Para

Imaginemos un caso. Digamos que de buena fe te presto mi cámara de fotos, y te la llevas a tu casa. Pues bien, estrictamente y con la ley en la mano, yo podría ir a la comisaría y denunciarte por hurto. Eso me convertiría en un loco, peligroso y malintencionado hijodeputa, pero es estrictamente posible que lo haga.

Y sin embargo, a nadie parece preocuparle que esto pueda pasar. La cosa se atascaría en un ‘tú palabra contra la mía’, y aunque encontraran la cámara en tu casa, hablaríamos de un indicio que en si, no demuestra nada. Una investigación policial más profunda descubriría el engaño, y añadamos aquí, existe el delito de falsificación de delito, y tiene sus castigos correspondientes, para tranquilidad de todo el mundo.

Sin embargo, a muchos parece preocuparle la posibilidad de que de prosperar las modificaciones de la ley que se persiguen; en el futuro, una mujer, decida en mitad del acto sexual ‘arrepentirse’ (o lo más terrible, hacerlo a posteriori), y como loca del coño que normalmente son todas las mujeres (*nótese la ironía, par favar), se acercara a comisaría a denunciar un caso de violación, dejando al hombre totalmente indefenso.

(…)

Mucho se ha hablado del caso de “La Manada” y esto desde luego me ha arrastrado, como a muchos de vosotros, a muchas conversaciones recientemente sobre este tema, con lo que he aprendido y evolucionado mucho. Existen los garantistas y necesarios conceptos jurídicos de ‘presunción de inocencia’ y de ‘duda razonable’, que no pongo en duda. El de la violación es un tipo de delito especialmente delicado e incluso legalmente incómodo desde cierto punto de vista, pues es difícil de demostrar per se. Más allá de restos de fluidos, que de nuevo, solo demuestran el acto sexual, es difícil demostrar la violación en si; la cual no tiene por qué dejar otros rastros físicos, al contrario que un robo o una agresión, y obliga a valerse de indicios (que un correcta investigación discerniría). Pero me asombra la cantidad de gente que opina y cuestiona ‘lo que es delito y lo que no’ y ‘lo que es denunciable y lo que no’, sin pararse a pensar ¿Por qué iba alguien a querer denunciar?¿Qué lo provoca? ¿Qué es lo que está bien, y lo que no? ¿He hecho algo por lo que tendría que preocuparme?

Este certero (y viral) corto de Samuel Miró y conocido reparto (Alejo Sauras y Kira Miró), sencillo, incómodo, muestra una realidad brutal: una violación, con todas las letras. Algo que la RAE nos recuerda claro lo que es (subrayado mío)

Tener acceso carnal con alguien en contra de su voluntad” 

No es este un tema sobre el que me suela pronunciar, nunca me he visto en situación de ‘tener que aclarar’ mi postura (y probablemente siga sin tener que aclarar nada; como de costumbre, nadie me ha pedido que escriba en este, mi blog), pero al leer la sarta de comentarios que he leído bajo el vídeo, se me ha encendido una luz de alarma y verdadera preocupación, ante la retahila de barbaridades de personas que probablemente tienen buen concepto de si mismas; cosas que podría escuchar en boca de bastantes de mis conocidos, lugares comunes que reconozco, yo mismo podría haber pronunciado hace algún tiempo…

Veo, analizo, masco el vídeo, y lo veo del siguiente modo. Tal vez sea un análisis un poco burdo, un análisis llevado por cierta amargura, rabia y calor del momento, pero este es mi humilde análisis para gente que parece necesitarlo; gente que no sabe bien lo que es ‘violar’ aunque asumo que son capaces de diferenciar lo que está bien de lo que está mal, y así mismo se lo he dejado como respuesta a algunos de los que han escrito ciertos comentarios.

