¿Quereis galletas? Tomad galletas

Pos nah, aquí va la típica entrega veraniega mierder sobre alguna tontería pa dar por culo. La de hoy, que por ley ahora se nos obliga a aguantar el cuadradito porculero informativo de que aceptas las peligrosísimas y nocivísimas* cookies, y sobre todo, que se me obliga a mi a avisaros de ello. Abajo lo tenéis el aviso, si no lo he cambiado de sitio. Aceptad. O vuestro ordenador explotará. En verdad no, es broma. Lo que no es broma es que habéis perdido unos segundos de vuestro tiempo. Perdidos. For ever.

*Guiño-guiño-codazo-codazo

I-Have-Cookies-Follow-Me-Cookie-Meme

 

Es decir: la típica ley mierda de la UE destinada a dar por culo, que a veces parece que aparece del cielo con leyes tontas, tipo obligar a cocinar los espetos de sardinas en brochetas de metal y no de caña, o mucho más elegante, cargarse miles de cabezas de ganado no sea que a media Europa le de una encefalopatía espongiforme… (que ahora que lo pienso…). Es para imaginarse la escena: a unos cuantos legisladores, muy informados y muy al día de esto de Internec, deciden que es importantísimo este ejercicio de transparencia, y tienen la magnífica ocurrencia de llevar adelante esta ley: Superimportantísimo, oye.

Cookies_2

¡Si copóóón, aceptamos las PUTAS cookies, meteoslas con bambú debajo de las uñas!

Sin embargo, por el gusto de hacer el ejercicio, supongamos que el escenario es el opuesto, y supongamos que es verdad que hay un clamor popular real, tangible, influyente, de gente informadísima de ‘toda la movida esta de las cookies’ y que cree sabe  de muy buena mano que las grandes corporaciones Internec nos la quieren meter doblada, robar nuestros sueños, nuestros secretos más íntimos, nuestras fotos en pelotas disfrazados de Mr. T y con traje de latex, o pruebas del cadáver que guardamos en la alcoba, y extorsionarnos, o peor aún, vender esos secretos a Hydra.

All-the-cockies-will-be-mine

No, vamos a ver. Esta es otra evidencia más del tontismo supremo, que creo que es uno de los principales males de esta sociedad occidental pseudocivilizada. Esta sociedad que sobreprotege a los niños, que no permite que se ensucien lo más mínimo en un sentido literal (con lo comprobado que está lo bueno que es eso para el sistema inmunológico) y que sin embargo permite alegremente que se arrastren y deglutan mierda mental de la forma más desmedida. Esta sociedad que pone ahora el grito en el cielo si sus alimentos contienen gluten, como si todos fuésemos celíacos. Esta sociedad que se las da de ecologista cuando en realidad no es otra cosa que sentimentalista. Esta sociedad que está dispuesta a pagar veinte euracos por un gintonic y luego se escandaliza si alguien va más de dos veces al cine a ver una peli que le gusta. Esta sociedad que duda que Armstrong pisó la Luna pero cree en los chemtrails y el movimiento antivacunas. Esta sociedad hiperinformada sobre homeopatía, que es quimiófoba y cree que los móviles provocan cancer. Esta sociedad que… existe.

d032d6e384e5d3f55d40dc4f8010a922

(…)

En fin, no me hagáis mucho caso, porque creo que lo que me pasa, es que como todos los veranos: veo más tele (algo es infinitas veces más que nada), y noto como a cada minuto de anuncios que veo en la tele el periodo de semivida de mis neurones se reducen exponencialmente. Vamos, que me vuelvo más tonto, y m’indigna. Mejor reirse, la opción inmediata que nos queda es… no navegar. Muy rico todo. Y ahora a merendar.

resized_grandma-finds-the-internet-meme-generator-cookies-why-yes-i-d-love-some-395e3bd9befb25196f65f734eaa80485b5214e641693a8d90913cbb4457dcb7eeb83e9 8f45b5b70c7f663d96d10bebe10a8c9b I-WILL-FIND-YOU-AND--EAT-YOUR-COOKIES-meme-3522 g1367618400151443404

A todo esto. Mañana me voy a continuar el Camino de Santiago. Desde donde lo dejé el año pasado, andaré con mi padre otros diez días, previsiblemente hasta León. Si, con unas vacaciones este verano no he tenido suficiente. Es lo que tiene saber que firmas un contrato laboral en dos semanas. Pero ya hablaremos también de eso ;)

Saludos, y disfrutad lo que queda de verano!

Plutón, al fin

Diez años. Qué digo diez: una eternidad esperando esto. Por primera vez, desde que existe, Plutón, es estudiado de cerca.

Image converted using ifftoany

La noche de Plutón, bañada por la luz de Caronte, su compañero de viaje. Luz que será suficiente para cartografiar la cara nocturna. Algo que me parece otro pasón.

