Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma (1999)

swpost13Tercer y último ‘décimo aniversario’ cinematográfico en pocos meses (y os salváis de que no quiera celebrar El Club de la Lucha, puesto que realmente no la descubrí hasta pasados un par de años).

Señoras y señores, hoy 19 de mayo se cumplen 10 años del estreno de la llamada película más esperada de la historia; 16 años de pausa para reenlazar la saga más exitosa y popular de la historia del cine, la llegada del nuevo mesías, el advenimiento del apocalipsis y alguna cosa más que se dijo. ¿Pero que pasó realmente? Por la parte de Tito Lucas, exactamente lo que quería y esperaba: forrarse, bañarse de nuevo en dollars, recaudar 900 y pico millones convirtiéndose en ese momento en la segunda película más taquillera de la historia, con permiso de Titanic (la Star Wars original consiguió 700 millones ¡de 1977!), sin sumar merchandising y toda la pesca. Pero por parte de crítica y aficionados, la cosa no estaba tan clara. Los que acudían sin engaño y nunca fueron ‘fanses’ sabían que iban a ver un mero producto de entretenimiento, con mucho bombo y sin muchas segundas lecturas, y lo disfrutaron como tal. La crítica dijo poco más o menos lo mismo, criticando (con razón) los diálogos y actuaciones de cartón, aunque, como los primeros, elogiando las escenas de acción, el montaje, y como no podía ser menos, los efectos especiales. ¿Y los Waries de toda la vida?

episode1_024

Pues lo que había era gente de taytantos que esperaba la misma magia, encanto y fascinación que les dejaron las originales, que les dejaron, cuando las descubrieron siendo chavales. Decepción fue lo que encontraron, como era de esperar, visto a toro pasado.

A ver, no voy a cometer la desfachatez de decir que Star Wars son solo películas para niños porque sencillamente estaría mintiendo (ademas de traicionandome a mi mismo): siempre pertenecerán a esa élite de películas que supera, con sumo placer, muchos revisionados siendo adultos. Ni tendré el valor de decir que las nuevas están a la altura de las originales: por diálogos, desarrollo de los personajes y actuación, están a un nivel netamente inferior a la trilogía clásica.

Pero lo que echa a muchos para atrás, como suele pasar, es el infantilismo: Jar Jar Binks y el pequeño Anakin y sus chascarrillos son funestos. Con todo, a mi entender no son peores que otras cosas de la trilogía original. Todos recordamos que los Ewoks son deplorables (con lo que hubiera molado que fueran wookies, ¡Dios!), ¿pero alguien recuerda lo insoportable que se puede hacer C3PO en El Imperio? ¿O alguien sabe que el propio título, ‘El Imperio Contraataca’, fue defenestrado y ridiculizado en su momento, al igual que ‘El Ataque de los Clones’?

(…)

episode1_014

¿Y por mi parte, que puedo decir? Pues que igual que Matrix fué mi primer paso para entrar en la siguiente movida etapa de la adolescencia, el Episodio I fue la traca final con la que abandonaba una época, tal vez la de la pura niñez. La disfruté literalmente como un chiquillo. Es cierto, ya tenía 15 años y edad de hacerme tantas pajas como el que más, pero yo, que no era nada ligón, ni me gustaba el fúrgol, ni estar en la calle, ni salir los sábados fuera, (todo un bicho raro), a esa edad era todavía un chiquillo. 4º de ESO fue un año anodino, del que no guardo recuerdos malos ni buenos en clase. Andaba metido en mi pequeño club de fans, recibiendo mis fanzines del Dark Side, recogiendo toda la información posible (recortes de revistas de todo lo que pillase, que por supuesto conservo) en la paleolítica era pre-internet.