“Los dos quieren sexo. Hasta aquí bien, ella accede, él accede. Sin embargo, en cierto momento, bien porque no llevan protección, bien porque él le está haciendo daño a ella, bien porque si; ella le pide a él, LE PIDE, que pare. Pero él no para. Ni la escucha. Él, ni caso. Oye, entiendo que es molesto que estando en mitad ya del proceso te digan ‘para’, ahí llego. Muchos lo justifican ‘ella es una calientapollas’, ‘es imposible parar en ese momento’, ‘y el dolor de huevos que se te quedaría…’, ‘es una barbaridad lo que le pide’, ‘uno no se enciende y se apaga así de fácil’… lo que sea… Pero, por favor, pregúntate ¿Hace él bien en seguir, cuando ella ha pedido, por la razón que sea, que pare? ¿Se puede pedir ‘parar’ hasta justo antes de empezar, pero una vez ahí, es imposible? ¿Una vez ahí, todo vale? ¿Tiene él ahí uso de razón? ¿Sigue él siquiera unas normas básicas de educación y respeto? ¿Se puede de verdad justificar? ¿Está bien eso? ¿Es correcto?

Pero usaré una analogía que seguro que conoces, tal vez nos ayude a que nos entendamos.

Como el sexo, seguro que te gusta comerComo a mi, como a la inmensa mayoría de la gente; de hecho comer es una necesidad humana, ¿no? Es como el sexo, ¿A quién no le gusta comer? ¿Quién se puede negar? ¡Nos gusta a todos, a nosotros, a ellas! ¡Tú, yo, siempre estamos dispuestos! De hecho, organizadamente tenemos hambre varias veces al día, y comemos.
Pero por mucho que te guste, sabes que hay veces que no te entra. Que no te apetece. Que estás saciado. Que, por lo que sea, incluso a veces a mitad del plato, ya no quieres más. Es tu elección, y lo dejas. Si eres un invitado, probablemente le moleste al anfitrión que no te acabes el plato que te ha preparado con tanto cariño, pero *no* te pueden obligar a acabarlo. Menos mal que no depende de otra persona; y parar es algo que puedes hacer, y dejar de hacer, libremente, tú solo.

Pero, ¿Y si dependiera de otra persona? ¿Y si te obligaran a seguir comiendo?

¿Recuerdas lo mal que lo pasabas, los berrinches que pillabas cuando de niño te obligaron alguna vez a acabarte el plato? ¿Lo acorralado, débil, *violentado* que te sentías?

¿Te han metido alguna vez una cucharada llena de comida en la boca? ¿Repetidas veces? ¿Cómo lo pasaste? ¿Pedías que parasen?

Imagina ahora que no una inofensiva acelga. Imagina, eso si, la misma indefensión que cuando te obligaban a comerla. Imagina también que lo que está en juego no es un simple berrinche sino una posible enfermedad, un embarazo, o un desgarro interno. Y el trauma de darte cuenta que aún siendo adulto, no eres libre. Imagina ahora que no es una cuchara lo que entra.

Imagina que es una POLLA.”

 

Me doy por contento con que solo una persona más, sea capaz de entenderlo con este ejemplo. Como siempre, acepto y espero comentarios. Saludos.

Naturaleza del Diseño Industrial: una visión personal (Sobre el Diseño Industrial, 1)

Nota: Esta es la primera parte de una serie de entradas relativas al diseño industrial, originalmente destinadas a ser parte de otro proyecto; proyecto que como tal, nunca vio la luz. Ahora rescato estas entradas.

¿Qué es el Diseño Industrial?

La palabra ‘diseño’, en la cultura popular, se suele asignar a productos de calidad, pero con una apariencia espectacular e incluso ostentosa. Esto incluyen desde muebles a automóviles, pasando por dispositivos electrónicos, o aparatos de cocina. Sin embargo esta visión del diseño es muy reducida, ya que parece querer decir que el diseño solo existe cuando este es absoluto protagonista.

