Idiocracia (y Disgenesia)

Aviso: viene un post lleno de amargo resentimiento, con algunas gotas de clasismo, desdén y odio hacia la especie humana en general. Días que tiene uno…

Mike Judge, creador de ‘Beavis y Butthead’, ‘King of the Hill’ y el clásico de culto ‘Trabajo Basura’ (una de mis películas preferidas), se marcó en 2006 una película prácticamente desconocida que por poco apenas consiguió salir a la venta en DVD: Idiocracia.

La premisa es sencilla: un experimento militar para congelar soldados sale mal, y los dos únicos voluntarios supervivientes, las dos personas más normalitas y aburridas que pudieron encontrar, despiertan 500 años más tarde para descubrir que son los más inteligentes sobre la superficie de la Tierra, una tierra plagada de canis, yonis, yolis, jennis, merdellones, kevincostnerdejesus y la madre que los parió.

De cabalgata con el presidente de los Estados Unidos

De cabalgata con el presidente de los Estados Unidos: Presidente Dwayne Elizondo Mountain Dew Herbert Camacho, antiguo wrestler (gran Terry Crews ahí)

La película, conforme se desarrolla, no es gran cosa: su hora y veinte minutos se tornan alargados, el escaso presupuesto se siente demasiado estirado, y en general la película pide bastante complicidad por parte del espectador para poder apenas disfrutarla, pues se asienta en unos supuestos que no cabe tomarse de otra forma que como puro cachondeo.

Pero los primeros cinco minutos son brutales: un verdadero sopapo en toda la cara de cualquier pareja que este pensando (o dejando de pensar) en tener hijos, y en lo que tal vez nos espera: ¿Qué pasa en el momento en el que el más premiado por la evolución -es decir, el que más procrea- no es ya el mejor adaptado? (y si, ya sé que suena muy bigotito). Porque a veces piensa uno que ojala hubiera muchos más candidatos a premios Darwin (que se conceden a aquellos individuos que con su letal estupidez tienen la amabilidad de quitarse de en medio, mejorando con ello la especie…)

Bueno, la película, aparte de ser un cachondeo que conviene tomarse como tal aunque solo sea por salud mental, en realidad no es más que una crítica a la sociedad actual: a la que tiene dos programas idénticos en emisión en las dos principales televisiones del país, la misma sociedad que luego dice que ‘solo hay mierda en la tele’ mientras nunca se han emitido tantos documentales y programas educativos en abierto; la de los enganchados a los juegos de azar, los partypoker y las pollas en vinagre; los listos, los espabilados, los que creen tomar atajos cuando solo son trampas; los que creen que dan duros a cuatro pesetas, los que creen que serán ganadores cuando solo serán primos; aquellos que juegan a no quedarse sin silla cuando acabe la música, aquellos que juegan a la ruleta rusa, a veces incluso con una semiautomática
Una película que va justo a donde duele.

(…)

¿Queréis que acabe esto con alguna nota positiva? Bueno, venga: aquí estamos, en 2013, vivos todavía. A pesar de nosotros mismosEn muchos lugares del mundo sigue por desgracia imperando la ley de la selva, lugares donde una vida vale menos que unos gramos de mineral, lugares donde las mujeres carecen de todo derecho; donde tener otro niño más, que probablemente muera de hambre, es solo una ficha más de cara a una vejez mínimamente tranquila. La nota positiva (ya veis que quien no se consuela es porque no quiere) es que algunos lugares del mundo, pocos, y donde tenemos la fortuna de vivir, de escribir y de poder leer esto, hemos salido de ese fango (*apartemos la crisis, porque empezamos a hablar de eso y no acabamos). Donde ya no hay guerras, donde hay una educación y una sanidad mínimas, donde se garantizan los derechos fundamentales. Todo eso lo hemos conseguido a lo largo de los años y de los siglos, tras guerras, religiones y oscuridad, a pesar de nosotros mismos, e incluso a pesar de estos actuales y terribles números de abandono escolar, de paro, de NI-NIs, de NINJAs. Y que precisamente la culpa de la crisis creo sinceramente que no es suya (ellos, que están abajo, han existido siempre), sino de los de arriba, que son los que nos la han liado, y nuestra, por habernos dejado liar. A pesar de todo.