 

¿Qué tiene de especial Plutón? No deja de ser un cuerpo pequeño, y que ahora sabemos, no muy distinto de muchos otros cuerpos menores que merodean las afueras del Sistema Solar, más allá de Neptuno. Descubierto no hace ni 85 años por Clyde Tombaugh, con mucho trabajo pero no sin cierto golpe de suerte (pues la la fortuna quiso que se hallara aproximadamente donde los erróneos cálculos de su mentor Percival Lowell indicaban que se debía encontrar el ‘Planeta X’), fue durante muchos años un incomprendido, extrañando a astrónomos acerca de su composición, tamaño, masa, un bicho raro que no encajaba muy bien en la foto de familia junto al resto de planetas.

pluto-demoted

Sea como fuere, cuando en 2006 al fin fue lanzada la sonda New Horizons, Plutón era él único planeta que no había sido visitado aún por una sonda espacial. Entonces pasó lo que ya sabeis: Plutón dejo de ser considerado planeta de verdad por la Union Astronómica Internacional, y paso de ser cola de león a cabeza de ratón: el primero de los de su nombre.

Independientemente de polémicas (entiendo y comparto las razones por las se ‘degradó’ a Plutón), estas me parecen irrelevantes: Plutón siguió y sigue ahí, integrado en la cultura popular y tan digno de ser estudiado como cualquier otro de los mundos de nuestro sistema Solar, aunque sea solo por el cariño que se le tiene y que le he tenido (si, cariño a una piedra volante) desde que me empezó a gustar todo esto de la astronomía (más o menos cuando tenía diez años), y con el añadido de ser el último de la familia al que no le conocíamos la cara. Ya sabéis, esa misma fascinación que durante siglos ha producido a la humanidad la cara oculta de la Luna, o la que personalmente me producen las lunas de UranoTritón: apenas exploradas, remotas, desconocidas.

878hhh1

Pluto_by_LORRI_7_July_2014_Color

Dos imágenes del mismo hemisferio de Plutón (que contiene el ya llamado ‘corazón’ o ‘ballena’ dependiendo del punto de vista), fotografiado a 14 y a 5 millones de kilómetros respectivamente, conforme la New Horizons se acerca. Imaginad cuando pase a apenas diez mil kilometros, cosa que pasará el 14 de Julio: mañana.

Update 14 de Julio: Y así se ve pocas horas antes de llegar.

NH_Approach_720

 

Y por fin, en pocos días llegará el momento. Como decía, abracé con regocijo hace casi 10 años la noticia de que se lanzaría una sonda con destino a Plutón, y que llegaría allí en la entonces lejana fecha de 2015. No voy a decir aquello de ¡cómo pasa el tiempo!, pues soy plenamente consciente de todas las cosas que han pasado y me han pasado en estos años, pero si haré uso de otro tópico: todo llega, y aquí teneis vuestra guía de campo.

Quitando el susto hace unos días, en el que la New Horizons dejó de funcionar unas horas (no sería ni la primera ni la última vez que una sonda se fuera a la mierda a pocas horas de su momento crítico), en pocos días, y en meses venideros (reíros vosotros de ADSL y modems de 56k, ¡la New Horizons envía datos a 1 Kbit por segundo!) iremos viendo las imágenes que la sonda habrá recogido en un veloz sobrevuelo a apenas diez mil kilómetros de distancia.

nh-pluto_charon_color_final

Retrato de Plutón junto a Caronte, en color *aproximadamente* real

Y entonces, igual que recuerdo cómo la sonda Magallanes exploró con radar la superficie de Venus en 1991 (recuerdo con fascinación aquellas primigenias animaciones en relieve), o la Messenger, acabando hace muy poco de cartografiar la superficie de Mercurio, o la Dawn, visitando Vesta y Ceres, o la ambiciosa Rossetta alcanzando un cometa de nombre poco amable, y por supuesto la Casinni en Saturno, trayendo algunas de las imágenes más fascinantes jamás tomadas; entonces, por fin podremos ponerle cara a Plutón.

Caras, y nombres, a sus valles, surcos, cráteres, montañas, cordilleras, planicies, mesetas, fisuras, cañones, estrías, cicatrices de una historia de eones que no es revelada por primera vez.

nh-pluto-7-11-15-580x580

La mejor imagen que tendremos del hemisferio ‘lejano’ de Plutón (cuando la New Horizons pase cerca solo verá la otra cara) en décadas venideras

Y aunque consigamos buenas fotos y datos científicos, estas solo harán lo mejor que puede pasar: dar pie a nuevas preguntas. Y al igual que las lunas de Urano y Neptuno, solo visitadas hace camino de treinta años por la Voyager 2, y para las que probablemente aún queden décadas antes de que volvamos a explorar, también transcurrirán décadas antes de que volvamos a saber algo nuevo de Plutón. Nuestra curiosidad no puede ser saciada.

Por lo pronto, esperamos, y sobre todo, disfrutamos, con este maravilloso descubrimiento, que gotea mejores y mejores noticias día a día, sobre nuestro viejo, pequeño, lejano y entrañable vecino.