Sin embargo, la realidad es que el diseño está presente en todos y cada uno de los procesos industriales y de ingeniería: el diseño está presente en cualquier acto creativo, cada vez que el hombre transforma algo; el diseño esta totalmente presente en nuestras vidas, incluso, y especialmente, cuando este es invisible.

04_SFMOMA_RamsFC

Gramófono Braun Phonosuper SK4 (1956) de Dieter Rams y Hans Gugelot

Como ingenieros de diseño industrial, cuando somos preguntados en qué consiste nuestro trabajo por alguien de nuestra generación pero ajeno al mundo de la ingeniería, en nuestra particular experiencia solemos remitirnos al programa de televisión ‘Cómo lo Hacen’. En este ameno y popular show se ve cómo se fabrica desde una lata de refresco a un piano, pasando por tablas de surf, ratones de ordenador o piezas de Lego. De forma muy genérica e insistimos, explicado para alguien lego en la materia, ese es el trabajo de un ingeniero en diseño industrial y/o de producto, que mano a mano con otros ingenieros de innumerables disciplinas (mecánicos, electrónicos, informáticos, industriales…), nos dedicamos a crear artilugios que solucionan problemas comunes, así como averiguar el modo de fabricarlos, de la forma más eficiente posible, y sin descuidar su calidad.

Sin embargo, como dice un viejo dicho, ‘realmente no conoces algo si no eres capaz de explicárselo a tu abuela’. Por mucho tiempo que le hayamos dado vueltas a este dilema, por muchas charlas entre colegas del gremio, y la única palabra que es coloquial al tiempo que mínimamente precisa, es la de inventor.

Picture1

Y efectivamente, inventamos, creamos artilugios, ‘ingenios’ (de ahí la palabra ingeniero), que solucionan dichos problemas. Problemas de muy diversa magnitud, desde cómo pelar más fácil un huevo cocido, hasta cómo crear un automóvil eléctrico cuyas baterías se carguen y reemplacen más rápido.

Por supuesto el diseño industrial, además de servirse del conocimiento científico, la tecnología de materiales y los avances en procesos de fabricación, no debe estar carente de valores éticos, morales y humanos.

El diseño industrial debe ante todo ser útil, bello, y honesto.

• Útil, también en el sentido de eficiente, ergonómico.

• Bello, en el sentido de atractivo y placentero para los sentidos.

• Y honesto, siendo no solo elegante, sino también sostenible (con el medio ambiente), y desde luego transparente en su función.

El diseñador industrial es el puente entre el acto de creación y la industria; entre el arte y la máquina; de el hombre para el hombre, a través y con ayuda de la ciencia, la técnica y la tecnología.

scan4 233 trygge

En cualquiera de los casos, el fin último del diseño industrial es proveer soluciones, mejores, más eficientes, facilitando y mejorando no solo los procesos que acontecen en la industria, sino haciendo más fácil y cómoda la vida de las personas.

Puesta al día: mi trabajo de profesor en ESADA (y otras cosas)

Hace unos cuantos meses que no me paso por aquí, he estado tentado a publicar unas cuantas entradas breves y no he dejado de anotar borradores. Es por ello, que lo único que puedo hacer, al menos, poneros al día con una breve-entrada resumen, y desarrollo algunos puntos

  • Laboralmente hablando, Dasware sigue adelante con un nuevo y prometedor proyecto y muchas novedades. Mi vínculo personal continua con el equipo (incluyendo un alumno mío de prácticas que colabora con ellos, y al que tutelo), pues los socios son buenos amigos mios de hace muchos años, y lo siguen siendo; si bien provisionalmente mi relación profesional con ellos ha pasado ahora a ser solo para encargos puntuales.

