Prometheus. Flojilla, eh, flojilla.

(Nota: nivel de spoilers medio)

Lo siento en el alma, porque le tenía ganas (y más, después de no sé cuantos meses navegando por Internet con miedo a destriparme algo crítico), porque me gustaría que me hubiese gustado, pero las cosas como son, y es que nunca me había llevado un chasco como este. Me refiero un hype tan grande, y que realmente esta no acabe estando a la altura de las circunstancias. Lo mismo es la edad (la mía), o lo mismo es que esta película tal vez si es una mierda pinchá en un palo. Sea una razón o sea la otra, Prometheus, el retorno de Ridley Scott a la ciencia ficción y la franquicia de su obra maestra, es floja. Floja, flojilla.

Cuidado, que no digo que sea mala a rabiar, ni siquiera mediocre. Hay que reconocerle un poderío visual incuestionable, pues como suelo decir, solo los planos de la nave entrando en la atmósfera para mi merecen el precio de la entrada. Igual puedo decir todos los elementos tecnológicos que la rodean, y ese diseño de producción, en esa linea que es la que tanto nos gusta… y que es la de Alien, como no podía ser de otra manera, pues es la que sentó cátedra en el diseño de pasillos de naves espaciales como en tantas otras cosas. En ese sentido Prometheus cumple plenamente, lo que es mucho.

Pero entonces entramos al guión, a los personajes y a los diálogos, y la cosa empieza a hacer aguas por todos lados. Que queréis que os diga, pienso en lo que quiero decir y tal vez resultará un tanto pedante decirlo, pero es que me hace gracia que ahora, camino de los 29 años, voy dejando de tolerar cosas con las que antes estaba encantado. Fijaos, a mi, que me encantaron (y me siguen encantando) La Amenaza Fantasma, Matrix Reloaded, La Calavera de Cristal, o la que probablemente más viene al caso, Sunshine

Y es que, mientras en los diálogos más veces se repita, se nos masque y se nos recuerde la importancia de ‘la misión’, que es averiguar el origen de la humanidad (oh, grandes palabras), más evidente se hace que hay algo que falla. Especialmente cuando ni siquiera se profundiza en dicha cuestión. A esto, sumemosle una sensación constante de ‘ya visto’, de refrito y de lugares comunes de la ciencia ficción, sin nada medio nuevo que ofrecer, o al menos que no cante tanto: ya sabemos, la fina linea que separa el homenaje y el guiño, del préstamo y del plagio. Y a partir de ahí, la cosa es un cúmulo de despropositos.

Supongo que por aquello de que la película no engancha desde el principio, en ningun momento pude apagar mi sentido crítico ni colaborar suspendiendo mi incredulidad. Al guión le hacen falta un par de revisiones, puesto que enseguida empezamos a notar borrones por cosas menores, como que en la tripulación haya un sociópata (el geólogo, que no sé que pinta ahí); y más adelante cagadas como que la tropa cometa la terrible torpeza de quitarse los cascos a la primera de cambio, o ponerse a jugar con los bichejos (¿en serio? ¿EN SERIO?); o que se provoquen situaciones sacadas de la manga y sin venir mucho a cuento, como la tormenta eléctrica de arena. A partir de ahí, personajes desdibujados o que no poseen ‘utilidad’, subtramas que carecen de interés o de un correcto desarrollo, o situaciones sencillamente increíbles (como que cierto personaje esté corriendo segundos después de que le hayan rajado el vientre, que por muy avanzada que sea la medicina del futuro, no lo trago), me han impedido disfrutar como esperaba de esta película.

Fassbender, ¿también aquí? Para ya, muchacho, deja algo para los demás ¿no? (Pero vaya, que es un actorazo como la copa de un pino)

Claro, el tema es que lo mismo si hablamos de otra franquicia, me la hubiera comido con patatas, y tan contentos. Pero no, hablamos de la precuela de Alien, que era una película seria, consistente y muy bien enfocada y definida. Por no entrar al hecho de que Alien era y es una de las obras imprescindibles de la historia del cine… Es decir, que yo a esta le pedía más, y especialmente viniendo de las manos del mismísimo Scott.

Total, que ya me he convencido plenamente la tesis de Antonio Gasset: a Ridley lo mataron despues de Blade Runner y lo sustituyeron un gemelo malvado.

Prometheus: qué patinazo, madre mía, qué patinazo. Y quieren hacer más, es evidente…

*Me hace gracia comprobar ahora que he hecho una crítica muy parecida a la que Rafa ya hizo en Videódromo. Aunque parece que no todos pensamos lo mismo.

(…)

Nota 1: Prometheus, que también cumple la costumbre actual de hacer mejores trailers que películas, nos dejaba este sencillo vídeo enmarcado en su propaganda viral, con Guy Pearce interpretando a Peter Weyland, fundador de Weyland Industries. Tranquilos, está subtitulado al castellano.

.

