El Pico de Hubbert

Disculpad que no escriba. No voy a decir que no lo hago porque esté estudiando (que debería de ser así), sencillamente diré que me ha cogido una epoca en la que tengo muchas más preguntas en la cabeza que respuestas. Dolores aparte, no tiene nada, nada de malo, Ya sabeis que aqui suelo ofrecer ‘ideas digeridas’, en el sentido de que suelo disertar sobre cuestiones que ya me he planteado y respondido a mi mismo, de otro modo: me gusta ‘aportar’ ideas acabadas. Tal vez pretencioso y arriesgado por mi parte, pero lo veo así. Pocas son las veces que he lanzado preguntas abiertas a las que soy incapaz de encontrar respuesta. Asi fué hace poco y en buena parte aquella pregunta desencadenó en mi un ansia de investigar sobre ciertas cuestiones que probablemente antes temía enfrentarme de forma directa, probablemente por miedo a encontrar una respuesta que no me gustase: la casi certeza de que no solo mis hijos, sino que yo mismo me voy a enfrentar a un mundo en el que cualquier tiempo pasado siempre habrá sido mejor. En cualquier caso, son asuntos sobre los que siento que tengo poco que decir y mucho que aprender.

La historia de hoy es que he llegado a la wikipedia a un articulo que habla sobre llamado El Pico de Hubbert. Este se refiere al momento en el que el petroleo, nuestra fuente primaria de energía, llega a su máximo nivel de extracción que luego empieza a decrecer, ante la dificultad física cada vez más grande de extraerlo. Esto es igual con cualquier otra materia prima no renovable. Este puntó llegará mucho antes de que se agote (en verdad, se insiste en que el petroleo nunca será agotado, sencillamente se llegará un punto en que sea demasiado caro extraerlo), e irá acompañado de un duro encarecimiento continuado seguido de una disminución en su producción y ominosos aunque muy serios vaticinios de una crisis que se nos viene encima: una catastrofe Maltusiana. Muchos indicadores señalan que de hecho estamos en estos años en el máximo. Os invito especialmente a leer el articulo completo, pero unos cuantos parrafos me parecen inmejorables.
En ellos se habla sobre las ariesgadas esperanzas que tienen muchos de que ‘el problema se arregle solo’, mediante algo asi como un deus ex machina, un descubrimiento técnológico que nos saque del apuro. En vez de buscar una solución que probablemente pase por apretarse el cinturon y enfrentarse al problema de cara. Imprescindible cuando lo compara con el juego de la ruleta rusa.

Asi que aquí, directamente copio el texto de la Wikipedia. Con dos cojones. (Pero las negritas son mias).

(…)
Una solución de mercado se basa en la creencia que la escalada de los precios del petróleo debido a la escasez de este estimulará las inversiones en las tecnologías que reemplacen el uso de carburantes, hagan más eficiente la extracción del crudo e incrementen la productividad. El reto económico en un entorno de agotamiento de los viejos recursos es que la investigación en energías alternativas necesita de combustibles fósiles para su realización. Los críticos argumentan que la escasez de combustibles hará estas investigaciones más caras, incrementando el coste del desarrollo de las nuevas tecnologías en la misma medida.

A medida que los costes energéticos aumentan estos pueden llegar a superar los costes laborales y, a largo plazo, los tipos de interés bajarían en conjunción con la caída de la productividad de una economía carente de energía. Algunos creen que otras fuentes de energía podrían hacerse más atractivas. A pesar de todo, los críticos afirman que la solución de mercado se equivoca al formularlo todo en términos puramente monetarios, ya que, en sus valoraciones, consideran únicamente el precio del petróleo, cuando en realidad el aspecto importante a tener en cuenta es la eficiencia energética (el balance entre energía invertida para la extracción y el refino frente a energía extraída).

Los que apoyan la solución de mercado contraargumentan que con más dinero es posible encontrar soluciones alternativas.

Según la organización ASPO en su informe del año 2005 el cenit de producción sobrevendría en el año 2007 aproximadamente.Los críticos abogan por un modo de actuación más previsor que dejar actuar al mercado en espera de que este y la mano invisible resuelvan los problemas que se vayan planteando. Argumentan que el dinero y los combustibles fósiles actuales deberían usarse para obtener soluciones a largo plazo realmente sustitutivas ya alternativas ahora que aun hay tiempo para maniobrar y corregir los errores. Esperar a las reacciones del mercado puede hacer que sea demasiado tarde cuando se pretenda actuar para paliar los efectos de la escasez. En opinión de estos mismos críticos, dejar hacer a ver qué pasa es jugar a la ruleta rusa en un experimento global que sólo se puede realizar una vez en el que el colapso total es una de las posibilidades a contemplar, un riesgo que la humanidad no debería permitirse asumir.