La aparición del primer trailer fué un  e-v-e-n-t-o , con aquello de enterarse que la gente compraba la entrada de Conoces a Joe Black solo por ver el trailer y luego se salía al empezar de verdad la peli, y todavía se me ponen los pelos de punta al volver a verlo con su música y sus dialogos. Faltaba llegar el poster, el segundo trailer y finalmente el estreno en EEUU, que fue apoteósico, con la avalancha correspondiente de noticias (y lo recuerdo especialmente por motivos ajenos, pues estuve en la cama con un trancazo de los que pillo cada diez años; ya me toca otro), y la espera hasta el 20 de agosto (estreno en España) hubiera sido eterna, de no ser por la información reservada que todavía se iba dosificando, así como mi PC recién estrenado, aquel flamante Pentium III con el que estrene los dos videojuegos, el basado directamente en la película y el de las carreras de vainas. episode1_009Conservo cintas de vídeo llenas (que algún día tendré que digitalizar) con cada noticia que aparecía en TV. Pillé el libro del como se hizo, la novelización, la enciclopedia, alguna guía visual, etc. Vaya, era todo un flipado oficial, durante aquel verano era todo mi puto mundo. La vi hasta cuatro veces en el cine, y cuando llegó el la película a VHS ni entiendo como no crují el aparato. El DVD ya fue un mundo aparte, el de revisar cada escena casi fotograma a fotograma, principalmente la carrera de vainas y las luchas de espadas. ¿Enfermizo? Lo cierto es que nunca me ha vuelto a pasar (y creo que con una vez ya está bien…).

El Episodio I además iniciaba dos grandes épocas, la primera, unos cuantos años (todavía con una Internet 1.0) en los que venían por completarse esta y otras dos grandes trilogías: El Señor de los Anillos y Matrix. Por otro, y este me interesa a mi, iniciaba esa época en la que ya las películas se hacían literalmente plagadas de efectos especiales, pasando de los veintipico planos en Terminator 2 o los setenta en Parque Jurásico a más de dos mil en este Episodio I: en verdad eran pocos los planos que quedaban sin pasar por la mano de los artistas digitales, y algunas escenas estaban creadas integramente por ordenador. Eso me encanta, ya lo sabéis, la existencia de esas herramientas digitales que dan libertad total al artista ¡si las carreras reales de F1 fuesen la mitad de épicas que la de vainas!. De hecho, independientemente del resto de la película, la carrera de vainas y la lucha final para mi tienen valor por si mismas, son maravillas que venero tanto a nivel técnico como visual (¡y sonoro!).

episode1_044

Sus planetas, edificios, naves, sonidos, vehículos, aparatos, personajes, tecnología, lugares, su música, toda la nueva parte del universo que desvela… me encanta el Episodio I, me pilló lo suficientemente joven para disfrutarla tanto como las originales, y para mi, conserva tanta magia y fascinación como ellas. (Todo lo que no me pasó con el Episodio II, que me autoreventé a base de buscar información en el recién descubierto Internec a 56 kbps… :S ).

¡Y Darth Maul molaba un huevo!

(…)

Objetivamente no puedo defender el Episodio I. Sé que tiene muchos defectos, muy parecidos a los que tiene La Calavera de Cristal o la nueva de Star Trek. Comerciales, acartonados, infantiles. Sin embargo muchos de nosotros (es en el último caso en el que me incluyo) tendríamos que preguntarnos cuantos de esos defectos (no van a ser todos) están en nuestros propios ojos, los ojos del que mira.

En este mismo blog

::30 años de Star Wars::
::Demostrando el amor a la saga::
::Diez años frikeando::

La Gran Democracia
Paises imaginarios

14 pensamientos en “Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma (1999)

  1. Por dios, la carrera de vainas es un bodrio… ¿a eso le llamas libertad creativa? ¿A tener que aguantar 10 minutos de niño-pera en una carrera sin sentido? Oye, que a nivel técnico tendrá mucho mérito, pero a nivel de la película no viene a cuento. Menudo bodrio, por favor.

  2. ¿El chaval de arriba tiene el modo encendido verdad?

