De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 4: La Solución Trivial

(Viene de aquí)

Ya lo he dicho varias veces, me considero una persona de ciencia, desde siempre. Se me daba bien la física, estudié para ingeniero, siempre me ha gustado la astronomía… En fin, que disfruto observando y analizando, que es de lo que realmente va esto.

Pero las matemáticas, a mi, fatal. Siempre he sido muy sucio, en el instituto entendía y resolvía los problemas a mi manera, pero cateaba porque nunca supe exponer ni demostrar nada. Tardé SIETE años en aprobar la asignatura de Matemáticas de primero en mi carrera, y casi porque al profesor le di pena (si, esa historia es para contarla algún día…). Andahombreya, tantas fórmulas y letras y tanta chorrada, ‘te ya por ahí…

.

¿Pues sabéis que? En las matemáticas encontré la respuesta.

Hey, que no me he vuelto ahora un racionalista cartesiano ni voy a empezar con esas cosas que tanto gustan en filosofía tipo “P=>Q”. Con todo, recuerdo una cosa llamada la ‘solución trivial’ a un sistema de ecuaciones, y que en matemáticas no tiene mayor interés (de ahí su nombre).

Se suele mencionar en clase por afán de completitud, y lleva a cualquier profesor diez segundos explicarlo: la solución trivial es dar valor cero como solución a las incógnitas del sistema de ecuaciones que se nos presente. Así de sencillo, y automáticamente el sistema está resuelto. Normalmente hay otra solución más compleja, interesante y digna de estudio, y es a lo que el cansino del profesor va a dedicar las dos siguientes semanas de clase y por lo que tú, que no te estás enterando de una puta mierda, vas a catear, again, and again

Pobre yo-de-hace-diez-años :D

Total, que todo lo demás es un dolor de cabeza. Sin embargo, la solución trivial, eso que tan poco interesa a matemáticos y a filósofos, ese horror vacui… a mi ME-ENCANTA.

¡Qué sencillez!, ¡Qué elegancia! ¡Con qué facilidad queda explicado todo! ¡¡La solución es un puto cero!!

¿Vais viendo por donde voy?

Septima matricula de Fundamentos de Matemáticas

Para que veáis que no mentía :D, este es un extracto de mi matrícula de mi penúltimo año en Málaga. Me da autoridad, ¿no?, la estudié un montón de tiempo…  Y si, también era quinto año de fluidos y térmicas, que irónicamente luego fue la asignatura más directamente involucrada en mi PFC

Recapitulemos

La ciencia, si la queréis tomar, ya nos da algunas respuestas a cuestiones bastante importantes ¿Somos los humanos trascendentes, especiales? Dicho de otra forma ¿vamos al Cielo?

Pues a ver, objetiva, científicamente hablando, somos química pura y dura, compartimos el 98,5% de nuestro ADN con los chimpancés y los bonobos y un 50% ¡con los plátanos!, y sentimos, pasamos hambre y padecemos lo mismo que nuestras queridas mascotas. ¿Van los perros al cielo? ¿va un plátano? ¿Van los Nexus 6?

nexus-6

Este Nexus 6 nooooo….

roy_batty__blade_runner__7507

¡Eeesteee!

Señoras y señores, que seamos capaces de hacernos estas preguntas (y estaremos de acuerdo en que un perro no se las hace) no creo que nos de ninguna papeleta ni tiquet especial para sobrevivir a la vida y pasar a un espacio interdimensional donde mantenemos nuestra memoria, identidad, y debilidades, características que nos hacían únicos, y que por cierto, no son más que la expresión de nuestro entramado neuronal y nuestro sistema endocrino; que son producto de nuestras experiencias y genes, a su vez producto una circunstancia física extremadamente local e irrelevante del mundo real en que vivimos. Sin duda dejamos una huella, indeleble y persistente en los que hemos conocido y más nos quieren y hemos querido, y si duda así seguimos vivos en tanto alguien nos recuerde, pero no creo que haya nada más que eso.
Y no me hagáis hablar de libertad de elección y libre albedrío en un mundo en el que la verdadera cuestión es si dado que vivimos en un Universo ‘nublado’ a nivel microscópico por el principio de incertidumbre, podremos saber alguna vez si el Universo es determinista o no. No me hagáis hablar, que la liamos.

(…)

Vamos de nuevo al tema de Dios en si, y de por qué existimos.

