Tutorial: como crear fuego en Photoshop


Ea, aqui va un tutorial, que hacia tiempo que no hacia ninguno. Hoy va de hacer fuego en PS y controlarlo ;)

Empezamos creando una imagen nueva  (Ctrl+N) del tamaño que nos apetezca, aunque teniendo en cuenta que el tamaño de las “llamas” que vamos a crear será siempre el mismo, y por lo tanto, a más grande la imagen, más pequeñas aparecerán las nubes relativamente a ella. Teniendo escogidos como colores base el blanco y el negro, renderizamos unas nubes de diferencia (Filters > Render >Difference Clouds)

Renderizamos entonces en esa misma capa nubes de diferencia (Filters > Render >Difference Clouds). Reiteramos el efecto, (Ctrl+F) cuantas mas veces mejor (4, 7, 20…), hasta que nos guste el efecto. Daos cuenta como cada iteración suma su efecto al de las anteriores, creando patrones cada vez más complejos.


Creamos una capa nueva encima de la anterior (Layer > New > New Layer, o Ctrl + Shift + N). Creamos un degradado lineal, esto diferenciará la base de las llamas. Atentos a esta capa, porque más adelante nos dará la clave para modificar la forma de la llama a nuestro antojo.

Ponemos esta capa de degradado en modo de fusión Overlay. Esto lo dejo a vuestro gusto, probad el resto de modos (Soft Light,Hard Light, etc), si os gusta, y jugad también con la opacidad de las capas
(La captura de la izquierda corresponde a una capa Overlay al 100% de opacidad, y se ve que en la parte inferior de la llama hay un bloque blanco, quemado -nunca mejor dicho- y sin detalle. El resto del tutorial se ha hecho bajando esta capa a un 80% de opacidad, solucionando problemas de este tipo)



Creamos encima de todo una nueva capa de ajuste (Layer > New Adjustment Layer > Gradient Map), y creamos un gradiente con colores similares a los que veis en la imagen, a vuestro gusto. Jugad con los colores y sus posiciones y hasta que veáis que os gusta el resultado. Esencialmente son: negro > rojo > amarillo > blanco, pero si creásemos estos colores puros el efecto quedaría en exceso saturado, con lo que prefiero aconsejar unos colores algo menos vivos. Insisto, a vuestro gusto.
.

Y aquí acaba la primera parte del tutorial, ¡Tenemos nuestro fuego! Sencillo, ¿verdad?

Ahora explicaré como ‘controlar’ el fuego. Sigue leyendo

Ana Rosa trae cola. Mucha cola.



Me han borrado mi cuenta de Youtube. Entera, kaput, todavía no sé las implicaciones que tiene.
Supuestamente por infracción de derechos de autor. Y ha sido por publicar un vídeo donde se demuestra que Telecinco ha violado mis derechos de autor usando una imagen mía sin permiso.

Es una historia que trae cola, y que algunos de los habituales de aquí recordaran.
Hace unos años, Telecinco usó en una de sus ráfagas una imagen mía. Una imagen que tiene una relativa popularidad (no es el único lugar donde la he visto reproducida pero si el más escandaloso) ya que con introducir en google imágenes la palabra ‘carcel’ suele aparecer de las primeras, y es así casi desde 2002.

carcel

En su momento no me importó demasiado, no dejaba de ser una anécdota graciosa, que únicamente valía como sangrante demostración de la incompetencia de muchos autodenominados ‘profesionales’ y la muy borrosa línea que los distingue de los ‘amateurs’, y del contenido que estos crean día a día en Internet.
Alguno me dijo que ‘reclamase’, pero ¿qué reclamar? ¿Por una imagen que aparece dos segundos (contados), varias veces a lo largo de una mañana? ¿Para ganar qué? ¿Con qué dinero reclamo? Envié una carta al programa de Ana Rosa, si (que por supuesto jamás fue respondida), y por lo demás, ahí quedaba la denuncia, en mi post, escrito y accesible para los que no nos hace falta que nos cuenten historias ajenas, a los que ya sabemos de primera mano como se las gastan los de las televisiones generalistas.