Os dejó con este épico vídeo acerca de la exploración de nuestro Sistema Solar

(…)

 

##Bonus##: muy cuento viene, después del anterior vídeo, completarlo viendo este otro: Wanderers. Dadle a pantalla completa, HD, y sonido del bueno. Pelos de punta, imprescindible, casi mitológico, para los que nos gusta esto. No digo más nah.

 

He de compartirlo: nuevo trailer de El Despertar de la Fuerza

Estos son el tipo de cosas que se suelen quedar colgadas en Facebook, Twitter o Pinterest de turno. Pero a este evento le quiero dar cuerpo y entrada propia en el blog: el nuevo trailer del Episodio VII de Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Me resulta curiosa la unanimidad en torno a la acogida de este trailer, pues sobre el primer teaser, aunque no se puede decir que no gustara, estuvo plagado de memes y debates, cosa que no ha pasado con este.

Pero la realidad es esta: este trailer me pone los pelos de punta. De verdad, no quiero que suene a frase hecha, no es algo que a estas alturas diga a la ligera.

Me devuelve a la misma sensación que cuando con 14 años vi aquel primer trailer de La Amenaza Fantasma. Muchos acabaron muy decepcionados con aquella, y en general, con las tres precuelas (no puedo decir que sea mi caso). Pero la ilusión, el potencial, el niño que llevamos dentro, están ahí.

Dicen que Abrams ha tenido mucho atino siempre en alcanzar y tocar la fibra y el corazón de los fans, y no puedo decir que no lo consiga. Star Trek Into Darkness me encantó, y puedo decir que me alegro de que el retorno de Star Wars al cine esté en sus manos, y la sensación es ciertamente que esta sabiendo usar y mezclar bien esos ingredientes, o mejor dicho, esos iconos.

Ahí estan, R2D2, esos destructores Imperiales y esos X-Wing (reinterpretados), esos efectos de sonido taaan familiares. Y oh si: ahí están Han Solo y Chewbacca. Todo cojonudo. Además un trailer tradicional, inmune a modas estridentes y que nos retrotrae a lo mejor de la aventura galáctica. Pero quiero centrar la atención en lo que realmente redondea el trailer: la música especialmente creada para el trailer de John Williams. En su día elucubré sobre quien podría sustituirle, pero hoy no puedo estar más contento de que él siga al frente de lo que es casi la mitad de la saga: su música. Haced la prueba, y escuchad solo el trailer, cerrad los ojos y sentidlo. Sensacional, increíble.

(…)

Lo curioso es que esto no es el único plato fuerte sobre Star Wars que ha habido estos días. Durante la Star Wars Celebration de este año, también se ha revelado el trailer de un nuevo videojuego, el primero que no desarrolla la desaparecida LucasArts, y de cuyo desarrollo se está encargando con infinito cariño ni más ni menos que DICE (los creadores de Mirror’s Edge y la saga Battlefield). Se llama “Star Wars: Battlefront”, y nos da la posibilidad de volver a las batallas de la saga clásica. Esa es una frase que ya he escuchado otras veces, y que con las capacidades técnicas de las videoconsolas conocidas hasta ahora, se ha logrado con más o menos fortuna.

Pero vivimos en la era del ultra alta definición. Dejo que las imágenes hablen.

Creo que si, creo que por primera vez, se puede decir que vamos a jugar las películas.

En fin, otro plato gordo que me pone los dientes larguísimos, y otra razón más para ir ahorrando para una Play 4.

(…)

 

*Por cierto, en la versión doblada del trailer de El Despertar de la Fuerza vuelve Camilo García doblando a Harrison Ford, espero que también lo hagan Salvador Vidal y Maria Luisa Solá doblando a Mark Hamill y Carrie Fisher.

Terrorismo ilustrado

Tiene huevos que el primer post de 2015 vaya sobre esto. Lo siento de verdad. Ya me hubiera gustado a mi hacerlo sobre algo ligero, sobre fotografía, sobre Granada, sobre cualquier gilipollez. No.

Ayer tres animales atacaron a un símbolo de uno nuestros pilares básicos, la sátira, y asesinaron a 12 personas. No mataron a niños, no mataron a inocentes. Mataron a gente que ya se sabían señalados, y aun así, que seguían con valentía y responsabilidad ejercitando un músculo que en cuanto no se usa, se atrofia y muere: la libertad, en este caso, la de expresión. Y es que cuando nos callamos, ya han ganado.

(…)

No conozco el terrorismo. No como adulto. He crecido en un país en el que existía ETA y también la he visto desaparecer, y empieza a hacer ya tiempo de eso. El 11S lo recuerdo con mera fascinación histórica, y el 11M no puedo decir que me afectara realmente. Fue una movida, si, pero no me conmocionó. Era inmaduro, tonto, poco sociable, ¿inocente? Un niño. Esas cosas nunca me afectaron como ahora ya si me afectan este tipo de cosas.