Hmmm, misteriosa imagen sobre el siguiente proyecto de Dasware, del que no puedo decir de momento nada…

  • Desde abril hasta final de curso del año pasado, y de nuevo desde pasado octubre, estoy vinculado como profesor del grado de Diseño de Producto en ESADA (Escuela Superior de Arte y Diseño de Andalucía). A esto le quiero dedicar la próxima video-entrada, solo decir que es una delicia darle clase a estos chavales y trabajar con ellos (así como con mis compañeros), y estoy disfrutando verdaderamente del trabajo.
https://www.instagram.com/p/Bfttu15HEqe/?taken-by=esadagrx

View this post on Instagram

¡Y mañana viernes! Nos tocará despedinos de la tercera edición de la #semanacreartiva, no sin antes llevar a cabo los últimos talleres: Cámara estenopéica, con @nacho_lomas y 'Survive', organizada por los propios estudiantes. Al finalizar los workshops, en torno a las 13:30, se clausuraremos ésta edición y conoceremos el resultad del corto con el tema 'igualdad' elaborado por nuestros estudiantes. En cuanto a hoy, jueves, el día a comenzado con la sesión de dibujo al natural con modelo masculino y, a su vez, la conferencia de @alejandro_sanchez_colorist sobre el color en el cómic (vaya caritas tenían los asistentes). Ya por la tarde, han continuado los workshops que comenzaron días atrás; Crea tu Propia Termoconformadora y Serigrafia por @awita. Aquí os dejamos los mejores momentos del día. 📷 #design #diseño #escuela #granada

A post shared by ESADA (@esadagrx) on

https://www.instagram.com/p/BglprTygVjY/?taken-by=rufo_83

  • Hay también un tercer proyecto profesional-personal sobre el que he firmado un nda, y sobre el que de momento no puedo decir nada;)

 

  • Y en lo sentimental-personal, me están pasando cosas muy chulas :D. Y eso es todo lo que voy a decir :) Pues con los años, y a pesar del blog y todas esas cosas de redes sociales, me he vuelto irónicamente bastante celoso sobre mi intimidad; y con lo que antes tal vez me hubiera explayado, hoy os vais a encontrar con un prudente y sensato muro de silencio por mi parte. Si lo menciono es más bien una forma de decir: es que hay aún más cosas, además de las anteriores, que me tienen ocupado.
https://www.instagram.com/p/Bdq8jlNDw14/?taken-by=rufo_83

 

Entre los borradores y videologs que me gustaría seguir desarrollando y publicar, os podéis imaginar los temas que me gustaría tocar los que siempre habéis seguido este blog:

  • Publicar de una vez la puñetera segunda entrada sobre ‘tierra plana’, cuya primera parte publiqué en 2013, mucho antes de que estallara la polémica y supuesto debate con los tierraplanistas (quienes quiera que sean), y que con los años se ha convertido en una de las más buscadas y visitadas de este blog. Y es que, el problema es… que aunque algo he respondido ya en Quora, no me cabe todo en solo una entrada, sino que me sale material a rebosar para una tercera, y una cuarta, y una quinta…

 

De Elon Musk y su “Starman into space” también habría que hablar…

  • Seguir pataleando con mi indignado análisis del deprimente panorama social y geopolítico que veo ante nosotros: refuerzo de las dictaduras en Rusia y China, mientras que las garantías y calidad democráticas en EE.UU. y Europa retroceden, y de cómo estoy, cada vez más convencido, de que esto se va a la mierda…

 

  • Hablar un poco de series (madre mía, Black Mirror…), y pelis, y especialmente, acabar una guía monográfica sobre cada entrega aparecida de La Guerra de las Galaxias, que debería haber culminado cuando se estrenó ‘Los Últimos Jedi’ (que ni me desagradó…. ni me convenció del todo…)

  • Publicar el tutorial sobre como he diseñado y montado (así como los resultados, aún magros), una montura ecuatorial motorizada para astrofotografía. En lenguaje más llano, un aparato que me permite hacer fotos de las estrellas sin que se vean movidas por el movimiento de rotación terrestre, y todo basado en Arduino (fijándome mucho en este y este diseños, además de coger ideas de muchos otros)

Una de las primeras pruebas del Astro-Tracker, con la nebulosa de Orion (M42), aún muchas cosas por pulir y ajustar...

