hace bien su trabajo: atormenta. Pero sigue sin hacer que estudie.

Diseño Industrial se me esta atragantando, y es fácil pensar que tal vez haya sido un bocado grande para mi. Sin embargo, sé que no soy tonto, soy capaz de sacar esto; pero no desde luego con mi sempiterno sistema de mínimo esfuerzo.
Además, creo que no me he vendido, no he renunciado a mis verdaderas pasiones (que si, son las artes plásticas y el también el cine) a cambio de estudiar otra cosa que me dé más seguridad. Que si es verdad que la pela es la pela y entre las tres que me gustaban, Diseño Industrial es la que más garantías me ofrece, pero lo cierto muchos de mis ídolos, gente que hace eso a lo que yo me quiero dedicar, mis Santiago Calatrava y Steven Spielberg particulares son Ralph Mcquarrie, Syd Mead, Doug Chiang, H.R. Giger, todos ellos diseñadores industriales: de hecho ese sería uno de mis sueños: acabar diseñando naves espaciales y robots para una película de ciencia ficción, (de exito a ser posible) aunque me puedo conformar con un videojuego -notese la retranca-. Como he dicho, es un sueño, por pedir que no quede, pero ni el tiempo ni el esfuerzo que estoy poniendo tienen pinta de llevarme en esa dirección. (el otro sueño es acabar ¡en la ILM! de eso hablaré en otro gran post en preparación)

Me permito escribir este post (que repito, no es el que quiero escribir hasta que acabe la carrera) por que al menos he tenido un cambio. He encarado lo que hay que encarar y creo que empiezo a tener cogidas por los huevos esas asignaturas malditas, en vez de ellas a mi: les he perdido el miedo. Ya me he quitado algunas, ahora sé que puedo acabar, aunque me cueste. Empezando por Matemáticas de primero (si, las de primero, Fundamentos: he tenido un amargo encuentro con ellas este febrero, en septiembre caen fijo), Sistemas Mecánicos, Diseño de Máquinas, Diseño de Estructuras, Diseño de Instalaciones de Fluidos y Térmicas, Diseño de Instalaciones Eléctricas… ¡Vaya nombres, eh! Son todas esas que te vas dejando, esas que por cobarde, inútil, inconsciente e insensato no te atreves a encarar. Vas sacando las marías, manteniendote de cara a la galería mientras familiares te van preguntando si has acabado ya (aunque, total, cuando acabes esa pregunta la van a cambiar por ‘¿estas trabajando ya?’). Y esas asignaturas se van quedando. Y cada año aprietas un poco más, suponiendo que te vas a sacar más asignaturas, cuando lo que pasa es que su dificultad se incrementa a causa de un nefasto e insensato criterio de selección libremente escogido, acabas por sacarte solo tres o cuatro, más dificiles, eso si, pero igual número que todos los años…

Bueno, no he dicho nada nuevo ni nada que no le haya pasado a algún estudiante en algún momento. aquí dejo este ladrillaco, siento el tostón, perdón por las disculpas, y reivindico una vez más mi derecho al pataleo y a escribir en este, mi blog: bien que me viene algunas veces dejar por escrito ciertas cosas, pues normalmente me ayudan a pasar pagina. He de decirlo, es probablemente el post más sincero que he escrito en este lugar. Gracias por todo.

Y atentos al tema que va a haber cambios por aquí. Saludos.

1 año
Ingenieros informáticos

25 pensamientos en “El post que no quiero escribir hasta que acabe la carrera.

  1. Yo llevo desde que empecé pensando si habia escogido bien la carrera, si esto es a lo que me quiero dedicar, si de verdad es mi vocación, y han tenido que pasar todos esos años y llegar a las prácticas para saber que este era el camino correcto :D Y eso no significa que esto sea mi vocación, ni que al final me dedique a esto con éxito :D

  2. Ya que me lo he leído entero quería comentarte algo xD En primer lugar enhorabuena por el post, todas las autocríticas ya te las has hecho tú. Cuando acabé la ingeniería técnica escribí este post bastante optimista, y ahora que estoy en la ingeniería superior escribiría uno bastante más pesimista, pero lo dejaré para más adelante.

    Ánimo y al toro!

