Gravity

*Dedicado a Draxus, que me preguntó inquieto hace unos días cómo estaba tardando tanto en escribir esto :D

Bueno, al fin vi anteayer Gravity (Alfonso Cuarón, 2013). Desde que salió el trailer hace ya demasiados meses, y casi otros dos desde su estreno en España (uno en UK), he podido al fin saldar cuentas con esta película que no solo ha tardado cuatro años en hacerse, sino, y cito a James Cameron, ‘es la película que he estado ansioso por ver una horriblemente larga cantidad de tiempo’. 

Gravity-Poster

Y es que, en este 2013, que empezó bastante cargado de buenas promesas de ciencia ficción (Oblivion, Elysium, Star Trek Into Darkness, El Juego de Ender…), Gravity no es solo la única promesa potente sobradamente cumplida, sino que nos hallamos ante un verdadero clásico instantaneo y una de las mejores películas de ciencia ficción de la historia (porque esto es ciencia ficción, ¿no?).

Pero antes de meterme al trapo de comentar la peli, no puedo menos que mencionar mi sorpresa con la que percibo ha sido una especialmente virulenta crítica hacia su, por momentos, falta de realismo físico/científico. Quien quiera verlo así, es cierto que el hecho de que la película se haya vendido como precisa en estos aspectos hasta la extenuación pueda haber jugado en su contra (y reconozco que yo mismo, en otro tiempo, probablemente hubiera disfrutado mucho de ese juego), pero al final nos tenemos que acordar de una cosa: esto es cine, y si se tuviese que haber sido preciso al 100%, nos quedamos sin película. Punto. Uno accede a la sala entendiendo que hay un pacto tácito entre el ilusionista, que en este caso es Cuarón, y tú como espectador; lo que se llama suspensión de la incredulidad, y que a excepción de casos hirientes (como que la película sea tan mala que la única forma de disfrutar de ella sea riéndose), creo que es conveniente seguir el juego. Supongo que todo esto nos conduce a una pregunta, ¿es ‘sano’ (desde el punto de vista de tu propia experiencia como espectador) autodestruirse el viaje emocional que puedes vivir con una película legítimamente bien hecha?…

maxresdefault

Flotando solitarios por el espacio, mientras se plantean preguntas existenciales… La idea para la película estaba ahí, lista para el primero que tuviera huevos a cogerla.

Esta peli es un puto hallazgo, una maravilla de soberbia belleza, una verdadera obra de arte, y fascinantemente, la viva demostración de que en el cine, un arte con más de un siglo a sus espaldas, realmente tiene en lo visual aún nuevos y vastos territorios que explorar. Y es que esta realmente sencillísima película estaba literalmente esperando el momento de poder ser hecha. Los efectos visuales (la completa y detalladísima reconstrucción de TODO) son realmente ‘state of the art’, y Cuarón encuentra en este nuevo espacio (¿¿lo pillais?? :DDD)* la horma de su zapato con sus legendarios planos-secuencia. De hecho, con esta película Cuarón se coloca fácilmente a la altura de otros genios visionarios, a los que tengo en muy alta estima, como son James Cameron y David Fincher (ambos reconocidos en los agradecimientos).

*Normal que dejeis de leerme.

Y bueno, respecto al planteamiento, ¿qué puedo decir? No puedo dejar de volver a la idea de que esta película tan solo esperaba el momento de poder hacerse (y gracias, que haya caído en las santas manos de Cuarón); pues una pesadilla muy común de mucha gente es la de quedar para siempre vagando por el espacio. Ni siquiera la idea me es ajena. La historia, como ya me olía desde el primer trailer, no es más que la del ya familiar viaje iniciático, la aventura y exploración interior en ese desesperado y traumático intento por volver a casa. Y menudo es ese retorno del que hablamos: es el maldito regreso definitivo.

.

En fin, todo lo demás es darle vueltas a lo mismo, no solo porque a dos meses de su estreno ya todo se habrá dicho, sino porque ni siquiera yo mismo dudaba de que la peli me iba a flipar (no sé si mi lenguaje lo transmite bien: si, esta peli me flipa) por mucho que escuchase comentarios del tipo “Es que el pelo de la tía no se qué…” (ñjjjjeeee). Que en fin, que si alguno dudábais de que me ha parecido un total y absoluto peliculón, espero haber disipado vuestras dudas ;)

Y os dejo con este video, porque si, porque la realidad siempre supera a la ficción. Esta es nuestra casa.

.

