Conspiraciones

A mi lo que más gracia me hace de los conspiracionistas/conspiranoicos, hablando de todos ellos en general, es la tremenda fe que tienen en la competencia, profesionalidad y buen hacer de los conspiradores. Es más, ¡es que tienen en muy alta estima a estos!

Y yo lo que pienso es ¡ojala, estuviéramos ‘comandados’ por gente tan capaz!

Yo soy el primero en reconocer que alguna vez he coqueteado con las ideas conspiranoicas. Son atractivas, te otorgan la sensacion de poder al conocer información aparentemente oculta, y por supuesto, traen consigo una para nada censurable y siempre positiva actitud de crítica y desconfianza a quienes gobiernan. Pero esto es una cosa (un sanísimo escepticismo, la capacidad de pensar e informarse por uno mismo), y otra, desconfiar hasta el absurdo.

osama-dead

Todo esto que digo, viene por supuesto a raiz de lo de la muerte de Bin Laden (que vaya tela, al video de Gabilondo me remito), y como la gente ha dudado sistemáticamente de su muerte, cosa que sinceramente me sorprende. Será que no me importa ni obsesiona demasiado, pero a mi no cuesta ningun trabajo creerme toda esta historia, de que vivia oculto entre cuatro paredes, que el ejercitó pakistaní por negligencia o bien deliberadamente, no parece haber hecho mucho al respecto, y desde luego lo que a mis ojos es una verdad que no necesita ser cuestionada: ha muerto a manos de los SEALs estadounidenses, sin juicio alguno. Un tiro en la cabeza y a tomar por culo.

Y ahora resulta que empiezan a florecer (sin ninguna coherencia ni limite alguno) las distintas teorías, que por supuesto se retroalimentan con otras: que Bin Laden ya estaba muerto, o bien que sigue vivo, o que todo es una falacia contra un enemigo imaginario, y desde luego, que todo es un trabajo interno que obviamente nos retrotrae a lo de que el 11S fue cosa del mismo gobierno de Bush. Y el 11M no fue ideado por alguien en lejanos desiertos, el Rey sabía lo del 23F, a Kennedy se lo cargaron agentes de la CIA, Hitler huyó a Argentina (o al Polo Sur), y por supuesto (ya sabéis que iba a acabar aquí, las obsesiones personales lo será siempre), nunca llegamos a la Luna. O que si llegamos, pero no cuando se nos hace creer. O si cuando se nos hace creer, pero las imágenes son grabadas en un estudio. O realmente llegamos, pero en realidad se nos oculta lo que allí se encontró…

En fin, que se puede debatir hasta el infinito, pero es que de lo que al final se olvida la gente es que mantener esos colosales y gigantescos engaños no solo hubiera costado monumentales cantidades de dinero para hacer callar a la gente, sino ingentes cantidades de talento y buen hacer. Y la verdad, no se que fé tienen los conspiranoicos en la humanidad, pero el talento (y la capacidad de estarse callado) es algo que anda muy, muy escaso. Los “wikileaks”, bien lo sabemos, se acaban filtrando, y lo hace un chaval de 22 años que se aburre demasiado. Apoltronados dictadores y faraones caen con manifestaciones, y a los criminales contra la humanidad, con un poco de fortuna, al final se les apresa y de alguna forma se les juzga (como cogieron a Milosevic, a Karadzic, a Hussein). O no. Ahí acabaron Pol Pot o Pinochet, en su cama, en su casa; ahí sigue Mugabe. Hay atentados contra presidentes de gobierno y papas, y a menudo con éxito. Grandes potencias nucleares, sistemas económicos enteros se colapsan, toda una forma de pensar y vivir. Hay paro, grandes crisis economicas y depresiones. Y todo por fallos en el ‘sistema’, fallos por el defecto inherente al propio ser humano y su naturaleza: somos tontos, egoístas, incapaces, vagos, corruptos, interesados, y por supuesto, limitadísimos al intentar ver a largo plazo las consecuencias de lo que hacemos. Y sin embargo todavía hay quien cree que existen organizaciones secretas (compuestas de humanos) que mueven los hilos de la sociedad. Agencias tan secretas que ni las agencias secretas saben de su existencia. Que nadie piense que en verdad creo que todo es transparente y tengo completa fe en el sistema o en la bondad humana. Al contrario. Para mi, todo tiene una explicación mucho más sencilla, aunque tal vez, mucho más dura de aceptar: somos así incompetentes, somos así de cutres. Aunque, quien sabe, lo mismo los Illuminati y los judeomasones en verdad son alienigenas, eso lo explicaría todo mucho mejor y de forma más creíble.