Ahora sabemos como andan Telecinco y Youtube engarzadas por el tema de publicar vídeos, de qué pertenece a quién, en una estúpida batalla de alguien que no entiende el concepto de ‘renovarse o morir’ y que sigue considerando Internet un intruso y enemigo. Multitud de veces sabéis que me he mostrado no solo escéptico sino  opuesto, al canon digital, a la SGAE, a cobrar por cobrar y a reclamar derechos por cosas por las que posiblemente ni tan siquiera se tienen.

Con Youtube, ningún problema*, era consciente de que si en reiteradas ocasiones infringía sus condiciones de uso me borraban la cuenta, y ya me dieron el toque de aviso una vez muy al principio, cuando no sabía como iba la movida, por culpa de haber subido algún vídeo de La Hora Chanante.

*(bueno, eso de ninguno…)

Pero la causa final por la que me borrado la cuenta no tiene nombre… Os dejo con el vídeo, que he vuelto a subir a DailyMotion (ya, de perdidos al rio)

No se les ha ocurrido otra que denunciarme por publicar un video ‘suyo’ en donde usan cosas ‘mías’. Y el que sale perjudicado soy yo.

Porque sabéis que a mi canal de Youtube no era un rincón vacío y al que no le prestaba atención, sino que era un pilar de esta página, sabéis la de creaciones mías que he subido, montajes, videoclips, composiciones de efectos especiales que tanto me gustan, (con las famosas espadas láser), momentos con los amigos, etc.

Comentarios, mensajes, amistades, enlaces rotos, las 15 páginas de favoritos que probablemente no vuelva a recuperar, en verdad es casi lo de menos. Puede que parezca apático al escribir esto, puede que ni siquiera parezca grave (probablemente ni si quiera lo sea), pero es porque he tenido que dejarlo pasar un rato hasta calmarme. Puedo decir que literalmente me temblaban las manos al comprobar el resultado del aviso que he recibido en mi correo. Es una sensación muy desagradable no solo ver que ha desaparecido todo lo que has hecho y dicho, que te han borrado de todo Youtube literalmente, sino sentirse señalado, acusado, una sensación que por desgracia ya conozco.

Así que mejor mantener la adrenalina a raya, que no lleva a ningún lado sino a pasar un mal rato y escribir, con toda la contundencia que mi modesta capacidad retórica me permite, esta denuncia, lo más serenamente posible, mostrando mi más profunda indignación y perplejidad ante una situación absolutamente surrealista.

Por lo demás, yo voy a investigar si hay modo alguno de recuperar mi cuenta (de momento solo veo un farragoso proceso que pasa por enviar una carta a las oficinas centrales de Google en San Francisco), y esto está colgado en menéame por si sirve de algo. Si al final tendré que dar las gracias por que Telecinco no me haya demandado…
Y yo que iba a hablar esta noche sobre los reflejos de BushMe cago en todo.

Menea esto

Actualización: he escrito unas cuantas palabras más acerca de los sucedido. También agradeceros una vez más la atención recibida. Saludos y Felices fiestas.

M.C. Escher

three_spheres.jpg

“¿No es esa esfera de arriba una esplendida esfera? Falso, usted se equivoca, es completamente plana. Mire usted, he dibujado el objeto doblado por el medio. De ello, se desprende tiene que ser plano, de lo contrario no lo hubiese podido doblar. Abajo he colocado un objeto en posición horizontal, y sin embargo, estoy seguro de que su fantasía desea transformar de nuevo la esfera plana en un huevo tridimensional. Compruébelo usted mismo rozando el papel con el dedo y verá que en realidad es plana. Dibujar es un engaño, sugiere tres dimensiones cuando solo hay dos. Y por mucho que me empeñe en convencerle de que se trata de un engaño, usted seguirá viendo objetos tridimensionales

Maurits Cornelis Escher

Por cierto, no sé si conocéis la editorial Taschen, pero desde hace unos meses (casi años) anda de celebraciones de veinticinco aniversario poniendo muchos de sus libros a 10€. Y no son libros de texto, sino increíbles obras de una calidad apabullante, a todo color llenas de fotografías e imágenes a página completa: bajo esta oferta he pillado ya cinco libracos pacos que creía que no tendría en muchos años: las mejores películas de los 80 y los 90, Diseño Industrial del Siglo XXI y mis últimas adquisiciones, dos increíbles libros sobre H.R. Giger y M.C. Escher, los que vienen a ser mis dos artistas favoritos. Buscad por la librería más cercana porque seguro que tienen más, y son un tesoro.