Nota: he visto la peli en 3D y proyección digital en una encantadora sala ubicada en el centro de Birmingham: The Electric Cinema. Sé que no tengo muchos lectores en la ciudad, pero si alguna vez tenéis la curiosidad de disfrutar de una buena peli degustando un buen vino, ya sabeis donde asistir ;)

En qué orden ver Star Wars: "El Orden Machete" (Guía libre de spoilers).
"Cosmos", de Carl Sagan

13 pensamientos en “Gravity

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. En primer lugar, gracias por la dedicatoria. Precisamente te escribí porque no conocí la existencia de esta peli hasta 1 semana antes de ir a verla (un colega dijo de ir al cine), y justo el día de antes vi el trailer (es lo que tiene no ver la TV…). Y después de verla vine a tu blog por si se me había pasado algún post sin leer, pero no… :)

    En cuanto al apartado gráfico, me remito a algún otro post de tu blog en el que hablabas de la “realidad” de los efectos especiales (creo que era sobre videojuegos). Personalmente he sido incapaz de distinguir la recreación por ordenador. Me dices que se ha rodado en el espacio y me lo creo (el vídeo que has puesto al final es una maravilla). Las escenas “inmersivas” son acojonantes.

    He buscado cómo narices se rodaron las escenas en gravedad cero, y por lo poco que he podido encontrar he entendido que están hechas por ordenador y luego le han pegado la cara de los actores. ¿Sabes algo más sobre esto?

    Saludos!

    • Yo, si te digo la verdad, hubiera agradecido mucho no haber sabido absolutamente nada de la peli. No porque el trailer destripe mucho (de hecho lo que promete es exactamente lo que finalmente ofrece), sino precisamente por lo último, porque las altas, altísimas expectativas no son buenas ni cuando se cumplen.
      Y bueno, como ya me has comentado, ahí tienes el enlace a FXGuide (http://www.fxguide.com/featured/gravity/), que yo solo he leido ahora (me lo estaba guardando para cuando hubiera visto la peli), y bueno, corrobora algunas cosas que me olia. Desde luego los exteriores de la ISS, el transbordador y demás eran CGI si o si, pero se sorprende uno de comprobar que aún quedaba camino por recorrer en pos de un nuevo hiperrealismo, aunque uno creyese -erroneamente- que los materiales no orgánicos estaban perfectamente dominados desde hacía años. Algo tiene que ver con que finalmente usen de verdad un modelado físico y realista de la luz (basado en Arnold, por cierto, un producto español http://www.fxguide.com/featured/the-art-of-rendering/), cuando yo creía que esto del lighning era basado en modelos físicos desde hacía años, y mira, resultaba que no, que es solo algo reciente (y cojones, se nota).
      Es en el interior de la ISS cuando se me puso la mosca detrás de la oreja, y por una cuestión muy sencilla: me costaba creer que la Bullock a sus casi 50 añazos siguiera teniendo ese cuerpazo (que en la escena final, you know what I mean, sabemos que es ella, y olé por la Bullock), pero también, ya sabes, el renderizado de la piel no acaba de estar al 100%, y conforme avanzaba la escena me imaginé que en esos planos había o bien un borrado dramático de arneses o bien directamente un cuerpo enteramente digital y que solo la cara de Bullock fuese el real, como luego he podido comprobar leyendo el artículo.
      Y todo eso de la ‘caja de LEDs’, ojiplático me quedo, wey.
      En fin, un puto pasón, de verdad.

  3. Para nada. Nunca te dejaremos de leer. A ver. De acuerdo que técnicamente es la bomba. De acuerdo que no aburre. Super-mega entretenida. Una jodía montaña rusa. El plano secuencia de apertura la caña de España. Pero, ahhhh amigo. ¿Y la trama? Catalogar esto de obra maestra es muy arriesgado. Compara esto con 2001. Eso tenía trama. Esto es un viaje frenético. Lo podemos considerar un primer paso de lo que sería hacer cine realista en la estatosfera. Pero no más, Tomás.

    • Hombre, ya… Si lo cierto es que la peli no daba para más, que más o menos lo mismo se repite hasta tres veces, y que de hecho puestos a ser realistas, la historia era colorín colorado en el minuto cinco. Por lo menos Cuarón es honesto y la deja en horita y media, una cosa decente ¿Qué ojalá hubiera durado más, qué ojalá hubiera habido más trama? Hombre, lo digo por mi, pero es que queremos chocotajas. Y claro, si me la comparas con 2001, que no es que contara algo, es que es en cierto sentido la película que indiscutiblemente más cuenta de toda la historia, pues apaga y vamonos… jajaja
      Nada, ya sabes que soy un espaciotrastornado y me arrodillo ante cualquier director que se arriesgue su prestigio en taquilla en un género normalmente tan poco agradecido como es la ciencia ficción y más concretamente en el espacio. Y a lo que pienso de Sunshine me remito, como ya bien sabes ;)
      Abrazos transatlánticos Alfie!!