Sinceramente, a mi me cuesta mucho menos creer la version oficial que cualquier otra: la operacion para matar a Bin Laden, aunque una cutrez, es muy real, yo lo de que se hayan desecho de su cadaver en el mar, ha sido por las mismas razones por las que no existe una tumba de Hitler.

Y a pesar de lo que he dicho (que es lo que honestamente pienso), suelo ver a la humanidad con una luz bastante positiva, dado que no somos más que esencialemente animales que seguimos sometiendo la mayoría de las ocasiones nuestra lógica y razonamientos a nuestras pasiones e instintos. Tenemos voluntad, coraje, capacidad de sacrificio y por supuesto (que cursi me va a quedar) capacidad de amar y de tener compasión. Pero esos no son los ingredientes que hacen falta para mantener unas mentiras que no merecerían la pena tanto esfuerzo. La realidad no solo me parece más creíble, sino mucho más rica e interesante.

Nota: este es tal vez un poco el tipo de post que echo de menos. Escrito rápido y sin reflexionarlo demasiado (aunque tal vez haciendo uso de antiguas y muy mascadas ideas guardadas en la recamara), y con una ligera dosis de sueño que a veces provoca los mismos efectos que el alcohol: desinhibición y sinceridad. Con esto vengo también a decir, que temporalmente y al menos por unas semanas, declaro oficialmente suspendido el blog, y con ella la segunda parte de la entrada dedicada al Crysis 2 así como resto de post casi finalizados y guardados en la alcoba. Me quedan una semanas muy muy ricas en cuanto a trabajos y proyectos, puesto que, después de tantos años estudiando (los que lo sabéis lo sabéis, los que no, son suficientes para haga años que me de vergüenza contarlos), me encuentro cerca del final. Dadme ánimos y deseadme suerte, y lo mismo os deseo a vosotros: nos vemos a la vuelta.

Nota 2: y por supuesto, me reservo el derecho a romper el precinto del blog cuando me salga de las narices. Tendría incluso su dosis de interesante ironía/mala leche que escribiese con más frecuencia en esta tregua oficial, la primera en más de seis años de blog, que en otras épocas…

Conspiraciones, 2 (con comentarios sobre el 15M)
¿Qué pueden esperar?

14 pensamientos en “Conspiraciones

  1. Pingback: Conspiraciones, 2 (con comentarios sobre el 15M) | Ración Individual de Personalidad

  2. A mi es que me gustan las teorías conspiratorias. Sinceramente, que no hayan querido sacar imágenes me resulta sospechoso. No dudo de que Bin Laden está muerto, por muchas razones: la principal de todas, es que en las anteriores ocasiones en que se dijo que había muerto, él mismo hizo declaraciones “públicas” para desmentirlo.

    Más me preocupa otra cosa en este asunto: tanto que si Bin Laden está muerto, que si está vivo, que si tiraron su cuerpo al mar, que si lo incineraron… cuando lo verdaderamente acojonante es que solamente se ha mencionado de manera soterrada que el acto de entrar en un país ajeno a matar a alguien es un crimen que ha cometido EEUU. Y que en lugar de criticarlo le den palmaditas en la espalda por “haber asestado un duro golpe al Terrorismo Fundamentalista Islámico”. Eso si que da miedo.