  3. Wave, por lo menos te está gustando, ¿no? Me alegro si es así! Por lo menos lo tienes claro

    Draxus, las autocríticas, como puedes imaginar, tienen algo de defensivo: para que alguien las use como arma (dañina), ya me lo digo yo todo. Gracias por los ánimos! :)

    Nono, y seguramente somos más :) Un abrazo!

  4. Elegiste bien, y tú que puedes “rascartelos”… sinceramente tio… Hazlo!

    Yo sin pudiera lo haria sin dudar.. ya lo hice aquel año que vivia con vosotros y tuve bronca, pero mereció la pena, aprendi otras cosas.

    Ahora me levanto a las 7:30 si o si, trabajo, como, trabajo, a veces estudio (hago trabajitos chorras) y voy sacando 2 o 3 por cuatrimestre, a veces menos.

    Yo no me sentiria culpable aunque está claro que puedes tirar mas del carro, y empezar a ganar pasta, por cierto hoy he cobrado mi sueldo mensual, y eso SI QUE ES LA HOSTIA. Porque es mio, de mi sudor, jaja, es MIOOOO, MI TESSSOROOOOO!!!

    Luego el dinero vuela como los pajaros pero weno, hoy soy feliz XD

    Aparte tio, YO SE que acabarás trabajando donde tu quieres, porque sinceramente eres mucho mas bueno que los que ya hay allí, solo que ellos aún no te conocen. :)

    saludossss

  5. Zulo; posi tio, posi. ;) Pero atento, atento a lo que dice Deivid.

    David; esto ya es carne para otro tema, pero supongo que se puede añadir que todas las acusaciones de acabar tarde siempre vienen de ‘las altas esferas’: padres, amigos de padres, influencias por un lado y por otro, que se nota que son ellos los que pagan, que son ellos los que les da coraje las dificultades que tuvieron y como nuestra generacion está completamente acomodada.
    Y por otro lado, la gente de nuestra edad, esos con 25-30 años que hace poco acabaron la carrera y aparte de echar de menos muchas cosas de la vida de estudiante, dicen que en verdad el título de poco sirve.
    En cualquier caso, mi preocupación ya no es esa: es que no me gusta que voy a entrar en el mercado laboral con 26 añazos, sin ninguna experiencia, y ya es un hecho.

    Por lo demás, gracias por los ánimos. :)

  6. Es bueno que te desahogues de vez en cuando, me encantará el día que vaya a un apse de prensa de una película anorteamericana y vea diseños de Rufus Gregindiwichhhhh ese día me quedaré pegado a la butaca y choraré, choraré de placer, te lo prometo, Tu como decñía la Carmen Maura allen de los mares los 80’s “nene, tu vales mucho” Eso que no se te olvide never.

  7. Pingback: Ración Individual de Personalidad » 3 años, toma ya. (listo)

  8. Me siento bastante identificado en lo que escribes. Yo hice la Ingeniería Técnica en Informática, que supongo es bastante más fácil y he pasado por algo parecido a lo tuyo. Según mi opinión lo principal es creerse que puedes sacarla, y tú ya sí te lo crees. Con trabajo y actitud la vas a terminar sin mayor problema. Por lo menos en lo tuyo supongo que hay colegio de ingenieros, con lo que si trabajas en ello vas a tener un buen sueldo. En cambio, en informática todos sabemos lo que hay, y yo estoy bastante desengañado una vez he visto el mundo laboral en este campo. Mi esperanza es salir fuera de España, en otros países al menos se nos valora y no meten a un tío sólo se ha leído un libro de BD o de programación.
    En fin, perdona por la parrafada, pero al leerte me he tenido que desahogar yo también. Tu post se me hizo corto y mira que escribiste! :P
    Un saludo.

  9. Jose; yo empecé Informática de Gestión, y no es que no me gustara, es que sencillamente yo quería Diseño y es a donde me vine al año siguiente. Luego he escuchado de todo sobre los informáticos, sobre lo absorbente de vuestra dedicación, te aseguro que Diseño es mucho más facil (es de las facilonas, supuestamente). Que decirte amigo, lo mismo que me vengo diciendo a mi desde hace tiempo, que ánimo y hacia adelante: qué otra cosa vas a hacer de momento, sobre todo con todos estos años ya invertidos…
    Saludos! :)

  10. He entrado por casualidad en tu antigua página… me he puesto a leer… y me gusta cómo escribes (creo que tengo la misma enfermedad que dices tener tú con las comas, solo que yo también le añado los puntos suspensivos!)… y creo que me gusta más cómo piensas!