      • A mí me dejó buen sabor de boca en general, y técnicamente es impresionante. Es un poco como “vale, ya estamos preparados para hacer películas hiperrealistas en el espacio, lo único que nos hace falta ahora es un buen guión”. Interesante, sí, pero no comparto el entusiasmo.

        Por cierto, no creo que sea ciencia-ficción (ya sé que es una cuestión siplemente semántica, pero parece que toda la tecnología es real, por lo que su verosimilitud técnica es contemporánea), otra cosa es lo fantástica que pueda resultar por las inexactitudes de considerar que se puede ir por ahí saltando de órbita en órbita como si nada.

        • Si, claro, a ver, no me queda otra que darte la razón en todo. A ver, aquí en petit comité os digo, ya me conoceis, y ya sabeis que Gravity me flipa por lo que me flipa, igual que me flipó en su día Sunshine y sin embargo todos estamos de acuerdo en que al guión de esta última, siendo amables, le faltaban unas cuantas reescrituras (sufriendo además el mismo síndrome: asesores para que cada minúsculo detalle sea lo más preciso posible -en Sunshine, ya sabreis, tuvieron a Brian Cox, el de Wonders of the Universe-, mientras que en lo esencial la coherencia científica se la saltan a la torera).
          Respecto a las órbitas (y tantas otras cosas), lo tenía claro desde el primer trailer (y dado que leí el análisis que Daniel Marín hizo), ya sabemos que las distintas órbitas son por completo incompatibles, y que algo como un rendezvous orbital ‘a ojo’ es sencillamente imposible; de ahí que la película o bien se tomaría licencias (como ha hecho), o consistiría en el viaje interior mientras se espera una muerte segura, que es lo que ciertamente ocurriría.
          Agradezco que compartais vuestras impresiones, porque yo, la verdad, se lo achacaba a que mi inglés sigue sin ser lo que me gustaría, pero los hechos son los siguientes: a) no le he dado el 10 que esperaba darle en Filmaffinity, y b), no he ido una segunda vez al cine, como esperaba hacer. Os digo también como le he dicho a Draxus: que las expectativas fueran tan altas tampoco le beneficia. En fin, creo que ese entusiasmo por mi parte al que mencionas merece sus matices, pues no ha sido el mismo que tuve en su día con la misma Sunshine o con Avatar, por poner dos ejemplos.

          • Es verdad que a mí lo que más me chirrió de la peli son las ostias que se pegan los astronautas sin partirse el espinazo. Pero hay cosas muy chulas, como las pequeñas bolas de fuego en microgravedad y un montón de pequeños detalles del estilo.

            Pero es más, la película tiene su simbología y parece mentira que Alfie no la haya pillado. El final, con Sandra Bullock poniéndose en pié con dificultad después de salir del agua. O cuando se simula una posición fetal al llegar a la estación.

            La peli es una gozada en muchos aspectos. ¿Qué no tiene argumento? En fin, tampoco lo tenía “El Árbol de la VIda” y duraba como 20 veces más. Ese es otro acierto de la peli, que dura exactamente 90 minutos. 90 minutos ¿no os suena de nada?

          • #Eulez,
            Bueno, hay unas cuantas ‘fuerzas misteriosas’ que ahí están, como si no hubiese otro modo de justificar las necesidades dramáticas del guión. Por cierto, en ‘Misión a Marte’ había una escena muy similar, con similares violaciones de las leyes del movimiento de Newton, e idénticos resultados dramáticos.
            Lo de los detalles como el fuego, bueno, esa es solo una, es que por destacar, precisamente diría que uno acabaría destacando la puñetera película entera, plano a plano, por su preciosismo, detalle y riqueza visual. Al último video que colgué en el post, real y tomado desde la ISS, me remito. Una verdadera delicia, para mi, no el único, pero si el mayor atractivo de la película.
            Lo de la posición fetal y lo de no poder levantarse si me parece una simbología más evidente (al fin y al cabo, era lo que Kubrick en 2001 no dejaba de machacar: que somos peces fuera del agua). Aunque mira, ya sabrás que ciertamente esa es la postura natural del cuerpo humano en gravedad cero, precisamente esa en la que crecieron nuestros músculos…
            Se me escapa sin embargo lo de los *90* minutos, I require further explanation ;)

  4. Pingback: “Interstellar” (Christopher Nolan, 2014). El Viaje | RIdP

Deja un comentario