Ayer, hoy, veo las imágenes del policía en el suelo y se me enciende algo. Me tiemblan las manos. ¿Dick Cheney? tienes mi carta blanca. Me sale el nazi. Cargaos ya a todos estos putos desgraciados y nos dejamos de hostias. Te viene, claro que te viene.

Ciertamente no aguanto a los barbudos*. Pero las soluciones, en caliente, no. Eso si lo aprendí hace tiempo. El uso de la violencia supone el fracaso de todo lo demás: del diálogo, del entendimiento, de la civilización. Y recordemos que a ETA se la derrotó política y policialmente, desde la democracia, no desde el juego sucio que los alimentaba ideológicamente, que los convertía en mártires, que les daba aún más argumentos y razón de ser.

*Que por cierto, de esos en Birmingham había a paladas. Tantos como mujeres con burka.

Para luchar contra el terror, ¿debemos de renunciar a nuestros principios? ¿Si no, nos comen estos hijosdeputa? ¿Seguridad a cambio de privacidad? Desde luego no podemos pecar de mojigatos, de democracia boba y que nos entren escalofríos cada vez que nos hablen de ‘registrar los nombres de quienes vuelan a países en conflicto’. Precisamente, creo que una democracia sólida es aquella que puede soportar pequeñas concesiones, sin entrar en una crisis existencial. Si practicar estas formalidades, que posiblemente faciliten realmente la labor policial*, nos hace alarmarnos por al borde del abismo, es que estamos de verdad jodidos.

*De verdad lo creo. Tal vez peque de inocente, pero supongo que es tema para otro post.

(…)

¿Sabéis quien hizo lo de ayer? (y por favor, no me vengáis con conspiraciones, que llamo a Mills) Estos cobardes, estos hijosdeputa, son Islamistas radicales.

No, no he leído el Corán, no he visitado ninguno de sus países, y no voy a decir que ‘tengo amigos musulmanes’ puesto que el contacto que he tenido con ellos ha sido poco más que de colegueo, y valga decir, con los que podría llamar ‘los más abiertos’ (de los que beben alcohol y siguen el ramadán de aquella manera). Con eso, voy a intentar no generalizar.

Estos hijosdeputa, estos Islamistas radicales, son de los ‘Ilustrados’. Son unos iluminados comprometidos con la causa, y defensores, por supuesto, de la auténtica verdad. Y resultan ser, en muchos casos, gente que ha vivido aquí, en Europa, que nos conocen, gente que irónicamente ha ‘visto mundo’ y que saben lo corrompido* y decadente que está Occidente. Y piensan que deben hacer despertar de su aturdimiento, de su ignorancia (son conscientes de ello, lo ven así) a su fuerza demográfica, que no sabe lo mal que está el mundo, a través de la interpretación bestialmente literal** de la palabra revelada a un tio que escuchaba cosas, hace muchos años, en medio del desierto.

*Y en muchos sentidos, vaya que si lo estamos. Pero ja me maten si me dicen que me tengo que cambiar de esta sociedad a la suya.

**Si, de forma literal, y tres pueblos mas pa’ llá. Pero una interpretación literal a secas del Coran, al igual que de la Biblia, es por si sola pa cagarse.

 

(…)

¿Existe el Islam moderado?

Veamos. El cristianismo fue bárbaro, no menos bárbaro que algunas cosas que vemos aún en las noticias en algunos de esos países; y fue bárbaro no hace muchos siglos, ni siquiera décadas. El Renacimiento y luego la Ilustración coincidieron en el tiempo con lo peor de la Inquisición. El cristianismo fue bárbaro, si: de ahí venimos, y aquí estamos. Lo nuestro nos ha costado. Con revoluciones, con guerras bestiales de por medio, paso a paso, conquista a conquista, lección a lección… Mirando atrás, el hecho de que nuestras preocupaciones actuales sean paro y corrupción, seamos honestos por un segundo, son pecata minuta.

De nuevo, ¿existe el Islam moderado? Sin duda. Y lo dice uno al que decir ‘islam moderado’ le suena igual que ‘conservador moderado’ o ‘religión moderada’. Lo digo como ateo militante. Entendedme con que retranca digo que ‘no sé si esas cosas pueden existir’, pero si, existe un espacio en el Islam para la convivencia, para el respeto mutuo, para el cumplimiento completo de los derechos humanos, sin matices, sin un “si, bueno, peroesque”. La cristiandad renunció poco a poco a muchos de sus preceptos porque se entendió que no eran coherentes, no coherentes con una dignidad, con un respeto a la persona. Seguimos siendo de raíces cristianas (yo las tengo, no las niego), pero nuestra sociedad evolucionó. Dejamos cosas atrás. Aprendimos.

¿Pueden hacerlo ellos también? De verdad, eso espero, eso deseo.

Pero les queda un camino por recorrer de la hostia.

(…)

¿Son nuestra sombra?