Lo dije en la segunda parte: durante años he oscilado entre distintas posturas, sin poder dejar nunca de pensar en ello: un perpetuo dolor de cabeza. Algo que me obsesionaba, que… me robaba tiempo… para pensar en otras cosas. O para dormir. O para no pensar, que a veces también está bien.

¡AAH! ¡Un triangulo de Penrose! da vueltas sobre sí mismo, pero no tiene sentido, ¡es imposible! ¡¡Me duele la cabeza!! ¡¡¡APÁRTALO, APÁRTALO!!!

¡AAH! ¡Un triangulo de Penrose! Tiene aspecto de tridimensional, pero vuelve sobre sí mismo, no tiene sentido, ¡es imposible! ¡¡Me duele la cabeza!! ¡¡¡APÁRTALO DE MI VISTA, APÁRTALO!!!

No encuentro placer en las preguntas en si, no encuentro placer en dar vueltas en círculos, buscando un gran modelo o respuesta mágica que explique la gran realidad de “la naturaleza humana” desde un punto de visto sociológico o antropológico, o digo aún más, hacer cómo que se busca la respuesta cuando lo único que se quiere es hablar, hablar y hablar (si bueno, ya sé que también es lo que estoy haciendo aquí… xD) Y mi principal razón para lanzar preguntas tampoco es por el viaje que supone la búsqueda de la respuesta (que oye, el viaje suele estar también muy bien, eh), no es esa la principal razón. No. Soy un ansias.

YO. QUIERO. RESPUESTAS.

Y resulta que la “solución trivial”, que recuerdo, es cero, me da respuesta. Y me la da a todas esas puñeteras preguntas.

  • ¿Existe un ‘Creador’? No.
  • ¿Existe un destino, un sentido, un plan maestro, un objetivo mayor y trascendente? No.
  • ¿Por qué existimos? Porque si.
  • ¿Quién nos ha creado? Nadie. Aparecemos espontáneamente.
  • ¿Cuál es el propósito de la existencia? Existir. Su sentido acaba y empieza en si misma, no hay otra razón.
  • ¿Por qué hay dolor, enfermedad y muerte? Forman parte de la vida.
  • ¿Y qué hay de las guerras y el hambre? Somos su causa, en nuestras manos está también la solución.

And so on.

Aquí no acaba la cosa, claro, todo esto tiene unas implicaciones morales, la principal pregunta es, que ya que aseguro que la existencia carece de otro propósito que existir, ¿tiene significado la vida, tiene VALOR? Ya lo he dejado caer en entradas anteriores , ¡claro que la tiene! (¡y no soy ningún monstruo, copón!). Soy humano, estoy vivo, quiero seguir vivo y quiero que mis iguales también lo hagan. Pero acabaré de explorar todo esto en la última entrada.

Dicen que a Nietzsche se le fue la pinza cuando su mente fue incapaz de reconciliar las conclusiones a las que llevaban sus ideas. Pero vamos a lo importante: ESO es un bigote

Dicen que a Nietzsche se le fue la pinza cuando su mente fue incapaz de reconciliar las conclusiones a las que llevaban sus ideas, aquello de ‘Dios ha muerto’, el nihilismo y unas cuantas cosas más tirando a interesantes. Pero vamos a lo importante: ¡ESO es un bigote!

Una última cuestión. Al final, todo lo cansino que he sido, y resulta que esto de ser ateo no tiene que ver con la ciencia, sino una pura cuestión lógico-deductiva. Y es que aquí aparece la navaja de Occam: me resulta más creíble, sencillo, elegante, creer en la nada como explicación a todo, que creer en Dios. Incluso si necesito de los multiversos para ello.

(…)

Mirad, no sé si alguna vez habéis escuchado aquello de que la vida en la Tierra surgió porque vino en los cometas. Pues mire usted, lo mismo si. Mi pregunta es ¿en serio alguien se conforma con esa respuesta, si es la correcta? Yo no quiero saber cómo surge la vida en la Tierra, ¡yo quiero saber como surge la vida en su principio-principio! ¿De dónde viene ese cometa? ¿Qué química hubo ahí, cómo los aminoácidos esenciales se arrejuntaron para crear una molécula autorreplicable? Y si no fue el cometa, ni Dios, sino extraterrestres muy tecnológicamente avanzados ¿quién-les-crea-a-ellos?

Trasladar el acto creador a otro lugar es solo darle la patada adelante a la pregunta, pero no la responde. De nuevo volvemos al misterio, no nos libramos de él. Del mismo modo creer en Dios a mi no me resuelve nada: solo sigue trayendo más preguntas.