    Otra cosa es que opine como tú. Y este post en concreto… Creo que no lo haces exactamente, pero aún así no estoy para nada de acuerdo con la crítica a la carrera. Yo también he estudiado Diseño Industrial y, aunque no sirva para ello, aunque acabe trabajando en cualquier sitio menos en algo que tenga que ver, sin duda alguna, lo que estudié era lo que quería… y lo que desde un principio ofrece la carrera. Vamos, que espero que no te guste porque no te ofrece lo que tú quieres… y no porque pienses que no ofrece lo que pensabas… (no sé si me explico… y encima parece que te estoy echando la bronca!! Me estoy luciendo :-s jajaja)

    Por otra parte, totalmente de acuerdo en lo de la carrera fácil. En mi universidad nos tenían como los del corta-pega-pinta-y-colorea… Algo más complicado que eso ya es el asunto… pero parte de razón ya tenían.

    En lo que respecta a verse preparado y el mundo laboral… cada vez estoy más convencido de que mucho depende de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno. Yo con la carrera terminada, un buen proyecto y demás… entre en mi actual trabajo por el “grandísimo” y único mérito de tener un cursillo de 60 horitas de Catia!!! Así que tranquilo… nunca sabes dónde va a surgir la oportunidad.

    Todavía me quedan muchas vueltas que dar por aquí así que… hasta pronto!!!

  11. Yo mismo; yo no es tanto que me decepcionara la carrera o que entrara engañado, es mas bien esa sensacion, desde el primer febrero, cada epoca de examenes, cada junio y septiembre, ese reconcome de pensar ¿de verdad esto es lo mio? ¿sirvo para estudiar esto? ¿a esto me quiero dedicar? ¿es este el camino? etc. etc.
    Ese cursillo de Catia tambien estoy interesado en él, a ver si un año de estos le echo cojones.
    Y por último, ¿donde has estudiado?. En málaga nos meten bastante caña con la parte de ‘ingenieria’ y bastante poca con la de ‘diseño’

  12. Vale, vale, ahora te entiendo… y ahí ya no te puedo ayudar. Lo que sí que puedo asegurar es que creatividad no te falta así que el diseño industrial es una buena manera de canalizarla… Pero si es de tu gusto o no, ya depende de cada cual.

    Yo estudié en Mondragón. Y mi generación fue la última de “la vieja escuela” y la primera con la que empezaron a cambiar la forma de enfocar la carrera. Más que darle más importancia a la parte “ingenieril” lo que pasaba antes era que la de “diseño” estaba peor llevada. Ahora han empezado a venir exalumnos que han cursado el 2º ciclo en el extrangero y están cambiando la mentalidad. Y se nota… comparas lo que hacen los que vienen por detrás con lo que hacíamos nosotros y el nivel ha subido bastante. Pero por lo que veo, en Malaga las cosas no son así…

    En cualquier caso, espero que encuentres tu sitio.

    Por otra parte, no sé que programa estarás estudiando en la carrera, pero visto uno, vistos todos!!! Yo estudié con unigraphics y el con el cursillo simplemente me “adapté” a la interfaz… pero es algo que uno puede hacer por su cuenta.

    Lo dicho, ánimo!!

  13. Nota: He copiado estos comentarios desde el post original, que se publicaron después de mover este blog a donde ahora mismo estamos, con el propósito de tener cierta continuidad. Abajo está publicada mi respuesta. Rufo.

    Érika escribió

    28 noviembre, 2010 a 7:17 pm
    Este post ya es de 2008 ¿ya terminaste?? yo tmb estudio Diseño Industrial pero comienzo ahora 4º año y soy clavadiiita a ti. Mucho pepito grillo que no me deja vivir pero aquí estoy yo, rascándome la… ahora me he decidido a encarar física, matemáticas, materiales… sí, las de primero. En fin, a ver si me pongo las pilas. Tu post me ha hecho sentirme un poco menos miserable xD