Por supuesto, el horror, el caos, no existe porque si. El caos no existe de forma ordenada, es una contradicción. No se sostiene, colapsa sobre si mismo, se autodestruye. Solo existe cuando algo pasa detrás. Si pretendo hacer un repaso mínimamente honesto, no puedo pasar sin mencionar que mueren por millares en sus países, y en gran medida por ese caramelo que tanto nos gusta llamado petroleo (ah, qué distinta sería la Historia si no hubiera petroleo en estos países…). Nos echan la culpa de sus muertos, de su miseria; y probablemente en buena medida la tenemos. Nos tienen ganas, estamos en su punto de mira. Y sumemos que en notables casos Occidente ha criado monstruos, incluso sin petroleo de por medio. Esa es una parte de la posible explicación, que por supuesto, no es una justificación: no se justifica nada de esta barbaridad, ni nuestros muertos, ni lo suyos. Pero de ser parte de la explicación, ¿lo explica todo? ¿Es solo porque nos tienen ganas? ¿O es su religión, es su cultura, una de bárbaros, radicales e integristas?

No, no son bárbaros. Son tristemente ignorantes, humildes y pobres.

Es triste, pero en esos países, en una sociedad así, aún en general tan analfabeta, no se les pueda dar ‘libertad’, nueva y reluciente, y esperar que sepan usarla de un día para otro. Es un juguete que aún les viene grande. De poco sirve un sistema de gobierno más o menos moderno, cuando viven en la prisión hecha por sus propias creencias, su propia religión, tan estúpida como cualquier otra. Por supuesto que merecen poder elegir a su presidente en unas elecciones libres, ser dueños de su destino, pero eso no sirve de nada si no va acompañado de escolaridad completa y extensiva, de una seguridad social, de un sistema, uf, infinitamente menos corrupto. Todo eso requiere un largo camino. Y tal vez sea verdad que mientras Occidente siga echando mano del petroleo*, difícil va a estar la cosa.

*Ojala, ojala decidamos pronto pasar todos a energías renovables, a ver si así matamos dos pájaros de un tiro…

A los lúcidos que haya, a los luchadores de la libertad; a todos los musulmanes que abrazan la sacralidad de la vida humana y temen, y son víctimas del terrorismo, víctimas de la crudeza de una ideología cerrada, es a los que hay que ayudar, a los que hay proteger de los curas, de los barbudos, de los extremismos.

No es que no aguante a los barbudos, no es que no aguante los extremismos, no es que no aguante el islam, ni tan siquiera las religiones. Lo que no aguanto es la estupidez. Lo que no aguanto es a los que no dejan de ser animales. 

(…)

Antes de cerrar, dejadme hacer un (pen)último matiz: cuidado con decir ‘es que vienen aquí y no se integran’. Este atentado pone las cosas muy fáciles al FN de LePen. Claro, después de todo lo que he dicho, ¿cómo se explica? Hey, llegan aquí, a Europa, y disfrutan de la vida en democracias maduras, con libertades, educación, sanidad, beneficios sociales, ¿Por qué no aprenden, por qué no se integran, por qué no se quedan con lo bueno?

Solo puedo decir, como ex-inmigrante, que esta cosa que nos gusta mucho de decir en España, “allá donde fueres, haz lo que vieres”, queda muy bonito especialmente cuando vas de turisteo con el viaje que han organizado los del ayuntamiento en autobús. Id a vivir al extranjero, sin fecha de retorno, y además de echar de menos a vuestra familia, gente, lugares, y sol, pretended dejar de comer jamón, tortilla de patatas y un buen plataco de lentejas. No os juntéis con españoles, y prohibido TVE Internacional. Y además, intentad hacer amigos del lugar, en un idioma que no es el vuestro, con gente que ya tiene su vida resuelta y su circulo social completo.

Cuidado con esperar mucho de los inmigrantes, que en su mayoría, solo vienen a intentar prosperar con la más mísera de las oportunidades.

Y os lo aseguro, nos conviene que prosperen.

(…)

Tal vez, solo tal vez, esta oscuridad en la que nos envuelve este terror, tal vez esto se trata del viejo adagio de ‘la noche es más oscura justo antes del amanecer’. Cayó el bloque comunista, y no hubo ningún fin de la historia. Cambio climático y sosteniblilidad son el otro gran reto (son lo mismo), que personalmente, me preocupa, que deberían preocuparnos a todos. Pero mientras exista este choque de civilizaciones; porque si, es un choque; no habrá acabado ninguna historia.

Solo cuando ellos vivan bien, solo cuando no estén muertos de hambre, solo cuando no estén desesperados, y no vean como mueren sus hijos -demasiado a menudo por nuestras bombas-; y solo cuando hayan dejado todo eso largamente atrás; cuando matar no sea la única opción de hacer algo importante en la vida, tal vez entonces, el terrorismo islámico sea historia.

Saludos, y Feliz año.

La belleza de un cohete explotando

Os habréis enterado de un zucezo que ocurrió en las costas de Virginia hace un par de días: un cohete no tripulado destinado a la ISS estallaba en el despegue.

.