  • ¿Os acordáis de mi Ford Escort? Pues le volví a dar una vuelta al modelo 3D, doce años más tarde…

Y aquí me teneis, con cuatro o cinco años, frente al originalísimo…

Sigue leyendo

Cómo preparar tu mochila de ‘peregrino’ (Camino de Santiago 2016) (parte 3 de 3)

Como dije en el anterior post, para ir terminando hablemos de mis pecados (cosas que he echado y de las que tal vez podría prescindir), las que si debería haber echado, y finalmente, las que NO DEBEIS ECHAR a vuestra mochila.
Para la introducción, comentarios generales, y contenido principal de la mochila, a la primera y segunda parte me remito

Mis pecados

Gafas de bucear
Como al final no me he bañado, evidentemente me han hecho falta y por tanto han sido un ‘peso’ (con todas las comillas que hagan falta) inutil. No obstante no concibo meterme en una piscina solo para mojarme, sino que me gusta de verdad nadar y también bucear un poco, y es por ello que no concibo llevar bañador y no llevar unas gafitas.

 

Lentillas+solución en ampollas
No suelo llevar lentillas, pero no obstante suelo tener, en mi casa, un pack de lentes de uso diario, por si algún día… lo que sea. El caso es que en El Camino, existe la posibilidad real de que pierda o rompa las gafas (de nuevo, quien sabe) y que me quede pero bien jodido (tengo bastante miopía), por lo que un par de lentillas (o tres, o cuatro), me pueden salvar el percance hasta el regreso.

Libretita+lapiz
Una moleskine, para colmo, lo más hipster que te puedes echar en cara. Solo la he usado para escribirle mi dirección a uno de los buenos amigos que haces. Llevando un par de papeles, (o una libreta aún más pequeña), habría salvado unos 300 g, que es algo. De todos modos sigue siendo buena idea llevar algo de papel.

Móvil de repuesto. 
Porsiaca, porsiaca… ay los porsiacas. No, al final no ha hecho falta ni de lejos, asi que creo que podría prescindir de él.

Pegamento para plásticos + Cianocrilato + Cinta aislante.
Me puede la cosa esta de ingeniero-manitas-del-chichinabo, pero pienso que lo mismo se me despega la suela de las botas, o se suelta algo de la mochila, o yo qué sé… si por mi fuera hasta me traía cinta americana, 3en1 y una llave inglesa+alicates. Si al final va a ser verdad que no tengo remedio… xD

Cámara reflex
Ay madre… si, mi querida Canon 1100D. Incluso con el objetivo 18-55 que trae por defecto no llega a 700g, pero si ya sumo su funda, más lo que va en ella (cargador, baterías de repuesto, tarjetas de memoria…), a lo tonto estamos ya en el kilo y medio, facil. El año pasado incluso me traje el objetivo Tamron 18-270, que no está pensado para llevarlo al cuello 6 horas diarias (todo como sobrerreacción a que el año anterior solo me llevé el móvil y me quedé con muchas ganas de hacer ciertas fotos chulas), pero en cualquier caso, reconozco que una reflex al cuello no es un ejercicio de responsabilidad, y tiene incluso algo de pose. Las del móvil no, pero muchas compactas disparan en RAW y tienen una calidad muy decente. Y con todo, no renunciaría a ella, y qué contaros, a lo tonto también haces amigos con ella al cuello…

