Cómo preparar tu mochila de ‘peregrino’ (Camino de Santiago 2016) (parte 3 de 3)

Como dije en el anterior post, para ir terminando hablemos de mis pecados (cosas que he echado y de las que tal vez podría prescindir), las que si debería haber echado, y finalmente, las que NO DEBEIS ECHAR a vuestra mochila.
Para la introducción, comentarios generales, y contenido principal de la mochila, a la primera y segunda parte me remito

Mis pecados

Gafas de bucear
Como al final no me he bañado, evidentemente me han hecho falta y por tanto han sido un ‘peso’ (con todas las comillas que hagan falta) inutil. No obstante no concibo meterme en una piscina solo para mojarme, sino que me gusta de verdad nadar y también bucear un poco, y es por ello que no concibo llevar bañador y no llevar unas gafitas.

Al remojo ;) #cacabelos #agosto #rio #fiesta #caminodesantiago

A post shared by Rufino Herrera García (@rufo_83) on

 

Lentillas+solución en ampollas
No suelo llevar lentillas, pero no obstante suelo tener, en mi casa, un pack de lentes de uso diario, por si algún día… lo que sea. El caso es que en El Camino, existe la posibilidad real de que pierda o rompa las gafas (de nuevo, quien sabe) y que me quede pero bien jodido (tengo bastante miopía), por lo que un par de lentillas (o tres, o cuatro), me pueden salvar el percance hasta el regreso.

Libretita+lapiz
Una moleskine, para colmo, lo más hipster que te puedes echar en cara. Solo la he usado para escribirle mi dirección a uno de los buenos amigos que haces. Llevando un par de papeles, (o una libreta aún más pequeña), habría salvado unos 300 g, que es algo. De todos modos sigue siendo buena idea llevar algo de papel.

Móvil de repuesto. 
Porsiaca, porsiaca… ay los porsiacas. No, al final no ha hecho falta ni de lejos, asi que creo que podría prescindir de él.

Pegamento para plásticos + Cianocrilato + Cinta aislante.
Me puede la cosa esta de ingeniero-manitas-del-chichinabo, pero pienso que lo mismo se me despega la suela de las botas, o se suelta algo de la mochila, o yo qué sé… si por mi fuera hasta me traía cinta americana, 3en1 y una llave inglesa+alicates. Si al final va a ser verdad que no tengo remedio… xD

Cámara reflex
Ay madre… si, mi querida Canon 1100D. Incluso con el objetivo 18-55 que trae por defecto no llega a 700g, pero si ya sumo su funda, más lo que va en ella (cargador, baterías de repuesto, tarjetas de memoria…), a lo tonto estamos ya en el kilo y medio, facil. El año pasado incluso me traje el objetivo Tamron 18-270, que no está pensado para llevarlo al cuello 6 horas diarias (todo como sobrerreacción a que el año anterior solo me llevé el móvil y me quedé con muchas ganas de hacer ciertas fotos chulas), pero en cualquier caso, reconozco que una reflex al cuello no es un ejercicio de responsabilidad, y tiene incluso algo de pose. Las del móvil no, pero muchas compactas disparan en RAW y tienen una calidad muy decente. Y con todo, no renunciaría a ella, y qué contaros, a lo tonto también haces amigos con ella al cuello…

Fiel (y ligera) compañera Un año más, me he traído al Camino mi leal Canon 1100D, esta vez con su compañero 'default', el objetivo conocido como el 'pisapapeles' aunque perfectamente válido 18-55. No pesa tanto como el Tamron 18-270 que traje el año pasado, no he hecho tantas fotos, y muchas de las que he hecho ha sido de forma redundante con el movil, con lo que algunas ya las habréis visto en el día a día (y el movil incluso le gana cuando lo he usado para hacer panorámicas y selfies, sencillamente son herramientas que se complementan). Ya procesaré y subiré el resto de fotos de esta reflex, con calma, como de costumbre; sencillamente me apetecía compartir mi alegría y sensación de acierto por habermela traido ;) #caminodesantiago #canon #eos1100d #18-55

A post shared by Rufino Herrera García (@rufo_83) on

Cosas que tal vez echaría

(esta lista es corta)

Pantalones de pijama
De nuevo, unos ligeros, como complemento al saco fino que mencionaba antes. Más adelante acabo de acometer el tema del abrigo nocturno cuando hable del tipo de saco de dormir que NO te debes traer.