    Javi escribió

    21 junio, 2011 a 7:14 pm
    que tal ya acabaste?? yo estoy deprimido total, me falta una asignatura para acabar ingenieria tecnica agricola y tengo tachantachan…. 27 añazos!!!! sin cumplir aún pero 27. Y sin haber currado en la p… vida ni siquiera un curro menor. Eso si con las mates atragantadas desde 3º de ESO y con una nota en selectividad de…. 2 (en matemáticas) y aun así me lancé a la ingeniería de los cojones. Mala elección, cuando llevas 4 años de una carrera de 3 y ves que no has aprovado ni la cuarta parte del plan de estudios…. ejem ejem. Eso sí, con un par les demuestras a todos que tu vas a ser ingeniero y que no se diga que eres tonto, claro las consecuencias están a la vista. Tengo el examen final la semana que viene y dudo mucho que pueda aprobar, lo cual supondría que no acabo la carrera. En fin…

    Victor escribió

    4 julio, 2011 a 1:10 am
    Amen hermanos. yo soy del mismo club. me metí con 21 años en ambientales porque me gusta en medio ambiente y los bares andan repletos de biólogos poniendo tapas. yo ya no sé qué hacer con 28 taco y un chorro de asignaturas por hacer. esto psicológicamente te destroza y tira a la basura toda tu autoestima. aún así el único remedios es confiar en uno mismo a pesar de las duras críticas que soporteis y no os equivoqueis que las críticas más duras no vienen de vuestros padres o profesores sino de vosotros mismos. animo y al toro chavales.

  14. Javi, Victor, por ahora tengo 27, y si, sigo estudiando. Con una Erasmus en Dinamarca a la que le quedan días para terminar (en 6 días estoy volviendo a España), tres asignaturas (solo?) por terminar en Málaga, nivel decente de inglés y doble diplomatura en prácticamente en el bolsillo (Diseño Industrial + Bachellor en Mecánica). Dentro de lo que cabe, no está mal, porque este Erasmus me viene de escándalo, pues no es lo mismo una carrera en 9 años que dos carreras en 10… Toco madera porque me salgan bien las cosas, porque acabar, acabar, no he acabado aún.
    Solo os digo lo que seguro que os han dicho ya: que cojáis el toro por los cuernos, dejéis de remolonear ya y le deis la estocada final a la carrera. Si, como es mi caso, sencillamente os habéis tocado los cojones, intentad mejorar vuestro curriculum con algo de idiomas, masters, experiencia en el extranjero y movidas por el estilo. Mi plan, por lo pronto, es salir zumbado en cuanto pueda para Alemania. Si no, si habéis estado trabajando de-lo-que-sea (camararero, descargando camiones, vareando olivos), tenéis al menos la (espero que no completamente inútil) excusa de saber que cuando lleguéis a una entrevista de trabajo, poder decir que no habéis estado parados, que no sois sencillamente unos vagos inútiles (como es mi caso), y que al menos con vuestra trayectoria habeis demostrado responsabilidad y pura y dura capacidad de trabajo. Eso, a nuestra edad, cuenta. Vaya que si cuenta.

  15. que sí hombre que esperanza hay. yo por suerte sí que tengo un buen bagaje de trabajos menores y voluntariados, en eso me valgo cuando se empeñan en machacarme con que termino tarde.con dos huevos chavales! eso sí, dejaos de hacer lo que creeis más rentable y buscar trabajar de lo que quereis ya que eso es calidad de vida! yo prefiero cobrar…yo que sé..600€ en un trabajo que me tenga enamorado a 1200€ en una oficina que me de temblores nada más pensar en ir.

    otra cosa que me dijeron hace tiempo, deja que la universidad pase por tí no tú por la universidad. todo en esta vida es experiencia para un CV.

  16. Ya, si con la de años que he echado, los amigos que he hecho, la gente que he conocido, las experiencias vividas… si vivir he vivido estos años. La pregunta más bien ahora es: ¿quien contrata a un pringao con expericiencia laboral cero, y pero si con (algo de) experiencia vital? Como es natural que supongan, alguien como yo no va a estar dispuesto a tragar mierda igual de fácil, no como ellos desearían…

  17. Pingback: Vale, ya está. Y ahora, ¿qué? (Parte 4 y última: ¿Qué hay de mi, de nosotros?) | RIdP

  18. Pingback: El post que no quería escribir hasta que acabase la carrera. Ahora si. | RIdP

  19. Pingback: Dinamarca como Erasmus. Parte 3 y fin: La experiencia personal | RIdP

Deja un comentario