    ¡¡La carrera de pods o pod race (ay madre, “carrera de vainas” me suena taaaan mal) es un referente en la animación 3D+efectos de sonido+velocidad!! (se me pone la piel de gallina con el sonido del pod de Anakin)
    Hace algún tiempo la cadena “La Sexta” promocionaba las carreras de formula 1 con un anuncio clavadiiito a las carreras de pods. Lo expliqué aquí.

    Interesante artículo Rufo, aunque no llego a tu nivel de “enfermismo” con la película.
    Eso sí, la carrera de pods y la batalla final entre Obi-Wan y Darth Maul aún me hace lagrimear de emoción.

  3. Eulez, bueno, una cuestion de gustos. Si lo piensas estamos de acuerdo en algo, yo digo que la carrera tiene validez por si misma independientemente del resto de la película; tú, que no pega ni con cola con el resto de ella; creo que no hay mucha diferencia. No se si te gustan las carreras de coches en general, pero creo que es dificil que alguna vez se haga algo más grande en la gran pantalla. Y si, los efectos especiales me gustan, soy un pequeño aficionado a crear los mios propios, y me encanta la posibilidad de que si puedes soñar cualquier imagen, la puedes poner en la pantalla. Saludos ;)

    Marco, ¿que modo? Es cierto, los sonidos son la otra cosa ‘grande’ que tiene la carrera, no sería ni la mitad de espectacular sin ellos. Se me siguen poniendo los pelos de punta con el rugir de cada pod.

  4. Mmm interesantisimo articulo

    A mi también me pillo en buena época, aunque salia como el que mas y era un pelin borrachuzo, los primero era el Frikismo en esa epoca yo tenia 4 espadas de las cutres de hasbro, y en un tunel cerca del Cine al que fuimos a verla estuvimos guerreando ante la mirada atónita de los pueblerinos de Villalba en esa época

    Yo también coleccione y guarde todo lo que pude, no me puse a grabar todo lo de la tele, pero compraba y guardaba cualquier revista que le hiciera referencia, los vasos de pesi, las choradas de los krsipis, y yo que se cuantas tonterías mas.

    Como a ti en su momento me dejo a cuadros, no me acuerdo ni las veces que la vi en el cine, tengo las entradas en casa de mi madre… el video lo queme.

    Pienso que por supuestos no esta ni de lejos a la altura de la antigua triologia, pero las bainas, las coreografiaras son una pasada, Darth Maul en su silencio se salia, y el mejor personaje para mi aunque no debería de existir por coherencia Qui-Gon Jinn para mi el ejemplo de Jedi por encima de todos.

    Sobre la musica no opino, por que aunque es buena, … bueno que no vamos a discutir XD

    Sobre lo que falla, dialogos, historioa, y el puto Jar Jar y el actor de Anakin mejor ni pensarlo.

    Aun asi yo me encuentro con que en general a la gente en plan fan el que no le gusta nada es el Episodio dos, y de esta trilogía es mi favorito.. pero como todo para gustos los colores

  5. Pingback: Mis (¿diez?) películas de la década | Ración Individual de Personalidad

  6. Pingback: Mis películas de los 90 y fin (parte 4 de 4, 1998-99) | Ración Individual de Personalidad

  7. Pingback: Fin de semana Star Wars redondo | Ración Individual de Personalidad

  8. Pingback: Prometheus. Flojilla, eh, flojilla. | Ración Individual de Personalidad

  9. Pingback: Disney adquiere Lucasfilm y anuncia Episodio VII para 2015. ¿Para reír o para llorar? | RIdP

  10. Pingback: Star Wars VII: ¿Y la música, qué? | RIdP

  11. Pingback: Star Wars: The Machete Order (SPOILERS FREE) | RIdP

  12. Pingback: Star Wars – El Despertar de la Fuerza. O la película que no vi. (1 de 2) | RIdP

  13. Pingback: 40 Años del estreno de “La Guerra de las Galaxias” | RIdP

Deja un comentario