    Por otro lado, sólo una pregunta que no me han sabido responder: Si Neil Armstrong fue el primero en pisar la Luna… ¿Quién le estaba grabando desde fuera de la nave? :P

  3. Recojo el guante. Esa grabación que dices, la que tristemente se ha perdido (la que conocemos, es, literalmente un ‘screener’: la única manera que acertaron a hacer compatible la señal de la cámara del Apolo con el sistema NTSC fue proyectar la imagen sobre una pantalla… y grabarla con una cámara de televisión de nuevo), se recogió con una cámara que iba montada en la pata del módulo de alunizaje. De hecho esa cámara era lo más penoso que había (emitía señal en ByN a 10 cuadros por segundo y a una resolución de pena, con el pequeñísimo ancho de banda que corresponde a señales de radio de onda larga), pero al menos era fiable, y es un añadido de última hora: a los listísimos de la NASA no se les ocurrió hasta casi el final que lo mismo era conveniente tener imagenes en directo para emitir, no fuera que alguien no se lo creyera… Lo que son las cosas… Esa misma cámara la clavaron ellos luego en un trípode a unos cuantos metros y es la fuente de casi todas las demás imágenes que vemos, entre ellas la de cuando clavan la bandera. Tampoco se debe olvidar que apenas estuvieron fuera del módulo dos horas, por lo que no hay imagenes para hartarse de aquel Apolo 11. Por su parte, Buzz Aldrin hizo una grabación del primer paso de Armstrong desde dentro del módulo y a través de una ventanilla con una cámara de película de 8mm, obviamente con mucha mejor calidad que la que se emitió en directo a todo el mundo, y es la que se puede ver en el documental In The Shadow of the Moon, de 2009, con entrevistas a los principales protagonistas de la historia.

    Te doy la razón en lo escalofriante que es la manera de la que se ha felicitado tanta gente por la muerte de alguien.

  4. Uffff… Si se trata de cosas que tengan que ver con el Discovery Channel, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. El de la ETB me ha dado pereza verlo (para que mentir). Pero me apunto el enlace para verlo un día que esté menos perro.

    En cualquier caso quiero aclarar que no afirmo categóricamente que lo de la Luna sea un montaje. Simplemente creo que es conveniente recordar un par de cosas, a saber:
    1. Ocurrió en el momento más oportuno dentro de una carrera en la que o eras el primero o te comías los mocos;
    2. Hay algunos puntos en la versión oficial que generan dudas…

    Tampoco es cuestión de sospechar por sospechar. Que incluso hay gente que afirma que los terremotos y desastres naturales están causados por “organismos internacionales” con la intención de desestabilizar a la población. Pero cuando las dudas están mínimamente documentadas, qué menos que mostrarse algo escéptico.

    Nunca sabremos con seguridad si fue cierto o no. O por decirlo de otra forma: Las explicaciones que se den serán nunca serán suficientes para calmar a los escépticos. Y si en realidad fuese todo un montaje, nadie sería capaz de sacarlo a la luz.

    Bueno, tal vez si lo contase wikileaks…

  5. Jejeje, sabía que esta discusión la teníamos pendiente. Empiezo por el final (casi) citándote y dandote la razón: las explicaciones NUNCA serán suficientes… a quien sencillamente no le apetece creerlas. Esa es una verdad universal.