Otros identifican al mercado como un agente económico que más que encontrar soluciones agravará aun más la situación. Tradicionalmente el resultado de toda crisis es que los pocos beneficiados por esta buscan el beneficio cortoplacista, en este caso serían los suministradores de crudo. El mercado podría aprovecharse de la escasez del recurso y fomentar incluso una artificial escasez de las fuentes de energía alternativas enriqueciendo a unos pocos en vez de facilitar la transición a estas nuevas fuentes por lo que podría suponer pues un freno más.

Los anteriores periodos de escasez, en el crack del 29 o en la crisis del petróleo de 1973, por ejemplo, se debieron más a coyunturas económicas y políticas que a escaseces reales. Cuando esta llegue y sea real muchos piensan que el mercado no actuaría sino como una sinergia negativa empeorando la crisis y haciendo que empresas o industrias que en principio no se debieran ver tan afectadas por la crisis fueran arrastradas por las interrelaciones del mercado que hacen que toda la economía esté estrechamente entrelazada pudiendo caer como un castillo de naipes cuando algo falla. Finalmente toda la estructura incluso la de los que se beneficiasen en los primeros momentos podría verse afectada.

Hasta ahora este supuesto freno del mercado hacia soluciones alternativas que palíen nuestra dependencia del petróleo parece confirmarse en la motivación de las grandes potencias como los EEUU de seguir extrayendo y quemando crudo hasta la última gota sin atender ni a los problemas climáticos ni a los de una futura escasez. Así mismo en los propios EEUU los automóviles de alto consumo están más exentos de impuestos que los vehículos pequeños para favorecer justamente a la decadente industria automovilística de Detroit.

También se afirma desde ámbitos liberales que los agoreros ya se han equivocado otras veces previendo catástrofes malthusianas y que esta vez no será diferente ya que se encontrarán alternativas que permitirán sortearla de nuevo. E incluso aunque estas alternativas no existan seremos capaces de mejorar los rendimientos obteniendo más servicios con menos energía. Los críticos replican que estos razonamientos han sido hasta ahora ciertos y puede que incluso realmente exista algún pequeño cambio revolucionario que alargue la llegada de la escasez real de recursos pero afirman que esta inevitablemente llegará porque ni se pueden aumentar los rendimientos hasta el infinito ni se pueden explotar recursos infinitamente más allá de su agotamiento. Las leyes físicas, como las de la termodinámica, acotan necesariamente el rendimiento máximo que se puede obtener y por ende la mejora posible en la eficiencia energética. Una comparación sencilla sería la precisión matemática, sobre el papel, pero total imposibilidad física, en la práctica, de la paradoja de Zenón en la que Aquiles no llega a terminar de recorrer jamás los metros que la separan de la meta. La realidad es que tarde o temprano Aquiles llega a la meta. Los críticos afirman que si la población y el consumo per cápita siguen aumentando nos abocamos al suicidio y que la única solución factible pasa por reducir el consumo y, quizá también, la población porque irremediablemente llegaremos a la meta, es decir al agotamiento técnico de los recursos energéticos disponibles.

 

Por si alguien no se queda con el cante:

La Energía lo es TODO

##Enlaces##

Teoría del Pico de Hubbert
Crisis Energética
Catastrofe Maltusiana
Sostenibilidad
Los límites del Crecimiento
Globalización
Neoliberalismo

3 años, toma ya
Flickr Video

8 pensamientos en “El Pico de Hubbert

  1. Fijate, fijate lo que dicen. Llegará un momento en que dependamos de un combustible que no está ni en nuestro planeta. Y me gusta mucho la ciencia ficción, tambien he oido hablar del Helio 3 lunar, supuestamente el mejor para los reactores de fusión. Y hablamos de viabilidad económica para la extracción de materias primas no renovables. Ni tan siquiera se espera siendo muy optimista un reactor de fusion nuclear comercial antes de ¡cuarenta años! mientras que de los precios del petroleo, hoy, no hacen falta ni comentarios.