View this post on Instagram

Fiel (y ligera) compañera Un año más, me he traído al Camino mi leal Canon 1100D, esta vez con su compañero 'default', el objetivo conocido como el 'pisapapeles' aunque perfectamente válido 18-55. No pesa tanto como el Tamron 18-270 que traje el año pasado, no he hecho tantas fotos, y muchas de las que he hecho ha sido de forma redundante con el movil, con lo que algunas ya las habréis visto en el día a día (y el movil incluso le gana cuando lo he usado para hacer panorámicas y selfies, sencillamente son herramientas que se complementan). Ya procesaré y subiré el resto de fotos de esta reflex, con calma, como de costumbre; sencillamente me apetecía compartir mi alegría y sensación de acierto por habermela traido ;) #caminodesantiago #canon #eos1100d #18-55

A post shared by Rufus Gefangenen (@rufo_83) on

Sigue leyendo

Cómo preparar tu mochila de ‘peregrino’ (Camino de Santiago 2016) (parte 2 de 3)

Hechos los comentarios preliminares, vamos al meollo, y que mejor que empezar comentando los zapatos y la mochila

IMG_2302 - Azul-2

Los zapatos

Junto a la mochila, el calzado es tal vez la elección más importante que debes tomar y pensar con antelación de todo el viaje. Como regla general, que tus zapatos sean de buena construcción, que se adapten bien a tu pie, y que lo agarren pero sin asfixiarlo. Todo lo que quede suelto y roce, como ya hemos comentado, es origen de ampollas. Huye también de botas altas que agarren el tobillo, no quieres eso.

Captura de pantalla 2016-08-16 02.27.22

Pero sobre todo, sobre todo, no estrenes calzado en el viaje.

Yo mismo he quebrantado esa norma, que ya conocía, este año, y ha estado a punto de ser mi perdición. El calzado debe de estar andado, que tu pie y tu zapato se adapten y conozcan mutuamente, y si no te queda otra que comprarlo justo antes, haz con él el equivalente a un par de etapas o tres, ándalo al menos 50 km, y de paso entrenas un poco, porque lanzarse a hacer el Camino sin algo de preparación no es de valientes, sino de inconscientes.

La mochila en si

Hablamos de la típica mochila de senderismo, de estructura reforzada y con apoyo lumbar. Que tenga muchos compartimentos y bolsillos distintos es buena idea, así tendrás acceso rápido a la mayoría de las cosas. También sería interesante si se mantuviese en pie al dejarla en el suelo. Pero ninguna de ellas es clave, sino que agarre bien, que nada baile ni quede suelto, robándote energía en cada paso. En cualquier tienda de deporte te pueden aconsejar mejor que yo, pero piensa que el peso no debe reposar en los hombros, sino en las caderas.

Ropa

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

3 mudas (y la tercera ya es solo porsiaca).
Esto es, 3 pares de calcetines, 3 de calzoncillos y 3 camisetas.
Como preferencias personales, que los calzoncillos sean tipo boxer (me explico por si no se me entiende: que os recojan bien los huevos, y no vayan ahí tañiendo al aire libre porque es ingrediente perfecto para las rozaduras), y los calcetines, gruesos y de invierno. Ya he hablado del tema ampollas (insisto, este año han estado a punto de derrotarme), y una de las técnicas que se citan para prevenirlas es vestir dos pares, así que tenedlo en cuenta al hacer vuestra provisión.
Finalmente, mejor si las camisetas son de colores vistosos, esta es una norma universal de cualquier senderista (pues por regla general querrás ser fácilmente encontrable, no vaya a haber problemas), y en cualquier caso, que no sean oscuras, pues os harán pasar más calor cuando el sol pegue.
La tercera muda estrictamente sobra, si laváis la ropa todos los días. Pero bueno, como no es raro que haya algún imprevisto, echadla, anda, no pasa nada. Pero con 4 mudas ya me estáis vacilando.