Quiero dejar claro que este tipo de noticias, en si, no me agrada nada, y no es por el gasto y el derroche que a muchos os viene a la cabeza sino al contrario, aunque el desarrollo de mi argumento lo prefiero dejar para el final. En Estados Unidos este accidente ha tenido especial repercusión, pues además de cuestionar la política de subcontratas de la NASA, bastante gente estaba atenta al despegue, al ser desde una base cercana a Washington y otras zonas muy pobladas del país, y no muy usada hasta el momento.

Orbital Sciences Antares Launch (201410280009HQ)

Pero dejemos por un momento aparte las seriedades y concentrémonos en el tema: a todos a muchos nos mola las explosiones.

Nos encantan en el cine, nos encantan en la realidad, y al igual que un meteorólogo o un vulcanólogo flipan en colores con huracanes y erupciones, creo que todos somos los suficientemente maduros para poder separar su capacidad de horror y poder de destrucción (no somos el coronel Kilgore vanagloriando el olor del napalm por la mañana), de su poder hipnotizador y mera belleza plástica.

Os dejo sin más con mi video preferido, el que tiene los comentarios sin censura y sin mojigaterías (al igual que este) de los reporteros que lo vivieron en directo :D

Y es que ¡copón! ¡es una explosión que lo-tiene-todo!, ¡su detonación con fuego entre el humo negro en primer lugar, la caída con la gran lengua de fuego, la primera detonación al caer al suelo y entonces la supraluminosa y gigantesca bola de fuego, de nuevo con partículas y metralla (¡haciendo figuras espirales!), su nube de vapor y su más que visible onda expansiva, y finalmente todas las partículas incandescentes al rojo blanco cayendo conforme la esfera de fuego y humo asciende! Ni a propósito creo que hubiera salido mejor, ¡¡Es la polla limonera!! :D

rocket2

Vamos, que despierta al niño y no-tan-niño que llevo dentro que soy, el que de pequeño más que dibujar escenas con montañas y arcoiris, dibujaba helicopteros con metralletas, y a lo largo de los años se ha dedicado a creaciones como estas

xPloD

Boceto dibujado en Photoshop en 2006 para estrenar mi tableta de dibujo. Colores familiares…

 

En fin, como podéis imaginar, vídeos hay a cascoporro.

(…)

En fin.

Volviendo a las seriedades y como decía al principio, estos accidentes me joden especialmente por ser la baratísima excusa esgrimida por aquellos que critican este tipo de gastos, que aún siendo considerables, representan una fracción mínima del gasto público que los países más avanzados dedican a investigación (así, en general), que ya de por si es bastante pobre. Porque, siendo perfectamente compatible con el gasto para ayudas sociales y el bienestar general de la sociedad (todos sabemos muy bien qué cosas son las no compatibles), criticar este tipo de inversiones, que no gastos, como si no fuesen absolutamente necesarios para el progreso y el avance de la civilización, es negar una de las más bellas características de lo que nos hace humanos: la de la sed por la exploración y el conocimiento. Lo digo en serio.

 

Así pues, celebremos la carrera por la exploración del espacio, ¡y qué mejor manera que con un clásico, esta excelente ración de explosiones de cohetes! :D

Idiocracia (y Disgenesia)

Aviso: viene un post lleno de amargo resentimiento, con algunas gotas de clasismo, desdén y odio hacia la especie humana en general. Días que tiene uno…

Mike Judge, creador de ‘Beavis y Butthead’, ‘King of the Hill’ y el clásico de culto ‘Trabajo Basura’ (una de mis películas preferidas), se marcó en 2006 una película prácticamente desconocida que por poco apenas consiguió salir a la venta en DVD: Idiocracia.

La premisa es sencilla: un experimento militar para congelar soldados sale mal, y los dos únicos voluntarios supervivientes, las dos personas más normalitas y aburridas que pudieron encontrar, despiertan 500 años más tarde para descubrir que son los más inteligentes sobre la superficie de la Tierra, una tierra plagada de canis, yonis, yolis, jennis, merdellones, kevincostnerdejesus y la madre que los parió.

De cabalgata con el presidente de los Estados Unidos

De cabalgata con el presidente de los Estados Unidos: Presidente Dwayne Elizondo Mountain Dew Herbert Camacho, antiguo wrestler (gran Terry Crews ahí)

La película, conforme se desarrolla, no es gran cosa: su hora y veinte minutos se tornan alargados, el escaso presupuesto se siente demasiado estirado, y en general la película pide bastante complicidad por parte del espectador para poder apenas disfrutarla, pues se asienta en unos supuestos que no cabe tomarse de otra forma que como puro cachondeo.