  • La principal: ¿Quién crea al Creador? *Vale, el dogma judeocristiano dice que el Creador, Dios, es eterno, (ya… ¬¬)
  • ¿Por qué nos crea? ¿Se aburría, se sentía solo?
  • ¿Puede Dios, que existe fuera del tiempo, sufrir emociones tan poco divinas como aburrimiento o soledad? Es más, ¿es tranquilizador que tenga emociones? Porque no me mola un Dios que también se puede enfadar…
  • Si tiene poder para crear el Universo, ¿Tiene poder para cambiarlo? ¿Interviene en su funcionamiento, o solo lo diseñó y le dio cuerda?
  • Y la que me parece más relevante, ¿Somos nosotros su propósito final? ¿Es a esto a lo que quería llegar Dios, tantos millones de años de evolución… para llegar aquí? ¿Habrá algo mejor que nosotros en el futuro? ¿Seremos suplantados? ¿Seremos destruidos?
  • ¿Le importamos algo a Dios?

Y de nuevo, hasta el infinito. Un no parar, preguntas, preguntas, y más preguntas. ¿Os habéis parado a pensar que durante siglos, nuestras mejores mentes se dedicaron a intentar desentramar el misterio de la Santísima Trinidad, en vez de, no sé, inventar la máquina de vapor?

Pero si en vez de desentramar la Gran Cuestión, la respondemos con un ‘NO’, ¡aha! ¡¡Magia!! :D

 

(…)

Pero atención, redoble de tambores. Finalmente la pregunta más killer de todas:

¿Por qué he yo de demostrar que Dios no existe?

¿Es demostrable la ausencia de algo? ¿Es posible presentar pruebas de la ausencia de extraterrestres, o del Yeti? ¿No debería ser al revés, demostrar la existencia-de? Ahí lo dejo, para que lo rumiéis.

El amigo Richard Dawkins presentando el lema que unos cuantos autobuses lucieron en Reino Unido hace un par de veranos. Por cosas como esta, (lamentablemente) normal que ciertos fundamentalistas le tengan ganas.

El amigo Richard Dawkins presentando el lema que unos cuantos autobuses lucieron en Reino Unido hace un par de veranos. Por cosas como esta, (lamentablemente) es normal que ciertos fundamentalistas le tengan ganas.

Como veis, apenas he entrado en las implicaciones éticas y morales de todo esto. Adelanto la respuesta: nada cambia, la vida sigue y hay que ser buenos los hunos con los hotros.

Las implicaciones personales sin embargo si son muchas: creo que ser ateo ayuda a disfrutar y aprovechar mejor la vida, ayuda a ser más feliz.

Nos vemos en la quinta y (pen)última parte.

Serie completa:

  1. Religiones
  2. El Gran Diseño
  3. Principio Antrópico
  4. La Solución Trivial
  5. Nihilismo Existencial
  6. El Sentido de la Vida
¡Curso de choque en Historia del Mundo!
De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 3: El Principio Antrópico

9 pensamientos en “De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 4: La Solución Trivial

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 1: Religiones | RIdP

  3. Pingback: De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 2: El Gran Diseño | RIdP

  4. Pingback: De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 3: El Principio Antrópico | RIdP

  5. No estoy de acuerdo en el último párrafo. ¿Por qué un ateo es más feliz que un creyente? En todo caso puede ser quizás más feliz que una persona con dudas.

    • Bueno, está bien que disintamos en algo al fin (creo que a veces hasta me cuesta crear polémica :P), pero a ver, digo que ‘ayuda’, no que definitivamente seas más feliz. En cualquier caso, acepto tu punto de que hará más feliz que a alguien con dudas. Aunque me cuesta creer que hasta el más ferviente creyente no haya tenido dudas, pues al fin y al cabo el acto de ‘creer’ es un acto de fe. Por mucho que tomen lo que cuentan la Biblia o el Coran como un hecho, no deja de haber demasiadas promesas en las religiones y más bien pocos hechos comprobables.

      • Jajaja, si lo que quieres es polémica vamos a enlazar esta serie de artículos a algún foro de religión :D

        Según cuenta la Biblia, hasta Jesús tuvo sus dudas, pero si te prometen que vas a reinar en “El Reino de los Cielos” (TM) a lo mejor se te quitan ;P

  6. Pingback: De cómo me convertí en ateo practicante. Parte 5: El Sentido de la Vida | RIdP

  7. Pingback: Blade Runner, again | RIdP

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.