    Independientemente de cualquier cuestión, creo que para cuando fuese viable ir a recoger helio a la luna, nuestra tecnología habrá evolucionado lo suficiente para no depender de él, y usar tritio, deuterio o incluso protio (hidrogeno común). Que recordemos, está en el agua, por si alguno aún nos lee…

  2. Hoy es madrugada aqui en Venezuela al otro lado del mundo el petroleo se cotiza a 135 dolares en este momento, Venezuela tuvo la suerte de tener una reseva super gigantesca pero pesada, no le intereso a los gringos su explotacion y le chuparon el petroleo a los mexicanos en un promedio de 17 dolares durante 2 decadas . AHORA PARECE QUE LOS GRINGOS VIENEN POR ESA RESERVA.
    Segun el credo neoliberal del pico de hubbert es el siguiente :

    El pico de Hubbert se llama al máximo de la curva de la producción mundial que, se dice, tendrá que llegar algún día. Si hubo una producción cero de petróleo y acabaremos consumiéndolo todo, entre medias habrá un punto máximo. No parece un gran hallazgo, pero se oye hablar de él como si fuera un asunto de la máxima importancia.

    Es posible que haya en algún momento un máximo, pero ¿es porque se acaba el petróleo sin remisión, como ya se viene diciendo desde los 20’? No parece el caso. El yacimiento de Alberta no ha sido explotado y se calcula que es tres veces el de Arabia Saudita. El petróleo sintético, destilado a partir de alquitrán mineral, podría surtirnos de petróleo, a los actuales niveles de consumo, durante 5.000 años.

    El problema es que es super caro. Pero con los actuales precios del barril, ese problema comienza a no serlo. El Cambridge Energy Research Associates considera que el famoso pico, si se tienen en cuenta los petróleos sintéticos, se podría alcanzar una producción de 112.000 millones de barriles diarios, por encima de los en torno a 85.000 que se producen actualmente.

    Luego la subida de precios no tiene que ver con una caída de la producción. Tiene más relación con que las compañías petrolíferas han desmantelado gran parte de su capacidad productiva durante los años 80 y 90 por los bajos precios de entonces, y le está costando adaptarse a la nueva situación, con una demanda creciente y dos naciones de dimensiones continentales, India y China, que crecen a ritmos espectaculares. Además, los nuevos yacimientos se encuentran en lugares más inaccesibles. Todo ello hace que la oferta real no siga el ritmo a que aumenta la demanda. Pero ello no quiere decir que no lo haga nunca.

    El famoso pico del petróleo podría llegar, pero acaso tenga más que ver con la demanda que con la oferta. Con la demanda, porque toda la campaña política contra los hidrocarburos acabará teniendo efecto.

    En brasil consiguieron un gigantesco yacimiento a medio camino del centro de la tierra.

  3. Manuel Camacho, me dejas anonadado. Haces una disertación mas o menos interesante que viene y va, ante la que poco se puede aportar u opinar pues no demuestras ni enlazas ni nada. Podría pasar por perfectamente creible todo lo que dices… justo hasta la última linea
    Hasta que sueltas esa tremenda perla de sabiduria justo en la ultima linea. Te la llegas a ahorrar y te lo prometo, lo hubieras clavado. Pero vas y dices algo de un yacimiento a 3000 kilometros de profundidad, en el limite entre el manto y el nucleo externo, toma ya. Chapeau, Manuel, me quito el sombrero, no hace falta decir nada más.

  4. La verdad es que he leído tantas cosas sobre el petróleo que empiezo a no creerme nada. Bueno, nada excepto que el precio no para de subir!!!

    Parece evidente que se va a acabar tarde o temprano. La cuestión es que hay tantísimos intereses ocultos y las informaciones están tan influenciadas que es difícil afirmar algo al 100%.

    De lo poco que he leído (por ahora) de tu blog creo que opinamos más o menos lo mismo sobre estos temas de energía y demás. Y lo que me pasa a mí y lo que quiero decir con lo que comento antes es que, quizá, no nos tengamos que creer todo lo que nos cuentan. Lo “bueno” por supuesto que no porque no es así… pero quizá tampoco lo malo.

    Hay un libro de Michael Chrichton que explica un poco el tema al que me referio: “Estado de miedo” (su temática es el cambio climático, pero el fondo de la cuestión puede ser el mismo). No sé si será acertada o no, pero llega a la conclusión de que toda la información que se nos da está dirigida a inflingir un estado de miedo-alerta a lo que puede pasar en el futuro. Un estado en el que poder controlar a las masas. Ante la falta de amenazas de guerras mundiales (en el primer mundo al menos) que mantuviesen a la gente “sumisa” al poder… se “crean” ahora este tipo de amenazas (lo que decía, en el libro es el cambio climático pero podría aplicarse perfectamente al petróleo). De hecho, en el libro pone fuentes fiables que constantan que el nivel del mar no ha subido o lo ha hecho muy poco en muchos años.