Un pañuelo para atarse al cuello
Por lo mismo que la camisa de manga larga, protege del sol, de los insectos, y de rozaduras de cualquier cosa que te de por llevar al cuello (si, como por ejemplo una cámara reflex)

Un martillo
¡Es broma…es broma! :D
Diré que como chiste mierder habitual, cuando pasábamos frente a ferreterías o locales similares, bromeaba con mi padre sobre comprar, en ese instante, ese taladro vertical, ese torno-fresadora, ese filtro portatil para la piscina…
Si es que somos supergraciosos, lo sé

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Bien, finalmente cerremos esta lista con equivocaciones comunes que veo, y cosas que NO debes echarte a la espalda.

Cosas que NO

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

¿Se pasa de sutil la indirecta, el dardo que os lanzo, la analogía que hago al usar esta imagen? ;)

Otro par de botas
El tema del calzado ya lo tratamos al principio, así que… Haz bien desde el principio la elección más importante de tu camino, y deja aparte este tipo de ‘y si’. Incluso descartaría las sandalias deportivas, muy fresquitas y tal, pero sigue siendo un peso extra, al menos 0,5 Kg. Y venga, dónde las metes…

Esterilla
Veo a muchos caminantes, normalmente guiris, que la traen por costumbre. Como si fuera parte indisoluble, esencia, espíritu del backpacker. Como si realmente hiciera falta. Sé que aparentemente no pesa mucho, pero aparte de esos 200 o 300g, que ya son, abulta de cojones. Tengamos claro desde el principio si piensas dormir al raso alguna noche. Si es que no, quédate clara con esta idea: NO LO NECESITAS.

Saco de dormir de los de dormir al raso. En invierno. En Siberia.
Si, hay gente aventurera, que le gusta lo ‘auténtico’ y les da igual pillar chinches durmiendo a saber donde. Como los de la esterilla, solo que lo tienen claro. A ver…
En los albergues, por lo general, no se pasa frío. No quiero tampoco dejar de recordaros que ni Galicia ni los Pirineos son Andalucía (con nuestros a veces magníficos 35 Cº a las diez de la noche), pero insisto, los albergues suelen proveer de medios para el abrigo (mantas, etc) si es que lo hiciera, que en Agosto es todavía tirando a raro. Si llevas los pantalones de pijama que mencionaba antes, definitivamente sobra; un saco de dormir de los gordos SOBRA por todos lados.

Bocadillos
Esta es una lección que hemos aprendido mi padre y yo y os la transmito desde la más pura experiencia. Desayuna bien-bien, homenajeate a la hora de la comida, y disfruta de la cena, ya sea frugal, copiosa, solitaria o en buena compañía. Durante el camino, ingiere fruta o frutos secos (lo que indicaba arriba), pero no cargues con un bocadillo de jamón york y queso (por decir algo) que entre otras cosas, es capaz de ponerse hasta malo. Lleva un tiempo prepararlo y es engorroso -necesitas envolverlo bien para que no pringue-, se degrada con el calor, y sobre todo, es hasta posible que no te lo comas, con lo que habrás acarreado un peso absurdo durante la etapa. Libérate de esta costumbre y deja tus ansias alimenticias en las numerosas pausas que provee el Camino, si es que con tus raciones básicas no tienes bastante.

 

Espray antiinsectos
A ver, si lo encuentras en bote pequeño… pero un bote normal a presión pesa medio kg, así que mejor que solo cuando lo necesites lo busques en la tienda del pueblo de turno.