Y sin embargo, vino precisamente a ser Ronald Reagan el que dijo algo muy parecido (*) a esto: nunca estamos más que a una sola generación de perder todo lo conseguido. La batalla frente al caos y la oscuridad no es una batalla ganada ni perdida: debe de ser una batalla perpetua.

Bron | Broen (The Bridge)
Google quiere cerrar Reader: ¿Es que estamos gilipollas, o qué?

14 pensamientos en “Idiocracia (y Disgenesia)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Otia, pues citar a Reagan en esta situación es de lo menos apropiado. Yo más bien diría que la nota positiva es que sobrevivimos a gente como él, como Thatcher o como Bush Jr. Sobre el futuro, hay también otro dicho que dice que todo tiempo pasado fue mejor. Y no es cierto. Hay cosas buenas en el presente, hay gente buena. ¿Las cosas van mal ahora? Bueno, si algo nos enseña la historia es que la inercia de las sociedades es muy grande y que se cumple la acción-reacción de Newton. Habrá una reacción de igual proporción en sentido contrario. Al tiempo.

    • Bueno, ya, no es Reagan alguien a quien idolatremos, pero tampoco se trata de Hitler, y la cita me sigue pareciendo cojonuda: ¿sugieres que debería haber dicho ‘alguien dijo’ -porque la iba a usar de todos modos- y haber omitido a propósito a Reagan?
      Con respecto a tu simil newtoniano, se me escapa un poco lo que quieres decir, ¿te extenderías sobre eso? ;)

      • A lo que me refiero sobre lo de Reagan es que lo que él consideraba “perder todo lo conseguido” a lo mejor no es lo mismo a lo que te refieres tú. Reagan pensaba, por ejemplo, que cualquier tipo de sanidad pública era “socializar” y eso ya era malo y perverso de por sí.

        Sobre lo de la inercia de las sociedades, pues volvamos a Reagan y a Thatcher. Esta gente surgió a partir del conservadurismo social fruto de los “excesos” de los movimientos por los derechos civiles y la revolución social, cultural y sexual de los finales de los 60 y los 70. Es decir, de alguna forma, a una revolución progresista le siguió una conservadora. Es probable que todavía sigamos dentro de esta revolución conservadora. Y al igual que hubo una respuesta a esos movimientos progresistas, probablemente la habrá a la revolución conservadora y neoliberal actual. Lo malo es que no nos pillará jóvenes para vivirla.

        • Vale vale, capisco todo lo que dices con respecto al turnismo liberal-conservador. Vuelvo entonces a lo de antes: Reagan y la Thatcher no eran la repanocha, no son para nosotros precisamente un referente, pero entonces creo que disentimos en algo fundamental: según tú, la trayectoria y el contexto de cualquier figura pública desautoriza absolutamente cualquier cosa que hayan dicho. Pues yo que sé, Eulez, por la misma regla de tres deberías de renegar también de Clint Eastwood, y ya sabemos que no lo hacemos. Escojo precisamente esa cita por su universalidad, porque es la leche independientemente de quien viniera. Y cito:

          “Freedom is never more than one generation away from extinction. We didn’t pass it to our children in the bloodstream. It must be fought for, protected, and handed on for them to do the same, or one day we will spend our sunset years telling our children and our children’s children what it was once like in the United States where men were free.”

          Quita de la última frase ‘United States’ y cambialo por lo que quieras. He cambiado ‘freedom-libertad’ por ‘todo lo conseguido’ para encajarlo mejor, espero que me perdones esa licencia. Para mi sigue quedando un mensaje demasiado universal y cojonudo como para tirarlo a la papelera, solo porque fue Reagan quien lo dijo. Es más, es que pienso que precisamente porque fue Reagan quien lo dijo, y no un liberal, lo que le da aún más peso a la sentencia. A ver qué opinas porque me parece muy interesante tu postura.