    Todo este rollo… ¿nos lo creemos? Pues yo no me lo creería… pero, realmente, ¿lo contrario lo dice alguien totalmente fiable? No sé tío… yo soy muy pesimista con el futuro del mundo (por éste y otros temas)… pero muchas veces me pregunto si lo que pienso yo me viene influenciado o no. Claro que crearse una opinión con información propia sobre estos temas va a ser un poco difícil…

    Antes de terminar esta chapa (te dejo en serio que la elimines… es que me pongo a escribir y me emociono :-s), tampoco te pases con el pobre Manuel… vale que lo último del “viaje al centro de la Tierra” parece más una aventura de ciencia ficción de las que, según lo que he leído, te gustan tanto… pero el resto de las cosas yo también las he oído.

    Nada jefe… a seguir yendo a pie por el mundo…

  5. Nada tio, si en general cuando uno habla de ‘cambio climático’, ‘hambre’ y ‘fin del petroleo y recursos’ solamente se está hablando de una cosa a mi parecer: SUPERPOBLACIÓN, así, con mayusculas, por crudo y duro que resulte. Por supuesto que podemos aprender a gastar con mas raciocinio y a reciclar mas, pero si eso al final solo nos sirve para ganar espacio y tiempo para seguir aumentando sin control la población, le llevamos realmente crudo. De alguna forma, y ya lo traté unos posts antes, el hambre, la pobreza y demas no son problemas tan sencillos como decir ‘repartamos los alimentos que hay para todos’ si no va acompañado de cierto control y raciocinio.
    Acerca de lo de Michael Crichton, bueno, pienso que si nos ponemos asi, todas las facciones contienen grupos y lobbies con intereses ocultos, tanto ecologistas (ecologistas sandia como tanto les gusta decir a los liberales de manual: verdes por fuera y rojos por dentro) como los mas reaccionarios. Que Crichton puede tener cierto fundamento al exponer esa idea no me parece absurdo, pero tambien esta ahi la capacidad de pensar por uno mismo y entender que en cualquier caso, la contaminacion, el calentamiento, el fin de los recursos y todos estos temas tan reaccionados no son algo para tomarse ni mucho menos en plan ‘es un ciclo natural del cual el sol es culpable’. Eso no lo trago. Es una vomitiva irresponsabilidad.
    Respecto a Manuel Camacho, bueno, comentaristas ‘intensos’ como dice mi novia los tienen todos los blogs. Escriben y no vuelven ni para leer las respuestas. Bienvenidos sean mientras no trolleen.
    Saludos!

  6. Estamos de acuerdo. El ser humano tiene influencia en los cambios naturales que se están produciendo. Los recursos naturales se agotan. El nivel de vida de la parte “desarrollada” no se puede mantener, y menos a costa de la “subdesarrollada”.

    Dejando bien claro que mi postura es la misma que la tuya, lo que quería decir con el anterior comentario es que no hay que caer en extremismos. Aunque en este caso, creo que está claro que es más lógico inclinarse hacia el extremo negativo…

    En lo que respecta a las “corrientes de pensamiento”… es precisamente con la frase que dices “tambien esta ahi la capacidad de pensar por uno mismo” la que quería rebatir de alguna manera con el anterior comentario. ¿Qué es pensar por uno mismo? Todos los datos que tienes para formarte una idea, ¿de dónde los has sacado?¿podemos estar 100% seguros de que todo lo que se nos cuenta es cierto? No creo en conspiraciones informativas mundiales ni nada de eso… pero desgraciadamente tampoco nos podemos fiar de todo lo que oímos.

    Al final, lo que importa, que estamos de acuerdo en el fondo del asunto!! ;-D

    Para terminar, lo de Michael Chrichton… es que me encantan sus libros (excepto el último, el peor que he leído nunca) y si se puede mencionar, aprovecho jajaja Y lo del comentario de Manuel, simplemente lo decía porque tampoco es que fuese, como dices, un troll y me parece que exponía bien lo que pensaba.

    Resistiremos sin perpetuar la especie!!! ;-D Saludos!

  7. Pingback: Saludos, ecologista y de izquierdas al habla: Si a la nuclear. (2 de 2) | Ración Individual de Personalidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.