Libros de tapa dura
Incluso yo, que reconozco no soy un gran lector (de libros), a veces me hubiera gustado tener algo que hojear. De hecho me acordé bastante de ‘Brevísima Historia del Tiempo’ de Stephen Hawking, que lo tengo en edición bolsillo y a medio leer. También te diré que muchos albergues tienen una pequeña biblioteca de gente que va dejando allí sus libros, así como revistas y periódicos para ojear. Si eres lector ávido, seguramente ya conozcas las bondades de los ebook. Pero tío, traerte ‘El Péndulo de Foucault’ en edición tapa dura (lo he visto), es de estar un poco gili…

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Ni la guitarra te la tienes que traer, si es que te gusta. Casi siempre ‘hay’ alguna en los albergues, no me pregunteis ni cómo ni por qué…


Tablet, netbook, u ordenador portátil.
Puedo, puedo entender que por razones de trabajo necesites al menos un netbook. Puedo incluso simpatizar con la idea de que te guste seguir viendo series y vídeos por las tardes en una pantalla apañada como la de tu tablet. Pero un ordenador portátil, ni aunque tuviera masa negativa me lo traía.
En serio tío, vuelvo a la primera idea.
Ya no es ni por el peso. Es como ¿por qué coño estás haciendo este viaje? Aunque hay wifi en casi todos los albergues y reconozco que todos los días dedico un rato a facebook y al tanto del whatsapp (¿alguien duda a estas alturas de que un smartphone es capaz de hacer el 90% de las cosas que hace un ordenador?), todo esto de la conectividad pienso y creo firmemente que pervierte, y mucho, todo lo que es esta experiencia del viaje. Ver a tanta gente con la cabeza gacha en las zonas comunes en vez de paseando, charlando, o directamente haciendo amigos entre cervezas y/o una guitarra. De verdad, necesitas hacerte preguntas.

 

¡Y creo que esto es todo! Si creéis que se me olvida algo, ya sabéis para qué están los comentarios.
Por cierto, esta es la ruta que hemos seguido este año, así como los albergues (recomiendo todos y cada uno de ellos, en los cuales repetiría sin dudar). Enlaces y fotos, al final.

  1. Canena – Madrid – León, Tren + Autobus, 720 km en 9 h
    Residencia Miguel de Unamuno
  2. León – San Martín del Camino, 27 Km
    Albergue Vieira
  3. San Martín del Camino – Astorga, 25 Km
    A. Municipal
  4. Astorga – Rabanal del Camino, 25 Km
    A. Nuestra Señora del Pilar
  5. Rabanal del Camino – Foncebadón – Cruz de Hierro – El Acebo – Molinaseca (día del Pinchasso), 17 km (+8 km en taxi)
    A. Santa Marina
  6. Molinaseca – Ponferrada – Cacabelos, 24 Km
    A. Municipal (Ermita)
  7. Cacabelos – Villafranca del Bierzo – Vega de Valcarce, 22 Km
    A. El Paso
  8. Vega de Valcarce – O Cebreiro – Liñares – Hospital, 21 Km
    A. Linar do Rey (Liñares)
  9. Liñares – Triacastela, 18 Km
    A. Horta de Abel
  10. Triacastela – Sarria, 20 Km
    A. San Lázaro
  11. Sarria – Madrid – Canena, todo tren, 906 km, 18 h

 

Enlaces

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Camino de Santiago 2016 - León > Sarria

Mientras peor, mejor (1 de 5). Repaso a 2016 y puesta al día.
Cómo preparar tu mochila de 'peregrino' (Camino de Santiago 2016) (parte 2 de 3)

3 pensamientos en “Cómo preparar tu mochila de ‘peregrino’ (Camino de Santiago 2016) (parte 3 de 3)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Cómo preparar tu mochila de ‘peregrino’ (Camino de Santiago 2016) (parte 2 de 3) | RIdP

Deja un comentario