Nota 2: Como comentario general, sobre el 3D, empiezo a no verle nada claro el propósito. Se supone que su intención es sumergirnos más en la película, en la experiencia, pero si el peso y la incomodidad de esas gafas nos recuerda constantemente que estamos en una sala de cine ¿cual es el trato entonces?

Y nota 3: Ahora, os pido que me permitáis hacer notar que parte de esta película se ha rodado en Islandia: si, Islandia es así, así de brutal y de preciosa. Como dejé caer en el último post, vengo de echar allí unos días. Como podreis imaginar, bien entretenido estoy procesando las 2500 fotos+videos que me he traido (y que rondaban los 14 Gb). Así que ya os iré mostrando, ya… ;)

Disney adquiere Lucasfilm y anuncia Episodio VII para 2015. ¿Para reír o para llorar?
Juego de Tronos

12 pensamientos en “Prometheus. Flojilla, eh, flojilla.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pues si, la película decepciona, aunque no me pareció mala. Técnicamente impecable, pero si, deja cabos sueltos y pasan demasiadas cosas insólitas o inexplicables. Y a lo mejor decepciona por eso, porque esperábamos un atracón de información y en cambio solo nos dan un caramelito para que nos entretengamos hasta el próximo episodio de la saga, cosa de un par de añitos cociéndonos a fuego lento, que en esto de crear expectativas son unos maestros. Supongo que tiene que ser así, que hay que amortizar el pastón invertido y exprimir la gallina tanto como sea posible, y en esas condiciones no se van a arriesgar a hacer experimentos filosófico/místicos, que esto solo es entretenimiento, pero claro, nosotros ya nos habíamos montado nuestra propia película, y ver que la cosa no coinciden con lo que esperábamos, pues…

    • No, si a mi la información que se da me parece bien en cantidad (en lo que a mi respecta, preferiría no haber sabido nunca la procedencia del Space Jockey, pero bueno, aceptamos barco), y por otra parte como regla general no me parece intrinsecamente mala esta tendencia actual y tantas veces criticada de plantear las sagas desde el principio como tales, dando el paso a segundas o terceras partes (mejor así, que extensiones improvisadas que no aportan nada). Aunque me escucho, y lo que más bien pasa es que esta película y probable saga en si misma es esa extensión que no aporta nada.

      Pero vamos, que esto son quejas acerca de la linea argumental, con la que como dices puedes estar o no de acuerdo, pero otra cuestión distinta era que objetivamente nos esperabamos, si no un peliculón, si al menos una continuación digna. Pero no: Prometheus es una película objetivamente mediocre, con un guión que da asquete. Me refiero a incoherencias como que haya dos personajes que en veinte minutos pasen de huir acojonados porque hay ‘señales de vida’, a ponerse a jugar con una serpiente alien. Eso creo que no se presta a opinión ni a que teníamos las expectativas altas. Es mala, y que le vamos a hacer

      Con lo que por último si estoy de acuerdo es en que han querido bajar el tono, hacerlo ‘comercial y accesible’, una especie de Alien para la presente generación. Curioso cuando Alien, la del 79, me parece perfectamente actual, comercial, y accesible…

  3. Todos opinamos lo mismo, al guionista de Perdidos Mr Damon que le quiten el carnet y no le dejen joder ninguna película más. Este guión hace aguas por arrobas. Eso sí, la campaña de marketing viral ha sido brutal, de las mejores que hemos visto en años. Será porque Mr Scott es publicista. Pero que enorme decepción.

  4. Bueno, no tengo nada que añadir, que ya me despaché en su día. Me decepcionó por su guión, incluso aunque no fuese la precuela de nada. Las expectativas sin fin me engañaron en su día con Lost, pero ni una más.

    Saludos

    • Ya… pero es que volvemos a lo de las expectativas. Anteayer leía las críticas que se hicieron sobre ‘2010: Odisea 2’ cuando se estrenó, y más o menos todas coincidían en que sin estar ni de coña a la altura de la original, por lo menos se mantiene por si sola en pie, es disfrutable, y no ‘estropea’ la original, que es algo que si consiguen hacer otras segundas partes o continuaciones. Pues joder, Prometheus esta cerca de conseguirlo, de estropear el disfrute de Alien, lo que no han conseguido otros cinco directores distintos lo está a punto de conseguir el propio Scott, es que manda huevos…

      • No, no, me refiero a ese recurso de empezar a sacar conejos de la chistera con la promesa de que “en futuras películas” todo se solucionará. A eso me refería con lo de las expectativas. Un recurso mentiroso y nada más.

  5. Pingback: Disney adquiere Lucasfilm y anuncia Episodio VII para 2015. ¿Para reír o para llorar? | RIdP

  6. Pingback: The Newsroom (Aaron Sorkin, 2012) | RIdP

  7. Pingback: Fandosidades, simbologías, y otras migueiladas: Nolan, Kubrick y Scott (1 de 2) | RIdP

Deja un comentario