    Ahora, siento disentir, porque además normalmente a mi me molesta cuando alguien pontifica y se expresa en terminos absolutos, pero si, el alunizaje está demostrado, está tan demostrado que aburre, está tan demostrado que no existen mejores maneras de hacerlo, excepto llevar a cada persona a la Luna a que vean allí el módulo (y evidentemente, todavía habría quien dude). Respecto a tus dos puntos, bueno, el primero ya lo tratamos, pero es que ‘oportuno’ no me parece algo que sencillamente buscas con todas tus fuerzas. Cuando se lanzó el Apolo 11, ya estaban en la linea de salida otras dos misiones que hubieran llegado a la luna antes de acabar 1969, una frontera que los americanos se habían autoimpuesto (una vez llegaron, relajaron el calendario a un lanzamiento cada cuatro meses, e independientemente de eso, ya vemos que sin embargo el Apolo 13 falló apenas 10 meses más tarde). Y como ya digo, la verdadera carrera era contra los rusos, que nunca, al menos mientras duró, reconocieron oficialmente entrar a trapo en ella, y que en cualquier caso siempre andaron muy por detras de los americanos. Te invito a revisar el articulo sobre el N-1 en la wikipedia, (http://en.wikipedia.org/wiki/N1_(rocket) ), lo más parecido que tuvieron los rusos a hacer la competencia a al Saturno 5, y que estuvo desde el principio y hasta su prematuro final plagadísimo de problemas, al igual que todo el programa espacial ruso, sin una agencia centralizada y con diversos proyectos compitiendo entre sí (que hablando de rusos frente a americanos, mas que ironía es ya mala leche). Y que no se te escape el hecho más aplastante de todos: los rusos hicieron chitón. Siguieron perfectamente las señales en telemetría abierta; sabían, como cualquiera con el equipamiento adecuado podría haberlo hecho, que los americanos estaban aquel 21 de julio de 1969 sobre la Luna, y nunca han podido decir nada porque, sencillamente, no hay nada que decir. No te puedes dejar engañar con cosas como las que aparecen en Contact o en Capricornio Uno, que es lo que es, cine, bueno y entretenido, pero cine, porque eso de ‘falsificar la procedencia de una señal’ es algo que sencillamente no se puede hacer, es una cuestión de trigonometría elemental.
    Y con respecto al segundo punto, vuelvo tambien a lo mismo: la navaja de occam. Es irrelevante al final que la ‘versión oficial’ tenga agujeros (seguro que te refieres a flecos, y con todo me gustaría saber a cuales te refieres). La cuestión es si eres capaz de sustituir todos los hechos con otra teoría, que no solo cubra esos agujeros, sino que mantenga bien tapado, cubierto y explicado el resto del tinglado. Lo divertido de las teorías alternativas es que tantas veces se concentran tanto en intentar hurgar y explicar esos (supuestos) agujeros, que no se preocupan de si la abrumadora cantidad de hechos restantes, antes perfectamente coherentes, casan ni remotamente bien con dicha nueva teoría.

    Y en fin, tu mismo lo has dicho. Se escapa wikileaks, ¿no se iba a escapar un tinglado que implicó en su momento cumbre a casi medio millón de personas, y muchos de ellos ingenieros, y por lo tanto, individuos por si solos con los conocimientos, la capacidad técnica y perspicacia necesarias para averiguar que lo que se montaba no era un montaje? ¿en 40 años nunca nadie se ha ido de la boca? ¿en 40 años nunca se ha descubierto un fallo, realmente, realmente sólido que delate el tinglado? ¿de verdad es toda esa teoría más fácil de creer, que pensar, que sencilla y llanamente, llegaron?

    En fin, me encanta que me piques porque es un tema del que me apasiona hablar, de verdad :)

  6. A ver, si este tema lo tenemos más que trillado, pero todo sea por tener una sana discusión… jejejejeje

    Hay muchos aspectos cuestionables, y todos tienen su explicación:

    * La bandera ondea, cuando no debería hacerlo: explicación, no ondea, sólo lo parece, porque está arrugada.
    * No se ven estrellas en las fotos, cuando deberían verse: explicación, el tiempo de exposición no era suficiente para captar la luz de las estrellas
    *El famoso vídeo en el que se cae un foco: explicación, es un fake.

    Y hay un sinfín más de dudas, todas ellas explicadas con mayor o menor credibilidad.

    Lo importante aquí no es que se hayan explicado todas, sino que son un montón de dudas. Muchos puntos oscuros para una misión que era muy conveniente por varios motivos: Cumplir con una promesa que hizo kennedy, asestar el primer golpe de la Guerra Fría y desviar la atención del ciudadano ante la masacre que estaba ocurriendo en Vietnam.

    Lo malo de la navaja de Occam es que se puede usar para defender ambos lados de una discusión: sólo hay que cambiar la manera de formularlo. ¿Para qué dar múltiples explicaciones cuando una sola basta? La respuesta “es un montaje” basta para explicar todas las dudas.

    Ojo, que no por ello me estoy poniendo del lado de los conspiracionistas, pero sigo teniendo dudas. No tengo ninguna duda respecto a si el hombre ha llegado a la Luna, tengo dudas respecto a si lo hizo en ese momento exacto.