Pantalones largos.
Es uno de lo elementos básicos del caminante, tal vez el más vital después de la mísma mochila y el calzado. Entiendo, igual que comentaré ahora con la ropa de manga larga, que existan peregrinos que quieran bañarse y beber todo el sol posible (especialmente los guiris). No obstante, aviso que por la mañana suele refrescar, siempre hay insectos y arbustos con ganas de joder, y la protección ante el sol sigue siendo importante. Todo ello me conduce a recomendar de forma casi imperativa vestir mientras caminamos unos pantalones largos. Cómodos, si, pero largos.
Ah, y que tengan buenos y numerosos bolsillos: te resultarán bastante útiles.

Gorro
Primordial. El sol pega, y pega fuerte. Siempre lo puedes empapar en una fuente y que refresque aún más. Y también protege del frío, ojo. Los de pescador son los que más me gustan: los puedes llevar en un bolsillo, así vete olvidando de ese sombrero de paja que no vas a saber dónde meter.

 

Camiseta, sueter o polo de mangas largas (y cuello alto)
De nuevo, el propósito de esto es protegernos de las bajas temperaturas al amanecer, así como de las quemaduras. Eso último es más opcional (siempre está la opción, obligatoria si se va en manga corta, de usar loción solar). Personalmente me gusta la idea del cuello alto, pues además de protegerme el cuello de quemaduras, también me permite llevar la reflex siempre al cuello sin sufrir por el rozamiento de la correa (ya iremos a los rozamientos, ya…). Alguno pensará que para llevar una camisa de manga larga sería mejor algún tipo de abrigo o chubasquero, con lo que me remito al siguiente punto, y también al primordial: ¡salvar peso!

Poncho
Dicho lo anterior, evidentemente hay que tener en cuenta la más que probable presencia de lluvia, con lo que un poncho cumplirá la función en tal caso. Se pliega bien, cabe en un saquito y pesa poco. Problema solventado.

IMG_2989 - Azul

Toallas
Una de mano hará las veces: ya ni pido que de la vuelta a la cintura, pero si al menos que te alcance a taparte ambas partes pudentas al mismo tiempo aunque la tengas que agarrar con una mano. Y otra pequeñita, venga si, porsiaca.

Saco de dormir, finito
No sé ni como lo conseguí (creo que en una tiendecita en Pamplona), me hice con un saco de dormir no más grande que dos puños, y que no llega a los 150g de peso. Es de una tela bastante fina, pero al menos concede ese mínimo de abrigo que puede ser necesario. Os recuerdo que la inmensa mayoría de albergues disponen de juegos de sábanas desechables de algodón-celulosa para mantener una higiénica y mínima separación con el colchón que tantas personas usan.

Pantalones cortos.
Si, pero para estar ‘por casa’, echar las tardes tranquilamente cuando vayas a almorzar, visitar el pueblo o ciudad de turno, echar unas cañas… Piensa que además alguna vez tendrás que echar tus pantalones del camino a lavar, por lo que necesitarás otros ¿no? Los cortos son para la tarde, hace calor, claro, y además tampoco es plan de echar otro par de pantalones largos, recordad que intentamos salvar peso y volumen.

Chanclas
De nuevo, para después de la ducha y toda la tarde, tu pie necesitará sentirse liberado, te lo aseguro. Que no sean rígidas, es decir, que puedan aplastarse fácilmente para meterlas en la mochila.

 

Otra manga larga
Pensé que no la necesitaría (y así fue durante los 6 primeros días) pero eventualmente, conforme entrábamos en el Bierzo y en Galicia, empezó a refrescar por las noches, demorando también el secado de la ropa. Como mi polo de manga larga estaba aún tendido, acabé echándole mano a una camisa de cuadros que solo eché porsiaca. También sirve para ir poco más arreglaillo, si tercia, aunque la pongo de lo último en la lista, pues es algo que tiene un pie en la zona gris.

¿Bañador?
De nuevo, si tenéis uno pequeño y ligero… de vez en cuando hay albergues con piscina, y siempre es un gusto pegarse un chapuzón. Con todo, he acabado por no usarlo este año, con lo que lo dejo como opción.

IMG_2280 - Roja

Sigue leyendo