Pero los primeros cinco minutos son brutales: un verdadero sopapo en toda la cara de cualquier pareja que este pensando (o dejando de pensar) en tener hijos, y en lo que tal vez nos espera: ¿Qué pasa en el momento en el que el más premiado por la evolución -es decir, el que más procrea- no es ya el mejor adaptado? (y si, ya sé que suena muy bigotito). Porque a veces piensa uno que ojala hubiera muchos más candidatos a premios Darwin (que se conceden a aquellos individuos que con su letal estupidez tienen la amabilidad de quitarse de en medio, mejorando con ello la especie…)

Bueno, la película, aparte de ser un cachondeo que conviene tomarse como tal aunque solo sea por salud mental, en realidad no es más que una crítica a la sociedad actual: a la que tiene dos programas idénticos en emisión en las dos principales televisiones del país, la misma sociedad que luego dice que ‘solo hay mierda en la tele’ mientras nunca se han emitido tantos documentales y programas educativos en abierto; la de los enganchados a los juegos de azar, los partypoker y las pollas en vinagre; los listos, los espabilados, los que creen tomar atajos cuando solo son trampas; los que creen que dan duros a cuatro pesetas, los que creen que serán ganadores cuando solo serán primos; aquellos que juegan a no quedarse sin silla cuando acabe la música, aquellos que juegan a la ruleta rusa, a veces incluso con una semiautomática
Una película que va justo a donde duele.

(…)

¿Queréis que acabe esto con alguna nota positiva? Bueno, venga: aquí estamos, en 2013, vivos todavía. A pesar de nosotros mismosEn muchos lugares del mundo sigue por desgracia imperando la ley de la selva, lugares donde una vida vale menos que unos gramos de mineral, lugares donde las mujeres carecen de todo derecho; donde tener otro niño más, que probablemente muera de hambre, es solo una ficha más de cara a una vejez mínimamente tranquila. La nota positiva (ya veis que quien no se consuela es porque no quiere) es que algunos lugares del mundo, pocos, y donde tenemos la fortuna de vivir, de escribir y de poder leer esto, hemos salido de ese fango (*apartemos la crisis, porque empezamos a hablar de eso y no acabamos). Donde ya no hay guerras, donde hay una educación y una sanidad mínimas, donde se garantizan los derechos fundamentales. Todo eso lo hemos conseguido a lo largo de los años y de los siglos, tras guerras, religiones y oscuridad, a pesar de nosotros mismos, e incluso a pesar de estos actuales y terribles números de abandono escolar, de paro, de NI-NIs, de NINJAs. Y que precisamente la culpa de la crisis creo sinceramente que no es suya (ellos, que están abajo, han existido siempre), sino de los de arriba, que son los que nos la han liado, y nuestra, por habernos dejado liar. A pesar de todo.

Y sin embargo, vino precisamente a ser Ronald Reagan el que dijo algo muy parecido (*) a esto: nunca estamos más que a una sola generación de perder todo lo conseguido. La batalla frente al caos y la oscuridad no es una batalla ganada ni perdida: debe de ser una batalla perpetua.

Google quiere cerrar Reader: ¿Es que estamos gilipollas, o qué?

No os mentiré: a diario solo leo cuatro, tal vez cinco blogs. Los cuatro o cinco que de los que me gustan que publican con regularidad diaria. Que cada vez, por cierto, son menos. Y aparte, sigo otros tantos que publican tal vez una vez a la semana. O al mes. O… que ya ni publican.

El caso es que, y tiene una nota triste el mismo hecho de que tenga que explicar esto, no los visito uno por uno: estoy agregado a sus canales RSS, y los leo todos en un único lugar. Ordenado, compacto, potente. Me permite leer mucho.  Llevar la cuenta de que he leído y qué no, saber si alguien ha publicado algo nuevo al instante, seguir cada sitio nuevo que me gusta para no perderlo; marcar los post individuales como favoritos, o como no leídos; compartirlos por twitter, por Facebook, por correo…

Todo eso, y más, es lo que hace un agregador, mediante el uso del canal RSS que tiene cualquier blog. Un lugar donde separar fácilmente la paja del grano, la señal del ruido. Y es triste que tenga que explicarlo, porque casi nadie lo usa. Y no es porque sea una tecnología nueva: es tan antigua (ya) como la web 2.0, la de los blogs, la de Youtube, la de Flickr, la de las redes sociales. Toda aquella nube de cosas que aparecieron hacia 2004, y que… ¿luego qué?

logo_google_reader

Ese sitio se llama Google Reader, y ahora resulta que Google, la gran G, quiere cerrarlo. ¿Qué significa para mi esto? Pues si, ademas de ser una putada notablemente molesta, es la demostración definitiva de algo que llevo mascando en silencio desde hace tiempo: que INTERNET ESTÁ EN RETROCESO.