          • A ver, no me metas en el saco de las incoherencias lógicas. Lo que te estoy diciendo es que “freedom” no es a lo mejor lo mismo para ti que para Reagan. Desde luego, para mí no lo es. Él se refiere a la “libertad” como algo en contraposición al comunismo y a todo aquello que se le parezca, por ejemplo una subida de impuestos al que más tiene. Si sacas de contexto a este tipo puedes leer ahí lo que quieras. La época y el contexto es importante (bueno, no, es esencial).

          • Por cierto, te recuerdo aquel mapa que pusiste de 1920-30 donde se dividía a la especie humana por las “razas” de cada país… ¡El contexto, el contexto!

          • Y por eso yo no he usado ‘freedom’, sé que aquellos neoliberales hablaban mucho más de la ‘libertad económica’ y del ‘laisez-faire’ que de la de los derechos civiles, y sin embargo he dicho ‘todo lo conseguido’, tal vez deliberadamente modificando el mensaje, para referirme a la libertad a la que tu yo yo nos referimos, a la educación, a la cultura, a los derechos humanos; sencillamente a la luz, la poca que exista, frente al puro caos. Vuelvo entonces de nuevo a mi primera pregunta ¿opinas que no debería haber citado a Reagan? ¿debería de haberlo omitido? ¿o sencillamente no debería de haber usado su frase? ¿O que mi modificación altera tanto su significado original que ya no tiene sentido citar a Reagan como fuente? Eulez, te escucho.

            Edito: y si, lo del mapa fue una cagada por mi parte que te admití y te admito. Volvamos a esto.

          • Hombre, pues entonces lo tuyo es un fallo de traducción. Si no usas lo que Reagan decía, o quería en realidad decir, no lo cites, porque lo estás citando mal (busca una cita más apropiada). Además, a mí qué me cuentas, cita a quien te de la gana, hombre ya XD

  3. Pse. Ya sabéis que un filósofo griego decía lo mismo de los jóvenes de su generación.

    De todos modos, si se ponen ahora más documentales y cosas inteligentes que nunca, es porque se ven.

    De hecho, nosotros somos mucho más inteligentes que nuestros padres, que lo son mucho más que nuestros abuelos. Y los que vienen son mucho más inteligentes que nosotros.

    • Hombre, ya sé lo que dices del filósofo.
      Pero bueno, a ver lo de los documentales. Lo que hay es más canales, creo que es la causa primera, y a consecuencia de ello se hace viable que existan dos o tres canales de documentales en abierto. Luego parece que los programadores se han hecho los sorprendidos, en plan ‘anda, pues resulta que si había audiencia para esto’, pero también hay que ver de lo que son el 70% de programas: cazarrecompensas, cazatesoros, cazacocodrilos (no puedo con ese), subastadores y chupasangre. Me quedo con el ‘Cómo lo hacen’ y alguno más que echan, pero en fin, en cualquier caso me alegro mucho de que exista la opción.
      Y lo de que somos sucesivamente más inteligentes, es verdad que a menudo, seguro que te ha pasado, te encuentras con un chaval diez años menor que tu y te quedas flipado, y bueno, en cierto sentido es normal, pues sucesivamente nuestros cerebros se encuentran más y más estimulados, para bien o para mal.
      Y por último, insisto en que no se trata de que el mundo se vaya ir o no a la mierda. Se trata de que hay que trabajar constantemente para que no sea así, es una mera cuestión de entropía, de segundo principio de la termodinamica: todo sistema tiende de forma natural a un estado de desorden mayor.

  4. Pingback: Brexit, Trump, coletas, barbas y ‘White Walkers’: algunos humildes comentarios sobre geopolítica (2 de 2). | RIdP

  5. Pingback: Mientras peor, mejor (4 de 5). La Ciencia-Ficción NO es ficción | RIdP

Deja un comentario