  7. Bueno, ¿se trataba de cumplir la promesa de Kennedy? Si. ¿se trataba de dar un golpe sobre la mesa en la carrera tecnológica? Si. ¿Venía bien para desviar la atención medíatica sobre el desastre que estaba siendo Vietnam? Si. Bien, pero donde te pierdo el rastro es en la secuencia lógica en que asocias todos estos hechos, el hecho de que ‘viniera muy bien’, con el que sea un montaje.
    A ver, las conspiraciones, de entre las muchas cosas que encuentro interesantes, es lo vagas que son en lo que respecta a ‘trazar la linea’ de hasta donde llegan. Obviamente lo más sencillo es que la frontera sea lo más delgada posible, digamos, que no haya mucha ‘superficie de contacto’ entre los que estan en el ajo y los que no. Es decir, o muy poca gente lo sabe (tal vez unas decenas de personas) o al contrario, está hecho a lo show de truman: el único engañado eres tú. Sencillamente, antes se va de la boca alguien. Descartada la segunda opción, el escenario que nos queda es el siguiente: los astronautas montan en el autobús que les lleva al cohete, bajo la atenta mirada de cámaras y cientos de testimonios, y unas horas más tarde ese cohete despega y sigue una limpia y perfectamente seguida trayectoria hacia la luna para volver entero unos días más tarde. Del módulo salen sanos y salvos los tres astronautas, de nuevo con demasía de testimonios y cámaras de televisión, para hacerlo creíble. La alternativa es la que viene a contar Capricornio Uno: en cierto instante los astronautas no se montan en el cohete (un cohete perfectísimamente capaz de llegar a la luna, como miles de ingenieros sabían, ¡qué desperdicio que no hubiera nadie dentro!), que todo se haya grabado en un estudio (y por más que 2001 siga una maravilla del cine 40 años más tarde, no deja de contener efectos especiales que no soportan un mínimo escrutinio serio) con un equipo de personas mínimo, y que de alguna manera un tanto rocambolesca, esos astronautas hayan entrado en el modulo de regreso sin cámaras atendiendo al suceso.

    Dime como la teoría del montaje cubre esas preguntas. Es más, ¿cual es la teoría del montaje? ¿Cual de ellas?

    No puedes olvidar que la del Apolo no era una misión sin riesgos. Nadie ha dicho nunca que todo fuese suave y perfecto. Había planes previstos en caso de que no regresasen, incluido un famoso discurso que debía leer Nixon. Al alunizar se quedaron a 25 segundos de agotar el combustible. No se trataba de llegar a toda costa, pero si no hubieran llegado, tampoco hubiera sido apocalíptico para la nación. Ya digo que el Apolo 12 y el 13 podrían haber despegado antes de acabar 1969 cumpliendo así la promesa de Kennedy. Y de hecho, la del Apolo 11 fue una misión hecha con ciertas prisas, con premisas muy básicas, con muy poco tiempo para hacer experimentos científicos, para jugar. Una vez habían llegado, fueron relajando las exigencias, permitiendo a los astronautas echar mas tiempo, alejarse más, juguetear más (en el 11, por ejemplo había cierta preocupación por si los trajes podrían rasgarse con el regolito lunar, luego ya se ve en las siguientes misiones a los astronautas saltando, corriendo, cayéndose, jugando incluso al golf). La del Apolo 11 era una misión básica cuyo único propósito, cierto es, era sencillamente llegar. Y lo hicieron, carajo, lo hicieron…

    Y sigo insistiendo, ¿cuales son las oscuridades de las que hablas? Estaría encantado de explorarlas

  8. Las oscuridades son las que he dicho antes; que si bien están explicadas, no tienen por qué satisfacer.

    La bandera que ondea, por ejemplo. Dicen que no ondea, que solo “lo parece” porque está arrugada. Bien, puedes creértelo o no.

    Lo que quiero decir es que casi todo está explicado, pero sin que se pueda demostrar que esa explicación es válida. Obviamente algunos de los puntos que se usan a favor de la teoría conspiratoria son estúpidos, como el de que los trajes llevasen cremallera. No hace falta darle muchas vueltas para llegar a la conclusión de que esas cremalleras sólo están en la capa superior.

    Sin embargo otros puntos satisfacen menos: Las fotos en las que no se ven las estrellas, por ejemplo. ¿Les proporcionan unas cámaras especialmente adaptadas para que puedan sacar fotos y no se molestan en hacerlas bien? Vale, es posible. Es posible que no se preocupasen por hacerlas mejor. Es posible que estuviesen más atentos a otras cosas. Pero como prueba se me queda corto.

