Un R2 hecho de caperuza de desodorante (de la serie “veranieguismos”)


Un R2-D2 para Etringita

Ingredientes:

Este recortable de R2-D2
-Cartulina o papel de 100 gramos
-Una lata de refresco o cerveza…
-Cartón Pluma (para reforzar el interior, recomendable aunque no imprescindible)
-Un bote de pintura plateada para maquetas
-Esparadrapo (no de tela) o cinta de carrocero (aunque es más basta)
-Una sierra
-Pegamento de barra y pegamento de cianoacrilato (tipo superglue, para partes críticas). Y cola de carpintero.
-Tijeras y cuchilla (cutter); y opcionalmente un punzón y unos pequeños alicates de manualidades, que no vienen mal.
-Opcional: Cinta aislante azul

Y lo más importante
Un capuchón de Nivea Desodorante Roll-on para Hombre


Proceso

Se imprime en la cartulina (en tamaño A4) las hojas de recortable; como los pdf tienen un tamaño predeterminado y el Acrobat Reader no deja modificar el tamaño de impresión, os sugiero este otro, Foxit Reader, que permite cambiar el tamaño, que en este caso debe de imprimirse a un tamaño del 63% para que se ajuste a las dimensiones de la pieza clave: la caperuza, capuchón, tapón del desodorante, o como querais llamarlo.
La cuestión es que vamos a desechar la cúpula que viene del recortable (lo que no significa que no sea necesario imprimir esa hoja, pues ademas de necesitar piezas de ella hemos de usar la plantilla como referencia). Si tenemos algo de experiencia con recortables sabremos que las superficies curvas tienen resultados que dejan que desear por mucho tiempo que les dediquemos; se trata en cambio de aprovechar la susodicha caperuza del desodorante, que ademas nos viene con un color azul oscuro chachi piruli con cierto efecto metalizado al que no le va a hacer falta más pintura.
Primero hay que recortar un poco la caperuza, pues la parte inferior roscada tiene cierta conicidad que nos impide hacer correctamente nuestro R2. Eliminamos con la sierra la parte pseudo-cilindrica, dejando únicamente la semiesfera; opcionalmente con el cartón pluma más adelante crearemos un armazón para darle rigidez y seguridad al cuerpo cilíndrico (me gustaría dar más detalles del proceso, pero no tengo ni fotos, ni bocetos, ni fue precisamente un proceso ejemplar: recorté, siempre con la cuchilla el cartón pluma casi a ojo y acabé encajandolo como pude. Aunque puedo dar dos claves: dos círculos dibujados y recortados usando la propia caperuza como patrón, y una columna consistente de dos planchas en cruz)
Como comentaba, usamos la plantilla de la caperuza para dibujar y recortar pequeños trozos de esparadrapo que pegaremos sobre la semiesfera, más a ojo que otra cosa, usando como referencia fotos de R2 que nuestro amigo San Google nos proveerá muy amistosamente. Esto nos deja listos para darle una o dos capas de pintura metalizada a la caperuza: al retirar el esparadrapo se quedan los huecos azules característicos y con imaginación empezamos a ver nuestro R2. Opcionalmente, si no os gusta el color natural de la caperuza (tal vez demasiado oscuro), podeis pintarla por completo de color metalizado y pegar luego trozos de cinta aislante azul de un modo similar a como se ha descrito antes, o directamente pintarlos con pintura acrílica azul o la mezcla apropiada.
La lata de refresco se puede usar para ciertas partes metálicas, aunque si os queréis poner profesionales podéis comprar planchas de estaño, que es un metal mucho más maleable. Los tres ‘ojos’ proyectores los he hecho recortando pequeños trozos, es una lamina fácil de recortar con unas tijeras comunes sin temor a romperlas y fácil de manejar/malear con algún alicate de manualidades. Otros cortes y trozos se pueden usar para decorar partes metálicas del propio cuerpo de R2, e incluso dos pequeños cilindros metalicos que tiene R2 en las patas los he hecho por completo con el metal de la lata. (Ya veis, que aqui nos movemos a alto nivel, ¡ya quisieran Christian Pielhoff y compañia!)
Por lo demás, el resto del recortable se sigue haciendo tal y como detallan las instrucciones de este (que incluso en japones se entienden perfectamente), aunque aun puedo dar un par de claves.
Por ejemplo, para hacer las patas podéis tomar como base el cartón pluma, pues tiene el grosor casi perfecto. Esto les da relleno y añade una rigidez siempre bien recibida.
El eje que une las patas al cuerpo (porque estas se mueven, nuestro R2 se puede poner a dos o tres patas; insisto, nos movemos a nivel profesional) lo hice de nuevo con el metal de la lata: dos pequeños cilindros encajados tanto al cartón pluma de las patas como a la armadura interna del cuerpo principal; un alambre de dureza media-alta atraviesa el cuerpo (comprobareis lo fácil que es atravesar la armadura de cartón pluma con un punzón o similar) y une las patas, sirviendo como guía.
La curvatura de las lentes-ojos los he hecho dejando caer con mucho cuidado una pequeña gota de cola de carpintero: al secar deja la curvatura necesaria, que luego se pinta de negro con un rotulador permanente.
Las lentes de colores se pueden hacer pintando con pintura acrílica para maquetas -que fue aquí el caso-, recortando y pegando un trozo de cinta aislante o papel de ese color; o papel coloreado con rotulador por nosotros mismos, sin duda la solución más elegante :P
Una última capa de barniz puede puede dar el toque que falta. Y poco más que contar, toda una demostración de elegancia y buen saber hacer :P

Por cierto, este astrodroide ya tiene dueño, una preciosa niña llamada etringita :)

Más fotos

Un R2 para etringita

Un R2 para etringita

Un R2 para etringita

Lo próximo: un F-15 del fabricante coreano Academy a escala 1:72, aquí un pequeño aperitivo.
Saludos, y aprovechad lo que queda de verano ;)

Gracias por enseñarme
De cine, comics, juegos, maquetas, eurocopas y abatimiento

10 pensamientos en “Un R2 hecho de caperuza de desodorante (de la serie “veranieguismos”)

  1. Mi arturitooooooooo.
    Pronto caerá en mis garras. Mwahahahahaha!!!!

    Sólo añadir que en buena compañía y con la banda sonora adecuada se realiza mejor. ;) (Wah wa ooo…)

    En lo de las explicaciones, Rafa y tú sois igual de meticulosos (cada uno en su campo, claro) y a mí también me encanta. =^_____^=

  2. Muy bueno… la verdad que está copada la idea de usar el desodorante… yo hace mil q imprimí el R2, pero aún no compré el resto de las cosas q necesito ni tampoco me hice tiempo… =( ni bien lo haga subo el modelo terminado XD

  3. Bueno amigo Rufo, de aquí al BricoStar Wars hay solo un pasito, por cierto cuanto me acordé de ti el sábado pasado porque estuvimos viendo The Clon Wars sin subtítulos como unos campeones, eso sí con dos padres y sus respectivos hijosm eramos como 6 en la sala. La verdad es que la película es un poco cutre en cuanto a guión, no sé si la has visto, pero prefiero WallE o el caballero oscuro antes que las guerras clon.

  4. Pingback: 40 Años del estreno de “La Guerra de las Galaxias” (y puesta al día) | RIdP

Deja un comentario