(…)

No se si habéis pensado en los torrents, emules, y reliquias anteriores como WinMX, AudioGalaxy o NapsterLos P2P. Nacidos para evadir uno de los grandes impedimentos para compartir archivos: que no se encontrasen localizados en un solo servidor, sino repartidos, en nuestros ordenadores personales, en cientos de ellos, en un lugar que no podía ser desenchufado por una orden judicial o por no pagar la luz. ¿Y que hicimos? Pues volver a las descargas directas desde servidores como gilipollas. Porque por lo visto era más rápido y más inmediato. Que bien iba seriesyonkis mientras duró, ¿eh? Filefactory, Rapidshare, Turbobit, Depositfiles… y, oh si, por supuesto MegaUpload. ¿Y qué pasó entonces? Pues que efectivamente, esos servicios chapan. Los archivos caducan, solo tienen un cupo de descargas, o sencillamente se borran en cuanto hay una denuncia, cosa que funciona de maravilla. No vanaglorio la piratería en si, pero si el acceso universal y aún en demasiadas ocasiones único a cultura, ante la falta oficial de oferta. Y sin embargo dejamos de lado el P2P por que no iba tan rápido, y ahora esas redes están desiertas para lo que a mi me interesa (que no es solo el episodio que emitieron anoche de la serie de turno, que eso si que va genial), pues donde antes era fácil encontrar algún archivo, disco o abandonware un poco rebuscado, se ha convertido ahora en una verdadera tarea de arqueología que incluso a interneteros bregados como yo nos cuesta un buen rato encontrar, si es que lo conseguimos. El P2P fue una conquista… y la dejamos escapar. Aquel día RETROCEDIMOS.

Y bueno, no me hableis de Twitter, Tumblr, Instagram y sucedaneos, porque ese usar y tirar extremo, esa instantaneidad que nos lleva a la lectura en diagonal y a no profundizar, ese no citar fuentes, ni poder trackear el origen de algo… es algo con lo que no me siento nada cómodo. Madre mía, ¿dónde quedaron ciertos valores de la netiqueta?

(…)

Pero bueno, hablemos de Internet en general. La gran democratización de la información. La siguiente gran revolución de la cultura, a la altura de la imprenta de Gutemberg. Cuidado, que eso lo sigo creyendo, pero cuando nos bajamos a hablar de la ‘gran generación de nativos digitales’ resulta que apenas salen de Tuenti y del Marca. Y no los metáis a configurar mucho más que el fondo de escritorio (de Windows, por supuesto) porque se quedan como un conejo cuando le das las largas.

No, no estamos aprendiendo a usar Internet. No le estamos sacando todo su provecho. Es que la mayoría de internautas ni saben medio buscar en Google. Internet ha alcanzado una madurez, y aunque ha crecido en extensión (si, sin duda la de los smartphones es otro tipo de revolución, otro tipo), no ha crecido en profundidad. Y mientras, va pasando, lenta aunque inexorablemente, que gobiernos, corporaciones y lobbies van consiguiendo lo que nos parecía imposible, ‘poner puertas al campo’: domar Internet.

(…)

En fin, después de todo este momento de pánico, volvamos al RSS. La cosa es esta: el cierre de Google Reader supone la muerte del RSS, su fracaso definitivo. Una de las herramientas más maravillosas que ha dado internet, dicen. Igual que los blogs, que solo son ya una sombra de lo que fueron. ¿Donde estais, todos aquellos que escribiais en 2005?. Fue en 2009 la muerte de Bloglines (su rescate sirvió solo para convertirlo en un putiferio), y entonces me vine a Google Reader, perdiendo muchas cosas en el camino. Aquello ya fue una buena jodienda. Es sencillo: ¿os imaginais si cierran Gmail? Si, podríais exportar vuestros correos a vuestro disco duro, pero ¿y todo lo demás? ¿vuestros contactos? ¿vuestro acceso desde cualquier ordenador a esos correos? ¿vuestras ‘estrellas’?… pfff la lista es interminable. Bueno, lo mismo para vosotros es un consuelo pensar que se trata de Google, la gran G. Ellos, tan dados a experimentos, jamás cerrarían un servicio tan estable, reputado y usado como Gmail… o como el Reader. Vamos, es que flipo con que sean capaces de correr los servidores de Google Maps gratuitamente (eso si que consume ancho de banda y espacio), pero no un sencillo lector de RSS. El problema es que el RSS no ha sido sustituido por un sistema nuevo, más avanzado o más eficiente. Sencillamente, nunca cuajó.

Repito, si ha caido Google Reader, el servicio estable del gigante por excelencia, la muerte del RSS es prácticamente definitiva.

(…)

Recordad esto, porque es sinceramente como lo veo: algún día, cuando nuestros hijos nos pregunten ‘cómo era Internet’, sonaremos un poco a como nuestros padres nos recuerdan La Movida o como en el mundo recuerdan los 60 y los 70: unos años ‘locos’, de creatividad, de renovación y sobre todo de libertad. Una época en la que creímos que el cambio era posible. Y luego…

¿Luego qué cojones ha pasado?

En fin, podéis poner aquí vuestra firma, lo mismo hasta sirve de algo, pero si Google dice de cerrar el Reader, es solo un síntoma, no la verdadera enfermedad en si. La desaparición de Google Reader y del RSS no es solo un error de Google: es un fracaso nuestro, por no haberlo sabido aprovechar. 

(…)

PD.: Hitler, como es usual, tiene una opinión al respecto. Y aunque suena fatal decirlo, no muy distinta a la mía…

.