    ¿Es posible que la bandera sólo estuviese arrugada? Claro que es posible, pero también lo es que estuviese ondeando realmente.

    ¿Es posible que las palabras “United States” del módulo siempre aparezcan brillando incluso cuando lo demás está en sombra? El efecto de refracción lo explica, pero un pelín traido por los pelos.

    ¿Las fotografías encajan con las tomas en video? Unos dicen que si, otros que no

    Dices que en un montaje tan grande alguien se tiene que ir de la lengua… y de ese alguien es de donde sale la teoría conspiratoria. Hemos crecido con ella, con innumerables voces que dicen que aquello no ocurrió realmente. No nos lo hemos inventado, nos lo han contado. Luego cada cual saca sus conclusiones, y opta por una versión o por la otra.

    Vemos a los tripulantes montar en el cohete. Vemos a los tripulantes salir del módulo. Vemos imágenes deterioradas de ellos en la Luna… tan deterioradas que se haría difícil ver el “carton-piedra”. Es sencillo trazar una versión distinta a la oficial. Tan sencillo que se ha hecho en innumerables ocasiones.

    El único punto que en mi opinión da más credibilidad a la versión oficial es el silencio de la Unión Soviética. Lo más lógico es pensar que si hubiesen encontrado algo extraño, lo habrían dicho. Pero es que la lógica muchas veces no tiene nada que ver con la política. Reagan proclamó a los cuatro vientos que había contratato fuerzas paramilitares en Nicaragua para atacar objetivos blandos y de ese modo desestabilizar a la población. Y lo hizo con estúpido orgullo, demostrando lo gran estratega que era. Y por extraño que parezca, incluso le felicitaron por ese acto de terrorismo. No se si la Unión Soviética mantuvo el silencio porque no tenía nada que decir, o por que no quiso hacerlo. En política siempre te puedes esperar lo más extraño.

    Con todo, no estoy haciendo nada más que un ejercicio de dialéctica. Simplemente me he puesto a defender la postura contraria, por defenderla… Todo apunta a que el hombre pisó la luna en el 69. Y no más probable es que así sea.

    Sin embargo me sigo permitiendo el lujo de dudar, aunque sea un poquito.

  9. Vale, ya hemos llegado a cierto punto, un punto en el que ya me preguntas, ¿es posible que fuera un montaje? ¿es imposible que lo fuera? Pues a ver, si ya nos ponemos metafísicos, es que imposible imposible no es, claro, pero esta ya es como decía Carl Sagan con respecto a los extraterrestres: es que ausencia de prueba no es prueba de ausencia. Si me dices que ‘alguien se fue de la lengua’ y de ahí tenemos la teoría, creo que de lo que de verdad andamos sobradísimos es de eso que se llama imaginación y un poquito de afán de protagonismo, como el cura ese que al final se llevó un zas en toda la boca literal de parte de Buzz Aldrin, con gente así nos basta y sobra para tener teorías conspiratorias. Si es verdad, se habría constrastado, esos escandalos desbordan cualquier posibilidad de control, igual que los wikileaks, igual que ahora pasa a la mínima que algo se filtra por internet, igual se enteran de que el rey sueco se va de farra. Uno suelta la acusación y entonces te das cuenta de que se sostiene. O no. Y esa teoría conspiratoria, pues bueno, nunca ha cogido vuelo, como tantas, por mas que haya quien se empeñe en hincharlas. Cosas como que todas las fotos salen cojonudas, mira, lo que hay es cientos de fotos y lógicamente solo se publican las mejores. Eso te pasa ahora con una digital, que aunque seas un cafre te hinchas de hacer fotos y alguna te sale bonita a la fuerza, y eso les pasó a ellos, que tenían órdenes de documentarlo todo, a pesar de no ser fotografos, a pesar de tener cosas mucho más importantes que hacer, y a pesar de llevar la cámara acoplada al pecho y no tener manera de apuntar y encuadrar.

    Y bueno, si ya me pones en la mesa la supuesta connivencia de la URSS, ya me arrastrarías a mi también al terreno de la especulación, y como que no tengo muchas ganas :P

    En fin, que me encanta tener esta charla :))

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.